Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

22 de marzo de 2012

El vuelo de las gallinas

Esto está muy mal, no sé a dónde iremos a parar. Cada vez está todo peor y no hay quien lo arregle. Mi trabajo es una m… pero tal como está el patio…


Gallina
Gallina

Y así sucesivamente. Seguro que le suena de haberlo oído por la calle, en los transportes públicos o tomando un cafelito. 


No sé si Usted es de los que lo dicen, lo escuchan o ambas cosas. Claro que la situación es mala, pero para comparar puede usted visitar una residencia de ancianos y verá un presente mucho peor, que seguramente será su futuro. Aprovechando la visita les puede preguntar por los tiempos en que estos ancianos les tocó vivir en su juventud: entonces la tesitura oscilaba entre jodida y muy jodida.

¿Indignados o deprimidos? Quejicas, eso es los que somos. Cualquier superviviente de un campo de prisioneros, de concentración, gulag comunista, catástrofe, etc. le puede explicar que quejarse no le salvó el pellejo, sino aceptar lo que había, apretar los dientes y tirar para adelante haciendo de tripas corazón. Camina o revienta, como decía el Lute.  
Águila
Águila real

Dejar de quejarse es hacerse más duro, es madurar, es convertirse en adulto. Y esta sociedad se queja de todo, como niños consentidos a los que se les acabó el chollo. Ya llevamos unos cuantos años inmersos en la crisis económica (en la moral bastantes más) y algo deberíamos haber aprendido. ¿Nota usted que la sociedad ha madurado? Pues eso, cuando dejemos de ser niños y actuemos como adultos tal vez se empiece a ver la luz.

Menos gallinas y más águilas, para volar más alto.

3 comentarios:

  1. Hay muchos (as)...Y lo peor es que se alimentan unos a otros, por más que indico que hay que volar alto...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No hay ni un ser vivo, que no esa transcendental para nuestra existencia.Hasta, el ser mas insignificante es significante en nuestro universo.

    ResponderEliminar
  3. Manuel: hay demasiados, y además no les dejan volar a las águilas

    Anónimo: estoy de acuerdo con lo que escribe, pero no capto la relación con el post.

    ResponderEliminar