Mostrando entradas con la etiqueta dinero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dinero. Mostrar todas las entradas

Cómo administrar las finanzas en pareja

No hay una forma de administrar las finanzas en pareja, existe tu forma de hacerlo. Estas parejas han compartido sus métodos "probados" en la vida real.

¿Pueden el dinero y el amor ir de la mano? Sí, si podemos confiar en las conversaciones que tuvimos el privilegio de tener sobre esta espinosa cuestión con dos parejas.

Cómo administrar las finanzas en pareja
Cómo administrar las finanzas en pareja

Mi salario es mayor que el tuyo

Para muchas parejas, es la brecha salarial la que es difícil de conciliar a la hora de tratar las finanzas en pareja. “Al principio había tensión porque es mi compañero era el que ganaba más y quería que pagáramos 50-50”, explica María, trabajadora autónoma, que comparte su vida con un técnico empleado al 100%. “Pero no me fue posible seguir su ritmo de vida. "

La pareja decidió optar por una solución que tuviera en cuenta la situación del otro: algunos gastos se dividen en prorrateo, mientras que otros corren a cargo del que tiene mayores ingresos. “Para los gastos mayores, como la casa y los gastos de los niños, como la guardería, van en la cuenta conjunta, a la que ambos contribuimos según nuestra capacidad”, explica María. Y él es quien paga los consumos de luz y gas así como los víveres, por ejemplo. "

Por su parte, Sofía, trabajadora independiente, y Fernando, dueño de un gimnasio, comparten los gastos según su situación cambiante. “Al principio éramos iguales, cada uno teníamos nuestro salario”, dice Sofía. Cuando Fernando comenzó su negocio hace 6 años, adquirió solidez financiera y entonces yo era la más fuerte. Ahora, Fernando soporta la mayor parte de los gastos." Para la pareja de emprendedores, era la tolerancia al riesgo (que es más alta para él que para ella) lo que había que discutir en temas de finanzas en pareja.

La importancia de la comunicación en las finanzas en pareja

¿Un punto en común entre estas 2 parejas? Comunicación franca, abierta y desinhibida sobre las finanzas en pareja. “Siempre hemos hablado de eso. Abrimos nuestros libros. Conocemos nuestros presupuestos al detalle. Usamos aplicaciones al principio, pero ahora son simples archivos de Excel”, explica Sofía.

Y eso es muy importante, dado que, por ejemplo, Sofía dejó un trabajo bien remunerado, con una pensión de jubilación y prestaciones. Para esto hay que tener un buen diálogo y asegurarse de que el otro pueda y quiera apoyar a su pareja.

Aquí hay algunos consejos para iniciar la conversación en tu relación sobre finanzas en pareja:

  • Debatirlo, idealmente al comienzo de la relación. A menudo es un tema tabú, pero es más fácil cuando todo va bien.
  • Decidid cómo se SIGUE LEYENDO...

6 lecciones de vida de Warren Buffett

Warren Buffett es quizás uno de los inversores más exitosos del mundo. También es una de las personas más ricas del planeta. Aquí hay algunas lecciones que puedes aprender del "Oráculo de Omaha".

6 lecciones de vida de Warren Buffett
6 lecciones de vida de Warren Buffett 

1. Vive por debajo de tus posibilidades.

Warren Buffett tiene un patrimonio neto de $ 77 mil millones. Pero todavía vive en la misma casa que compró en 1958 por solo $ 31,500. Si comparamos sus ingresos y su fortuna, Warren Buffett vive frugalmente. El resto de su dinero es un seguro de emergencia. Debido a que vive frugalmente, también puede invertir más dinero y acumular más recompensas. No solo su riqueza crecerá más rápido, sino que también parece poco probable que se declare en quiebra.

Aquí está una de sus citas: "No me interesan los automóviles y mi objetivo no es que la gente sienta envidia. No confundas el costo de vida con el nivel de vida".

2. Evita reuniones y otras pérdidas de tiempo innecesarias.

En lugar de tener reuniones largas e innecesarias cada año, Warren Buffett envía una carta a cada una de sus empresas, felicitándoles por los éxitos del año pasado y anunciando las metas para el año en curso. Como resultado, tiene más tiempo para trabajar en proyectos más productivos y sus empleados tienen más tiempo para lograr las metas.

El asociado de Warren Buffett, Charlie Munger, bromea sobre Buffett: "Miras su agenda y a veces dice peluquero. El martes es el día del peluquero. Es lo que creó uno de los récords mundiales de éxito en la historia del negocio, el tener mucho tiempo para pensar”.

3. Practica tus habilidades de comunicación.

Warren Buffett odiaba hablar en público cuando era más joven, pero sabía que lo necesitaba para tener éxito. Así que se inscribió en un curso de oratoria, lo que le permitió superar su miedo a hablar en público y lo ayudó a convertirse en un orador exitoso. Ahora les dice a los jóvenes emprendedores que la clave del éxito son las buenas habilidades de comunicación. SIGUE LEYENDO...


