Cómo saber si te están manipulando

¿Qué es la manipulación? ¿Cómo detectar un manipulador? ¿Cómo saber si te están manipulando? Verás su impacto y cómo salir de la manipulación


Voy a intentar explicar el concepto de manipulación. Es un concepto complejo con muchas ramificaciones: perversión, victimología, etc.


Estadísticamente es muy probable que a lo largo del día nos encontremos con al menos un manipulador. Así que vamos a explorar el mundo de estos “escorpiones”.


Cómo saber si te están manipulando
Cómo saber si te están manipulando
Definiremos lo que es uso, su impacto en la víctima y cómo salir de la manipulación:

- ¿Qué tipos hay de manipulación?
- ¿Cómo saber si te están manipulando?
 - ¿Cómo detectar a un manipulador?
- ¿Cómo reaccionar para protegerme y no ser manipulado?

Para explicarlo de manera concreta, voy a tomar la hipótesis de trabajo de que eres víctima de un manipulador lo que te ayudará a que verlo con más claridad. Esta suposición es aleccionadora y estadísticamente probable. Los manipuladores son más o menos el 2-3 por ciento de la población. Se encuentran en todos los círculos sociales y profesionales. Es una práctica que también se usa de mujer a hombre. Estadísticamente es muy probable que a lo largo del día nos encontremos con al menos un manipulador. Así que vamos a explorar este mundo de estos “escorpiones”.

(1) ¿QUÉ ES LA MANIPULACIÓN?


Tal vez conoces a una persona con quien las relaciones te generan malestar, estrés o una paulatina desconfianza. Algo está mal, pero no sabes exactamente el qué. Empiezas a dudar. Alguien de tu vida permanece en tu mente y hablas a menudo de ella, mucho, tal vez demasiado...

¿Cómo saber si te están manipulando?


Los efectos de una relación tóxica comienzan a materializarse por una creciente falta de confianza: se te repite la duda, tienes un sentimiento de inferioridad, la impresión de no poder comunicarte. Luego aparecen trastornos físicos como problemas de sueño, dolores de estómago y dolores de cabeza.

Pero, ¿qué es manipulación? Este término describe una dinámica de falta de respeto entre dos personas que instintivamente busca desestabilizar una a la otra, provocando el desarrollo de los acontecimientos para su propia ventaja de lo que uno de los dos protagonistas no suele ser consciente.
La manipulación está al alcance de todos. El que la hagas en alguna ocasión no significa necesariamente el diagnóstico de manipulador. Una personalidad manipuladora se define por su naturaleza repetitiva, intensidad y consistencia de sus comportamientos. Lo veremos más adelante y al detalle en los criterios establecidos.

Cuando la manipulación sucede en el lugar de trabajo, hablamos entonces de acoso moral. Es exactamente la misma dinámica. A veces las víctimas son conscientes de sus tormentos y hablan de su dolor con lucidez. A veces no lo entienden y viven un profundo malestar. Se sienten culpables, se creen estar volviéndose locos, deprimidos y al final, lo acaban somatizando.

Cómo saber si te están manipulando
Cómo saber si te están manipulando

(2) ¿CÓMO SABER SI TE ESTÁN MANIPULANDO?


Inicialmente, son estas conversaciones que te vuelven loco, que son desestabilizadoras o te hacen escalar la pared de la frustración, pero que no llegan realmente a destruirte. Es la repetición de estas tensiones pequeñas y de estos pequeños esfuerzos los que lentamente te llegan a traumatizar. Esta repetición envenena silenciosamente la relación y va acabando con tus resistencias.

Aquí verás una prueba inventada por Marie Andersen. Esta prueba te permitirá revisar una serie de elementos que te dejarán un poco inquieto a la hora de preguntarte cómo saber si te están manipulando. Piensa en alguien de tu entorno social, familiar, amoroso o  de tu vida profesional con quien las relaciones parecen cada vez más difíciles y comprueba con qué puntos te identificas.

