¿Conoces el menú para el siglo XXI?

La FAO vuelve a la carga. Tras sugerir la ingesta de insectos ahora recomienda alimentarse de medusas. De esta forma, pueden comer más personas y el mar se aligera de la reciente plaga de estos indeseables animales.

Me parece perfecto, es la solución ideal a dos problemas. Como la idea de alimentarnos de ratas o de insectos. No sé qué haríamos sin la FAO, nueva guía y faro de la Humanidad para lograr que una millonada de seres humanos pueda hacer alguna comida al día.

Hannibal Lecter: ¿conoces el menú para el siglo XXI?
Hannibal Lecter: ¿conoces el menú para el siglo XXI?
El nuevo libro de Dan Brown no trata de medusas. No lo he leído, aunque seguro que acabaré haciéndolo. Hay otros autodenominados intelectuales que nunca reconocen leer best-seller y lo hacen a escondidas, negando rotundamente el hacerlo, pero no es mi caso. Según se cita en las reseñas que he leído sobre esta novela, entre otros temas trata de la superpoblación en el planeta y de la Divina Comedia de Dante en la parte referida al Infierno. Parece ser que el malo malísimo de la novela propone solucionar el problema de la superpoblación mediante una epidemia de peste negra, la misma que en la Edad Media se llevó por delante a un tercio de Europa.

Pues resulta, que tal y como yo lo veo, si este malo malísimo logra llevar adelante su pestilente idea, le va a chafar los planes futuros a la FAO. ¿Y cómo es esto posible? Es muy sencillo. La FAO está proponiendo que nos alimentemos de especies con abundante población y que además desequilibran el ecosistema. Además de ratas, insectos y medusas, a mí se me ocurre otra especie con las mismas características: un primate superabundante,  o lo que es lo mismo, nosotros mismos, los homo sapiens (lo de sapiens lo digo sin recochineo)

¿Qué sobran humanos? ¿Qué hay problemas para alimentarlos a todos? Matemos dos pájaros de un tiro: comamos humanos, con el permiso, bendiciones y parabienes de la FAO. Hannibal Lecter, el del silencio de los corderos, era un elegante visionario, quién lo iba a decir.

¿Conoces el menú para el siglo XXI?
¿Conoces el menú para el siglo XXI?

Lo siento por los que aun creen en la lucha de clases ya que ahora será algo más visceral: comedores y comidos. Ya no habrá famélica legión, serán pienso compuesto y hamburguesa.

El fin de la Humanidad será la serpiente que se devora a sí misma. Simbólico final que seguro que a Dante, a Hannibal Lecter y a Dan Brown les encantaría. Disfrute de las cucarachas y de las medusas antes de que le sirvan el plato principal y tenga cuidado por si usted es el menú. Que le aproveche, en esta vida hay que probar de todo.

Cómo aprendió mi sobrino a ganar dinero

Cualquiera que quiera obtener un éxito económico ha de saber cómo manejar de forma óptima los recursos disponibles y cómo hacerlos crecer. ¿Saben sus hijos manejar su propio dinero? ¿Buscan y aprovechan las oportunidades de negocio que surgen a su alrededor? La verdad es que, si usted no les enseña, nadie lo hará. En este libro, descubrirá cómo se puede educar económicamente a sus hijos (y tal vez a usted mismo).

Este conocimiento no se enseña en los colegios ni en las universidades, incluso si las materias impartidas en estas últimas versan sobre economía. Si aun no se lo cree, analícese a sí mismo y pregúntese si su formación le preparó para manejar sabiamente su dinero, a no derrochar, a invertir y a generar riqueza.

Cómo aprendió mi sobrino a ganar dinero
Cómo aprendió mi sobrino a ganar dinero

Estos hábitos sólo se enseñan en familia, y si usted no lo aprendió con sus padres, es muy probable que tanto usted como sus hijos estén dejando pasar muchas oportunidades para mejorar su situación financiera.
A la mayoría de las personas nos educan para ganar dinero, pero no nos explican cómo se maneja una vez que lo hemos obtenido. No nos cuentan que ese mismo dinero que nos permite adquirir bienes de consumo, también es capaz de multiplicarse. Para hacer dinero sólo hay que saber manejarlo con cabeza y tener unos mínimos conocimientos de inversión.
Usar mal el dinero no es un problema genético con el que cada uno nace, ni es un asunto de suerte. Sólo es una carencia de formación: cada uno está donde está por tener una escasa, nula o deficiente formación sobre cómo manejar el dinero. La buena noticia es que estas limitaciones se pueden subsanar.
Cambiar la mentalidad de una persona madura es un largo proceso. Un adulto tiene muy grabados en su mente unos hábitos y unas actitudes frente al dinero. Modificar esta mentalidad requerirá tiempo y trabajo, así como controlar las emociones que genera cualquier cambio de costumbres. Sin embargo, un niño es un lienzo en blanco: "es más fácil preparar a un niño que reparar a un adulto." Instruir bien a un niño en el manejo de su economía personal y en el espíritu emprendedor le será de mas utilidad que muchos otros conocimientos académicos, que por supuesto, tampoco conviene que descuidar.
Hay un pequeño problemilla a la hora de educar al niño: ¿cómo enseñarles algo si nosotros, los padres, no tenemos dominio sobre el tema del dinero? La solución es evidente, aprender junto a ellos. Y nada mejor que la experiencia cotidiana como maestra.

