6 de mayo de 2008

Debe estar bien eso de ser rico


“Riquezas, honores y orgullo conducen a la destrucción cuando el poderoso se vuelve altanero.”

Tao Te King http://www.personal.able.es/cm.perez/Tao.htm

He visto cosas que vosotros si creeríais. He visto a personas mas allá del sentido común destruyéndose por medio de papel moneda. He atacado a las personas más éticas mediante las llamas del vil metal. He visto los rayos de la envidia y la ambición brillar más que la nebulosa de Orión. Todos esos momentos nunca se perderán en el tiempo como las lágrimas en la lluvia. Es la hora del dinero.

No es muy afortunada esta adaptación del monólogo del replicante moribundo de la película Blade Runner, pero me hacía ilusión parodiarla. Qué le vamos a hacer.

Respecto al dinero, tan mala es su escasez como su abundancia. Ya sabes que si no tienes un centavo, no te conoce ni tu padre, que todo son estrecheces, quebrantos y penurias. Tal vez hayas experimentado el sentimiento de impotencia que la falta de dinero para paliar una necesidad vital. No es buena cosa la pobreza, aunque haya quien la predique como virtud y recomiende para el prójimo. Esa es una cara del dinero.

Probablemente en el término medio esté la virtud: vivir sin agobios ni sin excesivas riquezas.

Muchas personas desean dinero, mucho dinero, grandes riquezas. No sé si habrán meditado lo que les supondría. Hay que tener la cabeza muy bien amueblada para recibir de golpe un capricho de la Fortuna. Observen cuánta gente en esa situación se ha echado a perder. Nunca nos cuentan qué vida han llevado personas como Usted y como yo que un buen día se levantan de la cama y son millonarios, pero algo he oído que no acaban muy bien. Naturalmente, a Usted y a mi, no nos pasaría nada de esto, somos mucho mas cabales que esa chusma adinerada. Ya sabemos Usted y yo que nos iba a aparecer una gran corte de aduladores para ver si sacan tajada, pero sabríamos controlarlo. Y tendríamos asumido que todas las prebendas que concediéramos harían felices a muchas personas. Bueno, quizás las dejaríamos algo envidiosas y desagradecidas por mucho que les diéramos y tal vez por eso nos empezaran a odiar. Pero que mas da, somos personas de principios y estamos por encima de estas mezquindades del alma humana. Nos gastaríamos el dinero con elegancia, y no caeríamos en poses horteras. Dormiríamos tranquilos aunque alguna inversión o tipo de interés nos hiciera perder alguna vez mas dinero que el que antes no hubiéramos ganado trabajando toda la vida, para eso tenemos un temple de acero y siempre nos queda mas dinero. Porque hay que ser gilipollas para hacer como algunos que lo ponen todo en el banco y siguen haciendo la misma vida. ¿O tal vez no son tan gilis?

Haríamos el bien a quien no nos lo pidió, así adormeceríamos nuestra conciencia. Algunos de ellos nos cogerían manía por tener que aceptar a regañadientes algo que no pidieron, pero a nosotros nos daría igual, ¿verdad? ¿Y sabe una cosa? Que es curioso que aún sin haber caído en la vacía vida de los multimillonarios que sólo se limitan a fundirse su pasta gansa en sexo, drogas, lujos y demás, pues que tampoco nos sentiríamos demasiado bien.

Qué cosas le cuento, estará Usted pensando. Si me toca la lotería va a trabajar quien yo me sé, y al jefe le van a dar por donde yo le diga. Pagaré mis deudas y a vivir que son dos días. Y yo le contesto que tiene toda la razón y que hará muy bien en hacer todo lo que me cuenta. Sólo me gustaría saber qué piensa hacer con todo el dinero que aun le queda después de pagar sus deudas y comprar todo lo que se le ocurra. Y sobre todo, ahora que ya está podrido de pasta, ¿qué va a hacer con su vida? Si ya lo sabe, le ruego me lo cuente, porque trabajando no se suele llegar a rico y estoy harto de que nunca me toque la lotería, aunque nunca se sabe…

Salud, y suerte.

4 comentarios:

  1. El famoso término medio, tan difícil de conseguir. Ese quiero... ¿no sabrá usted dónde lo rifan? ;P

    Beso.

    ResponderEliminar
  2. El ser humano, hace siempre lo mismo, repite los mismos actos uno y otro día, como una liturgia, sin sentido.
    Las series de TV, los partidos de fútbol, trabajar, descansar, puro rito y pura liturgia.
    ¡Ay de aquel que abandone hasta sus propios ritos! Porque perderá la cordura y la mesura, saldrá de quicio, saltará los goznes y no encontrará la ansiada libertad, encontrará el vacío mas hediondo. Añorará a Sísifo y su roca y subirá cada día su añoranza, que caerá cada mañana.
    Tántalo, que burlando a los dioses, abandonaste la realidad y el lago no te sacia la sed, ni la manzana se deja alcanzar.
    Perseguistes un sueño y al caer dentro se tornó pesadilla.
    Vuelve a los ritos, a la liturgia futbolera, a tu quicio, muévete sobre tus goznes y no añores imposibles porque puedes caer dentro .

    ResponderEliminar
  3. Como dice alycie, lo malo de los deseos es que se te cumplan, así que cuidado con lo que deseas.
    Yo soy uno de esos afortunados; me tocó la lotería hace poco, cuando descubrí que era más rico cuánto menos necesitaba. Desde entonces, mi fortuna aumenta por días, y lo mejor es que nadie lo nota.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. que quieres que te diga si no hay dinero en excesibo si k hay agobio trabajar
    no es mejor tener tanto dinero i no tener que volver atrabajar
    i muchos diran pero hay que acer algo en esta vida no es mejor acer lo que tu quieras no lo que el jefe quiera vamos digo yo

    ResponderEliminar