Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

13 de junio de 2008

El gen de la maldad


Hace tiempo se decía que el inconsciente era un tirano y que determinaba todos nuestros actos, por lo que no podíamos ser libres. Durante muchos siglos se tomaba muy en serio el determinismo, una especie de fatalismo que razonaba que como el destino estaba escrito daba igual lo que intentaras hacer. Otras escuelas de pensamiento creen que al ser las personas el producto de las circunstancias, ambiente y entorno no tenemos elección: Al Capone podría ser Usted si hubiera nacido en sus mismas circunstancias.

Actualmente se escucha cada vez más el tema de los genes. Por ejemplo, alguien es un cabrón con pintas, un gilipollas, un medio tonto o un genio porque tiene un gen que le obliga a serlo. El caso más espectacular (por ahora) en España, es el de un violador reincidente. Su abogado y algún “científico” de medio pelo dicen que tiene un “medio gen” que le obliga a relacionarse con las mujeres como el hombre de las cavernas: garrotazo en el cogote y aquí te pillo, aquí te mato. Y yo voy y me lo creo, no te jode. Estos listos saben un rato de medios genes y de antropología prehistórica. En fin, para que extenderse, tal vez si ellos fueran las víctimas dirían otra cosa que les saldría de lo mas hondo de sus genes…

Y esto va en serio. En algunos países se atenúan o absuelven delitos basándose en el tema genético. Por esta lógica, Stalin y Hitler y tantos hideputas que en el mundo han sido, saldrían absueltos.

Algo habrá en los seres humanos de predisposición genética, tiranía del inconsciente, determinismo y circunstancias del entorno. Admito que a algunas personas les es mucho mas difícil que a otras no doblegarse a todos estos condicionantes. Pero de ahí a emplearlo como coartada para cualquier comportamiento, me parece un insulto a la Humanidad, a su inteligencia y sobre todo a quienes padecen sus salvajadas. Aunque tenían su puntito borde, creo que en la Antigüedad eran más responsables de sus actos. Con el tiempo tal vez vamos a peor. Seguro que será por los genes. El Diablo se esconde en el ADN, mal asunto.

6 comentarios:

  1. Parece ser que cuanto más aprendemos, más tontos nos volvemos (o más listos, según se mire el beneficiado).
    Las circunstancias pueden determinar muchas cosas de nuestra vida, pero también el sentido común para sobrellevarlas o atenuarlas. Eso es precisamente lo que falta: sentido común.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ahora es peor copiar un cd de música que pegar cuatro tiros en la puerta de un banco.
    La justicia ha muerto.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que hay componentes genéticos y ambientales, como usted bien dice, explican parte de nuestro comportamiento, básicamente las tendencias. Pero espero que no seamos sólo tendencias.

    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Obrar bien u obrar mal depende de la voluntad, yo creo que a todos nos cuesta y mucho hacer las cosas bien, si te escaqueas, al menos arrea con las consecuencias.

    Por otra parte, la justicia española, sabido por todos, es despreciable. Yo soy de la opinión de que si Hitler viviera en nuestro tiempo y fuera español le meterías 60 años de cárcel de lo cuales se cumpliría medio y estaría suelto en la calle de nuevo.

    Saludaba.-.-

    ResponderEliminar
  5. Definitivo el ser humano tiene tendencia hacia el mal, y saca sus más bajos instintos en situaciones extremas.

    Guerras, pandillas, asesinos, violadores, narcos etc.

    Al final el Diablo está en la mente del ser humano y no tanto en el ADN.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. La maldad yace en el alma de todos aquellos que alguna vez han sentido que su bondad corria peligro.Sin más.

    ResponderEliminar