CONTINUA EN:

8 técnicas para mejorar tu memoria

Ni te imaginas lo que tu mente puede hacer por ti 

8 técnicas para mejorar tu memoria
8 técnicas para mejorar tu memoria


1. Técnica de visualización


Consiste en crear imágenes visuales del material que deseamos recordar.  […]

2. Técnica de la asociación


La asociación es otro elemento importante para el desarrollo de la memoria. Asociar significa, sencillamente conectar, unir, ligar un elemento con otro u otros elementos. […]

3. Técnica del relato


Consiste en inventar una historia alrededor de la información que se quiere memorizar. Es una técnica excelente para hacer más recordable la información. […]

4. Técnica de la repetición


Consiste en repetir mentalmente la información que se desea retener, de esta manera nos obligamos a centrarnos en dicha información, aumentando la posibilidad de memorizarla. […]

5. Técnica de las iniciales


8 técnicas para mejorar tu memoria. Post-it
8 técnicas para mejorar tu memoria
Consiste en tomar la primera letra de cada palabra de un listado y después las conviertes en una palabra. Esta técnica es eficaz porque permite recordar más memorizando menos. Al darnos la primera letra de la palabra que queremos recordar nos está proporcionando una pista que nos facilite el recuerdo. […]

6. Técnica de categorización


Es una técnica que ayuda a la organización de la información y facilita el recuerdo.  […]

7. Técnica para recordar Nombres


Para ello puedes seguir los siguientes pasos:

Presta atención al nombre de la persona que te quieres aprender.

Repite el nombre varias veces durante la conversación
Asocia el nombre al de algún conocido. Por ejemplo “Guillermo como mi tío”.

Presta atención a algún rasgo que caracterice a la persona y asócialo al nombre. Por ejemplo: “Guillermo es Gracioso”. “Y Gracioso empieza con la letra “G” como su nombre.”

8 técnicas para mejorar tu memoria
8 técnicas para mejorar tu memoria

8. Técnicas para recordar textos


Si de verdad quieres aprender, no hay mejor camino – y sobre todo el que deja mayores resultados- que el de Revisar, Releer, Resumir (por ello también se llama la Técnica de las Tres Erres).

También te recomendamos Investigar, Preguntar, Leer, Repetir y Resumir.

Acude a expertos en el tema. No temas a la burla o a sentirte estúpido o tonto por no comprender algo; es peor aparentar que se sabe a algo o quedarse con la duda. Si hay que regresar al punto de partida, se regresa. Si quieres realmente aprender hay que asumirlo; aunque las dudas y esfuerzos nos parezcan una tortura. Por ello prueba mejor las cosas desde un punto de vista positivo.


Del libro EL PODER DE TU MENTE, de Leonardo Ferrari
Descargar DEMO PDF

Por qué consiguen los vendedores de humo engañarnos siempre

Vivimos tiempos turbios en los que parece difícil encontrar honestidad por ninguna parte. Banqueros, políticos y personajes públicos de todo tipo son acusados de actos inmorales. En momentos así conviene recordar que en otras etapas problemáticas hubo individuos que clamaron contra la desvergüenza social.


En uno de sus libros el escritor Eduardo Galeano nos recuerda uno de esos testimonios. A principios de los años treinta, en EEUU, un famoso personaje estalla indignado en una entrevista: “Hoy en día, ya la gente no respeta nada. La corrupción campea en la vida americana de nuestros días. Donde no se obedece otra ley, la corrupción es la única ley. La corrupción está minando este país. La virtud, el honor y la ley se han esfumado de nuestras vidas”

Por qué consiguen los vendedores de humo engañarnos siempre
Por qué consiguen los vendedores de humo engañarnos siempre

Estas rectas palabras tuvieron un gran eco sobre aquellos que asistían indignados a la inmoralidad reinante en aquellos tiempos. Quedaron, eso sí, algo empañadas por un hecho: días después de la entrevista ese individuo fue juzgado y enviado a prisión por delitos contra la hacienda pública. El indignado era Al Capone, el gánster más famoso de la época, al que hoy, de hecho, atribuimos gran parte de la miseria moral de aquellos tiempos.

Al igual que este mafioso, millones de personas, en la vida pública y privada, manejan hoy con destreza frases ampulosas con supuesto contenido ético que tienen un gran efecto en sus oyentes. Políticos y autores de libros de autoayuda, religiosos y publicistas, sindicalistas y seductores: todos se convierten en algún momento en Vendedores de Humo. Saben que frases del tipo de “Voy a trabajar para el bien común”, “Nunca hay que olvidar la dimensión moral del ser humano”, “Si creemos en ello podemos hacerlo” o “He intentado actuar toda mi vida con honestidad” tienen un efecto inmediato en las audiencias.
¿A qué se debe el éxito de estas expresiones que no contienen ningún bit de información sobre la ética real de la persona? Precisamente a esa ambigüedad: son tremendamente eficaces porque hacen creer a los demás que ese individuo está diciendo algo acertado. Usando Frases Humo -expresiones con las que todo el mundo está de acuerdo porque son obvias- estos manipuladores dejan que sus seguidores entiendan lo que ellos quieren entender y llenar, con sus expectativas, el discurso vacío.