Ahorrar nunca te hará rico

Ahorrar dinero en libretas de ahorros no te permitirá construir y fortalecer tu patrimonio de manera rápida y sostenible y nunca te hará rico

Una vez que empieces a tratar de hacerte cargo de tus finanzas, te puede parecer difícil saber qué hacer con tu dinero. Aparte de las clásicas libretas de ahorros, muchos de nosotros no sabemos cómo o dónde poner nuestros ahorros para aprovecharlos al máximo. Y por una buena razón: es una asignatura que casi nunca se nos enseña en la escuela.

Por qué ahorrar nunca te hará rico
Por qué ahorrar nunca te hará rico

Sin embargo, saber cómo administrar tus finanzas es fundamental. Y eso necesariamente requiere conocer los productos y soluciones de ahorro e inversión existentes. Y sobre este tema, todos somos bastante cautos. Si un gran porcentaje de nosotros tenemos ahorros en el banco, muchos menos tienen un seguro de vida y apenas el 10% afirma poseer acciones en bolsa.

Lo mismo ocurre con los ahorros, la mayoría de los cuales no se benefician de los muchos beneficios que podrían obtener con ese dinero. Sin embargo, ahorrar dinero en libretas de ahorros no te permitirá construir y fortalecer tu patrimonio de manera rápida y sostenible. Se necesitan realmente otras estrategias para obtener rendimiento de tus ahorros y hacerlos crecer con el tiempo. E invertir es parte de eso.

¿Qué haces con tu dinero?

Si eres como la mayoría de nosotros, la gran mayoría de tus ahorros duerme cómodamente en una libreta de ahorros. Sin embargo, su tasa está lejos de ser ventajosa: con una retribución del 0,50% en 2020, la rentabilidad ni siquiera cubre la inflación (mayor de esa cifra). Es decir, las sumas que colocas en esta libreta pierden valor con el tiempo.

Y, sin embargo, la mayoría de nosotros prefiere seguir poniendo todos nuestros ahorros en estas soluciones de ahorro. Porque entre tratar de colocar nuestro dinero fuera de la comodidad de nuestras libretas bancarias y permanecer en nuestra zona de confort, muchos optan por la segunda solución: la inercia.

Pero lo que muchos ignoran es que no hacer nada con su dinero también puede dañar seriamente sus finanzas... Si ahorrar ya es un primer paso importante hacia una mejor administración de sus finanzas, realmente no puedes hacer crecer su capital solo.

Pregúntale a cualquiera que se considere "rico". ¿Llegaron a serlo solo al reservar una pequeña parte de sus ingresos en su cuenta corriente, o salieron de la inercia y eligieron dejar que su dinero trabajara para ellos? Ahorrar dinero no es un fin en sí mismo; lo más importante es lo que haces con el dinero.

Por qué nosotros (también) a menudo elegimos esperar

A menudo, cuando se trata de asuntos de dinero, tendemos a posponer todo para mañana. Y esto por muchas razones: SIGUE LEYENDO...


Cómo ahorrar en 14 consejos

Aquí verás algunas formas sencillas de ahorrar dinero para ver crecer tus ahorros. Mucha gente quiere ahorrar más. Sin embargo, no es fácil cuando tienes un presupuesto muy ajustado.

Primero veremos que para gastar menos sin descuidar tus gastos de lo que te gusta, todo lo que tienes que hacer es reducir el gasto restringido. A continuación, no descuides el sentido común y la negociación. Por último, simplificar tus finanzas es una buena forma de ahorrar dinero.

Cómo ahorrar en 14 consejos
Cómo ahorrar en 14 consejos

14 formas sencillas de ahorrar dinero

Alquilar en lugar de comprar

Puede que estés muy emocionado con algunas tareas de la casa, pero no dejes que tu sentido común se escape. En lugar de correr a un centro comercial para comprar ese taladro, alquila uno. Piensa antes de gastar tu dinero en artículos costosos que solo usarás una vez al mes… o menos

Comprar en lugar de alquilar

"Pero, acabas de decir que..." - Continúa leyendo, lo entenderás. No te arruines con el alquiler de productos que usas habitualmente y que conservas durante mucho tiempo. En resumen: si es caro y puntual, alquila. Si utilizas regularmente un producto que tiene una vida útil prolongada, cómpralo.

Come todas tus provisiones

¿Sabías que los europeos tiran alrededor del 15% de los alimentos que compran cada año? Dependiendo de tu presupuesto, esto puede ascender a cientos o incluso miles de euros al año. Ahorra tu preciado dinero comiendo lo que compres.

Si la idea de cocinar te parece abrumadora, al menos opta por la opción de comida para llevar en lugar de cenar el restaurante. Ahorrarás en propinas, vino y postre. Pero también puedes convertir esta tarea en un placer. Organiza concursos de cocina con tu cónyuge y / o hijos, y acepta el desafío de cocinar las sobras. Deja que tu buena conciencia hable: desperdicia menos y cocina más platos caseros, es mejor para el planeta y para tu salud. SIGUE LEYENDO...


Como acabó la corrupción en Singapur

Singapur es líder mundial en educación, salud y lucha contra la corrupción. Te invito a mirar el caso de Singapur, ejemplo para otros países…

En el otro costado del mundo las autoridades de Singapur siguen redactando nuevas normas para seguir combatiendo la corrupción, lo que ha hecho que ese país se vuelva famoso en el mundo entero. “Milagro económico y legal”, lo llaman en Europa. “El imperio de la ley”, le dicen sus vecinos asiáticos.

