El Arte de la Guerra. La aproximación indirecta, de Liddell Hart


 Juego del Go, de mayor complejidad que el ajedrez
Juego del Go, de mayor complejidad que el ajedrez


Liddell Hart fue un gran pensador estratégico sobre el arte de la guerra cuya idea mas conocida es la de la aproximación indirecta. 



El Capitán Liddell Hart, fue oficial en la Primera Guerra Mundial, quedó incapacitado por la acción de los gases y se dedicó a extraer conclusiones de la absoluta incompetencia de los generales de esa guerra (excepto de los de Oriente).


Genial pensador y estratega, fue reconocido como maestro por Rommel, Von Manstein y Guderian. En la Segunda Guerra Mundial fue asesor personal de Churchill para estos temas. Formaba parte del grupo de los consejeros transgeneracionales británicos: T.E. Lawrence, Robert Graves y B.H. Liddell Hart,, que eran colegas y sin embargo amigos. A continuación puede leer un texto que define perfectamente esta filosofía.

Cuando, en el curso del estudio de una larga serie de campañas militares, percibí por primera vez, la superioridad de la aproximacion indirecta sobre la directa, buscaba meramente luz sobre la estrategia. Tras una reflexión mas profunda, sin embargo empecé a percatarme de que la aproximacion indirecta tenia una aplicacion mucho mas amplia, que era una ley de la vida en todas las esferas: una verdad de la filosofía. Su cumplimiento era visto como la clave de la ejecución practica en el enfrentamiento de cualquier problema en que predomina el factor humano, y un conflicto de voluntades tiende a surgir de una preocupacion subyacente en todos los intereses. 

Aproximación indirecta. Aníbal cruzando los Alpes con sus elefantes
Aproximación indirecta.
Aníbal cruzando los Alpes con sus elefantes
En todos estos casos, el asalto directo de nuevas ideas provoca una obstinada resistencia, intensificando asi la dificultad de producir un cambio de perspectiva. La conversion se alcanza mas facil y rapido mediante la insospechada infiltracion de una idea diferente o mediante un argumento que hace rotar el flanco de la oposicion instintiva. La aproximacion indirecta es tan fundamental para el reino de la politica como para el reino del sexo. En el comercio, la sugestion de una oferta es mucho mas importante que cualquier apelacion directa a comprar. Y en cualquier esfera, es proverbial que la forma mas segura de obtener la aceptacion de una nueva idea por un superior es debilitar la resitencia antes de intentar vencerla; y el efecto se alcanza mejor atrayendo a la otra parte fuera de sus defensas.

Del libro: “Strategy” B. H. Liddell Hart.

La Iglesia de la Mentálica y el Poder de la Mente

Poder de la Mente
Poder de la Mente
Cualquier Iglesia o secta tiene dos facetas muy interesantes para aumentar su poder: 1/ captar o reclutar adeptos y 2/ que éstos se conviertan en reclutadores, una vez adaptada su mente.

De hecho muchas marcas comerciales también funcionan así.  Es una forma de marketing viral

Ahora se ha dado una vuelta más de tuerca.  ¿Conoce Ud. la Iglesia de la Mentálica? Seguro que no. O mas bien, que aun no, mejor dicho, porque cuando la conozca podría ser demasiado tarde. Y acabará conociéndola, Usted o alguno de sus familiares. 

Lavado de cerebro
Lavado de
cerebro
Surgió en Filipinas y no se tienen por religión exclusiva, dicen que se puede mantener la religión que se profese (por lo menos, al principio). Su forma de propagarse es muy curiosa, simple y endemoniadamente eficaz. Han estudiado a fondo la mente humana, en particular lo relacionado con hipnosis, sugestión, persuasión, técnicas agresivas de venta y programación neurolingüística. Y han dado con la fórmula.  Explicado muy esquemáticamente, cada uno de sus miembros sabe perfectamente qué palabras exactas debe recitar para que el que las escuche se convierta en miembro de la secta. Una vez formuladas, el nuevo adepto aprende a su vez esta misma letanía con la que captará nuevos acólitos. Cuando ya se es miembro de ésta, se profundizan las sugestiones y si la persona tiene cualidades puede ascender y hasta aprender nuevas habilidades mentales. 

