Controlar la relación de pareja

A las mujeres les encanta controlar las relaciones de pareja. Y demasiados chicos les entregan el control, dejando que su deseo sexual se interponga. Las mujeres nos controlan con el sexo. 


Es hora de que aprendas a seducir sin que las mujeres te controlen.


Ellas nos pueden catapultar a instante a una lujuria instantánea y al mismo tiempo a tener un gran miedo por su rechazo. La sola idea de poseer un cuerpo firme y maduro puede tiranizar nuestros pensamientos, lo que nos deja sudorosos, jadeantes y fuera de control. Y la promesa de sexo puede hacernos pasar a través todos los aros imaginables puestos por las hembras.

Controlar la relación de pareja
Controlar la relación de pareja
No es una buena situación. Como hombres, tenemos que aprender a cambiar las tornas en este tipo de dominación femenina para recuperar la ventaja en nuestra interacción con el sexo opuesto. Entonces, ¿cómo lo logramos? Aquí hay algunas maneras de coger de nuevo el timón en tu vida amorosa.

1. No estés desesperado


La desesperación apesta y las mujeres pueden olfatear la inseguridad. Así que incluso si eres es el hermano más guapo de Brad Pitt, todavía tienes que mostrar toneladas de confianza si quieres atraer a las damas. Esto no significa tener arrogancia o actuar como un idiota egoísta. Significa vivir seguro de tu ser masculino con una creencia sólida en tu propia valía como hombre deseable.

Los chicos desesperados siempre están buscando la aprobación de las mujeres - el pago de la atención femenina sería complacer a todos sus deseos - actuando como si una mujer les estuviera haciendo un favor incluso al hablar con ellos. Están desesperados por el sexo y aterrorizados por el rechazo. Estos chicos se mantienen al margen con la esperanza de llamar la atención a las mujeres disponibles.

En lugar de pedir a las mujeres lo que quieren, les dan sus tarjetas de visita y luego esperan una llamada de teléfono que nunca suena (ni sonará). Se ven a sí mismos como explotados por las mujeres. En otras palabras, actúan como felpudos, no hombres. ¿El resultado? Las mujeres les pierden todo el respeto y pasan de ellos, o simplemente se aprovechan.

Las mujeres aman a los hombres seguros. Así que incluso si te sientes por dentro temblar como una gelatina, actúa con confianza ante el sexo opuesto. Ten un plan para tu vida. Ten una dirección y un objetivo. Haz ejercicio, come bien. Siéntete bien contigo mismo. Se proactivo en tus relaciones con las mujeres. Todo esto se mostrará en tu lenguaje corporal y las mujeres lo reconocerán al instante.

2. No más juegos


Jugar a ser difíciles de conseguir, no devolver las llamadas telefónicas, ver a través de cuántos aros pueden hacer saltar a un chico… a las mujeres les encantan estos juegos. Estas manipulaciones dan autonomía a una mujer. Ellas saben instintivamente cómo mantener a los hombres haciéndoles perder el equilibrio y la forma de hacer que regresen jadeando por más. Cada juego que hace una mujer es un examen en su mente con el que te está probando para ver lo que vales (en otras palabras, lo mucho que puede salirse con la suya), lo desesperado que estás por el sexo y tu eficacia de salir con vida de estas pruebas (cuanto más toleras sus pruebas, más perdedor eres).

Así que si deseas conseguir la ventaja, lo que no tienes que hacer es seguir sus juegos. Si se hace de rogar, entonces dile que no tienes tiempo para ella y que ha sido un placer conocerla. Si no te devuelve tu llamada, deja de llamarla. La mayoría de los chicos hacen lo contrario: cuando una mujer hace ver que ella misma no está disponible, se duplicará o triplicará el esfuerzo de su búsqueda. La llaman a 10 veces al día. Le envían flores. Se presentan en su lugar de trabajo. Son un juguete en manos de una mujer y entregan todo el control de la relación. No hagas esto. SIGUE LEYENDO...

9 comentarios:

  1. Todo va con la edad. Cuanto más joven seas, más necesidades sexuales tendrás y, por lo tanto, serás siempre más vulnerable y te será también más fácil caer en las redes de gente manipuladora, da igual el sexo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalmente es así, pero he vistos a muchas personas de mas de 50 años caer como adolescentes en el mismo error.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Vi ese “jueguecito” durante la infancia, me enfureció tanto que tomé partido por mi pobre padre. Cómo enfocaba la vida desde la perspectiva de una justicia idealista me pegué muchos morrones hasta descubrir que era el caos y la injusticia los que dominaban las emociones humanas, por tanto apliqué mi fórmula magistral: “doble ración pa todos”.. que me convirtió en una solitaria tranquila y eso favorece el bienestar! La biología al pairo ayuda mucho a aclarar el pensamiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El saber vivir solo y a tu aire, te libra de muchos de estos jueguecitos, pues sabes por experiencia que si te retiras sales ganando.

      Un saludo, emejota

      Eliminar
  3. En realidad el sexo es una circunstancia más, el problema verdadero ,me parece, reside en el grado de narcisismo de cada individuo, muchas veces heredado y/o aprendido.
    Vivir solo no es mérito alguno para mi persona, puesto que fui hija única y me criaron solitaria y encerrada, ( el cole: una verdadera liberación) además de torturada por una madre enferma de narcisismo puro que condicionó mi vida y puso a prueba mi capacidad de resistencia personal .hasta extremos insospechables para mentes tradicionales. Ni fui ni seré el único ser humano superviviente a la tortura!
    Conozco la biología bien muy a mi pesar puesto que no solo me dedico a brujulear e investigar por entre las emociones sino que soy madre de dos varones camino del medio siglo.
    Anda! si ya me toca chochear! A lo mejor ya lo ando haciendo. Nada como reírse de uno mismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que lo había pasado tan mal hace tiempo, emejota. Pero si que veo que, de cara a los demás, lo ha superado muy bien. Me encanta su actitud.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Yo mantengo el control en la pareja al tener la última palabra: "Si cariño"... a veces lo cambio por "si mi amor" :D

    Hablando en serio, todo tiene su equilbrio, basado en respeto. Si creo que en la medida que se cumplen años juntos, el control se hace de parte y parte... o se deja de controlar...

    Saludos Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA vida en pareja es un tira y afloja y un remar entre dos. Lo malo es cuando empieza a haber un desequilibrio muy pronunciado a favor de una de las partes.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  5. Hola, 55 de cada 100 parejas en España se divorcian. De los que quedan juntos, muchas malviven y no se separan por problemas de dinero, hijos etc.
    Yo he vivido en pareja y ni he sido feliz ni he hecho feliz. Hoy vivo solo y no lo cambio por nada. Para mi hay un antes y un después. Y hoy ni se me ocurre cortejar ni adular a una mujer. Hoy me resulta hasta estúpido y muy, muy aburrido. Vete por la calle y observa el lenguaje corporal de la mayoría de las parejas. Lo dice todo. Un saludo.

    ResponderEliminar