A vueltas con el efecto Forer

Si un Vendedor de Humo afirma ante un auditorio: “Es importante que nuestra forma de actuar no sea simplemente vivir día a día. Hay que profundizar también en ciertos valores éticos que son importantes para el ser humano” consigue que todo el mundo asienta porque está de acuerdo con él. En realidad, cada espectador está pensando en profundizar en objetivos diferentes (y en muchas ocasiones opuestos). Pero la sensación de acuerdo es general. Jean Paul Sarte afirmaba que “dos personas nunca están de acuerdo: si parece que lo están, ha sido por un malentendido”. Los buenos manipuladores son los que consiguen sacar rédito de esa tendencia al falso consenso.

El influjo de ese tipo de Frases Humo tiene un nombre en Psicología: Efecto Forer. A finales de los años cuarenta del siglo pasado, Bertram Forer realizó un experimento para cuantificar el influjo de este tipo de lenguaje vacuo. Hizo que un grupo de estudiantes pasara un test de personalidad. Después, entregó a cada uno de los estudiantes su resultado.
Pero en realidad el psicólogo había proporcionado a todos los voluntarios del experimento exactamente el mismo texto, un “análisis de personalidad” semejante al que el lector puede encontrar en el texto adjunto.
Tienes una gran necesidad de gustar a los demás y ser admirado.
Sin embargo, tiendes a ser demasiado crítico contigo mismo.
Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas.

Tienes un gran potencial que todavía no has aprovechado. Disciplinado y controlado hacia afuera, tiendes a ser preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas.
Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de…
CONTINUA EN:

Los alucinados asesinos de Dios

Siempre me ha quedado la duda de si Bin Laden, ese HDP con cara de santón, planeó todo para que toda la OTAN y allegados se fueran a Afganistán a librar una guerra inganable que desgastara a nuestros países y diera ánimos a su bando radical-musulmán.

He de reconocer que su planteamiento es original en cuanto a su gran flexibilidad en usar estrategias y tácticas ya conocidas, pero de forma inusual.

Los alucinados asesinos de Dios
Los alucinados asesinos de Dios

Desde que ocurrió la noticia de entrar a degüello contra un soldado en la retaguardia de la OTAN (léase Londres y París) sólo citar que simplemente se está usando una táctica que consiguió muchos éxitos en el pasado. Me refiero al terrorismo nihilista y selectivo de la secta de los asesinos.  Por cierto, recordar que la palabra asesino viene de la palabra hachís, gracias a que estos personajes tan simpáticos que veían el paraíso cuando estaban hasta el culo de esta sustancia y luego suspiraban constantemente volver a este lugar, aunque fuera inmolándose en un atentado suicida.
Esta secta, los ismaelitas, consiguió dejar hecha unos zorros los que ahora es Irán, eliminando al equivalente del Primer Ministro y del Rey. Aquí pueden obtener más información sobre este tema.
¿Cómo acabaron con esta secta? No fueron los persas los que lo hicieron. Tuvieron que ser los mongoles, que acabaron con la dinastía reinante, con los terroristas y con todo lo que se les oponía. Curioso final y curiosa la forma que tiene la Historia de pasar página.
Mientras tanto, habrá que acostumbrarse a que cualquiera que pase a nuestro lado desenfunde su arma (de fuego o arma blanca) y la use al instante contra cualquier enemigo de Dios, o sea, cualquier infiel. Con la bendición del predicador de la mezquita de su barrio, que también es nuestro barrio, por supuesto. Todo esto dicho con buen rollito y con mucha alianza  de civilizaciones, por favor.


Lo que puedes aprender de Maquiavelo en la India

El Arthasastra del pensador político hindú Kautilya es todavía un libro poco conocido entre los lectores de habla hispana. 


A pesar del merecido crédito que ha merecido entre distinguidos hombres de ciencias sociales, Max Weber dijo del libro lo siguiente: "Un maquiavelismo realmente radical, en el sentido popular de la palabra está representado clásicamente en la literatura hindú en el Arthasastra de Kautilya (...) en contraste con este documento, El Príncipe de Maquiavelo es inofensivo".

Aquí puede leer unas instructivas ideas de este genial político y pensador.

Kautilya. Lo que puedes aprender de Maquiavelo en la India
Kautilya. Lo que puedes aprender del Maquiavelo de la India

SECRETO

Ninguno de sus enemigos podrá conocer su secreto, pero deberá saber los puntos débiles de su enemigo.

EMBAJADOR Y DIPLOMACIA

El brillo en el tono, cara y ojos del enemigo; una respetuosa recepción de la misión; el preguntar por la salud de los amigos; el tomar parte en la narración de las virtudes; el dar un asiento cercano al trono; el respetuoso tratamiento del empleado diplomático; la remembranza de los amigos; el cerrar la misión con satisfacción; todos éstos podrán anotarse como indicadores de la buena disposición del enemigo, y lo contrario su descontento. […]No deberá preocuparse por el poderío de su enemigo; deberá evitar estrictamente las mujeres y el licor; deberá tomar una cama sola; porque es bien conocido que las intenciones de los enviados diplomáticos son investigadas mientras están dormidos o bajo la influencia del licor.

PRÍNCIPES

Los hijos (de los reyes) son de tres clases: los de inteligencia aguda, los de inteligencia estancada y los de mente perversa.

LOS DEBERES DE UN REY

Si un Rey es enérgico, sus súbditos serán igualmente enérgicos. Si es derrochador sus súbditos no sólo serán igualmente derrochadores, sino que también comerán dentro de sus trabajos. Además, un Rey derrochador caerá fácilmente en las manos de sus enemigos. De aquí que el Rey debe estar siempre alerta. En la felicidad de sus súbditos yace su felicidad; en su bienestar el bienestar propio; lo que lo complace no lo considerará como bueno, pero cualquier cosa que complazca a sus súbditos la considerará como buena.

