8 de diciembre de 2009

Cosas veredes, amigo Sancho


Lutero no habría liado la que lió de no haber sido por la imprenta. Su contraparte pontifical no le sacó tanto provecho y ahora Europa es católica al Sur y luterana al Norte. Vino y cerveza, aceite de oliva y mantequilla, dos formas parecidas pero no iguales de ver la vida. Todo gracias a Gutenberg.

Saladino infringió graves derrotas a los Cruzados porque movía más rápido sus ejércitos al transmitir las órdenes mediante palomas mensajeras.

Kennedy ganó las elecciones a Nixon gracias a que supo entender el poder de la TV y Nixon se quedó anclado en mensajes radiofónicos. Dicen que la URSS cayó por culpa de las fotocopiadoras. El golpe de estado de 1981 en España se neutralizó en gran parte por la radio y sobre todo por la aparición del Rey en la TV. En Irán hubo muchas movilizaciones por Internet, pero el régimen teocrático aun aguanta en pie. La Mafia siciliana y Al-Qaeda no usan ni teléfonos móviles ni Internet, se manejan con tecnologías del S. XIX: mensajeros y manuscritos cifrados para ser inmunes a la escucha electrónica. Hitler se hizo con las mentes de los alemanes a través de la radio.

Un hacker ha accedido al correo de científicos que alertan del supuesto cambio climático y parece que ha descubierto un gran fraude. El gobierno de España quiere legislar que se puedan cerrar webs sin orden judicial  y se ha encontrado con una inesperada respuesta en la red.  Curiosamente,  este gobierno llegó al poder en 2004 gracias, entre otras cosas, a una muy buena campaña de SMS (pásalo)

Las nuevas tecnologías a veces pueden cambiar la Historia, acelerarla o precipitarla. Conviene meditar sobre ello.

4 comentarios:

  1. Llevo un rato leyéndote y creo llegado el momento de "asomar" ligeramente. Hasta este momento pienso que tienes un blog muy interesante, por lo que voy a seguir por aquí algo más. Me alegro haber llegado a este lugar, aunque sinceramente no recuerdo por dónde vine.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Gran blog, lástima sólo te podamos leer una vez al mes.

    ResponderEliminar
  3. Cuidado Carolus, que el climategate ha resultado ser un montaje de fundamentalistas para atacar a los cientificos.

    Uno quiere oir que todo va bien, que el planeta no se está calentando, pues viene alguien y te lo cuenta. Critico mucho a la ciencia, pero hay que tener cuidado de no dejar que las paranoias de los obsesos de teorias conspiratorias te arruinen la existencia.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  4. Sr. Carlos González:

    si usted cree ciegamente en los científicos y sus mantras, le felicito. De paso, también creerá en los intereses que les mueven (p. ej. última epidemia de "gripe A" y el pelotazo farmacéutico correspondiente)

    Por mi parte, confío mas en la ciencia y en su método que en la propaganda "científica" convertida en pseudoreligión.

    De todas formas, ni yo le voy a convencer ni lo contrario, así que no voy a discutir sobre el tema.

    Saludos

    Carolus

    ResponderEliminar