Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

30 de noviembre de 2009

Babel y los ladrillos de la Torre

Torre de Babel
Es interesante leer a los clásicos, y como tal entiendo al Antiguo Testamento. Tiene enseñanzas que no pierden su lustre aunque pasen milenios. Me refiero a la famosa Torre de Babel.

Se puede leer en la Wikipedia: “según una encuesta realizada en el año 2005, el castellano sería la lengua materna del 89% de la población española, el catalán/valenciano del 9%, el gallego del 5% y el vasco del 1%, mientras que un 3% de la población tendría como lengua materna una lengua foránea (fruto de la inmigración)”. No he logrado extraer estos datos del Instituto Nacional de Estadística. Naturalmente, no me fío ni de wikis ni de INEs. Pero los datos no irán muy lejos de los citados.

En nuestra Constitución, de 1978, no se recogen estos nuevos idiomas que se hablan en la cada vez más estirada piel de toro (1). Por ejemplo, ya hay más hablantes de árabe o rumano que de euskera. Es lo que se oye en la calle, y la tendencia es creciente, muchos pueblos que en 1998 sólo hablaban español, ahora son bilingües o trilingües. Mal asunto para los nacionalismos, que entre otras cosas, hacen bandera de su lengua para diferenciarse de la tribu de al lado.

Lástima que la globalización viaje en patera o en autobús. Tal vez por eso las muy tribales tribus foráneas gritan mas, pues cada vez son menos y mas diluidos.

La Constitución reformada del año 2025 probablemente dirá que las lenguas de España son… póngalo Usted, que a mi me da risa.

Boom del ladrillo en España
Y como en el Capítulo 11 del Génesis, tal vez sea el castigo que nos merecemos por querer llegar al cielo con tanto ladrillo y ladrillazo, que ésto parece la Torre de Babel: "confundamos su lenguaje de modo que no se entiendan los unos con los otros"

(1) Península Ibérica, ya que se asemeja a una piel de toro extendida.

6 comentarios:

  1. Hola Carolus:
    Yo pienso que no hace falta hablar el mismo idioma para entenderse. Yo crecí en un país de inmigración, donde aún se habla un buen número de idiomas que incluyen el catalán, gallego, euskera y otros más, propios de la peninsula y por ende de España (a excepción del portugues claro).
    Lo lógico sería sentarse a debatir (discuten los ignorantes) todo lo que nos distancia. Sera mejor para todas partes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El nacionalismo en Hispanistan usa la lengua como elemento diferenciador. Lo peor es que se están gastando ingentes cantidades de dinero para revitalizar lenguas regionales, que se quedaron ancladas en zonas geográficas concretas, sobrepasadas por otras que se convirtieron en idiomas internacionales, como el español, que trascendió al castellano. Y es que las lenguas, como las especies, están sometidas a la ley de selección natural.

    El nacionalismo atribuye supuestos derechos a lenguas, etnias o territorios en detrimento de los derechos del individuo, por eso es una ideología perversa. Aunque en realidad, creo que los dirigentes nacionalistas lo usan en su mayoría para convertirse en caciques o califas, bajo el lema de todo por la pasta, porque como decía Voltaire, cuando se trata de dinero, todos somos de la misma religión.

    ResponderEliminar
  3. No confundamos el Español con el Castellano, puesto que España es una nación y españoles somos todos incluidas todas las lenguas que se hablan en el territorio nacional.
    Yo soy Gallego, hablo castellano el 98 % del tiempo, el 2% restante cuando voy a la administración y para evitar entuertos hablo gallego o bien por respeto cuando alguien se dirige a mi en gallego.
    No caigo en el mal gusto de hablarle gallego a alguien que se dirige a mi en castellano y menos aún si esa persona no es gallega ( cuestion de educación...para la ciudadania).
    Al margen de lo bien o mal educados que somos otro debate es si por razones politicas y habitualmente económicas los gobiernos regionales priman las lenguas de la región vease con ayudas al estudio, politicas linguisticas, campañas, promoción, etc. Todo ello convienientemente sustentado por empresas privadas o favotitismos personales (plazas de profesorado por ejemplo).
    Me parece nefasto para la cultura y la lengua en si que eso sea usado como arma arrojadiza y generalmente lo que se obliga y lo que se hace está muy lejos de la realidad cotidiana de la calle.
    Mis abuelos, tios, etc. Son gallego parlantes y no se parece en nada al gallego que se se enseña, cada dia las academias oficiales (politicamente intervenidas) inventan palabras que extrañamente tienen raiz lusista.
    Yo por mi parte lo tengo claro, es cuestión de respeto y educación. Lo demás son cuestiones ajenas a la cultura y la lengua, dinero y poder, como siempre.

