El engaño del árbol seco


Un hombre tenía un árbol seco.

Árbol seco
Árbol seco
       
         - El conservar un árbol seco trae mala suerte – dijo su vecino.

         Pero cuando el dueño del árbol lo hubo talado, el vecino le pidió un poco de leña para el fuego.

         - El viejo sólo quería leña – pensó el hombre enfadado –. Por eso me dijo que derribara mi árbol. Somos vecinos, e incluso así me engaña de esta manera. ¡Esto ya es demasiado!


Mas sobre sabiduría china y de Oriente en:

Sor María Jesús de Ágreda, la monja que estaba en dos lugares a la vez


El polémico film "La Pasión de Cristo", dirigido por Mel Gibson, se ha basado en gran parte en la obra de Sor María de Ágreda, una escritora mística del siglo XVII cuya obra más famosa, "Mística Ciudad de Dios", dedica un amplio pasaje a las últimas horas de Jesús. 


La religiosa española, además, mantuvo durante más de veinte años una relación epistolar con Felipe IV, a quien daba asesoramiento espiritual.


Sor María Jesús de Ágreda y Felipe IV
Sor María Jesús de Ágreda y Felipe IV
Dentro de ese contradictorio y convulso mundo que fue la España de Felipe IV (1621-1665), en el que se entremezclaban los artistas de más glorioso renombre, como Velázquez o Zurbarán, con individuos de la más baja estofa, y en el que la religión y la guerra presidían toda tertulia, reunión o simple conversación, encontramos personajes que, aunque no destacaron en las letras o las artes, nos ayudan a conocer ese momento histórico porque sus trayectorias son fiel reflejo de la sociedad en que vivieron. Tal es el caso de María de Ágreda.

El hábito hizo a la monja 

Sor María Jesús de Ágreda predicando en Nuevo México sin salir del convento
Sor María Jesús de Ágreda predicando
en Nuevo México sin salir del convento
Hija de Francisco Coronel y Catalina de Arana, María nació en 1602 en la soriana villa de Ágreda. Su madre, mujer muy devota, había dado a luz a once hijos, de los que solo cuatro sobrevivieron. Esto reforzó su piedad hasta el límite de haber iniciado, cuando María era una niña, una serie de experiencias místicas que culminaron en el encargo divino de abandonar la vida seglar, junto a toda su familia, y consagrar su propia casa a la devoción. Convenció a su marido e hijos de que tomaran el hábito franciscano, mientras que ella y sus dos hijas decidieron profesar en el convento de la Concepción que habían erigido en su casa. En febrero de 1620 María Coronel pronunció los sagrados votos y se convirtió en sor María de Jesús. Desde entonces y hasta su muerte no conoció otro espacio que el delimitado por la clausura de su hogar. No obstante, no debemos imaginar a las religiosas de aquella época aisladas completamente en sus celdas. Además de que, en muchas ocasiones, la clausura era vulnerada por devotos y personas de confianza de la comunidad, algunas monjas mantenían una fluida correspondencia con el exterior, lo que les proporcionaba un conocimiento del mundo mucho mayor de lo que a primera vista pudiera parecer. Pero, al margen de este factor, una serie de elementos peculiares marcó desde muy pronto el nuevo cenobio de María de Ágreda.

CONTINUA EN:

La auténtica Cleopatra


Cleopatra ha pasado a la historia como una mujer bella, seductora y frívola. 

Pero la imagen no se ajusta a la realidad: Cleopatra no fue tan guapa, pero sí cultivada e inteligente y, sobre todo, consciente de la complicada situación política que le tocó vivir. 


Cleopatra interpretada por Angelina Jolie
Cleopatra interpretada por Angelina Jolie
Definir la personalidad de Cleopatra VII, (Alejandría, 69-30 a. de C.), es difícil por la descarada intromisión de una propaganda hostil en los testimonios de que disponemos y por la creación de un mito alrededor de su figura que ha deformado por completo el personaje real.

La imagen legendaria procede del relato del escritor griego Plutarco y de su posterior recreación por William Shakespeare, y desemboca en las modernas versiones novelescas y cinematográficas. Su exótica belleza, su poderosa capacidad de seducción, sus apasionados amores con Julio César (100-44 a. de C.) y Marco Antonio (83-30 a. de C.), sus deslumbrantes apariciones y la historia truculenta de su suicidio final constituyen los principales ingredientes. Pero a su lado se vislumbra también el retrato, quizá menos espectacular, de la mujer de carne y hueso, con su célebre nariz torva, mucho menos agraciada de lo que se la había imaginado, pero no menos astuta, cultivada e inteligente. La última reina de Egipto fue consciente de las obligaciones que tenía hacia su país, y le tocó en suerte vivir un momento determinante de la historia. 
Cleopatra
Cleopatra

Cleopatra, la última reina de Egipto 

Cleopatra fue la última representante de la dinastía tolemaica, que dominó Egipto durante casi 300 años. Los Tolomeos, pese a ser herederos de Alejandro Magno, y por tanto macedonios, se presentaron ante sus súbditos como los descendientes legítimos de la milenaria realeza egipcia. Así se representaron en los templos y monumentos conmemorativos, y por eso continuaron con los cultos y las tradiciones de la realeza faraónica. 

Cleopatra fue...

CONTINUA EN:

Toros bravos contra elefantes

Cómo vencieron los celtiberos a los cartagineses usando toros bravos



Toro bravo
Toro bravo

Bloqueaba el cartaginés la ciudad de Hélice o Vélice, la antigua Bellia, que se cree con fundamento fuese Belchite. Llamaron los beliones en su socorro a otros celtíberos. Uno de sus caudillos o régulos, llamado Orissón, fingió amigo y auxiliar de Amílcar, y pasó a su campo con un cuerpo de tropas, con la intención de volverse contra él en ocasión y momento oportunos.