CUIDADO CON LOS CORTESANOS

Cuando esté en la corte nunca deberá obligar a quienes vayan a hacerle una petición que esperen en la puerta, porque cuando un Rey se hace inaccesible a su pueblo y confía su trabajo a sus oficiales inmediatos puede estar seguro de engendrar confusión en los asuntos, y ocasionar por tanto descontento público, y hacerse a sí mismo presa de sus enemigos.

ECONOMÍA

Un tesorero general sabio conducirá el trabajo de colección de ingresos gubernamentales aumentado el ingreso y disminuyendo el gasto. Todas las empresas dependen del financiamiento. De aquí que se deba prestarse extrema atención a la tesorería. La prosperidad pública, la recompensa por buena conducta, la captura de ladrones, el prescindir del servicio de demasiados oficiales gubernamentales, la abundancia de cosecha, la prosperidad del comercio, la ausencia de problemas y calamidades, la disminución de remisión de impuestos y el ingreso en oro, son todos conducentes a la prosperidad financiera. La obstrucción, el empréstito, la fabricación de cuentas, causar la pérdida de ingreso, el usufructo propio, la permuta y el desfalco son las causas que tienden a vaciar la tesorería.

CONTINUA EN:

Un millón de visitas, un millón de gracias

Un millón de visitas, un millón de gracias

¿Por qué se contagian los bostezos?


Es imposible reprimirlos cuando alguien más abre la boca. Los expertos creen que tienen que ver la empatía y los vínculos sociales. A pesar de su universalidad entre los vertebrados, desde los estados fetales hasta la edad más avanzada, y la curiosidad que esta acción espontánea despierta de inmediato en aquellos que lo hacen, el origen y función de los bostezos son todavía motivo de controversia y especulación entre los científicos.


Por contra, los dichos populares resuelven esta incertidumbre de una forma clara y contundente: si bostezas quiere decir que tienes hambre, sueño o aburrimiento. Pero científicamente, lo único que se ha podido demostrar de forma consensuada es su naturaleza contagiosa en humanos, algunos primates no humanos, y posiblemente perros. Así, un nuevo enigma aún más interesante se plantea: ¿Por qué se contagian los bostezos?

¿Por qué se contagian los bostezos?
¿Por qué se contagian los bostezos? 
Bostezar es una respuesta ubicua y se presenta de forma regular en diferentes estados fisiológicos y contextos sociales, aunque solo lo hace de manera excesiva cuando está asociada a enfermedades neurológicas. Los bostezos contagiados, tanto conspicuos como los otros, son aquellos que se inician de forma involuntaria e inmediata al ver o escuchar a alguien bostezar. Pero incluso el hecho de pensar o leer sobre ello es suficiente para hacernos sentir la necesidad imperiosa de bostezar. No hay ninguna duda, es un hecho largamente documentado: ¡nos han contagiado el bostezo!

La respuesta más lógica tras el contagio involuntario de un bostezo, probablemente que en este momento ya habréis comenzado a experimentar, sería porque tiene alguna función bastante relevante, evolutivamente o filogenéticamente preservada, que nos favorece de forma significativa hasta el punto de que otros miembros de nuestra especie la copien involuntariamente, a modo de respuesta adaptativa. Pongamos por caso, si bostezamos porque estamos aburridos, o más bien poco despiertos, el aumento instantáneo de oxígeno que la acción implica nos retorna al estado de alerta que hasta ahora nos falta, y copiarlo puede ser bueno también para los congéneres que nos rodean. Pero las evidencias experimentales parecen refutar esta hipótesis. Así, aunque los estudios conductuales y las grabaciones electroencefalográficas de la actividad cerebral antes de un bostezo demuestran de forma consistente que los bostezos suceden durante estadios de baja vigilancia o adormecimiento, no se observa ningún cambio explícito en estos mismos parámetros después de haberse producido el bostezo.

CONTINUA EN:


¿Hacerse rico repartiendo dinero?

La idea en sí misma es bastante estúpida, ¿verdad? Pues los sistemas donde se reparte dinero en una estructura piramidal son bastante más frecuentes de lo que uno se podría imaginar, tanto dentro de internet como fuera.

Su funcionamiento es el siguiente:
Recibes un mensaje en el que aparecen diez nombres y se te pide que envíes el mensaje a otras diez personas. Estas personas deben hacer lo mismo, pero eliminando al primero de la lista y colocando al final de ésta tu nombre para que entres en el juego, ya que sólo se empiezas a recibir dinero cuando uno alcanza la quinta posición en la lista. Si lo piensas, para que alcances esa posición el mensaje tendría que haber llegado ni más ni menos que a 10 millones de personas:

¿Hacerse rico repartiendo dinero?
¿Hacerse rico repartiendo dinero?

En la primera generación de diez copias que envías, tu nombre no está en la lista; cuando las diez personas que lo reciben añaden tu nombre a la lista en la décima posición y envían cada una sus diez copias, ya hay 100 mensajes circulando, en la siguiente generación estarías noveno, pero ya existirían 1.000 mensajes...

Los sistemas piramidales son básicamente óptimos para los que están arriba.