Naturalmente, no siempre estas palabras hacen efecto en las personas que lo escuchan logrando sugestionarlas. Su tasa de efectividad es “sólo de un 12%”. Pero con esta tasa, y la forma de propagarse, pronto todo el 12% de la población mundial pertenecerá a esta Secta. Y lo que es más preocupante, su letanía no convence, pero hace simpatizante a otro 28% de los que la reciben.

Sectas
Sectas
¿Qué objetivos tiene esta iglesia? Aparentemente, elevar el nivel de conciencia de la humanidad. ¿Pide dinero? Por supuesto, pero menos que otras Iglesias oficiales, sólo el 1% de los ingresos, trabajan con grandes números y saben que con semejante cantidad de futuros fieles, su poder económico está asegurado. De momento, como están usando este capital en obras de interés social, es muy popular en barrios marginales, pero se está infiltrando en todas las capas de la población y todos los estamentos, incluida la Iglesia Católica, que en Filipinas es muy poderosa.

Si quiere investigar este fenómeno en Internet, perderá el tiempo, no lo encontrará. Por la sencilla razón de que me lo acabo de inventar.  Esta Iglesia no existe. Por ahora.

Y si usted quiere difundir esta información como diversión y omitiendo estas últimas líneas, tal vez propague otro virus, tal vez alguien desarrolle una Iglesia similar y tal vez cambie el mundo al conocer esta idea. Lo que no sabemos es cómo puede cambiar. De Usted depende hacer el experimento o no hacerlo.


Las 21 leyes irrefutables del liderazgo. John C. Maxwell

1. La ley del tope - La capacidad de éxito y eficiencia de una persona nunca podrá ser superior a su capacidad de liderazgo. Cuando Steve Wozniak y Steve Jobs empezaron Apple, el primero era el verdadero cerebro, pero sólo alguien con el liderazgo de Jobs fue capaz de llevar a Apple al éxito por dos veces, segun el autor.

2. La ley de la influencia - El liderazgo no lo da el poder, sino la credibilidad y la capacidad de influir en la gente. La madre Teresa de Calcuta no tenía ningún título, y sin embargo era escuchada y respetada por todos.

3. La ley del proceso (o de la constancia) - El liderazgo se desarrolla a diario, no llega de la noche a la mañana. Theodore Roosevelt era de pequeño un jóven débil, enfermizo y tímido. Tras muchos años de perseverancia entrenando su cuerpo y su mente, y tras un largo camino de duro trabajo hasta la presidencia, se convirtió en uno de los líderes más notables que Estados Unidos ha tenido.

4. La ley de la navegación (o de la preparación) - Cualquiera puede gobernar un barco, pero se necesita un líder que marque la ruta. La preparación y la previsión son esenciales. Dice Jack Welch, antiguo CEO de General Electric y famoso gurú de la estrategia "Un buen líder se mantiene orientado. Controlar el rumbo es mejor que ser controlado por éste".

5. La ley de la adición (o del compromiso) - Los líderes aportan su valía por medio del servicio a los demás. Un líder debe dar ejemplo y preocuparse por el bien de la empresa y de los empleados tanto como de sí mismo. Añado un ejemplo de cosecha propia: El presidente de City National Bank repartió su bonus de 60 millones de dólares entre 399 empleados y 72 antiguos empleados. El protagonista, Leonard Abess lo explicaba así: "Conozco a algunas de estas personas desde que tenía siete años. No me sentía bien llevándome yo solo el dinero. Todas esas personas han permanecido conmigo a cambio de ninguna promesa y siempre pensé que algún día les sorprendería".