Notable y extraña fue la estratagema de que los españoles entonces se valieron. Delante de sus filas colocaron gran número de carros tirados por novillos, a cuyas astas ataron haces embreados de paja o leña, que encendieron al comenzar la refriega. Acuciados por el fuego, los novillos embisten furiosos las filas enemigas, causando horrible espanto a los elefantes y caballos y desordenándolo todo. Cargan los confederados sobre los cartagineses, y aprovechando Orissón la oportunidad del momento, únese a los celtíberos y hace en las fijas enemigas horrible matanza y estrago. El mismo Amílcar pereció, y los restos de su ejército se refugiaron en Acra-Leuka.


Elefante
Elefante

El ardid de que se valió Orissón para derrotar a los cartaginenses debía constituir una diversión pública entre los celtíberos, y de ella se cree son reminiscencia: el toro júbilo, que se corre en algunos pueblos de la provincia de Soria; el toro de la pólvora, usando en la Mancha; el zetcenzusko, en las Vascongadas, y otros varios toros de fuego, que forman parte de muchas fiestas españolas.

Sucesor de Amílcar fue Asdrúbal, su yerno. Deseoso de vengar la muerte de su suegro y de castigar la traición de Orissón, entró por las tierras de Hélice, llevándolo todo a sangre y fuego. Es tradición que Orissón cayó en su poder y que Asdrúbal logró satisfacer su venganza: la Historia no vuelve a hablar de aquel caudillo cuyo nombre, junto con los de Istolacio e Indortes, abre el glorioso registro de los mártires de la independencia española.

Texto de Miguel Moreno Jara. Jaen(1944-    )

Para conocer mas estratagemas

Sube como un joven y llegarás como un viejo

 Sube como un viejo y llegarás como un joven, se dice cuando vas a subir una montaña. 

Deprisa, deprisa
Deprisa, deprisa
En Europa andamos dos veces más rápido que en África. Comprobado.

¿Para llegar antes a qué lugar? Se nos come la prisa. Vivo en una ciudad de unos 500.000 habitantes. Pasé una temporada en una capital de provincia mucho más pequeña. Al poco de llegar, una persona me dijo que yo no era de ahí: andaba muy rápido y además, a esa velocidad, iba a llegar enseguida a las afueras. Sin embargo, unos meses más tarde, en Madrid, era yo el rebasado por personas andando o casi corriendo en todas direcciones. Eso me dio que pensar.

Comer deprisa
Comer deprisa
En la película Blade Runner, se podía escuchar que “la luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo. Y tú has brillado demasiado”.

Conozco personas que no entienden el concepto de pasear, desfilan más rápido que la Legión (1). Lo queremos todo ya, o a ser posible antes de ya. Hablamos por varios teléfonos a la vez y no nos acordamos de cuando no había teléfono móvil y no existía esa tensión. 
Deprisa, corre
Deprisa, corre

Nos ponemos de los nervios si tardan en contestarnos un e-mail, SMS o el guasap de reciente invención y que el diablo confunda. Comemos a la velocidad de la termita, el ritmo de la música es cada vez mas febril, los jóvenes que hacen botellón tienen prisa en colocarse, y de hacer el amor no me atrevo a opinar, doy la palabra a las féminas.

No me diga que no se puede hacer nada, usted puede elegir entre pasear por la vida sin perder eficacia y eficiencia o ir al galope achicharrando su cuerpo y su mente.

Viva como un joven y no sé como llegará a viejo (si llega). Viva como un viejo y se sentirá joven. Despacio, paso a paso, la montaña es alta y la mochila pesada.

Te puede interesar:

(1) Cuerpo de élite del Ejército español famoso por desfilar a gran velocidad, a "paso legionario"

Huelgas, manifas y otras yerbas

Seguro que usted ha participado en alguna manifa a favor o en contra de algo.


Y después se sintió muy bien. Otra cosa es que siendo usted conductor, sufriera un gran atasco como consecuencia de estas manifas.



Cartel de OTAN NO y Cartel de OTAN SI
Cartel de OTAN NO y Cartel de OTAN SI
Ya no estoy tan seguro de que usted haya participado en alguna huelga, pero también es probable.

No voy a entrar en el tema de la próxima huelga general en España convocada para el día 29. Si usted no es español, no sé cómo será en su país; pero en éste la eficacia de estas movilizaciones es más que dudosa.

Desde 1.977 ha habido bastantes huelgas generales e innumerables manifestaciones. La pregunta del millón es: ¿sirvieron para los fines de los que las convocaron? Tal vez fuera un desahogo de las masas y en ese caso, si sirvió para canalizar la frustración de forma generalmente pacífica, no tengo nada que decir. Es más, está bien empleado lo que cuestan, que no es poco, comparado con lo que evitan en cuanto violencia social (véase Londres, verano 2.011 ó París, verano 2.005)

La manifa de los corderos
La manifa de los corderos

De todas formas, unos apuntes. Antes de la llegada al poder del PSOE en 1.982 había manifas convocadas por este partido día si día también con el lema de OTAN NO. Sin embargo, cuando el PSOE llegó al poder, en un referéndum en 1.986 sobre este tema, salió OTAN SI. ¿Qué curioso, verdad? Más tarde, en diciembre de 1.988 se paralizó el país por una huelga general contra el Gobierno. Convocadas elecciones al año siguiente, las volvió a ganar por mayoría absoluta el mismo partido. ¿A que vuelve a ser curioso, verdad que si?

En otros países, cuando sucede esto, el gobierno no suele repetir mandato; sin embargo, en España no funciona esta regla.

Si usted no es español, no entenderá nada. No se preocupe, nosotros tampoco lo entendemos. Por mi parte, lo único que entiendo es que el votante español es muy consecuente. El más consecuente del mundo. Viva las "caenas" decía el populacho aclamando al rey Fernando VII "el Felón".

Y ya no tengo nada más que decir sobre esta huelga y sucesivos eventos de masas que seguramente sucederán.

PD. Me descubro ante Felipe González - un genio hasta ahora inigualable -, que entendió perfectamente el carácter del pueblo español. Lástima que no pueda opinar lo mismo de los votantes, manifestantes, huelguistas y demas yerbas. Otra vez será, no pierdo la fe en el género humano y en la génera humana (si es usted español, entenderá lo de "humana").

