Miedo a la muerte

Todos tenemos miedo a la muerte, pero si lo pensamos detenidamente, no deberíamos afrontar la muerte con miedo.


Ya sea por influencia social, cultural o religiosa, el ser humano tiene miedo a la muerte. ¿Qué nos aterra de ese tránsito?


Para unos la posibilidad de acabar para siempre en un infierno; para otros, la disolución y desaparición en al nada; en otras culturas, un eterno renacer en fatigosas e interminables reencarnaciones, creencia que fue cristiana hasta el año 543. En resumen, nos da miedo el no saber qué ocurre tras la muerte.

Miedo a la muerte
Miedo a la muerte

Otro enfoque diferente sobre cuando no estamos vivos

Sin embargo, hay otra pregunta “simétrica” a la anterior que muy pocas personas se hacen y que puede aportar algo de calma y disipar este miedo: ¿sabes dónde estabas antes de que nacieran tus abuelos? Yo no lo sé, ¿alguien me lo puede decir? La filosofía, la religión, cualquier sistema de pensamiento ha dejado desatendida esta pregunta, y creo que es muy importante.

Seguramente te parezca una tontería, pero hay una segunda pregunta: ¿sientes el mismo miedo ante la muerte que por no saber donde estabas antes de nacer?

Probablemente, tras la muerte volvamos al mismo lugar del que vinimos. Y si hasta ahora no te había dado miedo el saber de dónde vienes, ¿cómo puedes tener miedo de volver a ese lugar?

Como dijo Epicuro, mientras la muerte es, nosotros no somos y mientras nosotros somos, la muerte no es. Así que vive y disfruta la vida, porque todos tenemos sobre nosotros una espada de Damocles y en cualquier momento puede caer sobre ti.

Te puede interesar sobre la muerte:



Enamorarse con 36 preguntas

Según un estudio, para enamorarse sería suficiente que dos desconocidos respondieran a 36 preguntas. ¿Listo para hacer la prueba?      


Según Arthur Aron, un especialista en relaciones románticas y en enamorarse realizó este estudio en 1997, todo lo que tienes que hacer es responder a 36 preguntas para crear lazos sentimentales entre dos personas. 

Enamorarse con 36 preguntas
Junta a dos extraños y déjalos contestar una lista de 36 preguntas seleccionadas. El sentimiento de enamorarse no debería tardar en aparecer. Recientemente, la profesora canadiense Mandy Len Catron intentó el experimento de enamorarse mediante estas preguntas eligiendo a una persona que conocía vagamente. 

Tomando una bebida, ambos respondieron las 36 preguntas de la lista de Arthur Aron. "Aunque es difícil acreditar el estudio por completo, nos ha dado una forma de comenzar una relación de manera reflexiva". Si el método de Arthur Aron no parece ser la fórmula mágica para el amor a primera vista, crearía un espacio de confianza en el que cada uno se siente libre para acercarse a alguien de forma íntima. En resumen, estas preguntas serían una forma de lanzar temas de conversación, un descubrimiento del otro pero de una forma rápida.

Las 36 preguntas "mágicas" para enamorarse. 


Si quieres probar el experimento, aquí está la lista de las 36 preguntas elaboradas por Arthur Aron:

1. Si pudieras invitar a cualquier persona del mundo a cenar, ¿a quién elegirías?

2. ¿Te gustaría ser famoso? ¿De qué manera?

3. Antes de hacer una llamada telefónica, ¿alguna vez ensayas lo que va a decir? ¿Por qué?

4. ¿Cómo sería un día "perfecto" para ti?

5. ¿Cuándo fue la última vez que cantaste para ti? ¿Y para alguien más?

6. Si pudieras vivir hasta los 90 años y conservar la mente o el cuerpo de una persona de treinta y tantos años durante los últimos 60 años de tu vida, ¿a quién elegirías?

7. ¿Tienes un presentimiento secreto de cómo vas a morir?

8. Nombra tres cosas que tú y tu pareja parecéis tener en común.

9. ¿De qué estás más agradecido en tu vida?

10. Si pudieras cambiar algo en la forma en que te criaron, ¿qué sería?

11. En cuatro minutos, cuéntale tu vida a tu pareja con todos los detalles que puedas.

12. Si pudieras despertarte mañana con una nueva habilidad, ¿cuál elegirías?

Fase 2 de enamorarse


13. Si una bola de cristal te pudiera revelar la verdad sobre ti, tu vida, el futuro o cualquier otra cosa, ¿qué te gustaría saber? SIGUE LEYENDO...