6. La ley del terreno firme (o de la confianza) - La confianza es el fundamento del liderazgo, y es lo que mantiene una organización unida. Un líder debe siempre transmitir confianza. El general norteamericano Schwarzkopf señalaba que "el liderazgo es una potente combinación de carácter y estrategia, pero si debe prescindir de uno de los dos prescinda de la estrategia."

7. La ley del respeto - Por naturaleza, la gente sigue a los líderes más fuertes. Michael Jordan se mostró firme en su deseo de jugar para un sólo entrenador: Phil Jackson, según Jordan el mejor. Un líder como Jordan quiere otro líder fuerte, según Maxwell.

8. La ley de la intuición - Los líderes evalúan las cosas con pasión de liderazgo. Cuando al general Schwarzkopf le ofrecieron el Primer Batallón de Sexta Infantería, uno de los peor reputados de los Estados Unidos de América, su moral era baja y su disciplina y capacidad en el campo era casi nula. El general hizo de su batallón uno de los mejores del ejército norteamericano.

Steve Jobs se encontró una situación similar cuando le volvieron a poner al frente de Apple, que sufría un estado financiero muy complicado. Cuando llegó, despidió a toda la junta excepto a dos de ellos y organizó una nueva junta. Despidió a la agencia de publicidad y puso a tres firmas a competir por su cuenta. Volvió a los fundamentos empresariales de Apple, enfocando sus productos en la diferenciación, y prescindiendo de aquellas áreas de negocio que no eran esenciales. Pero también hizo lo impensable: aliarse con su mayor rival, Bill Gates, para triunfar.

Un auténtico líder es capaz de interpretar el contexto para tomar decisiones resolutivas.

9. La ley del magnetismo - En un círculo profesional o personal se atrae a quien es como uno mismo. Los mejores atraen a los mejores. Otro ejemplo de cosecha propia, a las pocas semanas de llegar a la presidencia, Obama recibió más de 300.000 currículums para trabajar con él. Bush sólo recibió 44.000 durante su mandato.

10. La ley de la conexión - Los líderes han de llegar al corazón antes de pedir la mano. Antes del 11 de Septiembre, los sondeos daban unos pésimos resultados de popularidad a George W. Bush. Tras los atentados, el entonces presidente, estuvo todo el tiempo cerca de las víctimas y mostró su cercanía a la gente. Estuvo inspeccionando el terreno y apoyando a los bomberos, uniendo al país e incluso a la oposición en torno suyo. Años después, cuando el huracán Katrina destruyó Nueva Orleans, Bush estuvo simplemente desaparecido. No es que su gestión fuera buena o mala, sino que se mostró distante y no consiguió conectar con su pueblo. Por ello la confianza del país en él quedó muy mermada.

El Arte de la Guerra. 8 Máximas de Estrategia según Liddell Hart

Liddell Hart nos propone 8 máximas de estrategia extraídas del arte de la guerra. 

Liddell Hart. El Arte de la Guerra. 8 Máximas de Estrategia
 Liddell Hart.
El Arte de la Guerra.
8 Máximas de Estrategia

  1. Ajustar sus fines a sus medios
  2. Tenga siempre en mente su objetivo, adapte constantemente sus planes a las circunstancias.
  3. Elija la línea o curso de menor expectativa
  4. Explote la línea de menor resistencia
  5. Tome la línea de operación que ofrezca objetivos alternativos
  6. Asegúrese de que sus planes y dispositivos son flexibles y se adaptan a las circunstancias.
  7. No se lance a pelear con todo su peso mientras su oponente este en guardia, o bien parado para eludirlo o evadirse.
  8. No reinicie un ataque en la misma línea (o en la misma forma) una vez que ha fallado.

Capítulos XIX y XX del libro: “Strategy” Second Revised
Edition de B. H. Liddell Hart. Meridian 1954.