Como acabó la corrupción en Singapur
Como acabó la corrupción en Singapur

Singapur, situada en el corazón de Asia, es una ciudad y al mismo tiempo un país, tan pequeño que su territorio ocupa apenas 700 kilómetros cuadrados y solo tiene cinco y medio millones de habitantes. Pero, así de pequeño, es el segundo puerto más importante del mundo y el centro financiero donde tienen su sede los bancos e instituciones financieras más grandes del planeta.

Precisamente, y a causa de esa actividad económica tan exitosa, se desató una corrupción que parecía invencible. Los desfalcos y trampas de dinero eran cada vez más grandes. La isla se estremecía diariamente con escándalos de desfalcos, contratos amañados, corrupción del Estado y de las empresas privadas. Se llegó a pedir sobornos hasta para autorizar el traslado de un moribundo al hospital.

Fue entonces cuando el primer ministro Lee Kuan Yew, que había encabezado el movimiento de independencia de su país, y al que consideraban padre de la patria, resolvió enfrentar el problema sin contemplaciones con nadie. Lo primero que hizo fue reunir su consejo de ministros y les dijo una frase que se volvería famosa: “Si de verdad queremos derrotar la corrupción, hay que estar listos para enviar a la cárcel, si fuese necesario, a nuestra propia familia”.

Rotación de funcionarios

Pusieron manos a la obra de inmediato. La primera medida que tomaron fue incrementar con dureza las penas de cárcel para los culpables de corrupción. Las condenas más altas se reservaron para quienes se apropiaran de dineros destinados a los temas sociales más delicados, como programas de salud y educación, o para atender a niños pobres y ancianos desprotegidos. La Justicia fue la primera en colaborar con el Gobierno.

Una de las primeras medidas que tomó el gobierno de Lew Kuan Yew fue establecer unas reglas claras y sencillas para contratar con el Estado, pues descubrió que las normas legales habían sido redactadas con una confusión amañada, precisamente para facilitar los enredos de la corrupción.

Y fue entonces cuando se ordenó, además, que los empleados públicos tenían que rotar en sus cargos cada cierto tiempo para evitar que se enquistaran en las entidades, perpetuándose y corrompiéndolas.

Revisando las cuentas

En 1959 Lee Kuan Yew fue elegido primer ministro por primera vez cuando apenas tenía 35 años de edad. Lo primero que hizo fue anunciarle a Singapur que comenzaba la lucha implacable contra la corrupción.

Para empezar, todo empleado del Gobierno, antes de tomar posesión de su cargo, tenía que firmar un documento en el que autorizaba al Estado para revisar, cada vez que quisiera, sus cuentas bancarias en el país o el exterior. Y si en algún momento se le encontraba culpable de corrupción, perdía su derecho a la pensión y nunca más podía volver a ocupar un cargo público.

Manos a la obra. Fueron enviados a la cárcel varios ministros, gerentes, líderes sindicales, empresarios que ofrecían sobornos a los funcionarios y periodistas corruptos que hacían negocios indebidos con entidades estatales.

El resultado no ha sido solo moralmente estupendo, sino, además, económicamente envidiable: pequeño como es, Singapur es hoy el sexto país más rico del mundo.

La batalla legal contra la corrupción estaba dando extraordinarios resultados. Tanto que, cada vez que había elecciones, el primer ministro ganaba de nuevo. La gente decía que Singapur era el único lugar del mundo donde, desde los tiempos del paraíso terrenal, el bien había triunfado sobre el mal. “Es mejor que eso”, escribió el investigador Jonathan Tepperman. “Fue la victoria de los justos sobre los malvados”.

Para ver cómo fue aquella lucha titánica, un solo ejemplo: en el año 1.965, la pena mínima por un pequeño soborno, que fuera comprobado judicialmente, era de diez años de cárcel y cien mil dólares de multa.

En cines y colegios

Una de las leyes más afortunadas de Singapur fue, a mediados de los años sesenta, la que ordenó que colegios y universidades enseñaran a los jóvenes, en sus programas de estudio, la asignatura de ética pública. Lo mismo se hacía con el público, a través de las salas de cine, antes de empezar la película.

Fue entonces cuando se comprobó que uno de los aliados más perversos de la corrupción en los organismos gubernamentales es la cantidad de trabas y complicaciones que se les ponen a proveedores y contratistas privados. Se descubrió, incluso, que muchas veces esas normas son creadas, precisamente, para facilitar los sobornos.

Los resultados de esas decisiones están a la vista. El propio Banco Mundial, en un informe del año pasado, reveló que Singapur es el país con menos trabas administrativas y burocráticas a la hora de hacer contrataciones con proveedores privados.

… y la pena de muerte

Pero no todo fue un camino de rosas. Pasaron los años porque el tiempo no se detiene ni en las buenas ni en las malas. Es implacable. Estamos ya a comienzos de los años ochenta. En el mundo entero estalla, como una auténtica epifanía, como un renacer florido de la humanidad, el imperio de las nuevas tecnologías, las redes sociales, los correos electrónicos, los teléfonos celulares. La humanidad entera se conecta. Ya no hay distancias entre la gente. El mundo se vuelve un pañuelo cuyas puntas se tocan.