Ni aunque toda la población de este planeta estuviera conectada a Internet y siguiera las instrucciones al detalle podrías llegar a la primera posición, pues para alcanzar esa posición en la lista tendrían que existir 100.000 millones de personas dispuestas a colaborar.
Este tipo de montajes reciben el nombre de "esquemas Ponzi", ya que Charles Ponzi consiguió hacer funcionar uno de estos trucos, con la intención de forrarse, por supuesto, entre 1919 y 1920 usando correo convencional.
Su funcionamiento se basa en la dificultad que tienen en general las personas para entender las progresiones geométrica y un crecimiento basado en estas progresiones.
Este claro ejemplo de la mezcla de los timos y las leyendas urbanas se traslada hoy en día con el florecimiento de anuncios, webs, foros de debate y chats de todo tipo plagados de mensajes de navegantes paranoicos con la idea de hacerse ricos picando banners, recibiendo mails publicitarios, etc...
La mayoría de las veces tras un duro empeño incial se abandona la idea de hacerse rico tan pronto como ves que por pinchar un banner te pagan 0,001 dolares a través de un banco árabe, que debes reunir 100 dólares para que los gastos bancarios compensen hacerte el pago y una larga lista de etcéteras que te hace abandonar enseguida.
Y nunca creas que a ti no te la puede dar nadie porque aunque en Internet se desconfía por naturaleza en el mundo real estos mismos montajes funcionan de verdad.

Un caso real

En 1997, Albania era un país sumergido en el caos. Alrededor de 2 mil personas perdieron sus vidas y más de medio millón vieron desaparecer todos sus ahorros tras el derrumbe de varias pirámides fraudulentas. Ante el anuncio de que no recuperarían su dinero, miles de albaneses se lanzaron a las calles de Tirana, lo que generó un estado de anarquía que culminó en el derrocamiento del presidente Sali Berisha. Alrededor de mil millones de dólares, lo que representaba 43% del PIB albanés, desaparecieron en manos de los estafadores.

Jerarquías piramidales

Las pirámides existen en tantas formas que es difícil reconocerlas. Pero todas tienen una característica en común, según el U.S. Federal Trade Commission o Comisión de Valores de Estados Unidos: prometen a los inversionistas grandes ganancias basándose en el reclutamiento de nuevos miembros, y no en la venta de bienes al público.
Se llaman ‘‘pirámides’’ porque están estructuradas en niveles jerárquicos de personas que se van sumando al negocio, y que, al hacerlo, pagan a los que ocupan un peldaño superior con la expectativa de recibir pagos de los que se unan después. De esa forma, cuanto más cerca de la cúspide, menos personas hay, de ahí su parecido con una pirámide. Aunque se pueden disfrazar como juegos, cartas en cadena, clubes de compras o empresas de inversionistas, detrás de todas se esconde una estafa, advierte el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Las pirámides resultan atractivas porque prometen dinero rápido y fácil.

¿Cómo funcionan?

Una pirámide se forma cuando...
CONTINUA EN:

Técnicas de interrogatorio: el acercamiento de silencio

Secretos de las técnicas de interrogatorio

Si se despedaza una mentira, los pedazos son la verdad. EUGENE O´NEILL

Esta técnica puede tener éxito cuando se emplea en contra de alguien nervioso o del tipo confiado. 


Técnicas de interrogatorio: el acercamiento de silencio
Técnicas de interrogatorio: el acercamiento de silencio
Usted no le dice absolutamente nada al sujeto pero lo mira fijamente en los ojos, preferiblemente con una pequeña sonrisa en los labios. Es importante no dejar de mirarlo para forzarlo a que el primero rompa el contacto visual.  

El interrogado se pondrá nervioso, y comenzara a moverse en su silla. Puede hacer preguntas, pero usted no debe contestarle mientras no está totalmente listo a romper el silencio ensordecedor. Usted debe tener paciencia al usar esta técnica. Puede parecer por un rato que la técnica no está dando resultado, pero generalmente es efectiva cuando se le da una oportunidad razonable. 

VER MAS EN:

10 clichés muy peligrosos sobre el amor


Con muchas frecuencia, culpamos a los medios de comunicación de masas, a la educación (religiosa y social) que hemos recibido y a las películas de Disney de habernos implantado ideas sobre el amor falsas pero ampliamente compartidas que entorpecen nuestra vida amorosa. 


Aunque en muchas ocasiones se señala a la cultura cristiana y sus conceptos de pecado y culpa como el origen de gran parte de nuestros problemas, desde que el hombre es hombre se han desarrollado teorías y visiones míticas sobre el amor que aún siguen inscritas en nuestro ADN cultural.

10 clichés muy peligrosos sobre el amor
10 clichés muy peligrosos sobre el amor
Platón ya planteó en El banquete el llamado mito del Andrógino, que señalaba la existencia de un sexo andrógino cuyos miembros tenían ocho extremidades, dos caras y dos órganos sexuales. El mito cuenta cómo dichos seres fueron castigados por Zeus, que los partió por la mitad. Desde entonces, cada una de ambas mitades busca incansablemente la parte que le falta, la única capaz de completarle. Es un mito que ha dado lugar a muchas de las concepciones del amor que siguen vigentes en la sociedad occidental, como que estamos predestinados a encontrar la mitad que nos falta o que el ser humano no está completo hasta que no encuentra su otra mitad.

