Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

19 de febrero de 2017

Verdades sobre la vida que nadie quiere admitir

Cuanto más tiempo pases fingiendo que las verdades sobre la vida no existen, más tiempo perderás por no ser tu auténtico yo ni sacar provecho de tu vida


El tiempo es tu activo más valioso, necesitas dar prioridad a cómo gastarlo.  


Es mucho más fácil hablar sobre el clima, deportes y celebridades que sobre el temor de la mortalidad. Por desgracia, cuanto más tiempo pases fingiendo que las verdades sobre la vida no existen, más tiempo perderás por no ser tu auténtico yo y obtener el máximo provecho de cada precioso segundo.

Verdades sobre la vida que nadie quiere admitir
Verdades sobre la vida que nadie quiere admitir 
Es el tiempo, y no dinero, tu activo más valioso. Asimila la lista que sigue para encender la chispa de la motivación que necesitas hacer un mejor uso del tiempo en este mundo.

A veces necesitamos una tormenta en la cabeza para apreciar la luz y tener una renovada pasión por la belleza de la vida.

Aquí están las 20 verdades sobre la vida que cada persona necesita escuchar.

1. Vas a morir y no tienes idea de cuándo.


Deja de fingir que eres invencible. Reconoce el hecho de tu propia mortalidad y comienza a estructurar tu vida de una manera más significativa.

2. Todas las personas que amas se van a morir y tampoco sabes cuándo.


Esta verdad puede ser a veces el principio, pero también te permite hacer las paces con las dificultades pasadas y volver a establecer relaciones significativas con figuras importantes en tu vida.


3. La riqueza material no te hará una persona mejor o más feliz.


Incluso si eres uno de los afortunados que consigue sus sueños materialistas, el dinero sólo amplifica lo que ya estaba presente en ti. 


4. Tu obsesión por encontrar la felicidad es lo que impide que lo logres.


La felicidad está siempre presente en tu vida, es sólo una cuestión de conectar con ella y permitirte que fluya a través de ti. Ese es tu verdadero reto. SIGUE LEYENDO...



16 de febrero de 2017

Estás deprimido, 10 cosas para salir adelante

10 cosas que puedes hacer cuando estás deprimido, no te sientes nada bien y quieres conseguir que vuelva esa sonrisa a tu cara


En cualquier momento que sientes que estás deprimido, tienes dos opciones: 1) seguir con lo que estás haciendo, o 2) hacer algo para tratar de volver a ser tú mismo. Sin embargo, a veces la número 2 no es tan fácil. 

Por eso te contamos estas 10 cosas que puedes hacer cuando estás deprimido, no te sientes nada bien y quieres conseguir que vuelva esa sonrisa a tu cara.


1. Deja de ser tan duro contigo mismo.


Nos presionamos mucho a nosotros mismos. Mientras que es beneficioso para aspirar a conseguir grandes cosas, a veces necesitas sentarte, reflexionar y reconocer todo lo bueno que te está sucediendo ahora mismo. Así que cuando te sientas deprimido, intenta esto: piensa en las cosas de la vida que tienes que agradecer. Céntrate en lo que tienes... no lo que no tienes. Deja de ponerte tanta presión sobre ti mismo. Y recuerda, la felicidad es una elección.

Estás deprimido, 10 cosas para salir adelante
Estás deprimido, 10 cosas para salir adelante

2. Levántate y muévete para alejar la depresión.


Una de las mejores maneras de volver a ser tú mismo cuando estás teniendo un día difícil es levantar tu trasero y hacer algo de ejercicio. Por ejemplo, salir a la calle y pasear. Andar en bicicleta alrededor de la manzana. Ir al gimnasio. No sólo quedarte en la cama y sentir pena por ti mismo. Levántate, y ponte en movimiento.


3. Rodéate de la gente que amas.


Los familiares y amigos pueden ser la mejor medicina cuando tengas depresión. Incluso si no los puedes ver en persona, levanta el teléfono y llama a alguien a quien amas. A veces todo lo que necesitas es un amigo que te escuche. SIGUE LEYENDO...



La naturaleza de la mente

Se trataba de un hombre que llevaba muchas horas viajando a pie y estaba realmente cansado y sudoroso bajo el implacable sol de la India.


Extenuado y sin poder dar un paso más, se echó a descansar bajo un frondoso árbol. El suelo estaba duro y el hombre pensó en lo agradable que sería disponer de una cama.

Resulta que aquél era un árbol celestial de los que conceden los deseos de los pensamientos de la mente y los hacen realidad. Así es que al punto apareció una confortable cama.


El hombre se echó sobre ella y estaba disfrutando en el mullido lecho cuando pensó en lo placentero que resultaría que una joven le diera masaje en sus fatigadas piernas. Al momento apareció una bellísima joven que comenzó a procurarle un delicioso masaje.