Usadas torcidamente por el hombre, esas maravillas modernas se volvieron aliadas de la corrupción a través de computadores, direcciones falsas, trampas modernas, estaciones de comunicación por satélite.

La situación se puso peor que nunca. Lee Kuan Yew, que ganaba todas las elecciones y ya llevaba más de veinte años al frente del Gobierno, apeló entonces al recurso supremo, el último argumento, el más contundente de todos: la pena de muerte. Se estableció que serían ejecutados los que, al incurrir en la corrupción, hubieran ocasionado la muerte de otra persona. O los que desfalcaran los presupuestos para temas especialmente sensibles, como hospitales, escuelas públicas o ayuda alimenticia para los pobres.

El narcotráfico

Ministros y militares, jueces y policías, que estaban entre los funcionarios más importantes del país cayeron en las garras del delito. Fueron ahorcados o fusilados, al igual que los particulares que participaron en los mismos hechos. Al Gobierno de Singapur la maldad humana no le daba descanso. Por aquellos mismos años les cayó la plaga del narcotráfico con su mancha de crímenes, dolor y horror. Resolvieron aplicar también la misma pena de muerte a los traficantes.

Así, poco a poco, fueron recuperando la tranquilidad y la legalidad de los años anteriores. Hoy, Singapur no es solo la primera economía asiática –más rentable que gigantes como China y Japón–, con una gigantesca inversión extranjera, sino uno de los países más seguros para vivir porque su sistema de justicia es reconocido como uno de los más confiables que existen.

Varias naciones han comenzado a seguir su ejemplo, ya que Singapur ocupa hoy el puesto número uno entre los países que han logrado erradicar la corrupción. Piensa en todo esto la próxima vez que vayas a votar a tu partido preferido.

Sobre el mismo tema: Estrategias de Maquiavelo para atajar la corrupción


El camino hacia tu pobreza

¿Qué debes hacer para ir hacia tu pobreza? ¡Leíste bien! Hoy aprenderemos a seguir siendo pobres o al menos a serlo. Haz lo contrario, te irá mejor

El camino hacia tu pobreza

Sin embargo, si comprendes cómo la mayoría de las personas siguen siendo pobres, entonces solo tienes que hacer lo contrario y estar en la categoría del 1% de las personas que se enriquecen. Entonces, ¿qué se debe hacer para quedarse o volverse pobre?

1. Multiplica los pasivos en lugar de los activos.

Un pasivo es una compra que no te hará ganar dinero. Este es el efecto contrario al que se produce con un activo, te hará perder dinero en el futuro. Por ejemplo, un automóvil es un pasivo. Cuando compras un automóvil nuevo, su precio de reventa disminuye con el tiempo. Se desgasta, pierde potencia y el mantenimiento y el seguro no son gratuitos. Obviamente, si optas por un automóvil clásico, entonces su precio solo aumentará y cuando decidas venderlo, existe la posibilidad de que obtengas un beneficio. En este punto, hablaremos de inversión.

Aquí hay una lista de activos que pueden ahorrarte dinero con el tiempo:

- Ingresos por alquiler (bienes raíces);

- Un negocio en Internet (automatizado o no);

- Las regalías que te tocan con cada venta de libros;

- Dividendos de acciones recibidos en bolsa.

En resumen, mientras más pasivos acumules, más pobre te volverás, porque tu dinero estará "consumido" por esos pasivos.

Consejo nº 1: Identifica los pasivos que tienes. Es decir, todos los artículos que posees que pierden valor con el tiempo o, incluso peor, te cuestan dinero (el último televisor 4k, un automóvil deportivo de moda, etc.). Si su utilidad es cercana a cero, entonces véndelos.

2. No controlar ni administrar tus cuentas bancarias.

Aquí aplicamos la técnica del avestruz. Si no ves algo, no existe. No ver los problemas es la mejor manera de mantenerlos activos. Es exactamente lo mismo que con la administración del dinero. No preocuparse por eso te mantendrá pobre y agravará tus problemas de administración de dinero.

Para salir de este círculo vicioso, te recomendamos que tomes tus últimos 2 o 3 extractos bancarios. A continuación, destacarás todos los gastos innecesarios que ya no necesitas mucho... Esto suele tomar la forma de suscripciones (clubs deportivos, suscripciones a TV por cable, etc.)

La clave es, por tanto, ver todos los gastos del mes, que vienen automáticamente y retirar los que no sean necesarios. Pregúntate si cada gasto es realmente útil o vital.

Consejo nº 2: descarga aplicaciones de administración financiera que brinden una descripción general de todas tus cuentas. Puedes, si no confía en estas aplicaciones, hacerte un archivo de Excel, existen algunos modelos que están completos y disponibles de forma gratuita en Internet.

Saber a dónde va tu dinero te permite tener control sobre tu cuenta corriente. Si tienes controlado el flujo de tu dinero, entonces habrás dado el primer paso hacia el enriquecimiento financiero.

Los siguientes dos puntos seguramente te parecerán confusos o fuera de tu alcance. Te lo aseguro, este no es el caso en absoluto. Por otro lado, adaptar el mal comportamiento no te permitirá desarrollar tu riqueza y aumentar tu capitalización financiera.