Para saber mas:

Lecciones de economía

La economía explicada de forma sencilla y comprensible.

Aquí verá por qué estamos en crisis y le sonará todo lo que lea, aunque no le deje un buen sabor de boca...


Lecciones de economía
Lecciones de economía


¿Por qué nos fascina Napoleón?


Hace unos años se conmemoró el segundo centenario de la coronación de Napoleón como emperador. 


Napoleón
Napoleón


Admirado u odiado, Napoleón es uno de los personajes históricos más populares. Los franceses, en general, se sienten orgullosos de él, mientras que los sentimientos de los europeos oscilan entre la admiración y la hostilidad. En cualquier caso, su figura apenas deja espacio a la indiferencia. 


A qué se debe esa capacidad de fascinación que la figura de Napoleón ha venido despertando hasta nuestros días? Podemos pensar que es el resultado lógico de una leyenda construida y difundida por los miles de libros que se han escrito sobre él y su época. Un mito inventado y mantenido a posteriori por la literatura y los intereses políticos y de toda índole que han visto la posibilidad de beneficiarse de su existencia. 

En 1977 el historiador Jean Tulard decía que Napoleón había inspirado más libros que días habían pasado desde su muerte; y en la actualidad solamente las biografías que le han sido dedicadas son unas 2.000.

Sin embargo, con ello no damos respuesta a la cuestión. Tan solo damos pie a otra pregunta: ¿por qué Bonaparte y su época han conseguido atraer, de manera constante, el interés y la curiosidad de tantos historiadores, escritores, políticos y lectores, a lo largo de doscientos años? Contestarla nos acerca de nuevo a la primera respuesta, aunque ahora desde otra óptica. 

Se trata de darse cuenta de que fue el mismo Napoleón el primer y probablemente principal impulsor y artífice de su propia leyenda. La habilidad, oportunidad y tenacidad con que supo presentar, dejar constancia y difundir sus éxitos, sus proyectos, sus campañas, sus iniciativas, su política... abrieron una nueva era: la del protagonismo político e histórico de la comunicación y de la propaganda. A través de la prensa, la imagen, las artes en general, la palabra, los gestos y celebraciones, las crónicas y las memorias, Bonaparte dedicó...

CONTINUA EN:

Cómo ligarse a una amiga en 5 pasos y convertirla en tu novia

¿Cómo ligarse a una amiga? ¿Eres de esos hombres que "en secreto" quieres convertirte en el novio de tu amiga? ¿Te dices interiormente "si ella supiera que me muero por ella", etc.?


Cómo ligarse a una amiga
Cómo ligarse a una amiga

O ya te declaraste pero ella te dijo “Solo te quiero como un amigo”, o “No quiero que arruinemos nuestra amistad”, cosas como esas?. O estas diciéndote… hoy me voy a animar y se lo digo.


Bueno, si tu tienes estos sentimientos, déjame decirte que no estás solo … yo también estuve allí. De hecho, hay muchísimos chicos que quieren pasar de ser amigos con una mujer a algo más físico,en todo el mundo, en todas las culturas del mundo.


La buena noticia es que existe un sistema paso a paso que puedes seguir y que va a convertir esa amiga tuya en tu novia. Ahora tengo que advertirte algo, algunas de estas técnicas son muy arriesgadas. Así que si no eres una persona valiente, entonces te recomiendo que no sigas leyendo este artículo. Así nunca aprenderás como ligarse a una amiga.


Pero si estás cansado de ver como otros chicos (chicos malos y atrevidos) seducen y se llevan a las chicas que secretamente te gustan, entonces te recomiendo poner en práctica este sistema de cinco pasos:


CONTINUA EN:

La familia Fugger, precursores del capitalismo moderno

La familia Fugger fue una de las grandes fortunas del Renacimiento capaz de influir de modo efectivo en los rumbos sociales y políticos de las naciones. 


La familia Fugger, precursores del capitalismo moderno
Anton Fugger

Durante el siglo XV se produjeron en Europa una serie de fenómenos económicos que dieron como resultado la aparición de grandes fortunas capaces de influir de modo efectivo en los rumbos sociales y políticos de las naciones. 


El caso más notorio es el de la familia alemana Fugger, establecidos en la ciudad de Augsburgo desde mediados del siglo XIV y dedicados inicialmente al negocio textil.

Generación tras generación, los listos e industriosos Fugger siguieron prosperando y en 1470 ya eran unos respetadísimos comerciantes internacionales. A principios del siglo XVI disponían de agencias en las principales ciudades europeas y participaban en negocios de todo género, que iban desde el préstamo bancario a la explotación de minas y la construcción de barcos. Esa diversificación de sus inversiones resultaba una prudente medida para evitar súbitas bancarrotas: ellos descubrieron antes que nadie el aforismo financiero que aconseja no poner todos los huevos en el mismo cesto.

Su especialidad, si así puede decirse, era la de...

CONTINUA EN:

El vuelo de las gallinas

Esto está muy mal, no sé a dónde iremos a parar. Cada vez está todo peor y no hay quien lo arregle. Mi trabajo es una m… pero tal como está el patio…


Gallina
Gallina

Y así sucesivamente. Seguro que le suena de haberlo oído por la calle, en los transportes públicos o tomando un cafelito. 


No sé si Usted es de los que lo dicen, lo escuchan o ambas cosas. Claro que la situación es mala, pero para comparar puede usted visitar una residencia de ancianos y verá un presente mucho peor, que seguramente será su futuro. Aprovechando la visita les puede preguntar por los tiempos en que estos ancianos les tocó vivir en su juventud: entonces la tesitura oscilaba entre jodida y muy jodida.

¿Indignados o deprimidos? Quejicas, eso es los que somos. Cualquier superviviente de un campo de prisioneros, de concentración, gulag comunista, catástrofe, etc. le puede explicar que quejarse no le salvó el pellejo, sino aceptar lo que había, apretar los dientes y tirar para adelante haciendo de tripas corazón. Camina o revienta, como decía el Lute.  
Águila
Águila real

Dejar de quejarse es hacerse más duro, es madurar, es convertirse en adulto. Y esta sociedad se queja de todo, como niños consentidos a los que se les acabó el chollo. Ya llevamos unos cuantos años inmersos en la crisis económica (en la moral bastantes más) y algo deberíamos haber aprendido. ¿Nota usted que la sociedad ha madurado? Pues eso, cuando dejemos de ser niños y actuemos como adultos tal vez se empiece a ver la luz.