La naturaleza de la mente
La naturaleza de la mente
Bien descansado, sintió hambre y pensó en qué grato sería poder degustar una sabrosa y opípara comida. En el acto aparecieron ante él los más suculentos manjares. El hombre comió hasta saciarse y se sentía muy dichoso.

De repente le asaltó un pensamiento: “!Mira que si ahora un tigre me atacase!” Apareció un tigre y lo devoró.

Moraleja
Cambiante y descontrolada es la naturaleza de la mente. Aplícate a conocerla y dominarla y disiparás para siempre el peor de los tigres: el que mora dentro de ella misma.


13 de febrero de 2017

Trucos psicológicos de los agentes secretos

Hay trucos psicológicos para obtener la información de forma legal y que son conocidos. Estos son algunos ejemplos que te resultarán curiosos y útiles


La información puede obtenerse de varias formas: con inteligencia humana o agentes secretos que analiza la información pública, la contrasta y amplía con la que facilitan los agentes de campo- o con tecnología -con sistemas de interceptación de comunicaciones, imágenes satélite, etc.–.


Con agentes secretos e informadores

- Para qué son útiles los agentes secretos


Para obtener información concreta sobre el terreno. Por ejemplo, el número de teléfono de una persona, como paso previo para interceptar todas sus comunicaciones. Evidentemente, toda esa información no sirve de nada sin el 'analista', figura menos glamurosa, pero esencial en el proceso, ya que se encarga de dar valor e interpretar los datos que ha conseguido el agente secreto 'de calle' para convertir esa información en 'inteligencia'.

Trucos psicológicos de los agentes secretos
Trucos psicológicos de los agentes secretos


- Cómo se hace


En la mayoría de los casos se consigue de las llamadas 'fuentes abiertas' -lo que se publica en medios de comunicación, empresas, Internet, conferencias-. Junto a este trabajo, los agentes secretos se encargan de conseguir más información hablando con personas –puede ser en un encuentro casual en un bar-, infiltrándose en una empresa u organismo –consiguiendo que los contraten- y, en los casos más extremos, por su importancia y con autorización judicial, espiando -mediante la instalación de micrófonos en su casa, detectores en su coche, etc.-. Además, también reciben información de trabajadores, aparentemente de segundo o tercer nivel -secretarias, chóferes, ordenanzas, etc.- que tienen acceso a la información confidencial de sus jefes de la que pueden hablar... tras recibir una oferta tentadora. 

- Por qué son importantes los agentes secretos

Tras los atentados del 11-S, algunos expertos de EE.UU. acusaron a la CIA de haber dejado de lado ese tipo de inteligencia 'humana' a favor de la 'tecnológica'. Conscientes del férreo control que puede ejercerse sobre cualquier comunicación electrónica, muchas organizaciones terroristas y grupos mafiosos han regresado a la comunicación boca a oreja, la manuscrita y otras formas de actuación propias de hace décadas -incluso con palomas mensajeras-, pero que resultan más 'seguras' para ellos.

- Sus trucos psicológicos


Los manuales de cada agencia de inteligencia para formar a sus agentes están clasificados como confidenciales. Sin embargo, sí hay procedimientos para obtener la información, de forma legal, que son conocidos. Estas son algunos ejemplos que te resultarán curiosos y útiles: SIGUE LEYENDO...



El viejo perro cazador

Hace muchos años, vivía un viejo perro de caza, cuya avanzada edad le había hecho perder gran parte de las facultades que lo adornaban en su juventud.


Un día, mientras se encontraba en una jornada de caza junto a su amo, se topó con un hermoso jabalí, al que quiso atrapar para su dueño. 


Poniendo en ello todo su empeño, consiguió morderle una oreja, pero como su boca ya no era la de siempre, el animal consiguió escaparse.

El viejo perro cazador
El viejo perro cazador
Al escuchar el escándalo, su amo corrió hacia el lugar, encontrando únicamente al viejo perro. Enfadado porque hubiera dejado escapar a la pieza, comenzó a regañarle muy duramente.

El pobre perro, que no se merecía semejante regañina, le dijo:

-Querido amo mío, no creas que he dejado escapar a ese hermoso animal por gusto. He intentado retenerlo, al igual que hacía cuando era joven, pero por mucho que lo deseemos ambos, mis facultades no volverán a ser las mismas. Así que, en lugar de enfadarte conmigo porque me he hecho viejo, alégrate por todos esos años en los que te ayudaba sin descanso.

La Moraleja de esta Fabula: respeta siempre a las personas mayores, que aunque ya no puedan realizar grandes proezas, dieron sus mejores años para darte a ti y a tu familia, una vida mejor.