El camino hacia tu pobreza

3. Ignora los 3 pilares del enriquecimiento y permanece pobre.

El 99% de la población ignora estos 3 pilares. Ahora que has aprendido a administrar tus cuentas financieras, puedes comenzar a invertir. Ahora que has reducido, o incluso eliminado tus pasivos, debes multiplicar tus activos. Hay muchos activos, pero estos son los 3 activos más "poderosos":

- La Bolsa;

- Bienes raíces;

- Emprendimiento.

Puedes invertir en el mercado de valores comprando acciones para ganar dividendos cada mes. Estos dividendos aumentarán tu riqueza y, en última instancia, podrás vivir de ella.

Invertir en bienes raíces te permitirá recibir las rentas que te pagan tus inquilinos. Quizás seas un inquilino actualmente. Tu alquiler se utiliza para mantener al propietario, ¿por qué no hacer tú lo mismo?

El espíritu empresarial es el acto de crear una empresa o negocio, o incluso hacerse cargo de un negocio existente. No es necesario tener la idea del siglo, hay muchas formas de iniciar un negocio en estos días sin recaudar un millón de dólares en fondos.

Consejo nº 3: no te concentres en todos los pilares al mismo tiempo. Identifica el que más te atrae y que despierta verdadero interés en ti. Tendrás el tiempo y la oportunidad futura de concentrarte en los otros pilares cuando sea necesario.

4. No desarrollar inteligencia financiera.

¡Entrénate, dejar la escuela no te impide volver a aprender!

También podríamos resumirlo "invertir en ti mismo". Aprender a administrar tu dinero, a ganarlo inteligentemente, a hacerlo crecer, no se puede aprender de la noche a la mañana. La información sobre cómo lograr el éxito financiero es difícil de encontrar y necesitarás la capacitación ahora, pero también cuando haya logrado tus objetivos, ya que el juego a menudo cambia las reglas.

Consejo nº 4: lee tantos libros, ve tantos videos, toma tantos cursos de capacitación como puedas en el área que te interesa en la que deseas invertir

5. Cultivar creencias limitantes para una mente pobre.

No digas que es imposible, ¡inténtalo primero!

Las creencias limitantes son todas las frases que pueden impedirnos actuar. "Mi familia siempre ha sido pobre, así que no puedo hacerme rico", "hay que nacer rico para entender cómo funciona el dinero", "hay que estafar a la gente para ganarlo".

Todas estas creencias te impedirán intentarlo y actuar. Estas creencias están equivocadas. Mucha gente se hizo rica de la nada. Muchos se han enriquecido haciendo el bien a su alrededor. Una persona horrible, rica o pobre, seguirá siendo horrible. Pero una buena persona, rica o pobre, trabajará para bien. La única diferencia es que con dinero, puede ayudar a más personas, más rápido.

Consejo nº 5: rodéate de personas que tengan los mismos objetivos que tú, comparte, conoce a personas que han logrado los objetivos que buscas. Esto cambiará tu percepción de las cosas, así como tus acciones y resultados.

¿Qué caminos eliges para el futuro?

Si no puedes salir de la pobreza, pon fin a estos 8 malos hábitos. Todo está en tu mente.

Siempre hemos escuchado casos de personas enriquecidas de la noche a la mañana y otras que trabajan duro toda su vida sin hacerse ricas. Todo esto se debe a la psicología de la pobreza que está arraigada en su mente. SIGUE LEYENDO...

 

Ganar dinero en Internet en 2021

Gracias a Internet, en las últimas décadas, muchas personas han ganado dinero por diversos métodos. ¿Cómo se puede ganar dinero en Internet en 2021?

Para ganar dinero en Internet, primero debes tener claros tus puntos fuertes. Se trata de construir tu negocio sobre la base de tu talento, tu pasión. Después de haber encontrado tu talento, será necesario presentarlo. 

Ganar dinero en Internet en 2021

Y, de esta forma, te expresas en Internet a través de sitios web como Facebook, Instagram y muchos otros. Expones tus creatividades y esto atrae a la gente hacia ti. La forma más fácil de ganar dinero en Internet es iniciar tu propio negocio en línea. Como, por ejemplo, los sitios de ventas donde estableces tus precios. Si tus artículos son buenos y tienen alguna característica especial, la gente acudirá a ti y obtendrás clientes.

Entre los métodos para ganar dinero, el más efectivo es crear un negocio en línea. Como negocio en línea, tenemos:

1- Comercio electrónico

El comercio electrónico apareció a mediados de los 90 tras una evolución técnica de la red y un cambio de mentalidad que llevó a la apertura de una red informática más extensa. El comercio electrónico representa cerca de 70 millones de transacciones. El comercio electrónico es un intercambio de bienes y servicios a través de redes informáticas. Es importante diferenciar entre los intercambios entre empresas (Business To Business) y aquellos entre la empresa y tus propios clientes (Business To Consumer). La empresa que se dirige a sus propios clientes te ofrece servicios. Esto presenta algunos inconvenientes: la seguridad de las transacciones, la desaparición de intermediarios, la necesidad de capacitar a los empleados, la inseguridad de los medios de pago. Es sobre todo ventajoso en la medida en que aumenta la facturación de las empresas, un nuevo canal de distribución creado y un nuevo canal de comunicación.