Menos gallinas y más águilas, para volar más alto.

Alejandro Magno, historia de un seductor


La pervivencia del mito de Alejandro Magno ha sido paralela a la reinterpretación del personaje en distintas épocas y culturas, que han tomado lo que más les interesaba de su compleja y rica vida. 


Alejandro Magno, historia de un seductor
Alejandro Magno, historia de un seductor

El último en hacerlo es Oliver Stone, que estrenó la película "Alejandro Magno", una superproducción que pone el acento en la bisexualidad del emperador, un tema candente para la sensibilidad del siglo XXI.


"Alejandro nos hace mejores". Esta frase de Ptolomeo, uno de los generales del emperador macedonio, resume el atractivo de un personaje que, en el mundo antiguo, desarrolló una trayectoria sin par. De Macedonia a Hollywood, de Ptolomeo a Oliver Stone, la figura de Alejandro Magno ha recorrido siglos de historia atrayendo a hombres y mujeres cuyos universos poco tienen que ver con la Macedonia en la que se forjó uno de los reyes más notables de la historia. Su condición de joven, tanto en el momento de acceder al trono como en el de su prematura muerte, y su periplo por el mundo en un reinado de conquistas sin pausa lo dotan de una singularidad con escasos parangones, que ha emocionado a políticos, escritores y artistas. Pero, además, la seducción no se debe tan solo a su aureola de guerrero, sino que va ligada a la propia esencia del personaje. La alejandromanía comenzó en vida del propio rey, que la fomentó hábilmente.

CONTINUA EN:

Hipnosis social sin sujetador


¿Es usted de los que no cree en la hipnosis? Nada es lo que parece.


Hipnosis televisión
Hipnosis televisión

A lo mejor se ha quedado en la imagen del hipnotizador de feria o de espectáculo. Lo que le voy a contar es más serio, aunque al principio no lo parezca.


Dígame cinco diferencias entre un hipnotizado y los casos que ahora va a leer.

1/ Niño embobado ante la televisión viendo dibujos animados

2/ Adulto totalmente concentrado ante la televisión viendo un penalti decisivo para su equipo de futbol

3/ Adulta (y adulto, que también los hay) viendo un culebrón en la televisión. También se puede aplicar en la telebasura.

Hipnosis teléfono móvil
Hipnosis teléfono móvil 
4/ Persona de cualquier edad deslizando febrilmente el dedo en su teléfono móvil (o como carajo se llame ahora) y mirando fijamente la pantalla. 

5/ Veinteañero (y de más edad) paseando detrás de una mujer de buen ver.

Según el Dr. Romeu (1), la hipnosis es un estado mental y físico en el que “cambiamos” la forma de funcionar de la conciencia. Normalmente estamos más o menos atentos, pero captando lo que sucede a nuestro alrededor. 

Si aprendemos a “reducir” la atención difusa (la que se dirige al entorno, al ambiente), al tiempo que aumentamos la atención interna, la que se dirige a nuestro propio pensamiento, llegaremos a conseguir un estado de “superconcentración”, dirigida exactamente a aquellos contenidos que nos interesen.

Dependencia teléfono móvil
Este tipo de estado ha sido denominado de muchas formas a lo largo de la historia: estado de trance, experiencia mística, meditación trascendental, recogimiento, estado hipnótico, estado sofrónico...


Si se atreve, saque usted sus conclusiones sobre la sociedad y la hipnosis

“La mejor forma de hipnotizar a un hombre es quitarse de golpe el sujetador" Mae West

Más sobre hipnosis en:

Almogávares, la derrota no se trata


En 1245 los reyes de Aragón dieron por concluida la Reconquista. 

Habían llegado hasta Alicante, hasta el punto donde el río Segura se encuentra con el mar.


Almogávares, la derrota no se trata
Almogávares,
la derrota no se trata
A partir de ahí le tocaría a Castilla continuar la labor de recobrar la España perdida. El problema es que a los belicosos catalanes, aragoneses y valencianos de la época les quedaba cuerda para rato, y no estaban dispuestos a quedarse cruzados de brazos.

Abrevaron sus caballos en las aguas del Segura y pusieron sus ojos sobre el ancho mar que tenían enfrente: el Mediterráneo, un océano de oportunidades al alcance de su mano que, nobleza obliga, no iban a dejar escapar. [...]

Los almogávares no llevaban armadura, ni casco, ni siquiera la socorrida cota de malla, tan en boga en aquellos tiempos. Su equipo se limitaba a una lanza colgada al hombro, unos dardos o azconas –que lanzaban con tanta fuerza que eran capaces de atravesar los escudos del adversario– y un afilado chuzo, su arma más mortífera. Antes de entrar en combate los almogávares golpeaban con fuerza el chuzo contra las piedras, hasta que saltaban chispas; entonces, cuando el sonido era ya ensordecedor, gritaban al unísono: "Desperta, ferro!", seguido de los más tradicionales "Aragó, Aragó!" o "Sant Jordi!", y se lanzaban sobre el enemigo como auténticos diablos. Estremecedor.

A los enemigos, según veían de lejos...

CONTINUA EN:



Indignado, dónde estabas entonces…


Dónde estabas entonces cuando tanto te necesité, se oía en una excelente canción. 


Un buen médico, gestor, gobernante o persona inteligente detecta los males cuando éstos casi no manifiestan sus síntomas y son fáciles de curar. Cuando los síntomas son evidentes cualquiera los puede ver, pero la cura es complicada y difícil.


