18 de mayo de 2010

Sin animo de desanimar

En España tenemos la impresión de que en lo económico, vamos a ir camino de Grecia, y que tras haber llegado al borde del abismo, tras un increíble acto de audacia, daremos un paso al frente. Con un par (de bolsillos vacios y puestos del revés). Eso si no nos hemos tirado hace tiempo a la piscina hace tiempo y estamos cayendo más hondo que Argentina…

En fin, el tiempo lo dirá. También se dice por la calle, que la crisis no es sólo económica, que es algo más profundo.  Que afecta a educación, valores, etc. No seré yo quien les quite sus razones.  Pero tras ver lo que se estudia en las escuelas no me extrañan ciertas cosas. Sobre todo al comprobar lo que no se estudia. Se ha implantado una asignatura llamada “educación para la ciudadanía”. Y como idea no estaba mal, pero al ver los contenidos, me temo que algo falla. Hay temas muy interesantes, pero no he encontrado nada sobre reglas de urbanidad y de lo que yo entiendo por “educación”. Curioso, ¿verdad? Tampoco aparece nada sobre nociones de economía doméstica. Qué despiste mas oportuno, a lo mejor es que nos querían a todos arruinados.Aunque ya saben que a veces soy muy mal pensado para intentar acertar. Ya se sabe, piensa mal y ...

Muchos males actuales y futuros se podrían arreglar explicando que se debe ceder el asiento a las personas mayores, que las papeleras no son exóticos monumentos urbanos, que ensuciar paredes con pintura en spray no es de buen talante ni talento, que escupir al suelo será muy ecológico pero es una guarrada, en fin detallitos de este tipo, por el que seguro que algún ministro y ministra me llamará carca, facha y lindezas semejantes. Espero no haber pensado en demasía pues en esta tierra donde vaga errante la sombra de Cain, por cada cabeza que piensa, diez le embisten.

Si se hubiera explicado que no se puede gastar mas de lo que se tiene y no se puede uno endeudar mas de lo que no se pueda devolver, tal vez no estaríamos en éstas. Esto lo sabían nuestros abuelos, fueran catedráticos o gañanes.  Pero esto lo digo de forma sostenible, ecológica, con talante y respetos al máximo. Por favor.

6 comentarios:

  1. a usted no se le entiende nada de lo que escribe

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su comentario, Sr. Anónimo. ¿No se me entiende nada en absoluto? Lo siento. Dígame qué no entiende e intentaré ser mas claro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Bastante de acuerdo. La crisis económica es sólo una parte. Pero creo que las cosas tienden al equilibrio natural. Al estar más gente en paro y en su casa podrán dedicar más tiempo a la educación de sus hijos. Éstos no querrán estar en la situación de sus padres y espabilarán, y así sucesivamente. Comprenderán que no hay que hacer a los demás lo que no te gusta que te hagan y al final saldremos de ésta. Lo que no te mata te hace más fuerte.
    Un saludo Carolus. Yo sí que entiendo lo que escribes.

    ResponderEliminar
  4. Lo único que no se entiende es que un señor que ha llegado a presidente no sepa que no hay que gastarse mas de lo que se puede llegar a asumir.

    Excelente

    ResponderEliminar
  5. Hola Carolus:

    Concuerdo contigoen que la crisis no solo es económica, también están afectados otros valores.
    A veces da vergüenza ajena como se expresan algunos jóvenes. Y si les quiere indicar lo mal que lo hacen, te lo reprochan abiertamente.
    Yo te entiendo perfectamente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Estamos en una ratonera. El sistema autonómico, con 17 parlamentos con capacidad de gasto y endeudamiento, es economicamente inviable. El recortazo a funcionarios y pensionistas apenás dará para cubrir los déficit de las televisiones autonomicas y costear las 188 pseudoembajadas que mantienen las autonomías en el extranjero.
    Y efectivamente, no se puede gastar permanentemente más de lo que se produce y vende, porque al final espera la ruina, en la que estamos. Esto es muy gordo.

    ResponderEliminar