11 de febrero de 2017

Trucos de persuasión irresistibles

Aquí verás trucos de persuasión que la psicología te ofrece para poder influenciar a las personas para que subconscientemente reaccionen como tú quieres


¿Alguna vez has deseado entrar en la mente de alguien y manipular lo que hace? Eso no es posible, lo que sí es posible es usar ciertos trucos de persuasión que la psicología te ofrece para poder influenciar a las personas para que subconscientemente reaccionen como esperas que lo hagan.    


Por eso te presentamos algunos trucos de persuasión que harán que tu trato con los demás sea más sencillo; pero recuerda, trata de hacerlo sutilmente o si no todos verán tus negras intenciones.

Trucos de persuasión irresistibles


1. Si quieres que tomen en serio lo que dices, di que te lo enseñó tu papá


Las personas suelen creer en los consejos paternos

2. ¿Siempre pierdes en piedra, papel o tijera?


Justo antes de escoger haz una pregunta o distrae a tus oponentes con algún comentario; seguramente elegirán “tijeras”


3. Si le caes mal a alguien, pídele un bolígrafo


Aunque las personas no suelen hacerle un favor a alguien que le cae mal, también es cierto que es un favor demasiado pequeño que no podrán negar, ese es uno de los viejos trucos de persuasión. De esa manera podrás romper el hielo y la persona sentirá que, después de todo, no le caes tan mal.


4. ¿Tus hijos no comen sus verduras?


No les digas si quieren comer zanahorias o no; diles cuántas zanahorias quieren, 2 o 4. De esa manera, aunque hayas tomado ya la decisión de que comerán zanahorias, ellos sentirán que tienen el control de la situación.

5. Tu interlocutor siempre estará de acuerdo contigo


Cuando hagas una pregunta trata -disimuladamente- de asentir con tu cabeza al momento que preguntas. De esta manera das a entender que tienes la razón y tu interlocutor estará de acuerdo contigo.

6. ¿Cómo saber si le gustas a alguien?


Elige una palabra y cada vez que tu interlocutor la pronuncie o utilice expresiones similares asiente con la cabeza y sonríe. Si le caes bien, SIGUE LEYENDO...


10 de febrero de 2017

Vivir aprendiendo

 A los 5 años, aprendí que a los pececitos dorados no les gustaba la gelatina.


A los 9, aprendí que mi profesora solo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.


 A los 10, aprendí que era posible estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo.
 A los 12, aprendí que, si tenia problemas en la escuela, los tenía más grandes en casa.
 A los 13, aprendí que, cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi madre me mandaba a ordenarlo.
 A los 15, aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, porque mi padre tenía frustraciones mayores y la mano más pesada.
 A los 20, aprendí que los grandes problemas siempre empiezan pequeños.
 A los 25, aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.
 A los 27, aprendí que el titulo obtenido no era la meta soñada.

Vivir aprendiendo
Vivir aprendiendo
 A los 28, aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te va a hacer doler la cabeza la vida entera.
 A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos
 A los 33, aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo.
 A los 34, aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.
 A los 38, aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa; y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.
 A los 39, aprendí que puedes saber que tu esposa te ama cuando quedan dos croquetas y elige la menor.
 A los 42, aprendí que, si estás llevando una vida sin fracasos, no estas corriendo los suficientes riesgos.
 A los 44, aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día con solo enviarle una pequeña postal.
 A los 47, aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.
 A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin engordar cinco kilos.
 A los 63, aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que no se debe confiar demasiado en el. También a los 63, aprendí que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.
 A los 64, aprendí que la mayoría de las cosas por las cuales me he preocupado nunca suceden.
 A los 67, aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado tiempo.
 A los 71, aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.
 A los 72, aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.
 A los 76, aprendí que envejecer es importante.
 A los 91, aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.
 A los 92, aprendí que todavía tengo mucho para aprender.

Moraleja de vivir aprendiendo

Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, algo lindo, algo digno, como por ejemplo que la paz no se logra si realmente no se está dispuesto a perdonar por ella, entender cuál es la verdadera importancia de la familia, de la gente simple, de la vida misma. Que si bien todos tenemos distintas cualidades, capacidades y habilidades, sepamos valorar las que tenemos y podemos ofrecer a los demás y además enriquecernos, aceptar y disfrutar con las que otros no pueden brindar. Saber aceptar nuestras limitaciones y no olvidarnos de nuestras metas, aunque muchas veces parezcan muy lejanas difíciles.

Encaminarse hacia ellas es el primer paso hacia algo que ni siquiera podemos imaginar.

Realmente no tiene mucha importancia hasta qué edad vivimos, lo importante es sentir que no lo hemos hecho en vano.