Indignado
Indignados
Ahora, el “remedio”  es indignarse, sin más. A buenas horas, mangas verdes. No estabais indignados cuando se inauguraban aeropuertos de evidente inutilidad; trenes de alta velocidad a ninguna parte; Expos, Forums y demás circos de lujo y nula rentabilidad;  ni cuando el paro crecía como nunca lo ha hecho en España, ni siquiera en el Siglo XVI-XVII; no os indignaban las obras faraónicas de presupuestos disparatados; ni cuando soltaban por arrobas litronas de buen rollito y sopa boba de subvención; ni longanizas para atar los perros ni pólvora para disparos con pólvora del Rey. No os vi ni os oí. ¿Alguien los vió?

Pero no pasa nada, estáis a tiempo de redimiros. Con el mismo fervor y pasión con el que os indignáis contra las consignas de rigor que no os voy a hacer el favor de repetir, os puedo dar otras donde podéis ir a indignaros de forma legítima y visceral.

Por ejemplo: acampadas frente a los clubs de futbol que defraudan al fisco (alguno habrá que no lo haga); sentadas frente a gobiernillos autonómicos que mantienen lujosas embajadas de nula utilidad; frente a sedes de partidos políticos, patronal y sindicatos que TODOS reciben subvención y NINGUNO tiene sus cuentas saneadas; sitiar la mansión del mafioso ladrillero (concejal o empresario, tanto da); caceroladas frente a TV públicas autonómicas y nacionales en quiebra; frente a todas las ONG, s que hay recibido pasto y mucha pasta de pesebre (sólo hay que leer el BOE) sin justificar lo recibido; abuchear a todos los “artistas” e “intelectuales” con ceja, sin ceja y todos con subvención y así a una larga lista de personajillos e instituciones corruptas que todos sabemos, pero vosotros curiosamente ¿olvidáis?

Aeropuerto vacío
Aeropuerto de Huesca, vacío
como siempre y como otros tantos
Dicen los chinos que antes de arreglar el mundo hay que darse tres vueltas por la propia casa. Vamos, como Jesucristo con lo de la viga y la paja en el ojo, pero multiplicado por tres. 

Pues eso, majetes. Todo esto dicho con respetos al máximo y con buen rollito, por favor. 

PD. Ahora, ya me podéis insultar muy indignados en los comentarios y llamarme de todo. Que eso, y crear originales consignas, lo hacéis muy bien. Y si a Usted le cae bien este "colectivo", insinúeles las ideas de este post y ya me contará lo que sucede...

El Día D alternativo y kultural


Nuestra mente no logra funcionar sin etiquetas, debe ser algo genético. 


Imagino que los grandes simios deben pensar de forma similar. Por eso ponemos etiquetas a lo largo del tiempo.


Sabrina Salerno
Cumpleaños de la ¿cantante? Sabrina Salerno 
Hoy es domingo y como todos los domingos, para los cristianos es el día del Señor. Además es San Cirilo, Anselmo, Eduardo y otros santos.  Por otra parte, es el Día Mundial de los Derechos del Consumidor y el Usuario. Tal día como hoy fue asesinado Julio César y murió el multimillonario Onassis. También cumple 44 años la ¿cantante? Sabrina Salerno, muy famosa en los años ochenta porque cuando cantaba se le solía salir un pecho de su alojamiento, para deleite de bastante público. 

Casi nada, para un día tan anodino como otro cualquiera del calendario. Miro a mi gato y creo que le da exactamente igual, no le da especial importancia a ningún día.

Pero lo que más me gusta es el día internacional/europeo/mundial de la cosa más peregrina. Sobre todo si hay que ponerse un lacito o pulserita de cualquier color. Me encanta, es enternecedor. Lástima que no sea yo el que los venda. Nunca he sabido si alguien se ha molestado en medir la eficacia de estos eventos, que la tiene, sobre todo para los que lo organizan y pastan en el correspondiente pesebre.

En fin, que tal como está el patio, me gustaría mucho que de forma paralela se celebrara el Día de la Tontuna, el de la Corrupción, el de la Telebasura, el del Grosero, el de la Vulgaridad, el del Chándal en el Centro Comercial, el del Macarra de Coche Tuneado y Poligonero, el de la Choni, el del Nuevo Rico Venido a Menos, el de la Moto Escape Libre, el del Pelota, el del Chivato, el de la Cotilla, el del Trepa, y así hasta acabar el año, que faltarían días. Por eso, ahora en España, una ardilla puede atravesar la Península sin tocar el suelo saltando de gilipollas en gilipollas (1). 

El del Político Honrado y Capaz no lo propongo, es Misión Imposible: si por ventura aún queda alguno, sus colegas lo hunden presto en la miseria. Sobran ejemplos.

(1) Me imagino que usted ya sabía que el romano Estrabón dijo aquello de la ardilla saltando de árbol en árbol. Ahora casi no hay árboles, pero este simpático animal sigue sin tocar suelo. Como la ruina nacional (económica y moral), que tampoco toca suelo.

Personalidad seductora. La coqueta


La habilidad para retardar la satisfacción es el arte consumado de la seducción: mientras espera, la víctima está subyugada. 


Las coquetas son las grandes maestras de este juego, pues orquestan el vaivén entre esperanza y frustración.


Josefina
Josefina
Azuzan con una promesa de premio -la esperanza de placer físico, felicidad, fama por asociación, poder- que resulta elusiva, pero que sólo provoca que sus objetivos las persigan más. Las coquetas semejan ser totalmente autosuficientes: no te necesitan, parecen decir, y su narcisismo resulta endemoniadamente atractivo. Quieres conquistarlas, pero ellas tienen las cartas. La estrategia de la coqueta es no ofrecer nunca satisfacción total. Imita la vehemencia e indiferencia alternadas de la coqueta y mantendrás al seducido tras de ti. 

En el otoño de 1795, París cayó en un extraño vértigo. El reino del terror que siguió a la Revolución francesa había terminado; el ruido de la guillotina se había extinguido. La ciudad exhaló un colectivo suspiro de alivio, y dio paso a celebraciones desenfrenadas e interminables festejos.

