29 de septiembre de 2009

Impuesto jurásico

Todo sigue igual, pero con mayor intensidad. Estoy seguro que le suena que en la Edad Media se pagaban diezmos y primicias como impuestos. Y nos parecía que el señor feudal, ya fuera seglar o eclesiástico, se pasaba varios pueblos con el impuesto por el que a cambio defendía a sus vasallos. Mire su nómina y compruebe dónde anda ese 10 % medieval. Súmele el IVA, los impuestos especiales (alcohol, combustibles, etc.), el impuesto de ¡lujo! que pagó al adquirir su coche y póngalo en la columna del “DEBE”. Estamos trabajando para el Fisco hasta el mes de mayo, el resto es para Usted. Por ahora.
No voy a entrar en el “HABER”, entendiendo como tal el concepto a que se destinan estos ingresos, tema que daría para largo. Y, al final, como en el chiste, todo acaba en “debe haber…”

Lo que ya me mosquea más es que ya hay voces que claman por más impuestos. No sólo en España, sino a nivel mundial. Impuesto por emitir CO2, impuesto ecológico por visitar según que parajes, impuesto por existir… Por ahora no pagamos por las ventosidades propias, pero todo se andará.

En las últimas cumbres encumbradas en la cima de encumbrados mandatarios ya están pensando como salvar el planeta. Y la solución es evidente: más impuestos.

Me acojona pensar los impuestos que pagaron los dinosaurios tras la pedrada cósmica. El planeta se salvó, pero ellos se extinguieron. Cosas del fisco, con buen rollito sostenible y para salvar al mundo.

4 comentarios:

  1. Hola Carolus:

    No recuerdo quien me dijo una vez que los impuestos se inventaron para tapar los errores de los gobernantes.....Y a la vista de lo sucedido con la crisis mundial, espero por un impuesto para los que no tomamos riesgos con nuestro dinero.

    Ya también habrá impuesto de los que no tomamos alcohol para ayudar a los que toman con sus cuentas....

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buena analogía la del final, a pesar de todo se extinguieron.

    Pues te digo en la España Musulmana se pagaban altos impuestos, por ahí del año 700 en adelante, vivimos y moriremos con impuestos no hay de otra.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Una de esas frases tan carismáticas de Benjamín Franklyn dice: "Sólo hay dos cosas seguras en la vida; la muerte y los impuestos."

    Pues sí, el Estado ya no es el representante de los intereses del pueblo en el mundo sino de la burocracia. Cada nuevo departamento, cada nuevo plan, cada nueva ley implica incrementar personal, incluir contratados y subcontratados, pago de beneficios laborales, aumento de gasto de mantenimiento, aumento de gasto para los baños, la cafetería, el papel, las computadoras, aumento de gastos para las secretarias, los bedeles, los directores, los cajeros, aumento de gasto, que al final, es totalmente estéril e inútil.
    No sé como en Europa de verdad a la mayoría de la gente le gusta eso. En América la gente de verdad odia los impuestos. Ya no le pagamos la sobra de nuestro producto a un señor feudal que a cambio nos ofrece protección, sino que le pagamos a un aparato burocrático para fortalecerlo y hacerle crecer, y nuestro dinero se pierde en el laberintesco sibterráneo de los ministerios, departamentos, subdepartamentos, oficinas, y nadie sabe para qué sirve todo eso. Y lo que es peor aún, ninguno de esos funcionarios está sometido a votación, ninguno rinde cuentas al electorado.

    ResponderEliminar
  4. jaaj te faltan algunos Impuesto de la Union Europea, Impuesto Global a la Pobreza, Impuesto de las Naciones Unidad, Impuesto para la OTAN, Impuesto por Nacer este ultimo lo pagas cuando cumplas 25 años. Saludos... Aqui en Mexico hay impuesto por pagar impuestos. jajaj

    ResponderEliminar