17 de marzo de 2013

El Papa Negro y los jesuitas


A los votos de obediencia, pobreza y castidad y a una exhaustiva formación, los jesuitas suman un voto especial de obediencia al Pontífice. Así es la mayor orden masculina católica a la que pertenece el nuevo guía de la Iglesia Católica.


"De entrada ser jesuita no es ningún honor, de esos por los que muchos se matan (...) tampoco es una promoción o una carrera para medrar sobre otros (...), no es ser más listo o más influyente o autosuficiente (...). Ser jesuita es, sencillamente, ser cristiano hasta "ser tenido y estimado por loco" por los bienpensantes al uso".

El Papa Negro y los jesuitas
El Papa Negro y los jesuitas 
Así se presenta la Compañía de Jesús ante quien se plantea unirse a la mayor orden religiosa masculina católica del mundo, con casi 20.000 miembros en 127 países.

Fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola, junto con San Francisco Javier, el Beato Pedro Fabro, Diego Láinez, Alfonso Salmerón, Nicolás de Bobadilla, Simón Rodrigues, Juan Coduri, Pascasio Broët y Claudio Jayo, los jesuitas profesan los votos de obediencia, pobreza y castidad junto a un cuarto de obediencia incondicional al Papa. De ahí que la Compañía de Jesús fuera llamada durante siglos el "ejército" del Papa. Siempre están listos para ir donde el Pontífice les mande.

Para formar parte de sus filas hay que recorrer quince años de formación hasta el compromiso definitivo de los últimos votos. A los dos años de estudios de humanidades (historia, literatura, idiomas, artes, etc.) que se inician tras el noviciado se suman otros tres de Filosofía y cuatro más de Teología antes de ser ordenados sacerdotes, si así se desea, y aún después cursan doctorados, maestrías o carreras civiles cuya duración depende de la clase de estudios que se realice.

Finalizada esta fase, llega el momento de "la tercera probación". Durante unos seis meses el aspirante vive "una profunda experiencia de encuentro con el Señor y se renueva la vigencia del llamado a vivir y morir en la Compañía, sirviendo al Señor en la ayuda del prójimo" y la congregación evalúa por última vez su aptitud para ser admitido en ella. Superada esta última prueba, la Compañía de Jesús lo invita a hacer sus últimos votos, los mismos que hizo tras el noviciado, pero de forma pública y solemne, y la congregación lo admite plenamente como jesuita formado, ya sea profesor o coadjutor espiritual. Sin embargo, el jesuita nunca deja de estudiar y siempre debe mantenerse al día del desarrollo del pensamiento contemporáneo. No resulta extraño que en la Compañía de Jesús hayan "militado" grandes personalidades como Baltasar Gracián, Matteo Ricci, Pierre Teilhard de Chardin o Karl Rahner.

"No son solamente años de estudio. Son años de ...

CONTINUA EN:

13 comentarios:

  1. Pues si ha hecho voto de pobreza y castidad, la verdad es que no sé muy bien qué pinta en el Vaticano, porque últimamente anda un poco revuelto en temas de corrupción y sexo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veremos si logra limpiar y adecentar sus dominios, trabajo tiene si se arremanga y empieza a limpiar.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Hola Carolus:

    A mi también me vino a la mente el papa negro, cuando supé que el nuevo Papa era jesuíta.

    Me formé en un colegio de ellos (El San Ignacio en Caracas). Conozco de cerca al ejercito del Papa y me enorgullezco de esa enseñanza.

    El Papa Francisco, parece un Papa cercano, que puede tener su pasado (que como todos lo tenemos, pero impresiona a veces que los Personajes públicos no pueden tenerlo o ser inmaculado), que debe haber enmedado o por lo mejor servido para ser mejor persona ahora. Desde mi parte tiene una oportunidad. La Iglesia necesita renovasción...La pide a gritos.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lleva ni una semana este buen señor y todo el mundo quiere resultados espectaculares. De todas formas, tendrá que darse prisa, tiene 76 años: la vejez y la parca no perdonan.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
    2. A Manuel López Paz. Te respondo que soy argentino y al hoy papa Francisco lo conozco desde que era el padre Mario Bergoglio. Las injurias que lo sindican como aliado de la dictadura militar en Argentina de 1976 a 1983, fueron infundadas por los déspotas que hoy nos gobiernan (kirchneristas). El padre Mario trabajó para salvar a condenados e incluso a uno de ellos le cedió sus documentos de identidad para que pudiera salir del país sin que lo asesinen. Lo conocemos con una trayectoria intachable, ya verán sus actos papales y se sorprenderán de su inteligencia, su honestidad y su bondad.

      Eliminar
    3. Dejo en claro y respondo a todos que soy argentino y al hoy papa Francisco lo conozco desde que era el padre Mario Bergoglio. Las injurias que lo sindican como aliado de la dictadura militar en Argentina de 1976 a 1983, fueron infundadas por los déspotas que hoy nos gobiernan (kirchneristas). El padre Mario trabajó para salvar a condenados e incluso a uno de ellos le cedió sus documentos de identidad para que pudiera salir del país sin que lo asesinen. Lo conocemos con una trayectoria intachable, ya verán sus actos papales y se sorprenderán de su inteligencia, su honestidad y su bondad.

      Eliminar
    4. A Manuel López Paz. Te respondo que soy argentino y al hoy papa Francisco lo conozco desde que era el padre Mario Bergoglio. Las injurias que lo sindican como aliado de la dictadura militar en Argentina de 1976 a 1983, fueron infundadas por los déspotas que hoy nos gobiernan (kirchneristas). El padre Mario trabajó para salvar a condenados e incluso a uno de ellos le cedió sus documentos de identidad para que pudiera salir del país sin que lo asesinen. Lo conocemos con una trayectoria intachable, ya verán sus actos papales y se sorprenderán de su inteligencia, su honestidad y su bondad.

      Eliminar
  3. Me ha gustado bastante el post, recordando de donde viene el Papa para que veamos que podemos esperar de él. Lo único que lo empaña un poco es el final, cuando habla de la profecía de nostradamus.... Increible en un mundo secularizado como el nuestro que todavía se de pábulo a fabulaciones semejantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de temas como el de Nostradamus nunca viene mal, le da un toque amarillo al artículo, tal y como está ahora de moda.

      Saludos,csc212

      Eliminar
  4. En esto le tengo que dar la razón, seguro que alguno se lo mira más por el toque amarillo que por la esencia. Con estas cosas y el facebook esta claro que todos tenemos un alma de verdulera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El color del S XXI será de un amarillo insustancial intenso. Por lo tanto hay dos opciones (por lo menos): o te cabreas o le sacas provecho

      Saludos, csc212

      Eliminar

  5. Es una propaganda sospechosa , demasiado buena para ser creída ,y mucho menos aceptada en el mundo contemporáneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos creemos lo que queremos creer, y todo es propaganda, incluso mi opinión y la suya.

      Saludos, Mario

      Eliminar