Napoleón
Napoleón
Al joven Napoleón Bonaparte, entonces de veintiséis años, no le interesaban tales jolgorios. Se había hecho famoso como general brillante y audaz al ayudar a sofocar la rebelión en las provincias, pero su ambición era ilimitada, y ardía en deseos de nuevas conquistas. Así, cuando en octubre de ese año la infausta viuda Josefina de Beauharnais, de treinta y tres años, visitó sus oficinas, él no pudo menos que confundirse. Josefina era demasiado exótica, y todo en ella lánguido y sensual. (Capitalizaba su raro aspecto: era de la Martinica.) Por otra parte, tenía fama de mujer fácil, y el tímido Napoleón creía en el matrimonio. Aun así, cuando Josefina lo invitó a una de sus veladas semanales, él aceptó, para su propia sorpresa.

En la velada, Napoleón...

CONTINUA EN:

Mentir: un hábito muy frecuente


Mentir es un hábito mucho más frecuente de lo que los psicólogos sospechaban. 


La mayoría de las personas mienten durante una conversación, especialmente cuando intentan aparentar ser agradables o competentes. 


Mentir: un hábito muy frecuente
Mentir: un hábito muy frecuente
A esta sorprendente conclusión ha llegado un equipo de investigadores de la Universidad de Massachusetts encabezado por el psicólogo Robert Feldman. En el estudio, publicado en la revista Basic and Applied Social Psychology, se señala que el 60 por 100 la gente miente al menos una vez durante una conversación de 10 minutos, aunque por lo general suele hacerlo hasta tres veces. Según Feldman, "decimos un número considerable de mentiras". 

Los resultados de la investigación han sido realmente sorprendentes. Nadie en el equipo pensaba que mentir fuera un hábito tan común en nuestro día a día". Feldman también ha descubierto que...

CONTINUA EN:

El Arte de la Guerra, Sun Tzu, Vietnam, ajedrez y go

En este artículo sobre el arte de la guerra podrá ver las enseñanzas del genial Sun Tzu sobre cómo vencer con una fuerza pequeña a otra mucho mas grande


El Arte de la Guerra, Sun Tzu, Vietnam, ajedrez y go
Juego del Go o Wei Qi
También entenderá cómo es mas interesante pensar al modo de un jugador de go (1) que al modo de un jugador de ajedrez. Además, el vídeo le mostrará cómo Vietnam del Norte usó de forma magistral las enseñanzas de Sun Tzu sobre el arte de la guerra para vencer a un enemigo tan poderoso como Estados Unidos de Norteamérica.

CONTINUA CON VÍDEO EN:

(1) Juego del Go: El go es un juego de mesa estratégico para dos jugadores. Es también conocido como igo (japonés), weiqi (chino) o baduk (coreano). El go es rico en complejas estrategias a pesar de sus simples reglas. Ver mas en Wikipedia

Henry Ford y nada nuevo


Henry Ford y nada nuevo
Henry Ford


No inventé nada nuevo.
Simplemente reúno siglos de trabajo
de hombres que me precedieron.
Si yo hubiera trabajado 50, 10
o incluso 5 años antes, habría fallado.

Lo mismo ocurre con cada cosa nueva.
El progreso ocurre cuando todos los
factores que lo hacen, están listos,
y entonces es inevitable.

Enseñar que, relativamente, pocos hombres
son los responsables de los mayores
avances de la humanidad es la mayor tontería.



Henry Ford (30 de julio de 1863 – 7 de abril de 1947) fue el fundador de la compañía Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa.




Utilice la ausencia para aumentar el respeto


Las 48 leyes del poder. Ley 16 UTILICE LA AUSENCIA PARA AUMENTAR EL RESPETO Y EL HONOR


Demasiada oferta reduce el precio: cuanto más lo vean y oigan, tanto menos necesario lo considerarán los demás.


Utilizar la ausencia para aumentar el valor
Utilizar la ausencia para aumentar el valor
Si ya ha afirmado su posición dentro de un grupo determinado, un alejamiento temporal hará que hablen más de usted, e incluso que lo admiren. Deberá aprender cuándo alejarse. Recuerde que la escasez de un recurso incrementa su valor 

En una aldea vivía un hombre de nombre Daiakku, que tenía fama de ser justo en sus transacciones y de poseer la habilidad para mediar en disputas y allanarlas.

De hecho, lo hacía tan bien que, muy pronto, comenzaron a pedirle que interviniera en todos los conflictos legales de la zona. Así, su poder fue aumentando. 

Mediador
Mediador
En toda la región, la ley había caído en descrédito: como los jueces eran corruptos, nadie confiaba ya sus casos a los tribunales y en cambio recurrían a la violencia. Cuando se corrió la voz sobre la sabiduría, la incorruptibilidad y la inamovible imparcialidad de Daiakku, los habitantes de las aldeas se dirigieron a él para que dirimiera todo tipo de casos. Pronto se convirtió en el único arbitrador de justicia del país.

En la cumbre de su poder, sin embargo, Daiakku decidió de repente que estaba cansado de cumplir ese papel. Ya no quería ocupar el sitial de juez, ni escuchar más denuncias, ni dirimir más disputas entre hermanos y hermanos, aldeas y aldeas. Quejándose de...

CONTINUA EN:

Comprad humanos, comprad


Uno de cada tres europeos somos adictos a las compras y en tres casos de cada cien, la afición al consumo se ha convertido en una enfermedad. 


El marketing, la publicidad e, incluso, la medicina nos ofrecen las claves para entender este fenómeno. 


Adición a las compras
Adición a las compras
¿Quién no ha entrado en un hipermercado a comprar un litro de leche y ha salido con un carro lleno de productos que no pensaba comprar? ¿Quién, mirando escaparates para matar el tiempo, no ha caído en la tentación de adquirir algo que realmente no necesitaba? ¿Quién, buscando algo en su armario, no ha descubierto una camisa comprada como ganga que, al final, nunca se ha puesto? Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Habría que añadir que también es el único que compra. Y, en algunos casos, ¡de qué manera! Sólo hay que echar un vistazo al Informe Europeo sobre Adicción al Consumo: una tercera parte de los ciudadanos de la UE, los españoles entre ellos, son adictos al consumo y tienen serios problemas de autocontrol a la hora de realizar sus compras. Tres de cada cien han convertido dicha adicción en patología. Cifras que se agravan entre la población joven: el 46% son adictos y un 8% por ciento presenta niveles que rozan lo enfermizo. 