Si tienes más de 5 criterios de esta lista, podemos decir que esta relación es sospechosa:

1. No me siento a gusto en esta relación.
2. No me siento respetado.
3. ¡Me irrita! ¡Me enfurece!
4. No paro de pensar en ello, se convierte en algo obsesivo.
5. Tengo una imperiosa necesidad de contar lo que sucede en esta relación a personas de confianza.
6. Digo que sí cuando pienso que no.
7. A posteriori me arrepiento de haber aceptado hacer algo, pero en el momento que incluso podía elegir el decir lo que pensaba, me quedé desconcertado por no poder hacerlo.
8. Tengo una actitud, unas palabras y unos comportamientos que no veo como propios.
9. No veo muy claro en lo que está sucediendo entre nosotros.
10. Me siento estancado.
11. No puedo expresar mi punto de vista.
12. Me sorprende el SIGUE LEYENDO...



Seducir a una mujer con la mirada

Piensas: “no sé que decir." No es grave. Ni siquiera tienes que abrir la boca. Solo tienes que seducir con la mirada, seducir con tus ojos.


Seducir con la mirada. A menudo subestimada por los hombres, la mirada es una de las armas de seducción más poderosas. Aquí están los secretos.


El poder de seducir con la mirada proviene de su naturaleza primitiva y animal.


La mirada juega directamente con los centros cerebrales responsables de los instintos y las emociones (el cerebro reptiliano y el cerebro de los mamíferos), sin pasar por el cerebro lógico (el neocórtex, responsable de la razón, del lenguaje, de la creatividad y de todas las demás funciones típicamente humanas). Repito, ¡porque es muy importante! La mirada juega directamente con los instintos y las emociones, sin pasar por la razón y la censura racional.

Seducir a una mujer con la mirada
Seducir a una mujer con la mirada

Los ojos son el reflejo del alma. ¿Por qué?


Seguramente conoces la expresión "los ojos son el reflejo del alma". Aquí está la traducción: "los ojos expresan las emociones". ¿Te cagas en los pantalones? Se nota en tus ojos. ¿Estás feliz? Se nota en tus ojos. ¿Estás enamorado? Se nota en tus ojos. Puedes intentar ocultar tus emociones, pero nunca podrás hacerlo al 100%. Siempre hay una fuga no verbal aquí y allá. La mirada es una de esas filtraciones. ¿Por qué no puedes (o muy difícilmente) ocultar la expresión de tus emociones a través de tus ojos? ¿Cuál es la causa? 

Cerebros primitivos (reptiles y mamíferos).


Es posible que hayas escuchado las palabras de uno de los mejores gurús de Estados Unidos, David DeAngelo, "la atracción no es una opción". Tiene toda la razón. La atracción es un proceso automático e inconsciente. "Decido encontrar a esta chica atractiva”. No funciona así. Los cerebros primitivos son la causa.

Mirar, cerebros primitivos... Atracción, cerebros primitivos...


Y ahora la cuestión se está poniendo interesante. ¿Cuál es la diferencia entre un hombre y una mujer enamorados el uno del otro y un hombre y una mujer que no están enamorados? Sí, la mirada. En la interacción cara a cara, dos personas enamoradas se miran más o menos el 90% del tiempo directamente en los ojos. Y en una interacción cara a cara no romántica, las personas solo se ven a sí mismas entre el 30% y el 70% de los ojos.

La tasa de oxitocina (la hormona del amor) es la otra diferencia. Los amantes tienen niveles más altos de oxitocina. Como su nombre indica, la hormona del amor es responsable de la sensación de amor. "No me siento bien hoy. Produciré algo de oxitocina”. No funciona así. Los cerebros primitivos son nuevamente la causa.


Mirar, cerebros primitivos. Atracción, cerebros primitivos. Sensación de amor, cerebros primitivos. Producción de oxitocina, cerebros primitivos. ¿Conclusión?


¡Ataca sus cerebros primitivos! No puedes elegir racionalmente encontrar una chica atractiva. Por el contrario, no puedes convencer a una chica de que te encuentre atractivo. En resumen, para seducir con la mirada no puedes influenciar los cerebros primitivos directamente.

¡Pero! Puedes influenciarlos indirectamente. A través de tu comportamiento. ¡A través de TU MIRADA! 

¿Cómo seducir con la mirada?


Te presento la última técnica de seducción no verbal. La mirada de amor. ¡SIMULA el estado de amor! ¡ESTIMULA la producción de oxitocina! MIRALA bien a los ojos... ¡CONSTANTEMENTE! En otras palabras, adopta el comportamiento de un chico enamorado mirándola entre el 90% y el 100% del tiempo, directamente a los ojos.

El modo de seducir con la mirada es super simple: SIGUE LEYENDO...



Hacer dinero es sorprendentemente fácil y sencillo

Hacer dinero es sorprendentemente fácil y sencillo, solo tienes que acabar con tus deudas, ahorrar e invertir lo ahorrado. 

Lo que ya no es tan sencillo es llevarlo a cabo. Aquí verás cómo hacerlo.


Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último.
Menandro de Atenas

Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado.
Benjamin Franklin

Hacer dinero es fácil y sencillo


Hacer dinero es sorprendentemente fácil y sencillo, solo tienes que acabar con tus deudas, ahorrar e invertir lo ahorrado. Lo que ya no es tan sencillo es llevarlo a cabo. Hay otras muchas formas de hacerte rico, como puede ser casarte con alguien que ya lo sea, que te toque un premio en un juego de azar, ponerte cerca de donde haya dinero para que algo vaya a tus bolsillos o dedicarte a la delincuencia. Pues bien, hasta en estas otras formas de hacerse rico, que no te aconsejo, se necesita aplicar lo que acabas de leer sobre deudas, ahorro e inversión para ser aún más rico o para no perder la fortuna.

Hacer dinero es sorprendentemente fácil y sencillo
Hacer dinero es sorprendentemente fácil y sencillo
Lo que vas a leer  no te va a enseñar a hacerte rico o millonario, pero te va a sacar de una existencia de escaseces monetarias y te va a hacer disfrutar de tu vida a través de una economía desahogada. Quizás, si aplicas con diligencia lo que vas a leer, hasta puedas llegar a vivir sin trabajar, haciendo que el dinero trabaje para ti en vez de que sea tu el que trabaje para obtenerlo. Todo lo que aquí leas está al alcance de cualquier persona. Cualquiera puede lograrlo, de hecho, millones de personas ya lo han logrado. 

El 90% de los problemas de la vida de muchas personas es debido al dinero. ¿Es tu caso? Te han inculcado que el dinero no es importante, pero debes intentar tener una economía saneada para no tener que comprobar de forma dolorosa qué falso es eso de que el dinero no te ayuda a que seas más feliz.

Existen muchas ideas y sentimientos sobre el dinero. Una de ellas es que el dinero es sucio, que es la fuente de todos los males. En realidad lo que la biblia cita es que “la avaricia por el dinero es la fuente de todos los males”. Ese matiz de suprimir la palabra “avaricia”, y creer que, en general, el dinero es la fuente de todo mal, ha creado mucha pobreza y conformismo. En realidad, la carencia de dinero es la fuente de muchos males. Debes creer en el fondo de tu corazón que el dinero no es malo, que tener dinero es bueno y que tú tienes derecho a obtener dinero de forma legal y a hacerte rico (o a dejar de ser pobre). Tienes que repetírtelo diez veces todas las noches antes de dormirte: “el dinero es bueno y me merezco tenerlo”.

La cantidad de dinero que tengas no tiene nada que ver con la idea de si eres mejor persona o no. Ser bueno con el dinero es como ser bueno jugando al baloncesto. Las personas que son buenas jugando al baloncesto, no son ni mejores ni peores que el resto. Eso sí, son mejores jugadores de baloncesto, pero es todo.

El dinero te ayudará a ser feliz si lo gastas de la forma correcta y en las cosas correctas. Por ejemplo, si lo usas para comprar una cama más cómoda, descansarás mucho mejor por la noche y te levantarás mucho mejor al día siguiente, por lo que tu estado de ánimo será más positivo, y por tanto, serás más feliz. Si alguien de tu familia cae enfermo y dispones de dinero, ese familiar tuyo podrá ser atendido por los mejores servicios sanitarios. En resumen, el uso adecuado del dinero te abrirá muchas puertas, te socorrerá en situaciones difíciles y te solucionará muchos problemas.

Hay que precisar que el cambio de ser multimillonario a ser archimillonario no te va a cambiar el nivel de felicidad; pero si cobras un sueldo ajustado y, de un día para otro, pasas a cobrar la tercera parte, verás de forma muy cruda como la falta de dinero te crea infelicidad. Cuando se alcanza un nivel alto de dinero, más dinero ya no hace más feliz a la gente; pero en el nivel más bajo, menos dinero sí puede hacer más tristes y desgraciadas a las personas. Hasta el amor nota su carencia, pues un refrán popular dice que cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana.

Sin embargo, organizar tu vida en torno al dinero no es la actitud adecuada. Hay quien se obsesiona por el dinero, lo acumula y no lo disfruta. Tu objetivo debe ser tu felicidad y el dinero simplemente será una herramienta - eso sí, muy potente -  para conseguirla.

Podrás pensar que para ganar mucho dinero hay que ser muy inteligente, saber muchas matemáticas o tener muchos títulos universitarios. Ninguna de ellas es una condición necesaria. Simplemente debes tener valentía y voluntad para alcanzar tu objetivo. Por supuesto, tendrás que esforzarte y estudiar, pero lo que estudies será para aumentar conocimientos en tu beneficio, no para obtener un título o un diploma de dudosa utilidad. De hecho, pocos profesores de economía se han hecho ricos. Curioso, ¿verdad?

Respecto a los conocimientos matemáticos, es suficiente con lo que aprendiste en la escuela: las cuatro operaciones básicas y poco más. Es mucho mejor aprender a negociar que saber demasiadas matemáticas. Negociar con soltura te hará ganar más dinero. Aprender técnicas de ventas también te será de gran utilidad para cualquier faceta de tu vida, desde los negocios hasta la seducción o para criar y educar a tus hijos. 

Otras personas creen que para ser rico es necesario contar con cierto capital para empezar. No está de más, pero se puede empezar de cero. Lo importante es tener la voluntad de querer conseguirlo y tener un plan para hacerlo. 

El ejemplo de dos vidas paralelas



Los seres humanos, que son casi únicos por poseer la capacidad de aprender de la experiencia ajena, también son notorios por su repugnancia a hacerlo. 
Douglas Adams

Al igual que Plutarco escribió hace siglos “Vidas paralelas”, donde comparaba biografías de grandes personajes clásicos como Alejandro Magno y Julio César, ahora podrás comparar dos personajes actuales y su historia económica particular.

Gustavo termina su carrera universitaria con 25 años y empieza a trabajar en un lugar donde cobra 1.400 euros. Se compra un coche asequible a su sueldo y como vive en casa de sus padres puede pagar una letra mensual de 250 euros por el préstamo para el vehículo. Los fines de semana, nuestro amigo se divierte como cualquier joven. No le preocupa el dinero pues sus ingresos son muy superiores a sus gastos. No tiene preocupaciones. 

Gustavo conoce a Isabel, con la que establece una relación sentimental. Salen como novios durante un año. Ya que ambos trabajan, pueden permitirse salidas nocturnas, cenas fuera de casa, viajes en verano. Aun así, están comenzando cada uno por su cuenta a ahorrar para comprarse una casa. 
A los dos años deciden casarse. Comienzan a buscar una casa o un piso para vivir. Ella cobra 1.200 euros que sumados a los 1.400 euros de Gustavo, hace que tengan unos ingresos familiares superiores a la media de parejas: 2.600 euros. 

Deciden comprar la casa, muy bien situada y en oferta, que únicamente cuesta 200.000 euros. No se lo piensan, ya que únicamente tendrán que pagar 850 euros de hipoteca. Ahora toca amueblar la casa. Compran los muebles gracias a una oferta de meses sin intereses. Podrán pagar los 12.000 euros en un plazo de 12 meses: 1.000 euros al mes. No les preocupa demasiado ya que con el dinero de sus trabajos pueden perfectamente pagarlo y al cabo de un año, tendrán 1.000 euros para ahorrar.

Se casan. Los gastos de la boda son a medias entre ellos y sus familias. Estos gastos les suponen dilapidar la mitad de sus ahorros. Una vez casados se dan cuenta que, aunque los ingresos no están mal, solo los gastos de la hipoteca, el préstamo de ambos coches (Isabel también tiene otro comprado a plazos) y el préstamo de los muebles casi se lleva ambos sueldos. 

Este matrimonio ya no vive con sus padres, con lo que hay otros gastos con los que no contaban: luz, SIGUE LEYENDO...


Lo importante de la vida, es más sencillo de lo que crees

Algunas ideas sobre lo importante de la vida. 


A veces, lo importante de la vida suelen ser cosas sencillas a las que no prestamos mucha atención.


Lo importante de la vida es ser feliz al levantarte por la mañana


Porque es la base de tu existencia y se incrementa, poco a poco. Si no estás contento de levantarte temprano, y la idea del día que empieza no te estimula, entonces es hora de preguntarte y pensar un poco al respecto sobre lo que haces con tu vida. 

Lo importante de la vida, es más sencillo de lo que crees
Lo importante de la vida, es más sencillo de lo que crees
Incluso en tiempos difíciles, toma conciencia de lo afortunado que eres de estar vivo y de poder despertarte. Dite a ti mismo que lo importante de la vida es que cada día es un día hermoso y que puedes elegir lo que quieres hacer, incluso si es una locura. Por ejemplo, puedes vender todo lo que tienes y convertirte en monje budista o abandonar tu trabajo y emprender una aventura. Tienes una vida, disfrútala día a día.

Existir socialmente


Porque es esencial para el bienestar y la autoestima. Como eres un ser humano, eres un animal social. Todos tenemos una necesidad de reconocimiento social. Es decir, necesitamos que nuestra existencia sea reconocida por nuestros semejantes (en la vida real, no en las redes sociales). La soledad puntual es placentera, pero la soledad permanente puede ser un calvario. Creo lo importante de la vida es sentirse aceptado y amado como individuo. Tómate tu tiempo para compartir tu vida con los demás.

Amate a ti mismo


¡Porque estás atrapado contigo mismo para el resto de tu vida! Entonces, ámate mucho. Sé indulgente consigo mismo, acéptate a ti mismo y no seas fatalista. Puedes ser lo que quieres ser. Enfócate en lo que amas en ti. Incluso si los demás no te envían una buena imagen de ti mismo, y no respondes a los criterios de las revistas y la televisión, ¿te gustas de todos modos? SIGUE LEYENDO...


Consejos de dinero

8 consejos de dinero para aprender a administrar mejor tu dinero. No hay necesidad de esperar a ser rico para aprender a manejar tu dinero.  


Más bien se trata de lo contrario,  al hacer crecer tus ahorros (incuso si son pequeños) te convertirás en rico. 

Consejos de dinero
Consejos de dinero
Nathalie Cariou, asesora y experta financiera, está convencida de ello y te ofrece valiosos consejos de dinero para lograrlo.

Consejo de dinero 1 – Haz tus cuentas


Esto parece algo muy banal, pero todo empieza ahí. Hacer tus cuentas no es sólo comprobar que el cheque o el movimiento del banco no tiene ningún error. Es hacer el seguimiento de tus gastos y saber a dónde va tu dinero por categorías de gasto. Si no lo conoces, no hay absolutamente ninguna manera de manejar tu dinero. Mejor aún, revisa tus cuentas una vez por semana, algo que te llevará muy poco tiempo.

Consejo de dinero 2 – Un trabajo de "sobres" 


Cuando tengas una previsión de gasto que te requerirá un poco de dinero, por ejemplo unas vacaciones, puede que te vaya bien el funcionar con sobres. Es decir, vas a asignarte un presupuesto antes de empezar y vas a tratar de atenerte a él. Cada día, aparta en un sobre el dinero que vas  gastar para tu consumo. Cada vez que te acerques al límite, te obligarás a tomar decisiones para evitar superarlo. Es menos frustrante que decirte que estás un poco apurado financieramente, que no sigues con tu disciplina de gasto y que te sientes culpable con cada compra. 


Consejo de dinero 3 - Piensa en un presupuesto anual


Para ocio o ropa, puedes hacer un presupuesto para todo el año (300 euros al mes, por ejemplo, o 2.400 euros al año). Te será entonces más fácil reequilibrar el año si quieres comprar algo un poco más caro. SIGUE LEYENDO...