2- Dropshipping

Dropshipping es una palabra inglesa. La traducción al español es entrega directa. Básicamente, esto significa que el cliente realiza su pedido en tu sitio web y es tu proveedor quien lo entrega directamente al cliente. Así no tienes que gestionar el stock ni la preparación de los paquetes. Como ventaja, en logística no necesitas almacén, lo que te permite duplicar la facturación, sin gestión de personal. En el aspecto financiero, no es necesario comprar acciones. En cuanto a las desventajas, tenemos mayor competencia, mercados limitados y menor rentabilidad debido a la citada competencia.

3- Desarrollo web

El desarrollador web es responsable de desarrollar la parte técnica de un sitio web. Es probable que hoy en día cualquiera solicite realizar un sitio web. Todas las empresas necesitan un sistema de información interno, de ahí la eficacia del desarrollo web. En los negocios, los desarrolladores web a menudo trabajan en equipo, no es un trabajo en solitario. Las líneas de código deben comprobarse cada vez. Otro paso es la reunión con el cliente que, sin embargo, puede decir que quiere nuevas funciones en el sitio. Una vez que se realiza el cálculo de costos, el gerente de proyecto establece los precios para esta nueva funcionalidad después del análisis.

Ganar dinero en Internet en 2021

4- Desarrollo de aplicaciones

El desarrollo de aplicaciones es codificar y programar estas aplicaciones. Existe el desarrollo de aplicaciones móviles. Codificar significa computarizar ciertas reglas que pueden expresarse de manera muy natural mediante una simple oración. Es decir, tendremos un cliente que nos pedirá que creemos una aplicación que cubra una necesidad que tenga. Tenemos un cliente que necesita algo, compartirá tus necesidades con una empresa de desarrollo de aplicaciones. La empresa se tomará el tiempo necesario para analizar y comprender todo lo que esté relacionado con las necesidades del cliente. Los desarrolladores, a su vez, trabajan y desarrollan la aplicación. Básicamente, si no hay desarrollador, no hay productos.

5- El método de afiliación

La afiliación es una palanca del marketing. En otras palabras, esto se llama marketing web. En afiliación, tenemos vendedores o anunciantes, compradores y una plataforma de afiliados que actúa como intermediario entre estas dos partes. El anunciante tiene el objetivo de generar un aumento en la facturación o el objetivo de generar visibilidad. Los distribuidores pueden ser sitios de contenido, blogs (todos los sitios enumerados por la plataforma de afiliados). La plataforma de afiliados es una herramienta que centraliza la información y duplica las ventas.

6- Gráficos por computadora

La infografía se compone de dos palabras: información y gráficos. Info que proviene del verbo informar y grafía que proviene de gráficos. Los gráficos por computadora son, por lo tanto, la representación gráfica de la información, es una representación virtual de la información. El diseñador de gráficos por computadora produce objetos virtuales, imágenes, textos y videos usando herramientas de computadora. El diseñador gráfico es un artista digital y maestro en software de diseño gráfico. Trabaja en la creación de imágenes, animación e incluso en videojuegos. La invención, la cultura general y la creatividad son los maestros del oficio. El cliente le pide un trabajo y tras el análisis le da tu tiempo de entrega.

7- El freelance

El trabajo independiente es una de las profesiones web más populares. Los autónomos son cada vez más numerosos. De hecho, comenzar como freelance es una forma simple y efectiva de ganar dinero con tus habilidades on line. El autónomo no tiene por qué ser necesariamente un profesional. Ofrece sus servicios y recibe clientes interesados en ellos. Estos servicios suelen ser redacción publicitaria de la web, gráficos, desarrollo de aplicaciones móviles y desarrollo web. Como se mencionó anteriormente, la ventaja de trabajar independientemente es que el trabajador autónomo no necesita ser un profesional, un aficionado talentoso hace el mismo trabajo. Muchos clientes prefieren a veces a autónomos porque el precio suele ser mucho más económico que el ofrecido por un profesional y la calidad del trabajo suele ser satisfactoria.

Ganar dinero rápido en Internet: 7 secretos que todo el mundo conoce… menos tú

Hoy en día existen muchísimas actividades con las que ganar dinero rápido por Internet, y mucha gente sabe cómo aprovecharlas. ¿Por qué tú no estás haciendo lo mismo? Tal vez ya conoces alguno de estos 7 métodos para ganar dinero rápido online, pero otros te sorprenderán. SIGUE LEYENDO...


Seguirás pobre si piensas así

Se habla de la mentalidad de los ricos pero no tanto de la mentalidad de los pobres o de por qué pocas personas logran los medios económicos que desean

Quiero aclarar que todo es relativo, aunque cada estado define de alguna manera la línea de pobreza de una persona. Se puede estar por encima de ese umbral, gracias al trabajo por ejemplo, pero no se puede evolucionar, tener un ascenso o inicial el emprendimiento que siempre ha soñado porque está bloqueado mentalmente.

Seguirás pobre si piensas así

La gente rica tiene suerte

Desafortunadamente, todavía hay gente que piensa que los ricos se hicieron ricos por suerte. Por lo general, cuando vemos el éxito de una persona, no nos imaginamos la cantidad de fe que ha puesto, lo que ha intentado, probado de nuevo, la cantidad de fracasos y obstáculos que ha atravesado para llegar a tener lo que tiene hoy.