En EE UU ya proliferan los spender-menders, colectivos de autoayuda similares a los Alcohólicos Anónimos que intentan rehabilitar a los que han caído en esta adicción.

Adición a las compras
Adición a las compras 
En España se han creado ya los primeros grupos. Uno de ellos lo dirige el psicólogo Javier Garcés, asesor de la Unión Europea sobre Adicción al Consumo y responsable del informe anterior. En su consulta, alguna mujer le ha llegado a plantear, medio en broma medio en serio, su deseo de que cuando muera, sus cenizas sean esparcidas allí donde ha sido más feliz: unos grandes almacenes. “La adicción a las compras siempre ha existido, como han existido otras adicciones –apunta este psicólogo–. De hecho, un antiguo cuento holandés ya hablaba de una mujer que compraba todo lo que podía. Sin embargo, la sociedad actual, mientras nos alerta sobre las consecuencias negativas del abuso del alcohol, del tabaco o del juego, no nos advierte de los peligros del consumismo. Al contrario, todos los días parece incitarnos a ello. Y, encima, nos facilita un instrumento tan maquiavélico como las tarjetas de crédito, que permiten gastar un dinero que no tenemos”.

Así, cada mañana, los humanos nos despertamos en...

CONTINUA EN:

Ungüento para manos agrietadas


En el Reino de Song había una familia que elaboraba un ungüento para las grietas en las manos; por eso, de generación en generación, se dedicaban al lavado de ropa. Un hombre oyó hablar de la cosa y ofreció 100 monedas de oro por la receta.

El Arte de la Guerra
El Arte de la Guerra
Fotograma de la película "Acantilado Rojo"
- Hemos estado, por generaciones, en este negocio de la lavandería – argumentaba la familia, mientras discutía la oferta –. Pero jamás ganamos más que unas cuantas monedas de oro. Sin vacilar debemos venderla.

Por entonces, el Reino de Yue invadía el Reino de Wu; y el hombre que habían comprado la receta, se la regaló al príncipe de Wu, quien al punto lo nombró general. Ese invierno, sus tropas entraron en un combate naval con las de Yue, derrotando totalmente al enemigo. Y el príncipe recompensó al general con un feudo.

Así, el mismo ungüento para las manos agrietadas pudo ganar un feudo, o simplemente aliviar a los lavanderos.

Todo depende del uso que se dé a las cosas.

Zhuang Zi 

Grandes torpes de la humanidad


Estos son los políticos, reyes y científicos que han cometido las mayores y más célebres meteduras de pata de todos los tiempos.

Meteduras de pata
Meteduras de pata 
Una leyenda oriental cuenta que los Reyes Magos no fueron tres, sino cuatro; y a los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar habría que sumar el de Artabán. ¿Y por qué casi nadie ha oído hablar de él? Por la sencilla razón de que nunca llegó al Portal de Belén. Era tan torpe que, por el camino, dejó que le liaran para solucionar diversos pleitos. Los otros tres soberanos se cansaron de esperarle en el punto que habían acordado para reunirse, y decidieron seguir el camino sin él, siguiendo el rastro de la Estrella Mágica. El pobre Arbatán perdió así su oportunidad de coger “el tren” que le habría hecho entrar en la historia… o en la leyenda.

Pero el suyo no es un caso único. Porque existen numerosos ejemplos reales de personajes que, por su ineptitud, dejaron escapar oportunidades únicas para alcanzar la gloria. Y peor aún: existen muchísimos más cuyos nombres se han hecho famosos y han pasado a la posteridad. Pero no por su talento y grandeza, sino por su notable estupidez y falta de tacto. Unos y otros forman el peculiar club de los mayores “metepatas” y tontos de todos los tiempos.

Hitler fue ídolo de pacifistas
Nadie va a negar aquí el prestigio de la revista estadounidense Time, pero seguro que su propietario y fundador, Henry Luce, sentía deseos de que le tragase la tierra cada vez que alguien le recordaba que su publicación había elegido como Hombre del Año de 1938 a ¡Adolf Hitler! Aunque en su descargo se podría argumentar que en aquel entonces todavía abundaban los ingenuos que creían en las buenas intenciones del dictador alemán.

Rambo
Rambo III
Sin ir más lejos, el propio primer ministro británico, Neville Chamberlain, proclamó en 1938, tras regresar de su viaje a Berlín para firmar el llamado Pacto de Munich: “Si hubiera más hombres como Hitler, la paz estaría garantizada en Europa”. Y un año después, los nazis invadieron Polonia.

Parecida sensación de ridículo debió sentir años después Sylvester Stallone tras los atentados del 11-S en Nueva York. En 1988, el actor había rodado Rambo III, sobre las aventuras del musculoso héroe luchando contra los soviéticos en Afganistán. Y hoy día nadie se acordaría de aquella mala película si no fuera porque Stallone tuvo la desafortunada ocurrencia de acabarla con una dedicatoria, una voz en off que decía: “A los talibanes, heroicos luchadores por la libertad de su pueblo”.

Fuente: Vicente Fernández, revista Quo

Hua Hu Ching, sabiduría china


El Tao Te King no es el único libro de Lao Tse. Hay otro libro que recoge las enseñanzas orales sobre la iluminación según el taoísmo: es el libro de Hua Hu Ching

Hua Hu Ching
Hua Hu Ching
Las enseñanzas del Hua Hu Ching tienen una enorme profundidad y una gran importancia, por ser literalmente un mapa de carreteras para los seres humanos ordinarios para alcanzar el territorio de lo divino. Como era de esperar, el libro fue prohibido en la época de la Revolución Cultural maoísta en China y se ordenó que todos los ejemplares fueran quemados. Si no hubiera sido por la tradición taoísta de transmitir oralmente has sagradas escrituras de maestro a alumno, se hubiera perdido para siempre. A continuación podrá leer algunos fragmentos de estas sublimes enseñanzas.

