Cómo crear una excelente primera impresión


El viejo dicho dice “No existe una segunda oportunidad para una primera impresión“, y no podría ser más cierto. En ese primer encuentro nos forjamos una idea de la otra persona, principalmente en los primeros minutos de conversación.


Cómo crear una excelente primera impresión
Cómo crear una excelente primera impresión 
Si es tu primera cita, ¿No te gustaría dar una primera impresión que sea memorable? Aquí tienes 10 consejos para lograrlo 

10 – Enfócate en ella 


Lo vemos a cada rato; una pareja está tratando de conectar pero uno de ellos (o incluso ambos) están metidos de cabeza en sus teléfonos. Aunque conozcamos ya los beneficios que tiene el comunicarnos por mensajes de texto, es mejor que dejes las distracciones (electrónicas o no) a un lado.

9 – Habla normalmente 


Es común que para impresionar, utilices un vocabulario al que no acostumbras, e incluso una actitud que no tenga nada que ver con tu personalidad. ¿A quién vas a engañar? ella va a darse cuenta de que hay algo raro en tí. Trata de proyectar lo mejor te tu propio estilo al hablar (Y si ella suelta algún desliz verbal, relájate).

8 – No te “vendas“ 


No abuses al hablar de tus logros, de lo que ganas, de tus estudios, de tu excelente trabajo. Eso arruinará tu imagen inmediatamente, aún más rápido que una fuerte dosis de testosterona.

7 – Mantén un buen humor 


Si bien es cierto que el misterio es la mejor arma de seducción, y un rostro de “hombre rudo“ puede ser una buena opción, mantente en modo “buen humor“. Aunque el mesero derrame un trago en la mesa (o sobre tus pantalones), trata de mantenerte cool. Ése es el secreto del nuevo macho alfa; sólo recuerda…

CONTINUA EN:

Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder

Hay palancas más cercanas a la potestas (el poder socialmente reconocido) y por tanto más ligadas a conseguir una posición dominante desde la que se pueda “abusar”, y otras más cercanas a la autoritas (la autoridad socialmente reconocida) desde la que se puede influir, inspirar, motivar, etc 


Las primeras suelen coincidir con el concepto de “hard power” (poder duro) y las segundas con el concepto de “soft power” (poder blando). Con matices, las primeras tienen menos calidad ética y las segundas más.


Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder
Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder
¿Qué palancas te dan poder? 

Monopolizar recursos escasos


Se gana poder, posiblemente del tipo que hemos llamado poder duro, cuando se acaparan recursos escasos y deseados como pueden ser dinero, información, tecnología, espacio, alimentación, medicinas, o acceso a personas influyentes. Por tanto, una palanca de poder  consiste en atesorar y monopolizar estos recursos con el ánimo de lograr una posición de dominio desde la que obtener los objetivos propios.

La paradoja de la vida es que también se puede aumentar el poder  con conductas contrarias, mucho más éticas, a las descritas anteriormente. Por ejemplo, en la red tiene poder quien más comparte recursos valiosos y no quien los “acapara” para sí mismo. Más casos: personajes como Mandela o Gandhi han hecho de su generosidad una fuente de poder  personal. El poder  duro no es la única opción para construir capital político.

Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder
Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder


El control de los mecanismos de premios y castigos 


Las conductas humanas son en buena medida producto del sistema de recompensas positivas y negativas en el que se opera. Sin duda, quien controle el sistema de premios y castigos tiene una gran capacidad de imponer a otros su voluntad. Aquí también la distinción entre poder  duro y poder blando puede ser útil. El poder duro implicaría el uso de sistemas de premios y castigos que lesionan, injustamente, a las personas. En cambio, el poder blando se da cuando se utiliza un sistema de premios y castigos que inspira a las personas a sacar lo mejor de sí y que las motiva a evitar las conductas disfuncionales.

Los casos más habituales de un uso disfuncional de esta palanca de poder son la arbitrariedad, el abuso del miedo, la violencia física y psíquica, y la falta de simetría entre recompensas positivas y negativas. Si a un decisor se le niegan las posibles consecuencias negativas de su conducta, éste tiende a elegir conductas más irresponsables que favorecen su posterior decadencia. Este fenómeno es el que explica el efecto potencialmente devastador que puede tener la sociedad del bienestar en los individuos. La falsa promesa de seguridad de por vida que realizan los poderes públicos genera ciudadanos disfuncionalmente consumistas y hedonistas.

Un sistema de premios y castigos, cuando está bien diseñado, es un gran impulsor del progreso personal y una palanca clave para ganar capital político sin merma ética en el decisor. Un sistema de premios y castigos está bien diseñado cuando activa de forma equilibrada los deseos más nobles y los miedos más justificados en las personas. Una buena simetría entre premios y castigos fomenta el mérito, promueve el esfuerzo, y favorece el que las personas piensen en lo que han de hacer ahora para tener un futuro mejor.

CONTINUA EN:


Trucos de magia que engañan al cerebro


Machnik y Martínez-Conde, prestigiosos científicos del Instituto Neurológico Barrow de Phoenix (EEUU) en su libro “Los engaños de la mente. Cómo los trucos de magia desvelan el funcionamiento del cerebro” nos muestran cómo los trucos de magia nos pueden decir mucho sobre el funcionamiento del cerebro. 


Trucos de magia que engañan al cerebro
Trucos de magia que engañan al cerebro
Cucharas que se doblan sin tocarlas, sillas que desaparecen ante nuestros ojos, mujeres aserradas por la mitad que siguen moviendo las piernas, monedas que se multiplican en una mano vacía, cartas que se mueven por sí solas. Está claro que los espectáculos de magia juegan con nuestra mente.

Stephen Macknik y Susana Martínez-Conde, que dirigen sendos laboratorios neurocientíficos en Phoenix, han convencido a un selecto grupo de magos de todo el mundo para que les permitan estudiar algunas de sus técnicas, revelar sus secretos e investigar las implicaciones de sus descubrimientos en el campo de la neurociencia.

Las principales lecciones extraídas para la vida diaria de lo que han aprendido de los magos los autores son:

- Los magos saben que la multitarea es un mito

Por eso usan la estrategia del “divide y vencerás” en todo lo que a atención se refiere. Dividen nuestra atención para que no podamos concentrarnos en partes concretas del escenario. Cuando tengamos una lista de cosas pendientes, no caigamos la atención de intentar hacer varias a la vez (contestar al correo electrónico en una reunión, por ejemplo). Es preferible concentrarnos sólo en una tarea. Nuestro rendimiento aumentará.

