El año que está naciendo

Bebé riendo
Como un bebé riendo. Está muy fácil hacer pronósticos sobre el año que viene. Mucho “experto” los hace y yo no voy a ser menos, ya que dos veces en mi vida me trataron como tal y aun me estoy tronchando de risa, como un bebe riendo, flaco consuelo ya que para nada se reflejó en la nómina.

Allá vamos. Economía, mal o peor, depende de lo optimista que usted sea. En España, el gobierno que negaba la crisis, los bancos, los gobiernillos autonómicos, ayuntamientos y demás poderes fácticos le van a asaltar el bolsillo repetidas veces, cual bandoleros desesperados, como creo que son. Todo esto dicho con respetos al máximo. Como un bebe riendo.

Si usted ha perdido todo, como el trabajo, los dineros, la confianza y tantas otras cosas, no desespere, pronto le dirán que al estar tan jodido sólo puede ir a mejor. En política nacional, insultos como siempre y nada en claro. El mundo, como siempre, sin acabar de calentarse globalmente y a hostia limpia. Habrá guerras y atentados televisados, habrá telebasura y mucho fútbol. Sin embargo, de lo que la gente buena hace y de héroes anónimos, no se enterará de nada porque no se lo contarán y usted no querrá saberlo, le va más el morbo, como a todos. Las religiones, bien, también a hostias, como siempre.

¿Pesimista, verdad? En absoluto. Sé que hay mucha gente muy buena que hace lo que debe y mas de lo que puede sin pedir nada a cambio, que muchas personas saben que antes de cambiar al mundo deben cambiarse a si mismas y que hay otros que antes de salvar al planeta se dan tres vueltas por su casa y la ponen de perita en dulce. Que todos éstos no quieren publicidad ni partidos políticos ni ideologías ni religiones, que no montan follón y que cada vez son más. Saben que si se mejoran a si mismos podrán mejorar a su familia, luego a su pueblo y un poco al mundo. Desde su propia casa o barrio. Empiezan a ser legión, y algún siglo de estos, ganarán sin estruendo. Escuchen al bebe riendo, que es el nuevo año que está naciendo.

Estas fechas son de esperanza, y creo que de verdad, la hay. Feliz 2.011 y sucesivos. Sea feliz AHORA, es el lugar temporal en donde siempre vivimos.

Cuídate, tú diriges tu salud

En antiguos textos chinos aparece una fórmula sanitaria muy curiosa. Las familias pagaban al médico para que les mantuviese sanos y cuando caían enfermos era el facultativo el que corría con los gastos de su curación.


Cuídate, tú diriges tu salud
Cuídate, tú diriges tu salud
Ignoro si tras la revolución comunista y la posterior capitalista esto sigue igual. El caso es que el enfoque de la medicina tradicional china es curioso y creo que debería hacernos pensar. La palabra clave es prevención. Es mejor combatir al enemigo cuando está fuera de las murallas que cuando ha logrado penetrar en la fortaleza.

Sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y del médico cuando estamos mal (o peor). No soy profesional de la sanidad, pero creo que en sistema sanitario español y por extensión occidental hay un fallo de base: pensamos que el paciente no es responsable, el sistema lo hace todo. 

Podemos llevar una dieta enloquecida, fumar más que el sindicato de carreteros, beber mas que los peces en el río (que beben, y beben y vuelven a beber) movernos y hacer menos ejercicio que una seta, estar mas estresados que Satanás en una Iglesia y luego extrañarnos de que contraigamos enfermedades. Cuando el médico actúa, a veces ya es tarde; y en otras ocasiones, sólo puede arreglar los desperfectos. Tras repetir los atentados a nuestra salud, muy extrañados por recaer, le volvemos a visitar y hasta le hacemos culpable. 

Ni todo se arregla con pastillas o con bisturí, ni es el camino correcto. Es de sabios atajar los males antes de que aparezcan y esa responsabilidad le corresponde a Usted. Conozco personas que cuidan más su coche o su vestuario que a su cuerpo. Usted verá lo que hace. Estamos acostumbrados a pasar la responsabilidad de nuestros errores a otros, también en temas de salud. Por supuesto, el sistema cuidará (¿por cuánto tiempo?) de Usted e irá parcheando su salud, pero quedará tocado. En descargo de todos, también reconozco que no se enseña higiene y salud preventiva a la población.

¿Cuándo se hizo el último reconocimiento médico? ¿Tiene alguna noción de verdad sobre alimentación? ¿Cree que sus hábitos son saludables? No le estoy incitando a ser hipocondríaco, sólo le sugiero que se haga responsable de su salud y de los que de Usted dependan.

Al fin y al cabo, este cuerpo que disfrutamos nos acompañará hasta la muerte.