    ResponderEliminar
  4. Tras el comentarios de Alberto, aclarar que este blog es visitado por muchas personas hispanoamericanas. En toda la comunidad hispanoparlante se habla español, menos en España, que se expresa en castellano, cosa que tiene su gracia. Muchos de ellos no saben de la existencia del castellano, por ejemplo en México, el primer país hispanoparlante, seguido muy de cerca en numero de personas que hablan español por EEUU, China (segundo pais anglo parlante en nº de habitantes, el primero es India) y Brasil. En mi opinión, no somos el ombligo del mundo y al resto del planeta se la trae al pairo estos follones aldeanos que tenemos sobre nuestras lenguas nacionales.

    ResponderEliminar
  5. El termino aldeano me parece bastante desafortunado en este debate y dado el contexto en que se expresa entiendo que se hace de modo despectivo.
    Teniendo en cuenta que aldeano es relativo a aldea que es un asentamiento con población menor a un pueblo (considerado como tal si pasa de los 10.000 habitantes) está fuera de lugar esa afirmación puesto que:
    Gallego parlantes 2.500.000 personas ( en Galicia, Portugal y paises tradicionalmente receptores de inmigración gallega como Argentina, México, Suiza, etc.
    Vasco Parlantes: 850.000 persona ( en Pais Vasco, Navarra y Francia).
    Catalano Parlantes: 7.700.000 personas ( En cataluña, Francia y provincias limitrofes.
    Con esto quiero decir y me explico para que quede bien claro que en mi comentario anterior solo trato de expresar la necesidad de comprensión y respeto tanto para la lengua castellana como para el resto de lenguas que se hablan en España.
    Todo lo demás son debates vacios de contenido ya que priman intereses politicos y económicos en el asunto y como he dicho es funesto que sea usado como arma arrojadiza.
    Como puedes ver me he documentado algo antes de comentar y solo decir sobre Español o Castellano que son sinonimos y significan lo mismo, oficialmente asi se reconoce.
    A mi modo de ver las cosas español es tambien el gallego, vasco, catalán, a fala y el silvo de pastor si quieres también puesto que todos somos españoles.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Respecto al primer comentario de Alberto:
    1- Toda normativa (lengua que se enseña en las escuelas)sea del idioma que sea, es artificial. Toda lengua tiene variantes (lugares en los que se utilizan palabras, expresiones, formas, o incluso sintaxis diferentes, que no se usan en otros sitios que hablan el mismo idioma) y registros (culto, formal, coloquial, etc). No existe normativa en el mundo que pueda aglutinar todas esas variantes en una única norma para una lengua. Lo que sí se puede hacer es reflejar esas formas de hablar un idioma mediante la escritura, pero eso es mérito del alfabeto fonético, no de las normas. Puedes hacer la prueba tratando de reflejar una forma de hablar con ideogramas como los que utilizan los chinos por ejemplo.
    2- Si tus abuelos son de la Costa da Morte hablarán un gallego muy distinto que si son de A Limia, que a su vez es muy distinto del que hablarían de ser de O Salnés, y así ad infinitum casi. Lo que todos tienen en común es que tienen diferencias con la normativa que se enseña, porque la normativa tiene elementos de unos y de otros, gallego occidental, central, y oriental, no se eligió una zona como modelo de corrección lingüística (aunque pudo haber sido una opción; el castellano tomó como norma el castellano central. Si cuando Nebrija hizo la primera gramática la Corte hubiera estado en Sevilla tal vez ahora el modelo de castellano hubiera sido otro). En fin, con todo el respeto, lo que quiero decir es que ningún hablante singular, por muy abuelos o tios de uno que sean, es la piedra de toque de un idioma.
    3- Que la Academia gallega está intervenida políticamente no lo pongo en duda. La Española también...y otras no las conozco, pero me imagino que por ahí andarán igual. Pero discrepo con lo que comentas de su sesgo lusista. Ni un solo presidente de esa Academia fue lusista. El actual, recientemente elegido (no sé si ya tomó posesión del cargo) es conocido por sus ideas nacionalistas, y también porque es un feroz antilusista. La RAG sigue abrumadoramente la norma ILGa (opuesta a la norma Agal que es la lusista), los neologismos que crea los deriva del latín mayoritariamente (ej. fiuza para crédito) o uniendo dos palabras para dar una nueva (ej. beirarúa para acera) o recogiéndolas directamente del castellano (ej. partido de fútbol, tren, ordenador), así como la consagración de multitud de castellanismos y una ortografía totalmente castellanizante. En fin, que a la RAG la puedo acusar de incompetente, que lo es, de estrecha de miras, que también lo es, de chupacuartos, que también lo es, de aislacionista, que lo es más, de castellanizante, porque voles-noles lo es. Pero de lusista nadie la podrá acusar.
    Saludos.

    ResponderEliminar