Diversos libros y estudios científicos han puesto de manifiesto la falsedad inherente en muchas de estas románticas concepciones. Es el caso de, por ejemplo, Couples: the Truth (Virago), de Kate Figes, en el que se sometían a juicio gran parte de las expectativas que todas las parejas tienen respecto a su relación, y que en muchos caso, son excesivas y por ello sólo conducen a la infidelidad. Es el caso, también, de The 7 Myths About Love: Actually! (John Hunt Publishing) de Mike George, Sex and the Soul of a Woman: the Reality of Love and Romance in an Age of Casual Sex (Zondervan) de Paula Rinehart o A General Theory of Love (Vintage), un compendio científico que reúne una gran cantidad de los últimos descubrimientos científicos sobre el amor. Pero, ¿cuáles son los mitos más consolidados y por lo tanto, más dañinos?

El amor lo puede todo. 

La visión romántica tradicional sitúa el amor por encima de cualquier otro sentimiento y asegura que este, si es verdadero, prevalecerá sorbe cualquier dificultad. Ello tiene dos consecuencias peligrosas. Por una parte, que descartemos las relaciones que no funcionan fácilmente porque pensamos que simplemente no estamos destinados a estar con esa persona. Por otra, el opuesto absoluto, que es aguantar con una pareja con la que ha resultado claro que no somos compatibles hasta que acabamos con nuestra salud mental y sentimental.

El amor significa no tener que decir nunca “lo siento”. 

Esta célebre sentencia que aparecía en Love Story (Arthur Hiller, 1970), es totalmente rechazada por Kate Figes, que señala que en muchas ocasiones, las parejas discuten y se comportan de la manera que no desearían, y que quizá, en esos casos, sea necesario admitir el error y pedir perdón. Consideramos equivocadamente que si nuestra pareja nos quiere aceptará cualquier cosa que venga de nosotros, incluso una falta de respeto. Pero ello no debe servir de excusa para comportarnos de manera desagradable.

CONTINUA EN:


Tu memoria te miente


Los experimentos más recientes han demostrado que todos alteramos nuestros recuerdos. La memoria no es una grabación de los hechos. Platón la define como una jaula en la que se van metiendo y sacando pájaros en función de que se quiera almacenar o recuperar información.


Recuerda su llanto al nacer, su primera sonrisa, su cuerpo frágil y tibio. Recuerda sus ojos, sus balbuceos, que se transformaron en palabras, su tristeza el primer día de escuela y su alegría al encontrarla a la salida. Lo recuerda todo con detalle, porque se trata de su pequeño; ¡cómo olvidarlo! Recuerda, “imposible borrarlo”, el día en que su niño desapareció, a los ocho años, para no volver más... 

Tu memoria te miente
Tu memoria te miente
Sin embargo, atónita, escucha al psiquiatra que su hijo no ha desaparecido, por el simple hecho de que no ha existido; que sus recuerdos del pequeño son mentiras de su mente enferma; una mente capaz de crear y creer en ocho años de imágenes, de palabras, de afectos que nunca existieron.

Es el argumento de la próxima película de la actriz Julianne Moore, un thriller que inquieta porque siembra la sombra de una duda sobre la veracidad de nuestros recuerdos. ¿Podemos confiar en nuestra memoria? Sobre todo, teniendo en cuenta que sin recuerdos no hay identidad: no hay yo. La memoria episódica, o autobiográfica, un puzzle de imágenes dispersas que nos une con nuestro pasado y nos enlaza con nuestro futuro, forma con sus capítulos nuestra identidad. ¿Está libre de manipulaciones? La respuesta es: no. Quizá, como los replicantes de Blade Runner, todos somos una suma de falsedades. O de verdades a medias.

“Este tipo de memorias”, explica Ignasi Morgado, catedrático de Psicobiología de la Universidad Autónoma de Barcelona, “se graban en el cerebro de tal forma que sufren cambios. Con el tiempo se relacionan con otras parecidas, que las modifican, se mezclan con nuestro pensamiento, con las nuevas experiencias que hemos vivido”. ¿Todos tergiversamos los recuerdos? “Seguro. En mayor o menor medida, los alteramos en el énfasis dado a los elementos que los componen, en sus relaciones con otros acontecimientos o, lo más común, en su ubicación en el tiempo y en el espacio”, señala Morgado. ¿Y podemos incorporar recuerdos enteramente falsos? “Al menos, un 25% de la población es susceptible de hacerlo”, asegura Elizabeth Loftus, psicóloga de la Universidad de Washington dedicada a la investigación de los falsos recuerdos. En uno de sus experimentos, más de un tercio de los participantes “recordó”, tras unos minutos de charla, que Bugs Bunny los había abrazado en una visita de su infancia a Disney World. Sólo hay un “pequeño” problema: el conejo animado pertenece a la Warner, no a Disney. Otro estudio, de la Cornell University, logró convencer al 50% de un grupo de niños de tres y cuatro años que había vivido algo –pillarse la mano e ir al hospital– que nunca había sucedido. Hay muchos ejemplos y algunos son dramáticos.

Estalla la polémica 


Hace una década, los periódicos reprodujeron un escándalo cuyo guión no tenía nada que envidiar al de Blade Runner, la película de Ridley Scott que cuenta cómo se les introducen recuerdos humanos a robots llamados replicantes. A principios de los años noventa, en EEUU varios terapeutas tuvieron que indemnizar con cuantías millonarias a sus pacientes, a quienes habían hecho creer mediante hipnosis y técnicas de sugestión que, durante su infancia, habían sido víctimas de abusos –en no pocas veces, a manos de sus familiares–, violaciones, malos tratos... 