Por otro lado, no todo el mundo tiene acceso a la riqueza al mismo tiempo. El hombre más rico del mundo (al momento de escribir este artículo), el dueño de Amazon ha trabajado durante varios años con su negocio sin obtener ingresos ni siquiera para vivir cómodamente. Por el contrario el creador de Facebook no esperó diez años antes de ver que su proyecto le reportaba ingresos más que suficientes para vivir.

Pero hoy cuando vemos a Amazon y su jefe solo vemos sus miles de millones y lo envidiamos pero ¿cuántos están realmente listos para pasar por todas las etapas por las que ha pasado? Los ricos no tienen suerte, son trabajadores y decididos.

Prefieren ahorrar su dinero

Que quede claro que ahorrar no está mal. Ser ahorrador es incluso una gran cualidad. El único problema es que SIGUE LEYENDO...

 

COVID-19 y tu plan de inversión

La caída de los mercados y el COVID-19 están causando estragos. Dadas tus circunstancias personales, sería muy prudente mantener tu plan de inversión

Coronavirus (COVID-19) y tu plan de inversión: ¿que hacer?

Ten en cuenta que este artículo era exacto en el momento de su publicación (marzo de 2.020). Dado que la situación excepcional que rodea al coronavirus está cambiando rápidamente, es posible que no encuentres la información más reciente en el texto que sigue a continuación. Para obtener la información más actualizada sobre COVID-19, puedes visitar el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la página COVID-19 del Gobierno de cada país.

COVID-19 y tu plan de inversión

El brote del último coronavirus, COVID-19, ha traído una gran cantidad de incertidumbre a nuestras vidas. De hecho, la pandemia no solo es un problema de salud mundial, sino que es una fuente de volatilidad en los mercados ("Volatilidad del mercado" se refiere a fluctuaciones significativas en los mercados, tanto al alza como a la baja).

Muchas personas atraviesan tiempos difíciles, tanto en salud como en finanzas.

Vivir bajo la presión de una pandemia como COVID-19 no es fácil, ni física ni psicológicamente. Además, la caída a corto plazo de la cuenta de ahorro o tu plan de inversión le pone los nervios de punta a cualquiera. Si tus objetivos de inversión no han cambiado, evitar el pánico podría dar sus frutos y a continuación verás el por qué.

Los mercados están acostumbrados a rebotar

Todo tipo de eventos han causado volatilidad en el pasado. Pero, al mirar por el espejo retrovisor, se puede ver que, de un evento a otro, el resultado a largo plazo es aproximadamente el mismo. En este momento, el coronavirus está causando revuelo en la economía.

La pandemia de gripe H1N1 en 2009 y el SARS en 2003 tuvieron un impacto relativo a corto plazo en el crecimiento. En la situación actual, es probable que los factores decisivos sean la duración de la perturbación económica causada por COVID-19 y la respuesta de los gobiernos. Históricamente, el mercado se ha recuperado de las caídas y ha producido ganancias. Y las personas que no abandonaron su plan de inversión inicial obtuvieron esos beneficios a largo plazo.

¿Qué pasa si vendes tus inversiones en mercados a la baja?

Si entraste en pánico durante la recesión de los mercados, desafortunadamente podrías tener pérdidas vendiendo a precios bajos y perderte el rebote del mercado. Así como es imposible predecir una caída del mercado, es igualmente difícil predecir cuándo volverá a subir. Cuando vendes en una recesión, corres el riesgo de perder algunas de las mejores ganancias en el rally.

Tomemos, por ejemplo, una inversión de 10.000 € realizada el 1 de enero de 1985. Si pierdes solo los 5 mejores días, acumularás en 35 años 32,000 € menos que si hubieras dejado tu inversión. En el peor de los casos, perder los mejores 50 días le costaría dinero a tu inversión inicial.

¿Qué se puede hacer para mantener el rumbo de tu plan de inversión?

Es importante recordar los siguientes factores al considerar la situación actual:

  • Tu situación financiera
  • Tu tolerancia al riesgo
  • Planes elaborados con tu asesor financiero

Considera tu situación financiera personal. Empieza por hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Han cambiado mi situación financiera y mis metas de inversión?
  • ¿Cuándo necesitaré mis inversiones?
  • ¿Necesito fondos ahora o más tarde?

Si el tiempo está de tu lado, sería mejor mantener el rumbo y ceñirse a tu plan de inversión original. Recuerda las lecciones del pasado: los mercados crecen a largo plazo. Cabe señalar, además, que las decisiones que se toman bajo la influencia de las emociones pueden obstaculizar seriamente tus planes.

Evalúa tu tolerancia al riesgo y consulta a tu asesor financiero. A continuación, piensa en lo cómodo que te sientes con el riesgo que asumes. Si estás preocupado por una caída a corto plazo en tus inversiones, hablar con un profesional te puede ayudar. Ahora es un buen momento para contactar con tu asesor financiero, si tienes uno, o para encontrar uno si no lo tienes. Dadas las recomendaciones para el aislamiento voluntario o la cuarentena debido a la pandemia, muchos asesores financieros ofrecen consultas por teléfono o videollamada.