- Los magos saben que la memoria es falible

Cuanto más tiempo pasa entre la adquisición y la recuperación de un recuerdo, menos exacto es éste. Dejemos constancia de cualquier información o conversación importante inmediatamente después de que se produzca.

CONTINUA EN:

Un sabio jesuita y el autocontrol

Baltasar Gracián, sabio jesuíta, dice sobre el autocontrol: Hoy todo ha logrado la perfección, pero ser una auténtica persona es la mayor. Más se precisa hoy para ser sabio que antiguamente para formar siete, y más se necesita para tratar con un solo hombre en estos tiempos que con todo un pueblo en el pasado.



Un sabio jesuita y el autocontrol
Un sabio jesuita y el autocontrol

No apasionarse

La señal del más elevado espíritu. Su misma superioridad le libra de la esclavitud a las impresiones pasajeras y comunes. No hay mayor señorío que el de sí mismo, de las propias pasiones. Es el triunfo de la voluntad. Y si la pasión puede afectar a lo personal, nunca alcance lo laboral, y menos aún cuanto mayor sea. Esta es la forma inteligente ahorrar disgustos y de lograr reputación pronto y fácilmente.

Moderar la imaginación es el todo para la felicidad

Unas veces hay que refrenarla y otras ayudarla: el buen sentido la ajusta.

Tener entereza

Hay que estar siempre de parte de la razón, con tal decisión que ni la pasión del vulgo ni la fuerza de la violencia obliguen jamás a pisar la raya de la razón

Sopesar las cosas

Más las que más importa. Algunos hacen mucho caso de lo que importa poco y poco de lo que importa mucho, sopesando siempre al revés. El sabio todo lo sopesa, aunque ahonda especialmente donde hay profundidad y dificultades y dónde cree que a veces hay más de lo que piensa.


Conocerse a si mismo
Conocerse a si mismo
El Arte de la Prudencia

No rendirse a los malos humores

El gran hombre nunca se sujeta a las variaciones anímicas. Conocerse es empezar a corregirse.

Saber esperar

Hacerlo demuestra un gran corazón, con más amplitud de sufrimiento. Nunca apresurarse, nunca apasionarse. Si uno es señor de sí, lo será después de los otros. La espera prudente sazona los aciertos y madura los secretos pensamientos.

Nunca perder la compostura

La finalidad principal de la prudencia es no perder nunca la compostura. Cualquier exceso de pasiones perjudica a la prudencia. Uno debe ser tan dueño de sí que ni en la mayor prosperidad ni en la mayor adversidad nadie pueda criticarle por haber perdido la compostura.

Conocerse a sí mismo

Conocer el carácter, la inteligencia, las opiniones y las inclinaciones. No se puede ser dueño de sí si primero no se conoce uno mismo. Cuando uno se despreocupe de su imagen exterior, debe conservar la interior para enmendarla y mejorarla. Tiene que conocer las fuerzas de su prudencia y perspicacia para emprender proyectos, comprobar su tesón para vencer el riesgo, tener medido su fondo y su capacidad para todo.

CONTINUA EN:

Extraído del libro



Las 13 estrategias de aprendizaje

Las estrategias de aprendizaje son un conjunto de herramientas que ayudan a mejorar el rendimiento. Por consiguiente, nos sirven para hacer efectivo lo que aprendemos. Aquí puedes descubrir 13 estrategias de aprendizaje sencillas y eficaces que te serán de utilidad nada mas leerlas. 

Las 13 estrategias de aprendizaje
Las 13 estrategias de aprendizaje

1. APUNTES
Estas estrategias de aprendizaje son el extracto que toman los alumnos de las explicaciones de un profesor, y que a veces se reproduce para uso de los demás. Tener unos buenos apuntes no supone copiar todo lo que dice el profesor sino condensar lo más importante de cada clase.

Te ayudará a...
Asimilar mejor los contenidos de una clase, un curso o la conferencia a la que asistes.

Te recomendamos...
Al llegar a casa es conveniente que repases tus apuntes y realices algún resumen o esquema que te permita comprender mejor lo que has anotado y los conceptos que te han explicado. Si lo dejas demasiado es posible que olvides por qué realizaste.

2. SUBRAYADO 
El objetivo del subrayado es destacar las ideas esenciales de un texto. Para ello, debes realizarlo durante la segunda lectura del texto, marcando las palabras más importantes. Debes resaltar los verbos, adjetivos, nombres y fechas; y evitar remarcar frases largas, artículos, conjunciones o preposiciones. Al tiempo que subrayas las ideas principales, puedes escribir notas en los márgenes, para luego consultarlas. Eso te ayudará a comprender mejor el contenido y ampliar conocimientos. Recuerda que el objetivo del subrayado es resaltar lo más importante; si una sola palabra expresa toda una idea bastará con subrayar sólo esa palabra.

Te ayudará a... 
Fijar nuestra atención en lo importante.fácilmente resúmenes, fichas y cuadros sinópticos.con más facilidad.en menos tiempo.

Te recomendamos... 
Subraya los títulos y subtítulos, después las ideas principales. No se recomienda subrayar más del 10% del texto. Subraya sólo aquello que entiendas. No empieces a subrayar hasta que estés seguro de haber comprendido el texto en su totalidad. Inventa tu propio código de subrayado. Las líneas de colores te ayudarán mucho, así como las flechas o los símbolos en los márgenes del texto.

3. RESUMEN 
El resumen es una de las actividades más importantes y claves dentro del estudio. Se utiliza para sintetizar el contenido de un texto y te facilitará la compresión y el estudio del tema. Otra técnica muy importante, el subrayado, es fundamental para realizar un buen resumen. Después de subrayar las ideas principales del texto y de conocer lo quiere decir, es momento de tomar una actitud crítica, comprender, asimilar y relacionar las ideas nuevas con nuestros conocimientos anteriores.

Te ayudará a... 
Extraer de un texto todo aquello que te interesa saber y desees aprender. Además, en el resumen podrás expresar con tus palabras el sentido del contenido sin dejar de ser fiel al texto original.

Te recomendamos... 
Para hacer un buen resumen depende mucho de la comprensión del texto y de las veces que se haya leído. Lee el texto al menos, tres veces: una rápida, otra lenta con subrayado y la última, más pausada con memorización y análisis. Para dominar esta técnica puedes realizar actividades como análisis y comentario escrito de textos úmenes de los mismos, a partir de lo subrayado detenidas de estos

Las 13 estrategias de aprendizaje
Las 13 estrategias de aprendizaje


4. ESQUEMA 
El esquema es una estrategia de aprendizaje para analizar, mentalizar y organizar los contenidos de un texto. Se trata de expresar gráficamente y debidamente jerarquizadas las diferentes ideas del contenido para que sea comprensible de un solo vistazo. Después de realizar el subrayado y el resumen del texto, el esquema estará constituido por una serie de palabras significativas que te permitirá reconocer la esencia del texto completo. Al realizar el esquema, es conveniente que expreses las ideas principales a la izquierda y a la derecha las secundarias. Del mismo modo, es conveniente que utilices las mayúsculas para señalar los apartados fundamentales y las minúsculas para los elementos de importancia que hay en ellos.

Hay dos tipos de esquemas:
  • De llaves o cuadro sinóptico: Útil cuando existen muchas subdivisiones
  • Diagrama: Facilita ver las relaciones entre diferentes conceptos de forma muy gráfica
Te ayudará a... 
Ordenar y organizar conceptos y resaltar la información importante. Además, un buen esquema te permitirá memorizar de forma visual las ideas principales del contenido que estés estudiando.

Te recomendamos... 
Cuando tengas montado el esquema, haz una lectura pausada del resultado junto con el subrayado del texto completo. Es importante comprobar si entiendes todo y si hay conceptos repetidos para eliminarlos del esquema.

5. CUADRO SINÓPTICO 
El cuadro sinóptico es una variante del esquema que se utiliza cuando existen datos muy concretos. Para hacer un cuadro sinóptico debes tener en cuenta cuál será su forma y su contenido.

La forma 
Su forma está determinada por la utilización del sistema de llaves.
El título del tema debe colocarse en la parte central lateral del cuadro sinóptico, fuera de la llave principal.
Las divisiones y subdivisiones se establecen según su jerarquía, utilizando llaves. Además, puedes resaltarlas con letras de diferente tipo y tamaño.

El contenido 
Debe ir de lo general a lo particular.
El tema general se expresa en forma clara y precisa a través del título.
Para los subtítulos, debe emplearse términos o frases cortas con sentido.
Los subtemas se desprenden del tema general e incluyen una breve explicación que incluyen conceptos básicos del contenido.

Te ayudará a... 
Ordenar y organizar conceptos y resaltar la información importante. Además, un buen esquema te permitirá memorizar de forma visual las ideas principales del contenido que estés estudiando.

Te recomendamos... 
Para conseguir un buen Cuadro Sinóptico sigue siempre estos tres pasos, son fundamentales:
  1. Anota las palabras claves o palabras conceptos
  2. Realiza los recuadros necesarios
  3. Traza líneas o flechas que unan los conceptos
6. REPETICIÓN 
La repetición mental activa es 

CONTINUA EN:


El hombre que no vio a nadie

Había una vez un hombre en el Reino de Qi que tenía sed de oro. Una mañana se vistió con elegancia y se fue a la plaza. Apenas llegó al puesto del comerciante en oro, se apoderó de una pieza y se escabulló.

El hombre que no vio a nadie
El hombre que no vio a nadie

El oficial que lo aprehendió le preguntó:

- ¿Por qué robo el oro en presencia de tanta gente?

- Cuando tomé el oro – contestó –, no vi a nadie. No vi más que el oro.

Lie Zi
Mas sobre Lie Zi:

No es lo mismo 1 que 132


Teclee en Dios; perdón, en Google, “no es lo mismo 1 asesinato que 132” y verá lo que aparece. No voy a entrar en la parte jurídica del tema, pero si en la mente de los que escriben y de los que leen. 


Aunque los resultados que aparecen en Google sean un tema de España-Unión Europea,  lo de la frase “no es lo mismo 1 asesinato que 132” se puede aplicar en cualquier país del mundo, es una frase para la Humanidad. Tras la obviedad del enunciado hay unos cuantos asuntos más profundos que discernir. 

No es lo mismo 1 que 132
No es lo mismo 1 que 132

Efectivamente, el que ha matado a 132 seres humanos ha causado dolor a muchas mas personas que el que sólo se ha conformado con 1 asesinato (o le han pillado antes de continuar con mas muertes).  Lo malo es que medimos con diferente vara al que se plantó en un cadáver y al que le cogió gusto y afición. Que la frasecita da a entender que vale, que bueno, que al que se paró en un muerto, a lo mejor le podemos dar vidilla y tratarlo de forma más benigna, pobrecito, un mal día lo tiene cualquiera. Y claro, si se le va la mano y se carga a 2 ó 3, y hasta 5 si me apuran, pues también podemos aplicarle la misma regla moral. 

Pero seamos consecuentes con esta moral a tanto por cien, - dura lex, sed lex -, al que pase de cien víctimas, duro con él. Al que no llegue a la centena: duro, pero no tanto. Al que solo mate a unos pocos, - qué mal chico- , tal vez lo podremos soltar antes. Ese es el significado que le noto yo a esa frase.  Esa es la nausea que me da su lectura. Esa es la perversión moral del que lo escribe (¿sin pensar?), del que la difunde por los medios y del lector que se la traga sin más. De relativismo de la vida y de la muerte al que nos acostumbramos demasiado rápido.

No es lo mismo 1 que 132
No es lo mismo 1 que 132

Cualquier vida es preciosa, y la ley se debería aplicar con igual fuerza sobre cualquiera que cometa uno, tres, diez o más asesinatos.  Porque, si algún día le matan a un ser querido, seguro que entenderá el verdadero y asqueroso significado de esta frase. 

Lo que me temo es que "No es lo mismo 1 que 132" retrata demasiado bien a un mundo que no debería haber acabado (¿o empezado?) así. 

“Los hombres, en conjunto, pueden engañarse en los asuntos generales, pero no en los particulares. Cuando el pueblo se equivoca juzgando en conjunto, se le puede abrir los ojos buscando el modo de que descienda a los detalles”. Maquiavelo (Discursos, 1, XLVII)



El cráneo de Goya destrozado por garbanzos explosivos

No es difícil imaginar la sorpresa que se llevaría Joaquín Pereyra, cónsul español en Burdeos, cuando, tras presenciar la exhumación del cadáver de Francisco de Goya, se dio cuenta de que al ilustre pintor le faltaba la cabeza.



El cráneo de Goya destrozado por garbanzos explosivos
El cráneo de Goya destrozado por garbanzos explosivos

Pereyra había encontrado la tumba de Goya en una de sus visitas al cementerio de Burdeos donde descansaba su difunta esposa. El pintor había sido enterrado junto a los restos de su consuegro Martín Miguel de Goicoechea en un mausoleo y Pereyra, tras el descubrimiento, decidió tramitar el regreso de los cadáveres a España.

Tras la exhumación, el cónsul informaba consternado que la cabeza del pintor no se encontraba en el féretro. "Y precisamente todo induce a creer que los huesos encerrados en esta última caja son los de Goya, por ser los huesos de las tibias mucho mayores que los contenidos en la caja de zinc, y además haberse encontrado restos de un tejido de seda de color marrón, que debe ser los del gorro con que se presume fue enterrado Goya", relataba.

A pesar de todo, los restos de Goya fueron trasladados a España, pero la desaparición de la cabeza del artista aún sigue siendo un misterio. La hipótesis más aceptada es que alguien asaltara la tumba y robara su cráneo para hacer estudios frenológicos. La frenología, una pseudociencia que pretende adivinar rasgos de la personalidad y tendencias criminales a partir de la forma del cráneo, estaba muy en boga en la época de la muerte del pintor. De hecho, algunas teorías apuntan a que Goya accedió a que su amigo Jule Laffargue le cortara la cabeza después de muerto para realizar el correspondiente estudio frenológico.

Otras investigaciones revelan la existencia de un cuadro del pintor Dionisio de Fierros en cuya parte trasera se leía la inscripción "El cráneo de Goya pintado por Fierros en 1849". Al parecer, un nieto de Fierros afirmaba que su abuelo tenía en el estudio una calavera que bien podría ser la del artista. El cráneo podría haber acabado en Salamanca, ciudad donde uno de los hijos de Fierro se licenció Medicina. Según esta versión, el estudiante, sin conocer que los restos óseos eran los de Goya, se los dio a comer a un mastín que le perseguía por las calles de la ciudad.

Mientras que los demás restos mortales del pintor descansan hoy en la ermita de San Antonio de Florida, en Madrid, el destino final de la cabeza de Goya sigue siendo un misterio.

Pero la versión más divertida no aparece en el reportaje. Según dicha versión, un hijo del pintor Dionisio Fierros quiso realizar un experimento sobre la fuerza expansiva de los gases y llenó la calavera de garbanzos en remojo que, en pocas horas, acabaron fragmentándola y arruinándola por completo. Cosas de esta España intemporal y garbancera.




Qué nos hace sexualmente deseables


¿Qué es lo que diferencia a una persona atractiva de alguien que no lo es? ¿Qué nos hace sexualmente deseables? Es cierto que los gustos de cada cual influyen, y nuestra sociedad tiene una cultura de la belleza que empuja en uno u otro sentido pero, según muchos investigadores, el atractivo viene marcado en su mayoría por preferencias biológicas.


Qué nos hace sexualmente deseables
Qué nos hace sexualmente deseables
Cuando vemos a otra persona el cerebro determina de inmediato su atractivo siguiendo unos criterios que no varían tanto como creemos, al menos en lo que respecta al físico y, por lo general, el atractivo físico de una persona viene determinado por criterios meramente reproductivos.

Nos gustan las personas fértiles, con buenos genes, y un sistema inmune bien preparado. Y es el aspecto de las personas que cumplen esos requisitos el que nos gusta, aunque no nos paremos a pensarlo.

Según los científicos defensores de este determinismo biológico de la belleza, nuestros cerebros están diseñados para reconocer los rasgos genéticos de aquellos especímenes que más convienen a la especie, que son los que despiertan un mayor deseo sexual. Esto es, según esta línea de investigación, lo que hace a las personas atractivas.

En hombres y mujeres 


La simetría

Por naturaleza el rostro humano es simétrico. Si se traza una línea en el centro ambos lados deberían ser iguales; pero no lo son. Hay muchos factores para que el rostro no sea simétrico y, por lo general, no se asocian con la belleza. Hay un componente biológico que explica el porqué nos atraen más las caras simétricas: detrás de éstas suele haber buenos genes.

Según constataron por primera vez Randy Thornhill y Steven Gangestad, las personas con un rostro más simétrico son sexualmente activas a una edad más temprana y, por lo general, tienen más sexo a lo largo de su vida. Un estudio reciente aseguró que la pérdida de la noción de simetría es lo que hace que, al beber alcohol, veamos a todo el mundo más sexy.

Un agradable olor corporal

El papel que cumple el olor corporal en el atractivo sexual es un tema sobre el que no se ha llegado a un consenso científico. Aunque los humanos no generamos feromonas (las sustancias químicas que liberan muchos animales para atraer a sus pretendientes) hay estudios que aseguran que...

CONTINUA EN:

El verdadero salvador del mundo y el castigo que por ello mereció

El 25 de septiembre de 1983 pudo ser el día del fin de la vida en la Tierra. La Guerra Fría estaba en su  máximo apogeo y la tensión entre EEUU y la URSS era si cabe aun más grande, tras el derribo de un avión civil surcoreano por parte de cazas soviéticos, con algunos americanos a bordo, y con un balance de 269 muertos. En ese contexto, Stanislav Petrov, Teniente Coronel de la Fuerza de misiles estratégico del Ejercito ruso, se encontraba al mando del bunker Serpukhov-15 en Moscú, desde donde se monitorizaban los cielos soviéticos.



El verdadero salvador del mundo y el castigo que por ello mereció
El verdadero salvador del mundo y el castigo que por ello mereció

El protocolo indicaba que sí se registraba una amenaza en forma de misil nuclear hacia posiciones de la URSS, el oficial al mando debía inmediatamente ordenar un primer contraataque contra suelo americano e informar a las autoridades. Esa noche se hizo realidad. El ordenador captó lo que identificó como un misil militar lanzado desde EEUU con dirección a Moscú. Petrov estaba sustituyendo a un compañero esa noche, pero tuvo que hacer frente al incidente.

A pesar de la alarma que se apoderó del bunker, su primera reacción fue de escepticismo. Si Estados Unidos decidía lanzar un ataque, era poco probable que lo hiciera con un solo misil y dando la oportunidad al enemigo de responder. Podía ser un error informático, -el radar ya había fallado antes- así que ordenó suspender la alarma que hubiera lanzado el contraataque y esperar. Pero minutos después, el ordenador informó de un segundo misil, luego de un tercero, un cuarto y un quinto.

Petrov seguía teniendo dudas, pero la presión para que respondiera alcanzó límites extremos. Podía elegir entre seguir su instinto que le indicaba que se trataba de un error, asumiendo que si se equivocaba podían morir miles de rusos en su propio país, o lanzar la respuesta nuclear hacia suelo americano que ordenaba el protocolo estratégico. Optó por lo primero, y cuando pasaron los minutos y fue evidente que había tenido razón, se dieron cuenta de que posiblemente habían evitado la tercera guerra mundial y un posible holocausto nuclear.

El verdadero salvador del mundo y el castigo que por ello mereció
El verdadero salvador del mundo y el castigo que por ello mereció

La investigación reveló que el error se debió a un rarísimo alineamiento de rayos solares y nubes que los ordenadores interpretaron como un misil. Petrov sin saberlo había salvado al mundo, pero para sus superiores militares había desobedecido el protocolo de seguridad poniendo en riesgo a sus compatriotas. Además había dejado en mal lugar al sistema. Así que le jubilaron anticipadamente dejándolo con una pensión de 200 dólares al mes y mantuvieron el incidente en secreto hasta 1998.

Años después cuando por fin se conoció la historia, Stanislav Petrov recibió reconocimientos y homenajes incluso de la ONU. Aunque algunos documentos rusos aseguran que nunca un solo hombre podía haber lanzado los misiles, la mayoría de expertos en la Guerra Fría considera que el incidente de septiembre de 1983, por el contexto del momento, el paroxismo existente y los detalles de la situación, fue el instante en el que el mundo estuvo más cerca que nunca de la guerra nuclear. Sin embargo un hombre, Petrov, evito el holocausto nuclear que probablemente hubiera acabado con la vida en este planeta. Muchos lo consideran el héroe más grande de la historia, o por lo menos el mayor héroe de la historia moderna.

El incidente se conoce con el nombre de Equinoccio de Otoño, y tuvo lugar el 26 de septiembre de 1983 en Rusia. Al ser preguntado por que no había dado la alerta, Petrov contesto "La gente no empieza una guerra nuclear con solo cinco misiles".

Los 7 consejos de liderazgo de un sabio jesuíta

Baltasar Gracián, filósofo jesuíta, nos da siete sabios consejos para ejercer con prudencia el liderazgo.


1. Evitar las victorias sobre el jefe


Toda derrota es odiosa, y si es sobre el jefe o es necia o es fatal. Siempre fue odiada la superioridad, y más por los superiores. Será fácil hallar quien quiera ceder en éxito y en carácter, pero no en inteligencia, y mucho menos un superior. A los jefes les gusta ser ayudados, pero no excedidos.

Baltasar Gracián, sabio jesuíta
Baltasar Gracián, sabio jesuíta

2. Tener inteligencias auxiliares


Es una gran suerte de los poderosos acompañarse de hombres de gran entendimiento que les saquen de todos los problemas causados por la ignorancia y que incluso peleen por ellos las luchas más difíciles. El que no pudiera alcanzar a tener la sabiduría en servidumbre, que la alcance en la amistad.

3. Contar con buenos colaboradores


Algunos quieren que su extremada perspicacia dominen sobre las limitaciones de los colaboradores. Es una peligrosa satisfacción que merece un castigo fatal.

4. Preferir las ocupaciones de reconocido prestigio


Hay empleos expuestos a la aclamación general, y hay otros, aunque más importantes, absolutamente invisibles.

5. Saber negar


No se debe conceder todo, ni a todos. Tanto importa saber negar como saber conceder y pelos que mandan es una prudencia necesaria. Y aquí interviene la forma: más se estima el no de algunos que el si de otros, porque un no dorado satisface más que un si a secas. Es mejor que queden siempre algunos restos de esperanza para que templen lo amargo de la negativa.

6. Saber adaptarse a todos


Es el gran arte de ganar a todos, porque la semejanza atrae la simpatía. Observar los caracteres y ajustarse al de cada uno. Al serio y al jovial seguirles la corriente, transformándose cortésmente. Es necesario para los que dependen de otros. Esta gran destreza para vivir necesita una gran capacidad.

7. Conseguir y conservar la reputación


Es el usufructo de la fama. Cuesta mucho porque nace de las eminencias, más raras cuanto son comunes las medianías. Una vez conseguida, se conserva con facilidad. Obliga mucho y obra más. Es un tipo de majestad cuando llega a ser veneración, por la sublimidad de su origen y de su ámbito. Aunque la reputación en sí misma siempre se ha valorado.


Descargar demo en:

Más sobre Baltasar Gracián:

Internet lo sabe todo sobre ti


La falta de prudencia no es exclusiva sólo de los jóvenes. Si piensas que existe privacidad en el ciberespacio, piensa de nuevo: Internet lo sabe (casi) todo de tí. El principal negocio de esa información es la publicidad


- Las redes sociales arrastran a los internautas a dibujar sus perfiles a golpe de clic


- Los expertos coinciden: la privacidad no existe en el ciberespacio y es clave gestionar la imagen y elegir qué enseñar


La falta de prudencia no es exclusiva sólo de los jóvenes. Si piensas que existe privacidad en el ciberespacio, piensa de nuevo: Internet lo sabe (casi) todo de tí. El principal negocio de esa información es la publicidad
La falta de prudencia no es exclusiva sólo de los jóvenes. Si piensas que existe privacidad en el ciberespacio, piensa de nuevo: Internet lo sabe (casi) todo de tí. El principal negocio de esa información es la publicidad
Cuánto se gasta en ropa, qué juegos prefiere, sus creencias religiosas, tendencia política, dónde pasó sus últimas vacaciones, su color favorito, o si es de tomar cerveza, vino o agua en las comidas. Muchos de estos detalles sobre usted están en Internet. Algunos los habrá publicado usted mismo, otros se pueden inferir de su actividad en la Red, qué páginas visita, qué aplicaciones se descarga en el móvil o simplemente de lo que otros dicen de su persona. La información está ahí y no hace falta ser malintencionado para encontrarla, aunque puede ser usada con malas intenciones.

Lo habitual, sin embargo, es que las empresas recaben y crucen datos personales para ofrecer publicidad muy individualizada en función de los gustos de cada uno, incrementando con ello sus posibilidades de venta. Así, la privacidad se ha convertido en la moneda con la que pagamos muchos de los servicios online aparentemente gratuitos. Otras veces, compartimos intimidades simplemente para satisfacer la necesidad humana de comunicarnos, según los sociólogos. Sea de manera intencionada o inconsciente, cada clic de ratón o palabra que escribimos en la blogosfera revela quiénes y cómo somos. Los expertos coinciden: la privacidad en Internet no existe, pero se puede gestionar cuánto enseñamos y qué imagen damos.

Internet lo sabe todo sobre ti
Internet lo sabe todo sobre ti


Las autoridades de protección de datos del Estado de Schleswig-Holstein (Alemania) prohibieron en agosto de 2011 el uso del botón Me gusta de Facebook porque entendían que violaba la privacidad de los usuarios. Sus sospechas de que esa información podía servir para crear perfiles con hábitos y preferencias de los internautas se han confirmado. Un grupo de investigadores del Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge ha desarrollado un modelo matemático que permite deducir con alto grado de acierto la etnia, la orientación sexual, las tendencias políticas y las creencias religiosas de cualquier persona a partir de los Me gusta que ha pinchado en la red social.

CONTINUA EN (ver vídeo muy interesante en 2ª parte del artículo):

Lenguaje corporal en ventas


En ventas tan importante como escuchar lo que dice el cliente es saber interpretar los mensajes que manda -la mayor parte de las veces de forma involuntaria- el cliente y que son los gestos, ademanes y actitudes que trasmite el cuerpo humano, que es lo que llamamos “interpretar el lenguaje corporal”. 


La importancia de saber leer el lenguaje del cuerpo


Quizá saber ingles te ayude, pero desde luego no es obligatorio…. sin embargo saber “leer” el cuerpo debería serlo.

El que ignora los mensajes corporales esta desaprovechando una gran cantidad de información que le sería muy util para poder enfocar y reenfocar correctamente una negociación o presentación comercial. A continuación os daré algunos ejemplos básicos, pero mi recomendación es que os leais algún libro sobre el tema.

Lenguaje corporal en ventas
Lenguaje corporal en ventas


Inclinarse hacia adelante 


Si la persona con la que estamos hablando se inclina hacia adelante, hacia nosotros, es un claro signo de interés o incremento de la atención. ¿Que hacer ante este tipo de señales?. “Imitale”, inclinate un poco mas tu tambien, es decir, demuestra tu reciproco interés en el.

Inclinarse hacia atras o mirar hacia un lado


Si ocurre esto, ojo, esto quiere decir que estas perdiendo su atención. ¿Que hacer?. Si estas en mitad de “un discurso”, párate en cuanto puedas….toma aire… trata de resumir lo expuesto hasta ese momento y hazle hablar…. pregúntale si tiene dudas o formula una pregunta abierta sobre algún aspecto positivo o negativo de la cuestión.

Haz lo que sea, menos continuar con “el discursito” de turno. 


Si esto te ocurre ante una audiencia y los gestos son generalizados entre el público, idem, o incluso puedes proponer un descanso, pausa o turno improvisado de preguntas…es decir, cualquier cosa menos NO HACER NADA !!!!

Brazos cruzados 


Hay que tener cuidado con este “signo” del lenguaje porque...
CONTINUA EN:

Nos vemos mejor de lo que somos


Tenemos una imagen que comprende aquello que somos física y psíquicamente, que los demás ven y que nosotros conocemos perfectamente. ¿O no?


"Conócete a ti mismo” era la recomendación que Sócrates daba a sus discípulos. La idea del filósofo griego era que sólo a partir de ahí se podía llegar a la sabiduría. El problema es que, según recientes investigaciones, eso de conocerse a uno mismo no es tan sencillo.

Nos vemos mejor de lo que somos
Nos vemos mejor de lo que somos
Cuando hablamos de lo que somos, nos referimos al conjunto de características físicas y psíquicas que hacen que cada uno de nosotros sea único y diferente. Pero, ¿somos capaces de vernos como somos realmente? La respuesta es que no. La mayoría de la gente “normal” –aquellos que no sufren patologías graves en la percepción de su imagen– se ve mejor de lo que es. “Nos vemos como si nos miráramos a través de gafas con cristales rosa”, asegura el profesor de Psicología de la Personalidad de la Complutense, Jesús Sanz. Según Sanz, “cuando se les pide a las personas que se describan con diversos adjetivos positivos y negativos, la mayoría suele usar más los primeros que los segundos. Alrededor de un 70% de positivos contra sólo un 30% de negativos”.

En esa apreciación coinciden los expertos que trabajan con la percepción de la imagen. El cirujano plástico Javier de Benito defiende esa misma opinión: “Si no tuviéramos fotos de cuando éramos jóvenes, creeríamos que estamos igual. Y lo cierto es que tenemos menos pelo, más arrugas... Es una ventaja de nuestra memoria: tendemos a olvidar aquello que no nos hace muy felices”.

Pero no es la memoria lo único que nos crea una imagen distorsionada de nosotros mismos. Para empezar, es físicamente imposible tener una imagen real de nuestro propio cuerpo. Las opciones para vernos son el espejo, las fotografías y las películas. En esos casos, la imagen es plana y no tridimensional. Además, en el espejo, que es el que habitualmente nos refleja, aparece invertida. Ni nos vemos como somos ni como nos ven los demás. Eso que ocurre con la imagen física sucede también con la voz. ¿Por qué cuando oímos nuestra voz grabada no la reconocemos? Primero, porque nuestra voz la oímos desde fuera, ya que nuestros oídos la recogen, pero también desde dentro, a causa de la resonancia interna. Y cuando la oímos grabada ocurre como con el espejo, el sonido grabado pierde frecuencias: no es exactamente igual al real.

CONTINUA EN:

El Papa Negro y los jesuitas


A los votos de obediencia, pobreza y castidad y a una exhaustiva formación, los jesuitas suman un voto especial de obediencia al Pontífice. Así es la mayor orden masculina católica a la que pertenece el nuevo guía de la Iglesia Católica.


"De entrada ser jesuita no es ningún honor, de esos por los que muchos se matan (...) tampoco es una promoción o una carrera para medrar sobre otros (...), no es ser más listo o más influyente o autosuficiente (...). Ser jesuita es, sencillamente, ser cristiano hasta "ser tenido y estimado por loco" por los bienpensantes al uso".

El Papa Negro y los jesuitas
El Papa Negro y los jesuitas 
Así se presenta la Compañía de Jesús ante quien se plantea unirse a la mayor orden religiosa masculina católica del mundo, con casi 20.000 miembros en 127 países.

Fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola, junto con San Francisco Javier, el Beato Pedro Fabro, Diego Láinez, Alfonso Salmerón, Nicolás de Bobadilla, Simón Rodrigues, Juan Coduri, Pascasio Broët y Claudio Jayo, los jesuitas profesan los votos de obediencia, pobreza y castidad junto a un cuarto de obediencia incondicional al Papa. De ahí que la Compañía de Jesús fuera llamada durante siglos el "ejército" del Papa. Siempre están listos para ir donde el Pontífice les mande.

Para formar parte de sus filas hay que recorrer quince años de formación hasta el compromiso definitivo de los últimos votos. A los dos años de estudios de humanidades (historia, literatura, idiomas, artes, etc.) que se inician tras el noviciado se suman otros tres de Filosofía y cuatro más de Teología antes de ser ordenados sacerdotes, si así se desea, y aún después cursan doctorados, maestrías o carreras civiles cuya duración depende de la clase de estudios que se realice.

Finalizada esta fase, llega el momento de "la tercera probación". Durante unos seis meses el aspirante vive "una profunda experiencia de encuentro con el Señor y se renueva la vigencia del llamado a vivir y morir en la Compañía, sirviendo al Señor en la ayuda del prójimo" y la congregación evalúa por última vez su aptitud para ser admitido en ella. Superada esta última prueba, la Compañía de Jesús lo invita a hacer sus últimos votos, los mismos que hizo tras el noviciado, pero de forma pública y solemne, y la congregación lo admite plenamente como jesuita formado, ya sea profesor o coadjutor espiritual. Sin embargo, el jesuita nunca deja de estudiar y siempre debe mantenerse al día del desarrollo del pensamiento contemporáneo. No resulta extraño que en la Compañía de Jesús hayan "militado" grandes personalidades como Baltasar Gracián, Matteo Ricci, Pierre Teilhard de Chardin o Karl Rahner.

"No son solamente años de estudio. Son años de ...

CONTINUA EN:

¿Quieres que tu vida cambie? ¡Muérete!


¡Espera, espera! Deja ese bote de pastillas. Suelta esa cuchilla, hombre. No hay que tomárselo tan al pie de la letra. Bastará con que hagas este ejercicio… 


Es un ejercicio de visualización. Es suficiente con que te mueras… imaginariamente.
Bien, ¿ya has palmado?

Ok.

Estás muerto.

En la sala del tanatorio.

Solo.

¿Quieres que tu vida cambie? ¡Muérete!
¿Quieres que tu vida cambie? ¡Muérete!
En apenas unos minutos tus familiares y amigos comenzarán a llegar para velarte, así que no tenemos mucho tiempo.

Piensa en todo lo que te hubiera gustado hacer en la vida y en cómo quisieras que ellos te recordaran.

Escribe tu epitafio como si pudieras reescribir toda tu existencia a posteriori: “Aquí yace … , vivió su vida de tal o cual manera, consiguió tales o cuales logros, murió de esta forma o aquella, y aquellos que le querían, le recuerdan de este o ese modo”.

¡No te quedes en la mera lectura de esto!

Estás muerto, así que pon por escrito tu epitafio a tu antojo.

¿Qué es importante para ti?

Y te recuerdo que...
CONTINUA EN:

La presión sonriente de los nuevos jefes


Las nuevas exigencias empresariales hacen necesarias nuevas habilidades y comportamientos diferentes. Más, en un contexto como el actual en el que los retos son más abundantes y más complicados que en el pasado inmediato, pues no ser capaces de afrontarlos con éxito ya no implica menores beneficios, sino simple y llanamente, la desaparición de la empresa


La presión sonriente de los nuevos jefes
La presión sonriente de los nuevos jefes
Por eso mismo, el CEO de una empresa debe comportarse de manera completamente distinta a como lo hacían en un pasado. ¿De qué manera? La consultora Odgers Berndston se ha propuesto responder a la pregunta y ha elaborado un informe llamado La visión de los CEOs 2008-2012 en el que, después de entrevistar a 230 altos directivos, delimitan las 40 características que definen a un presidente de éxito.

Luis Soler Vázquez-Guillén, managing partner de la firma y director del estudio, señala que aquellas empresas que han conseguido salir adelante comparten, ante todo, cuatro líneas principales en su comporamiento de los últimos años. Por una parte, una cultura espartana de empresa, es decir, unas prácticas de ahorro extremo que han afectado a los empleados, pero también a sus principales dirigentes, y en las que la opulencia ya no se percibe de manera positiva.

Con ella va de la mano el forever lean, la implementación de métodos de optimización de procesos. También, la internacionalización de la empresa, que no sólo se aplica a las ventas, sino a la hora de exportar capital humano en diferentes filiales o a empresas matrices.

Pero quizá lo más importante en todo ello sea el nuevo papel que han adoptado los CEO de cada empresa, en cuanto que han tenido que convencer a sus trabajadores de lo duros que son los tiempos y los sacrificios a los que habían de enfrentarse. Si algo bueno ha tenido la crisis, señala Soler, es que ha provocado ciertos cambios necesarios en el comportamiento de los cargos de responsabilidad que han mejorado la eficiencia de las empresas.

Los que se han quedado atrás son aquellos que, como señala Soler, “han seguido aislados en su despacho, no han dado la cara ante sus empleados, no han bajado a la calle, no han recompensado las buenas actuaciones, han hundido a los proveedores…” Pero, ¿en qué se traduce concretamente este nuevo rol?

Más duros por dentro, más agradables en las formas. Soler señala cómo muchos de los CEO consultados en la encuesta coincidían en este punto. Las necesidades de un mercado cada vez más complicado y competitivo han obligado a los directivos a ser más exigentes en un pasado, pero en contrapartida, también a mostrar una cara mucho más amable ante sus empleados. “Uno nos decía lo mucho que se había endurecido por dentro pero también lo que había cambiado su relación con los trabajadores”, señala el autor de la investigación. “Son más amigables, más educados, entienden que la gente necesita una palmadita en la espalda cuando ha hecho las cosas bien”.

Hacerse respetar para poder convencer 


Este cambio en las formas es el correlato de una situación en la que los sacrificios que han de hacer unos trabajadores para los que la flexibilidad es la esencia de su vida, exigen unos líderes capaces de convencer de la idoneidad de sus medidas a sus empleados. “Si quieres reducir costes, si no puedes convencer o hacerte respetar no vas a conseguir nada”. Ello tiene que ver también con la propia relación con los proveedores, que influye en la visión que los trabajadores de la empresa tienen sobre su propio CEO.

CONTINUA EN:

10 reglas de oro para invertir


Los mercados no son demonios ni entes dirigidos en la sombra por malignos especuladores que van contra el mundo. A nadie le interesa la recesión, porque todos pierden. Los bancos despiden a sus operadores si las cosas van mal, y quien cobra bonus, lo hace en títulos de entidades que han caído drásticamente. 


Todo lo contrario. El mercado no ataca, se defiende, porque intenta preservar su propio capital.

10 reglas de oro para invertir
10 reglas de oro para invertir 
Esta es la tesis que defiende el gestor de la city londinense Daniel Lacalle en su obra "Nosotros los mercados", publicado por la editorial Deusto. Sostiene este experto que en los mercados existe un nivel de competitividad muy elevado, pero nadie desea la destrucción de los demás, "ni de los países ni de las empresas...ni siquiera de los competidores. Intentamos ser mejores y ganar más dinero pero como cualquier mercado, necesita que los demás sigan existiendo. Si no, desaparecería", apunta.

Lacalle hace un extenso repaso en la obra de los principios sobre los que se asienta el funcionamiento de los mercados financieros y tumba algunos mitos populares sobre la actividad de los 'hedge funds'. La obra está plagada de anécdotas y experiencias en primera persona de este gestor de fondos madrileño afincado en Londres, aunque uno de los apartados más interesantes tiene que ver con las diez reglas de oro para invertir que propone este especialista. Aún cuando "siempre habrá momentos en los que nos equivocaremos".

1.- Compre lo que entienda 


No existe un valor que no se puede resumir en tres frases. Apunte sus principales características en cuanto a generación de beneficios, lo que espera el consenso y lo que usted sabe de ese valor que piensa que otros no saben. "Y sígalo a rajatabla". Y si no entiende, por ejemplo, los balances de los bancos, de dónde salen las provisiones o la exposición real a un riesgo, "no invierta".

10 reglas de oro para invertir
10 reglas de oro para invertir 


2.- Lo peor de todo es autoengañarse 


Si compra crecimiento, no ponga en la cartera una acción por valor y la aguante después por el dividendo. Alternativamente, si apuesta por el crecimiento y resulta después que no se cumple el objetivo de la elección, no mantenga luego el valor porque es barato. Y peor aún, no la mantenga cuando caiga aún más por el dividendo. Reconocer errores es esencial. Los crecimientos espectaculares pueden ser indicativos de una burbuja. Y cuando estalla, el suelo puede estar mucho más lejos de lo que se pensaba.

3.- Fíjese en cifras, no en comentarios 


Los comentarios generales y vagos del estilo "es una empresa diversificada con muchos activos en el extranjero" son obvios. Para eso están las estimaciones. Fíjese en los números, en los beneficios y en el balance y analice si corresponden al perfil de riesgo de la empresa.

CONTINUA EN:

Cómo elegimos pareja


Henry Landrú fue un seductor que captó con lucidez qué buscaban las mujeres a las que quería conquistar. A finales del siglo XIX, las viudas de cierta edad -su “público”- se sentían atraídas por los caballeros respetables. Para detectarlos, usaban parámetros que ellas consideraban como infalibles: el atractivo físico, la elegancia en el vestir, el porte en la gesticulación o la elección de temas de conversación apropiados (no incluir, por ejemplo, sexo o dinero).

Este personaje aprendió a pasar holgadamente todas esas pruebas. A pesar de ser una persona rácana y con tendencias morbosas hacia la sangre y las vísceras, consiguió la apariencia de un buen caballero. Gracias a eso, sedujo a cientos de mujeres. A una decena de ellas las asesinó con el único fin de quitarles sus –a veces paupérrimos– ahorros. Su encanto era tan notable que, cuando se le juzgó a principios de los años veinte, las crónicas de la época olvidaban la brutalidad de sus crímenes para centrarse en su forma de vestir y en su cautivadora conversación. De hecho, en las películas que le han dedicado –directores tan conocidos como Charles Chaplin o Claude Chabrol– el personaje sigue siendo tratado como un individuo galante y cautivador a pesar de su mugrienta vida de asesino usurero.

Cómo elegimos pareja
Cómo elegimos pareja 

Decididamente, nuestra forma de enamorarnos excluye parámetros que creemos importantes e incluye otros de los que no somos conscientes e influyen decisivamente. Uno de estos factores inconscientes es la belleza. 


Aristóteles (un filósofo que solía poner el dedo en la llaga) decía que “la belleza física valía más que cualquier carta de presentación”. Hay muchas investigaciones acerca de la influencia de esa variable a la hora de ser objeto de preferencia de los demás. El psicólogo canadiense Michael Efran, de la Universidad de Toronto, por ejemplo, ha hecho muchos experimentos que muestran que éste es un factor fundamental a la hora de decidir si prestamos atención a alguien. Todos ofrecen el mismo resultado: estamos mejor predispuestos hacia los más guapos, pero no somos conscientes del influjo que tiene el atractivo.

Cómo elegimos pareja
Cómo elegimos pareja 


Los patrones que guían nuestra elección 


Desde las pioneras teorías de Desmond Morris hasta los escritos recientes de David M. Buss ha habido muchos científicos que afirman que nuestra selección está guiada por patrones (hombres musculosos y grandes, mujeres con caderas amplias y pechos grandes) que aumentan la posibilidad de que nuestros genes se reproduzcan. Desde ese punto de vista, la razón por la que la belleza es tan importante parece clara: elegimos determinados rasgos (simetría, piel sin imperfecciones, etc.) porque si la persona los posee hay más probabilidades de que esté sana y sea una buena apuesta a la hora de mezclar nuestros genes.

Pero la supuesta homogeneidad que predeciríamos si todos eligiéramos a personas que nos resulten guapas se diluye, sin embargo, cuando vemos lo que realmente ocurre: hay millones de personas enamoradas de millones de hombres y mujeres que difícilmente podrían ser catalogados como tal. Los factores cognitivos entran aquí en juego.

CONTINUA EN:
http://www.elartedelaestrategia.com/enamoramiento_como_elegimos_pareja.html