Tu memoria te miente
Tu memoria te miente
Las supuestas víctimas “recordaron” con todo tipo de detalles escenas demenciales de sexo, cultos satánicos, rituales caníbales, abortos... sólo tras someterse a aquellas sesiones de hipnosis regresiva pero hacia 1996, varias pruebas periciales sacaron a la luz la verdad: sus recuerdos eran falsos, implantados, como los de la replicante Rachel de la película Blade Runner. Las preguntas insistentes de los terapeutas, su presión hacia los pacientes para que recordaran, sus “sugerencias” habían modificado sus recuerdos. La polémica hizo que la falibilidad de la memoria se convirtiera en vox pópuli. Este caso es extremo, pero los psicólogos han llegado a una conclusión parecida en otros campos; uno de ellos es, por ejemplo, el jurídico.

CONTINUA EN:


Cómo mejorar tus técnicas de lavado de cerebro


En toda la historia de la humanidad, nadie ha sufrido un lavado de cerebro y se ha dado cuenta, o ha creído, que lo estaba sufriendo. 


Quienes han pasado por ello por regla general defienden apasionadamente a sus manipuladores, asegurando que solamente les han "enseñado la luz"....o han sido transformados de alguna manera milagrosa 

Cómo mejorar tus técnicas de lavado de cerebro
Cómo mejorar tus técnicas de lavado de cerebro

PROLOGO

Soy Dick Sutphen y esta cinta es una grabación de estudio, una versión ampliada de la charla que tuvo lugar en el congreso mundial de la Sociedad de Hipnotizadores Profesionales en Las Vegas, Nevada. Aunque la grabación está protegida por un copyright para impedir duplicaciones ilegales para venderla a otras compañías, en este caso, invito a los individuos a hacer copias y darlas a los amigos o a cualquiera en posición de poder comunicar esta información.

Aunque he sido entrevistado acerca de este tema en muchas emisoras de radio y TV locales y regionales, la comunicación a gran escala parece estar bloqueada, ya que pudiera resultar una sospecha o investigación del mismo medio en que se difunde o de los sponsors que lo financian. Algunas agencias gubernamentales no desean que esta información se difunda. Y tampoco los renacidos movimientos y cultos Cristianos y sociedades de formación de potenciales humanos.

Todo lo que voy a exponer no refleja sino la superficie del problema. No sé como puede detenerse el mal uso de estas técnicas. No creo que sea posible legislar contra lo que, frecuentemente, no puede ser detectado; y si los que legislan están utilizándolas, hay pocas esperanzas de aplicar las leyes a la conducta del gobierno. Sé que el primer paso para iniciar el cambio es generar interés en ello. En este caso, solo puede llegar de los esfuerzos clandestinos (no oficiales). Hablando de este tema, estoy hablando de mi propio medio de vida. Lo conozco, y sé lo efectivo que puede llegar a ser.

Soy productor de cintas hipnóticas y con mensajes subliminales y, en algunos de mis seminarios, utilizo tácticas de conversión para ayudar a los participantes a llegar a ser independientes y autosuficientes. Pero, cada vez que uso estas técnicas, advierto de que las estoy usando, y las personas participantes pueden elegir si asistir a ello o no. También saben el resultado que cabe esperar de su participación.

De modo que, para empezar, quiero dejar claro el más básico de los hechos sobre los lavados de cerebro: EN TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, NADIE HA SUFRIDO UN LAVADO DE CEREBRO Y SE HA DADO CUENTA, O HA CREÍDO, QUE LO ESTABA SUFRIENDO. Quienes han pasado por ello por regla general defienden apasionadamente a sus manipuladores, asegurando que solamente les han "enseñado la luz"....o han sido transformados de alguna manera milagrosa. EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN es una palabra "amable" para designar el LAVADO DE CEREBRO...y cualquier estudio acerca del lavado de cerebro debe de comenzar con el estudio del resurgimiento Cristiano en la América del siglo XVIII.

Cómo mejorar tus técnicas de lavado de cerebro
Cómo mejorar tus técnicas de lavado de cerebro

EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN/LAVADO DE CEREBRO EN EL RESURGIMIENTO CRISTIANO EN 1735.

Aparentemente, Jonathan Edwards descubrió accidentalmente las técnicas durante la cruzada religiosa de 1735 en Northampton, Massachussets. Induciendo sentimientos de culpa y aprensión aguda, e incrementando la tensión, los "pecadores" que asistían a su reuniones de resurgimiento acababan rompiéndose y sometiéndose completamente.

Técnicamente, lo que Edwards hacía era crear condiciones que limpiaban el cerebro para que la mente aceptara una nueva programación. El problema era que las nuevas órdenes eran negativas. Les podía decir: "¡Sois pecadores, estáis destinados al infierno!" El resultado fue que una persona se suicidó y otra intentó hacerlo. Y los parientes del suicida contaron que ellos estaban también tan profundamente afectados que, aunque habían encontrado la "salvación eterna", estaban obsesionados con la diabólica tentación de acabar con sus vidas.

Una vez un predicador, o un líder de una religión, un manipulador o una figura con autoridad crea la fase en que el cerebro puede vaciarse y quedar limpio, sus víctimas quedan completamente abiertas. Nuevas instrucciones, en forma de sugestiones, pueden sustituir a sus ideas previas. Como Edwards no enviaba mensajes positivos hasta el final del resurgimiento, muchos aceptaron las sugestiones negativas y actuaron, o desearon actuar, según ellas.