También le puede interesar:
http://www.elartedelaestrategia.com/cerebro_alimentos_perjudiciales_para_la_mente.html

Mucho wiki es lo que hay

Se ha liado una bastante buena con la historia del WikiLeaks. Ya han corrido ríos de tinta sobre el tema y no me voy a extender. Mi resumen es que los yankis la han pifiado en la seguridad de la información y que no sé qué esperábamos la gente que dijeran estos papeles sino algo similar a lo que citan. Porque una cosa es la diplomacia de cara afuera, y otra, los trapos sucios. Así funciona el tema, y si Usted se ha escandalizado, es que no acaba de entender cómo funciona este mundo. En mi opinión, la información difundida no es de gran calado, pero se presta a shows televisivos y tertulias de descerebrados.

Otra faceta a tener en cuenta es que esto va a ocurrir cada vez más a menudo. Cualquier mindundi con acceso a la información y un pen-drive puede montar algún roto similar. Es cuestión de tiempo el que eso se repita.

Por eso rezo todos los días a San Assange de España para que revele a sus fieles unos cuantos asuntillos pendientes de nuestra hispánica historia. A saber:
  • ¿Qué coño pasó el 23-F y quién estaba detrás, pero de verdad? Despejar de una vez el tema de la X de los GAL y todo lo que arrastraba. Contarnos por qué el presidente Ánsar, tras prometer que iba a aclarar el tema de los GAL, después se achicó y lo dejó pasar. 
  • 11-M. Si cómo dice la sentencia no fue ETA ni Al-Qaeda, ¿quién fue? ¿Por qué no quedan pruebas ni de los trenes ni de explosivos ni de nada? ¿Por qué a ningún partido le interesa? Me preocupa, porque si el que lo maquinó todo se va de rositas, lo puede repetir otra vez. 
  • El “accidente” de un helicóptero militar en Afganistán, ¿fue accidente o fue derribado?
  • ¿Qué pasó en el chivatazo a ETA por parte de la Policía, en plena negociación del Gobierno con la banda terrorista? ¿Por qué está bloqueada toda la investigación?
  • ¿Está España ya en quiebra y camino de Zimbawe, como todos nos tememos?
  • ¿Qué hay detrás de el estado de alarma decretado por el Gobierno y aceptado por la oposición? Los controladores aéreos no me valen como respuesta. Pista: ¿por qué nadie quiere disolver las Cortes, ni siquiera la oposición?

Con responder a estas preguntas sería suficiente. Claro, que si el Santo Assange nos revela todo, tal vez se nos caiga todo el tinglado y se líe la de Dios, que no será por falta de ganas por parte de ambas Españas que quieren helarte el corazón

Y si Usted que me lee no es español, haga la prueba con su país y ya verá que divertido puede ser conocer toda la verdad de golpe. Es lo que tiene la puta verdad, que jode que no veas

La agenda repleta

Todos los días se celebra el día mundial de algo. Por ejemplo, hace poco fue el del SIDA, que coincide con mi cumpleaños. Otras veces se celebra el día sin algo: sin coches, sin luz, sin tabaco, etc. Además, se celebran onomásticas cada día de año. Así que te puede tocar felicitar a varias personas por su onomástica, a otra por su cumpleaños, manifestarse a favor o en contra de algo, ponerte un lacito de algún color y tal vez, ver el partido de futbol de tu equipo, celebrar el aniversario de algún evento como la boda de tu suegra, ir a alguna ceremonia religiosa con procesión incluida y hasta ir al dentista. Con un poco de suerte, hasta puede ser el día de la semana-mes-año-bienio (subraye usted su caso) que te toque hacer el amor. Agenda bien repleta para actos que nunca nos hemos preguntado si de verdad nos valen para algo (salvo, quizás lo del amor). Curiosa conducta humana, sobre todo, ir al sacamuelas el día que toca ponerse el lacito de algún color (que a lo mejor es el día mundial del dentista sádico). 

Confieso a mi gato todo esto se la trae al pairo y no vive nada mal ni le veo preocupado por tan apasionantes celebraciones humanas. A veces me da que pensar…

Por mi parte, noto que faltan en el calendario algunas celebraciones, que se podrían hacer coincidir con otras, al igual que los cumpleaños, santos y aniversarios. A saber: día mundial de la estupidez, ya que ésta mueve al mundo sería bueno hacerle un homenaje; día mundial de las mafias, aplico el mismo razonamiento anterior; día mundial de los políticos corruptos, tal vez solapable con el de la mafia; día de todos agilipollados, con 24 horas de TV a piñón; día de todos contra todos,  a celebrar todos los días, y así sucesivamente. Al toque de corneta, como en un cuartel.

Por supuesto, con sus lacitos y pancartas. Y con una buena subvención, tipo ONG en el BOE, sin necesidad de liquidar las cuentas.

¿Se apunta?