30 de marzo de 2012

La auténtica Cleopatra


Cleopatra ha pasado a la historia como una mujer bella, seductora y frívola. 

Pero la imagen no se ajusta a la realidad: Cleopatra no fue tan guapa, pero sí cultivada e inteligente y, sobre todo, consciente de la complicada situación política que le tocó vivir. 


Cleopatra interpretada por Angelina Jolie
Cleopatra interpretada por Angelina Jolie
Definir la personalidad de Cleopatra VII, (Alejandría, 69-30 a. de C.), es difícil por la descarada intromisión de una propaganda hostil en los testimonios de que disponemos y por la creación de un mito alrededor de su figura que ha deformado por completo el personaje real.

La imagen legendaria procede del relato del escritor griego Plutarco y de su posterior recreación por William Shakespeare, y desemboca en las modernas versiones novelescas y cinematográficas. Su exótica belleza, su poderosa capacidad de seducción, sus apasionados amores con Julio César (100-44 a. de C.) y Marco Antonio (83-30 a. de C.), sus deslumbrantes apariciones y la historia truculenta de su suicidio final constituyen los principales ingredientes. Pero a su lado se vislumbra también el retrato, quizá menos espectacular, de la mujer de carne y hueso, con su célebre nariz torva, mucho menos agraciada de lo que se la había imaginado, pero no menos astuta, cultivada e inteligente. La última reina de Egipto fue consciente de las obligaciones que tenía hacia su país, y le tocó en suerte vivir un momento determinante de la historia. 
Cleopatra
Cleopatra

Cleopatra, la última reina de Egipto 

Cleopatra fue la última representante de la dinastía tolemaica, que dominó Egipto durante casi 300 años. Los Tolomeos, pese a ser herederos de Alejandro Magno, y por tanto macedonios, se presentaron ante sus súbditos como los descendientes legítimos de la milenaria realeza egipcia. Así se representaron en los templos y monumentos conmemorativos, y por eso continuaron con los cultos y las tradiciones de la realeza faraónica. 

Cleopatra fue...

CONTINUA EN:

5 comentarios:

  1. Menos guapa que la actriz, pero sin duda más fascinante. Aunque, entre todas, me quedo con la que aparece en Astérix.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía un sentido del Estado (bueno, entonces de su nación) que para ahora quisiéramos en nuestros próceres, políticos y padre de la Patria

      Saludos

      Eliminar
  2. Ya sabía que Cleopatra no fue bella físicamente, pero si una gran política, o al menos gobernante. Falta que hace en estos tiempos de crisis.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora hay políticos, pero no se ven estadistas. Unos trabajan con vista a las elecciones y los segundos con vista a la siguiente generación.

      Saludos

      Eliminar
  3. Pues Cleopatra seguro ke era muy guapa.O al menos su inteligencia y seducción,cambiaban la situación.(vaya...RIMA...)
    A mi me encanta Cleopatra...
    De hecho,yo llevo el pelo igual ke el que ella llevaba...
    Corto con flequillo.
    y además como tengo el pelo negro...¡Me queda bien!
    Segun mi opinión,Elizabeth Taylor era muyyyyyy guapísima.E hizo muy bien de Cleopatra en la peli ke hizo...Con sus ojos violetas...
    Bueno,besos.

    Mikaru,vampiresa siniestra.=)

    ResponderEliminar