Charles J. Finney fue otro renacentista Cristiano que utilizó las mismas técnicas cuatro años más tarde en conversiones religiosas en masa en Nueva York. Las técnicas son todavía usadas por renacentistas cristianos, cultos, enseñantes, empresas, y el ejército de los Estados Unidos, por citar solo unos pocos. Déjenme señalar aquí que no creo que la mayor parte de los renacentistas religiosos se den cuenta de que están usando técnicas de lavado de cerebro.

Edwards simplemente insistió en un sistema que realmente funcionaba, y otros no hicieron más que copiarle y lo siguen haciendo doscientos años después. Y cuanto más sofisticado es nuestro conocimiento y nuestra tecnología, más efectiva es la conversión. Estoy profundamente convencido de que esta es una de las principales razones del incremento del fundamentalismo cristiano, especialmente en su variedad televisiva, mientras la mayor parte de las religiones convencionales declinan.

CONTINUA EN:


Replantar España

Un proverbio chino dice que si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces por dos lustros, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa a una persona.  Por lo que sabemos de esta potencia, el problema del hambre está controlado y la educación empieza a ser muy digna de tener en cuenta, como buenos discípulos de Confucio.


Replantar España
Replantar España

Lo que a lo mejor nos sabías es que, pese a la mala y justificada fama de país contaminante, están plantando una nueva Gran Muralla verde. Naturalmente con árboles.  En 2012 se plantaron en ese país 2.600 millones de árboles como parte de las medidas para frenar la desertización y los efectos adversos de la contaminación. De lo que se deduce que están aplicando los tres tiempos del proverbio (un año, dos lustros, una vida).
China es admirable en muchos aspectos y en otros digamos que no tanto. Pero hay algo me da envidia  y que puede ser efecto de su educación confuciana: trabajan a largo plazo. Cuando un chino monta un negocio, lo hace pensando en sus nietos o bisnietos.
Igualito que aquí, que en el mejor de los casos se piensa a 4 años vista. En España, entre los finales de la República y los primeros años del franquismo (exceptuando la Guerra Civil),  a la vez que se construyeron los embalses que ahora hacen que tengamos reservas de agua, también se realizaron grandes replantaciones de masa forestal.  Muchos bosques casi centenarios que ahora disfrutamos y que se han salvado de la quema, son de esas fechas.

Reforestación en el desierto del Gobi. China
Reforestación en el desierto del Gobi. China
El tema se retomó en 1982 con Felipe González y más tarde en 1.996 con José Mª Aznar. Bueno, hay precisar que lo de repoblar fueron promesas electorales que acabaron en humo (a veces literalmente, por la cantidad de incendios asociados a la burbuja del ladrillo) Por cierto, que ahora, al haber estallado esta burbuja han descendido sensiblemente estos incendios, ¿curioso, verdad?
Que digo yo, que si estos dos ex presidentes hubieran cumplido con esta promesa, ahora tendríamos bosques de 31 y 17 años. Aún más, si el presidente ZP (marca registrada) hubiera empleado el Plan E en repoblar de árboles esta piel de toro llamada España, ahora la ardilla podría cruzar España saltando de árbol en árbol y no de gilipollas en gilipollas.
Pero por lo visto todos estos ex presidentes que hemos disfrutado, no tenían planes para dos lustros, al contrario de como se lee en el proverbio chino.
También le puede interesar:
Confucio

Una teoría sobre los gilipollas


Los gilipollas están cerca de lo que la psicología tiende a calificar como desórdenes narcisistas de personalidad, pero que no es exactamente lo mismo. Lo que sí parece evidente es que los gilipollas existen y están cada vez más de moda. 


Durante su última actuación en París, el rapero Kanye West proclamó: “Soy Picasso. Soy Miguel Ángel. Soy Basquiat. Soy Walt Disney. Soy Steve Jobs”.

No, asegura Aaron James, lo que eres es un gilipollas, uno de los que se engaña a sí mismo, pero gilipollas al fin y al cabo. Aaron James es profesor en la Universidad de Irvine, donde enseña filosofía y es el autor de Assholes, a Theory, un libro en el que ha establecido una taxonomía de esta especie hoy tan abundante.

Una teoría sobre los gilipollas
Una teoría sobre los gilipollas
James encaja a West dentro la categoría Delusional asshole porque es alguien equivocado sobre su grandeza. “Puede que sea un artista con mucho talento, pero piensa que Dios le asfaltó el camino. Se ve como alguien extraordinario, un artista para la historia. Posee una concepción muy grandiosa de sí mismo, a partir de la cual se siente legitimado para hacer toda clase de cosas, como tratar mal a los demás”. El profesor de filosofía encuentra en la historia del arte muchos de estos empleos. Entre ellos, gente como Miles Davis o Picasso, que creían que su talento les situaba por encima de los mortales en todos los aspectos y que por tanto, las reglas de la convivencia que eran válidas para los demás no lo eran para ellos.

En Assholes, a Theory, James define a los gilipollas como “esa clase de tipos que se creen autorizados para gozar de ventajas especiales en la vida cooperativa a partir de un sentido de la legitimación que les inmuniza contra las quejas de los demás. Y en tanto están inmunizados sienten que no tienen que respetar a los demás”.

Estas personas se saltan...

CONTINUA EN: