¿Cómo actuar con un jefe narcisista?

Puede ser muy difícil trabajar con un jefe narcisista. Es posible que no sepas con certeza si cumple con los criterios para un diagnóstico clínico, pero es probable que esté demostrando estos tipos de características:

¿Cómo actuar con un jefe narcisista?
¿Cómo actuar con un jefe narcisista?

  • Insistencia en ser "correcto" todo el tiempo
  • Puede pasar rápidamente del extremo de tratarte como el mejor empleado del planeta y al siguiente momento puede estar amenazándote con despedirte frente a la junta directiva, y volver de nuevo a lo anterior en función de su estado de ánimo actual y cómo se siente por ti en ese momento.
  • Incapacidad para manejar cualquier confrontación o afirmación de que podría haber otra manera de hacer algo, incluso si se jactan de su "política de puertas abiertas".
  • Falta de constancia de pruebas, (por ejemplo: cuando están enojados contigo, pueden actuar como si no pudieran recordar ningún sentimiento positivo anterior hacia ti y/o tu trabajo, e incluso te pueden amenazar con despedirte cuando estén enojados contigo).
  • Necesita una admiración constante, combinada con una evitación extrema y/o un comportamiento punitivo cuando no se sienten adecuadamente admirados o se sienten avergonzados, humillados o irrespetados.
  • A menudo comparan los empleados, incluso pueden parecer que inadvertidamente o a propósito los enfrentan entre ellos, a menudo creando división, resentimiento y una falta de cohesión entre los empleados que a menudo se centran únicamente en salvar su propio trabajo.
  • Puede ser extremadamente competitivo, ya sea con las personas que trabajan para ellos, con la gente en su nivel lateral, o incluso con su propio jefe.
  • Muchas personas pasan tantas horas en el trabajo que sus interacciones con su jefe, la forma en que se sienten sobre su rendimiento y su retroalimentación externa puede ser muy importante para su salud mental general y su nivel de autoestima.


Consejos para actuar con un jefe narcisista


1. Trata de que te vea bien.


Esto puede incluir ir más allá de lo que te pide (incluso si te lo pregunta de una manera molesta), no hablar mal a los colegas (incluso cuando te lo ponen a huevo), y llega a ser indispensable para el jefe.


2. Estudia lo que es importante para él.


Es probable que tu jefe tenga cosas particulares que quiera hacer perfectamente  y otras cosas que sean motivo de trato altamente negativos para tu jefe. Aprende cuales son estas cosas y actúa en consecuencia (incluso si te parece algo tonto o sin importancia).


3. Utiliza tu caja de herramientas emocional.


Puede ser muy difícil aguantar que te critiquen con frecuencia por mucho que trabajes o ser tratado como basura sólo porque tu jefe está de mal humor. Por esta razón, es muy importante ser muy amable contigo mismo y hacer las cosas que te ayuden a sentirte mejor y mantener tu autoestima en este difícil entorno. Esto puede incluir: auto-hablarte de forma positiva, tomar descansos cortos para respirar, llegar temprano o quedarte hasta tarde después de que tu jefe se vaya para que puedas trabajar más cuando todo está más tranquilo, la planificación de cosas divertidas para ti después del trabajo, encontrar tiempo para hacer ejercicio (incluso si es un paseo rápido alrededor de la manzana durante el almuerzo), etc.


4. Trata de evitar que te lesionen de forma narcisista.


Los jefes que sufren de narcisismo son muy sensibles a las lesiones narcisistas, y por lo general no pueden manejar con calma cualquier cosa que sienta: confrontación, vergüenza, insubordinación, o percibir algo irrespetuoso o insultante. Por supuesto, a nadie le gustan estos sentimientos, pero los narcisistas tienden a reaccionar de forma particularmente fuerte y negativa, y es poco probable que eso equilibre este tipo de sentimientos negativos con los previamente positivos sobre ti, lo que a menudo los deja percibiendo sólo sentimientos negativos sobre ti y tu trabajo.


5. Establece los límites.


Esto no significa marchar al despacho de tu jefe y decirle, "¡aquí están mis límites...!" Recuérdate que tienes el control, incluso si no te apetece. Si te está haciendo algo abusivo, ilegal o irrespetuoso, encuentra a la persona apropiada en RRHH para abordar el asunto. Si tu jefe te está gritando en su oficina y no puedes aguantar más, puedes decir, "He oído lo que dijiste, y necesito procesarlo. Gracias."


6. Concéntrate en TUS objetivos


Muchas personas pueden decidir que no vale la pena el tener que soportar este comportamiento diario de su jefe. Por otro lado, este trabajo puede ser un paso importante en tu carrera o tener otros beneficios que te valen la pena, lo que te hace decidir quedarte. Esta es una elección individual que una persona debe hacer, independientemente de lo que otras personas te digan que es "lo correcto". Si decides quedarte, puede ser enormemente útil hacer una lista de todas las cosas que está haciendo por quedarte, cómo que este trabajo está satisfaciendo tus necesidades de alguna manera, y los beneficios que para ti al tratar con este tipo de jefe. En los días que sientes que es particularmente difícil tratar con tu jefe, recuerda tu lista de razones por las que deseaste quedarte allí. Esto puede servir como un recordatorio de que tú no eres sólo la víctima, pero que a cambio puedes tratar de enfocar tu energía en los beneficios para ti de permanecer allí.


El resumen es que...


Puede ser extremadamente difícil trabajar para un narcisista y lidiar con todos los posibles efectos emocionales negativos para ti, como tu autoestima afectada, tu nivel de ansiedad, etc. La buena noticia es que cuanto más sepas sobre el narcisismo y los patrones emocionales y conductuales generales (así como los patrones individuales, preferencias, idiosincrasias de esta persona), más predecible será tu jefe, y más fácil suele ser lidiar con gente así. Suponiendo que decidas mantenerte en tu puesto actual, recuerda que esta es tu elección, que puedes establecer tus límites, y lo más importante, sólo porque tu jefe te llame estúpido, en realidad no significa que de verdad lo seas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario