Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

20 de marzo de 2013

Internet lo sabe todo sobre ti


La falta de prudencia no es exclusiva sólo de los jóvenes. Si piensas que existe privacidad en el ciberespacio, piensa de nuevo: Internet lo sabe (casi) todo de tí. El principal negocio de esa información es la publicidad


- Las redes sociales arrastran a los internautas a dibujar sus perfiles a golpe de clic


- Los expertos coinciden: la privacidad no existe en el ciberespacio y es clave gestionar la imagen y elegir qué enseñar


La falta de prudencia no es exclusiva sólo de los jóvenes. Si piensas que existe privacidad en el ciberespacio, piensa de nuevo: Internet lo sabe (casi) todo de tí. El principal negocio de esa información es la publicidad
La falta de prudencia no es exclusiva sólo de los jóvenes. Si piensas que existe privacidad en el ciberespacio, piensa de nuevo: Internet lo sabe (casi) todo de tí. El principal negocio de esa información es la publicidad
Cuánto se gasta en ropa, qué juegos prefiere, sus creencias religiosas, tendencia política, dónde pasó sus últimas vacaciones, su color favorito, o si es de tomar cerveza, vino o agua en las comidas. Muchos de estos detalles sobre usted están en Internet. Algunos los habrá publicado usted mismo, otros se pueden inferir de su actividad en la Red, qué páginas visita, qué aplicaciones se descarga en el móvil o simplemente de lo que otros dicen de su persona. La información está ahí y no hace falta ser malintencionado para encontrarla, aunque puede ser usada con malas intenciones.

Lo habitual, sin embargo, es que las empresas recaben y crucen datos personales para ofrecer publicidad muy individualizada en función de los gustos de cada uno, incrementando con ello sus posibilidades de venta. Así, la privacidad se ha convertido en la moneda con la que pagamos muchos de los servicios online aparentemente gratuitos. Otras veces, compartimos intimidades simplemente para satisfacer la necesidad humana de comunicarnos, según los sociólogos. Sea de manera intencionada o inconsciente, cada clic de ratón o palabra que escribimos en la blogosfera revela quiénes y cómo somos. Los expertos coinciden: la privacidad en Internet no existe, pero se puede gestionar cuánto enseñamos y qué imagen damos.

Internet lo sabe todo sobre ti
Internet lo sabe todo sobre ti


Las autoridades de protección de datos del Estado de Schleswig-Holstein (Alemania) prohibieron en agosto de 2011 el uso del botón Me gusta de Facebook porque entendían que violaba la privacidad de los usuarios. Sus sospechas de que esa información podía servir para crear perfiles con hábitos y preferencias de los internautas se han confirmado. Un grupo de investigadores del Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge ha desarrollado un modelo matemático que permite deducir con alto grado de acierto la etnia, la orientación sexual, las tendencias políticas y las creencias religiosas de cualquier persona a partir de los Me gusta que ha pinchado en la red social.

CONTINUA EN (ver vídeo muy interesante en 2ª parte del artículo):

4 comentarios:

  1. Si un día estallara otra guerra, no habría secretos para el enemigo. Todos estamos "fichados".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que el enemigo tampoco tendrá secretos para nosotros.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Es terrible.
    Hace unos días estuve viendo el program salvado sobre lobbys en la Unión Europea. Aparentemente hay circulando una ley para garantizar la privacidad en la red, pero muchos intentan presionar para que la ley no se apruebe o lo sea según unos términos que dejan la privacidad tal como está.

    Intento en la medida de lo posible ser cauto en la red. De momento el facebook, está lo máximo posible bloqueado, al que solo accde mis amigos. Pero esto del me gusta...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las leyes las hacen los poderosos para beneficiar a los poderosos. No hay que fiarse, nadie vela por ti.

      Saludos, Manuel

      Eliminar