Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

29 de marzo de 2009

Sin plano ni brújula por el desierto.


Con las religiones y sus creyentes da gusto. Siempre sabes con quien hablas, si es católico, chiíta, budista, hinduista, jainista o lo que sea. Tienen su libro sagrado, su catecismo, sus doctrinas, etc. Todo muy clarito, sin posibilidad de confusión. ¿Se imagina al Papa lanzando mensajes ambiguos de forma que se pudiera interpretar como de otra religión? ¿O al imán, o al sacerdote de otra religión haciendo suyos los conceptos doctrinales de la competencia?

Conozco personas que se definen de izquierdas o de derechas. Hasta ahí no vamos mal. El problema empieza cuando les pregunto de qué tendencia exacta, que se defina mas. Que no es suficiente con decirme que le gusta el futbol, que me gustaría que me hablara de su equipo. Al que manifiesta ser de izquierdas le pregunto si es marxista, leninista, trotskista, maoísta o algo que me aclare más el tema. Al que dice sentirse de derechas que se moje: liberal, conservador, cristianodemócrata, o lo que sea. Pocos pasan ya esta prueba, en el mejor de los casos me miran como a un marciano, pero por lo general me lanzan unos cuchillos con la mirada por hacer preguntas inconvenientes. Y ahora viene lo más divertido, cuando me digo que me explique su ideología, ya sea mencionando algún ideólogo o que sus ideas personales van por libre. El resultado no es muy aceptable, si fuera un examen el porcentaje de aprobados sería ridículamente bajo. Sin embargo, cualquiera de ellos defienden a muerte sus ideas políticas y creen que son las únicas buenas y que las de los otros son despreciables.

He hecho la prueba con ovejitas del rebaño, no he podido hacerla con los pastores que las guían, aunque escuchando sus declaraciones y viendo sus acciones tal vez sea suficiente.

Si usted es fan de algún partido político le ruego me responda si sabe: su ideología concreta, sus ideólogos y su misión, visión de futuro y valores que ampara. Puestos a preguntarse, ¿ha sido esta ideología coherente en el tiempo? Y ahora viene la pregunta jodida: ¿cree que sus líderes sabrían responder las preguntas anteriores?

Así van lo rebaños, guiados por pastores sin plano ni brújula. Píenselo antes de ir a votar, si en su país tienen esa curiosa costumbre.

5 comentarios:

  1. Por momentos pierde la brújula a pesar de estar aplicando algunas brújula reconocidas. Saludos de Trapos Sucios. BeS.O.S

    ResponderEliminar
  2. Bueno hoy en día parece que las ideologías han caído en el olvido y muchas veces los jóvenes se mueven por naturalidad.

    Como le vas a preguntar a un joven que se tira a las calles a luchar por un salario justo y un trabajo estable y que el Estado no se una a las grandes transnacionales para que los puedan despedir sin ningún reparo, solo porque son jóvenes, o aún peor solo porque hay “crisis”.

    El hecho de que alguien no sepa hacia donde van sus líderes, o no saben que es comunismo, ser de izquierda, del centro de la derecha, no descalifica ese sentir de desear un mundo mejor.

    Claro si alguien cree que es dueño de la verdad y que su pensamiento es único, cae en lo radical y lo fundamentalista.

    Los muros caen, las ideologías se globalizan, hace veinticinco años nos decían que El fin de la historia había llegado, o nos recetaban solo mercado y más mercado, aunque dicen que lo que pasa hoy no es culpa del mercado, sino del Estado interventor.

    Pero y el capitalismo salvaje, quien dice que cree en Dios, Mahoma, Buda o cualquier otra deidad, es malo si no sabes sus fundamentos.

    Tal vez lo malo es la ignorancia, hay muchos que hoy mueren de hambre, sed y enfermedad porque el mundo es cruel y despiadado y no se preocupa por nadie.

    Muchos tenemos la bendición o la dicha de poder tener todos los servicios básicos, otros no conocen ni siquiera el agua limpia, o la comida, en Haití comen barro ya que con la crisis alimentaria a los más pobres mueren de inanición y no hubo, partido político, no hubo un líder, no uno un dios, no hubo una ideología, no hubo ni comunismos, ni marxismo, ni la derecha ni la izquierda y menos el centro que los pudiera salvar de la peor muerte, la muerte del olvido.

    Saludos y por cierto excelente post.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carolus:

    En México también tendemos a ser mas bien dogmáticos que reflexivos. ¿No será una característica de la humanidad?

    Una de las principales características de la religión es la fe y pocos son estudiosos de sus planteamientos. En la política, sucede más o menos lo mismo: el carmisma de los líderes es más importante que los argumentos en sí. Los seguidores creen en el líder y en su capacidad de cambiar la cosas.

    En este sentido, hay una recomendación popular, aquí en México: "No discutas de política, religión ni fútbol", pues los dogmas que están detrás impiden un intercambio de ideas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mi mamá siempre me dijo. "Política, religión y futbol son temas pierde-amigos", y efectivamente creo que es una costumbre latinoamericana ser tan fanáticos con temas que se requieren tener una ideología, pero lo malo es que no todos los que "defiende la camiseta de futbol o de partidos políticos" saben realmente lo que defienden, pocos saben realmente lo que significa la derecha o izquierda política.. lo cual es bueno para los líderes políticos ya que si el resto de humanos se detuvieran un momento a entender lo que estan defendiendo, no dudarian un minuto en dejar de hacerlo.

    ResponderEliminar
  5. El problema de esta gente es que es terriblemente inconsecuente con sus ideas, no les ponen orden porque no han querido o no han sido capaces, son muy contradictorios con ellos mismos y ni siquiera son conscientes de ello, asi de sencillo. ¿Porque tanta ignorancia? Por que la educacion recibida. ¿Por que han recibido una educacion de este tipo? Porque era conveniente para aquellos que la han elegido.
    El mejor arma que tiene un hombre es ser consecuente con sus ideas y acciones, y esta claro que los que estan arriba lo saben e intentan mantener el rebaño controlado. Alguna "obeja" tirará para otro lado pero mientras la mayoria siga al pastor...

    ResponderEliminar