El maestro continuó, "Uno que practica la virtud y la abnegación no debe guardar ninguna idea particular en su mente sobre cómo debe cumplir su virtud, porque la virtud es la naturaleza misma de nuestro ser. Uno debe estar siempre presto a ayudar a los otros de forma abnegada e incondicional, ofreciendo sus aptitudes y logros para servirles. Debemos estar dispuestos a dar las cosas que más apreciamos e inclusive ofrecer nuestras vidas para ayudar a otros.

"Uno no debe restringir su servicio haciendo distinciones basadas en color, nacionalidad, familia o relaciones sociales, en percepciones sensoriales o cualquier otra condición relativa. El restringir la forma en que uno prestaría servicio a los otros para llenar preferencias personales es potencialmente dañino."

CONTINUA EN:

El destino genético


Poco a poco, y gracias al progreso en el conocimiento de nuestro genoma, se va confirmando lo que indicaba el sentido común: que somos mitad naturaleza y mitad crianza.
 
Dejar de fumar
Dejar de fumar
Cada quince de octubre acabo acordándome de que en esa fecha fumé por última vez un cigarrillo, y lo celebro en secreto, como un aniversario privado, sin nostalgia, desde luego, con una sensación de alivio que los años no atenúan. Había fumado regularmente durante más de veinte años, desde que en la adolescencia el tabaco había sido un signo de vida adulta y rebeldía. Había fumado en los momentos de felicidad y para suavizar la desdicha, para tranquilizarme y para estimularme, para disfrutar de la soledad y para remediar la timidez. Los cigarrillos habían acompañado el insomnio de mis noches de estudio y la ebriedad de los trasnoches en los bares, y sobre todo habían sido un hábito imprescindible y un aliciente en el trabajo que más me importaba, el de la literatura. Fumaba para darme ánimos al empezar a escribir y para premiarme a mí mismo cuando había logrado una página aceptable. En el fervor igual que en el desánimo la mano recorría automáticamente la mesa de trabajo en busca del cigarrillo y del mechero. El humo y la nicotina formaban parte de la escritura en la misma medida que el papel y la tinta, y luego que la fosforescencia amarillenta de los caracteres en la pantalla de mi primer ordenador.

Pero de pronto un día terminé un cigarrillo y ya no hubo ninguno más. El tabaco, que había formado parte consustancial de mi vida, desapareció de ella igual que su olor de mi ropa y que los ceniceros llenos de colillas, las toses matinales y la fatiga al subir las escaleras. Al principio temía ponerme a escribir sin su ayuda: tenía miedo, sobre todo, de mi propio miedo, de que el empeño en no fumar debilitara mi decisión de escribir. Bebía agua, para compensar a las manos y a los labios de la ausencia brusca de los actos reflejos asociados a los cigarrillos, pero al poco tiempo la distracción absorbente del trabajo eliminó también esa inquietud. No sólo escribía sin fumar: terminaba una frase, una página entera, y caía en la cuenta de que lo había hecho sin acordarme del tabaco, y en que además al final de varias horas de trabajo no notaba ese agotamiento que me había parecido un efecto inevitable de la dedicación a la literatura, siéndolo tan sólo de los estragos del humo.

Pero hay gente menos afortunada. Mi pobre y admirado amigo Terenci Moix padeció un enfisema terrible y siguió gastando en fumar el poco aliento que le quedaba, y se acercó a la muerte cigarrillo tras cigarrillo, sabiendo con toda claridad que el tabaco no era un placer al que sacrificaba una parte de su vida, sino un verdugo cruel que se la estaba quitando.

El mérito de que yo dejara de fumar no fue sólo mío: me ayudó un gen llamado D4DR
 
Genes
Genes
¿Se puede medir la fuerza de voluntad, como se mide la tensión arterial o el índice de colesterol en la sangre? Me temo que sería un propósito tan absurdo como el de fotografiar eso que llaman el aura. Reflexionamos sobre nuestra voluntad o nuestra educación y nos cuesta aceptar que haya otras razones de orden biológico para nuestros actos. La mentalidad progresista se forjó en la rebeldía contra injusticias, desigualdades y prejuicios que para los clérigos y los privilegiados formaban parte del orden natural: si no era natural que hubiese ricos y pobres, que los hombres blancos dominasen a los de piel más oscura, que las mujeres estuvieran sujetas a los varones, cualquier sugerencia de que en los seres humanos haya rasgos que no proceden de la historia o de la educación, sino de la naturaleza, parecía tan sospechosa como los viejos prejuicios sobre las razas o los sexos.

Poco a poco, y gracias al progreso en el conocimiento de nuestro mapa genético, se va confirmando lo que indicaba el sentido común: somos a medias naturaleza y a medias crianza, nature y nurture, por decirlo en los términos ingleses del debate. En un espléndido número especial de esta misma revista se resumía hace poco el estado apasionante de la cuestión, y en el periódico de casi cada día vienen noticias de nuevos hallazgos sobre la manera enigmática y minuciosa en que las sustancias químicas elementales que componen la doble espiral de nuestro ADN determinan ciertos rasgos de nuestro comportamiento y nuestro carácter igual que la forma del lóbulo de nuestra oreja, el color de nuestros ojos, el dibujo de nuestros labios. La vida de cada uno no está escrita hasta sus últimos detalles en las estrellas, ni en la conciencia divina, y tampoco en los genes, pero sí delimitada por ellos, en un espacio en el que confluyen la voluntad y el instinto, las inclinaciones misteriosas que no sabemos de dónde proceden y las normas, los sueños, las verdades y las mentiras que nos cuentan desde el principio de la infancia.

Y ni siquiera tiene tanto mérito que yo dejara fácilmente de fumar: según un doctor Cloninger al que cita esta revista, me ayudó mucho a curarme del hábito un gen con nombre de robot, el D4DR, que regula la transmisión por mis tejidos cerebrales de una sustancia llamada dopamina.

Por Antonio Muñoz Molina, Escritor