Coronavirus (COVID-19) - Cuarentena: lo que necesitas saber

Cuando las fuerzas del mercado están en juego, es normal querer llevar el control de tu asesor financiero con tus propias manos. Pero la experiencia nos dice que lo mejor que se puede hacer con una cartera diversificada es mantener el rumbo. Dependiendo de tu situación financiera durante la pandemia de coronavirus, lo mejor podrías hacer es:

  • Mantén tus inversiones
  • Cíñete a tu plan de inversión a largo plazo
  • Cuida tu salud y la de tus seres queridos. Al final, lo más importante es tu salud. Protégete durante este tiempo de incertidumbre.
Te puede interesar: 




Deja de perder dinero


6 consejos para dejar de perder dinero. ¿Alguna vez te preguntaste a dónde va tu dinero después de cobrar tu paga?

¡Gastar dinero es demasiado fácil, tan fácil que pierdes el control! Sin embargo, también es muy fácil ahorrar dinero... aunque no sea algo que ocurra de la noche a la mañana, hay que trabajar para cambiar algunos hábitos. Hay varios pasos que pueden ayudarte a avanzar en el camino hacia el éxito financiero. No es necesario ser matemático para mejorar tus finanzas personales, simplemente siéntate y tómate un momento para analizar tus gastos e ingresos para crear un presupuesto.

Por ejemplo, puedes comenzar retrocediendo y revisando tus extractos bancarios o hacer que una aplicación los clasifique por ti. Divídelos en secciones como comida rápida, gastos bancarios, facturas, etc. Cuando realmente ves lo que estás gastando y tienes apuntado lo que tienes para cada artículo de gasto, te abrirá los ojos. Después de ver dónde estás gastando tu dinero, será bueno establecer un presupuesto.

1. Define un presupuesto y prioriza tus gastos

Para establecer un presupuesto, debes comparar cuánto gastas y cuánto ganas realmente. Reserva dinero para tu salud y tu bienestar como primera prioridad. Esto incluirá gastos tales como tus facturas (alimentos, servicios públicos, alquiler), así como también ahorrar dinero en un seguro de vida u otro tipo de inversión similar.

Una vez que hayas reservado algo de dinero para tu bienestar y seguridad, debes empezar a pensar en tu índice de endeudamiento. Considera cuánto les debes a todos tus acreedores y cuánto tiempo y dinero necesitarás para pagarles. La mayoría de estos gastos serán gastos relacionados con tu tarjeta de crédito, pero también otras cosas como préstamos estudiantiles / bancarios. Cuanto antes te deshagas de estas deudas, mejor será para tu cuenta bancaria.

2. Estate atento en no gastar sin pensar

No tener un plan de gastos (o presupuesto) es uno de los errores más comunes que se cometen y una de las razones por las que la mayoría de nosotros cometemos muchos otros errores financieros. No saber dónde te encuentras financieramente significa que terminarás gastando más de lo que puedes pagar. También ten cuidado con las compras impulsivas, pues puedes vaciar mucho dinero de tu billetera. Haz una lista antes de ir de compras y cúmplela.

3. ¡Revisa tus recibos y abre tus facturas!

Cuando usas tu tarjeta de crédito, tarjeta de débito o incluso efectivo y no verificas los recibos, corres el riesgo de perder tu dinero.

Si no verificas los precios de los artículos que has comprado, es posible que se te cobre de más por artículos como los que deberían estar en oferta pero tienen un precio diferente.

Cuando llega tu correo y dejas tus facturas sin abrir durante días o semanas, puedes perder dinero de dos maneras. En primer lugar, la falta de fechas de vencimiento significa que gastarás en cargos por pagos atrasados e intereses. En segundo lugar, tu estado de cuenta puede ser inexacto y, si no revisas la información, nunca sabrás si está gastando más de lo que deberías.

4. Cuidado con los cargos bancarios

Los bancos han realizado muchos cambios y si has sido un cliente leal durante años, es posible que te hayas vuelto tan complaciente que no sepas cuánto estás pagando por comisiones de administración o cuánto te está costando realmente tu banco. Debes esforzarte regularmente por ver lo que ofrece la competencia. Puede encontrar un banco que sea más eficiente para ti y tu dinero, que te cueste menos en gastos de administración y otros cargos, u ofrezca una tasa de interés de ahorro más alta. En resumen, una fórmula ganadora.

No es mala idea usar tarjetas de crédito, pero solo si lo haces bien. Todo lo que gastes en tu tarjeta de crédito cada mes debe pagarse en tu totalidad al final del ciclo de facturación. Esto asegurará que no pagues ningún cargo adicional por intereses o cargos por mora por los saldos arrastrados. Solo ponga a crédito lo que realmente tienes en efectivo para ahorrar costos.

5. ¡Ten metas financieras!

Tus metas financieras le dan los pasos a seguir. Estos objetivos deben ser el tener en propiedad una vivienda, iniciar tu propio negocio y jubilarte. Si no estableces metas específicas, fracasarás. 

Tómate un tiempo para establecer objetivos financieros sólidos y revísalos cada año. Presta atención al seguro. Muchas personas optan por vivir sin seguro para ahorrar dinero. Sin embargo, tu seguro es tu red de seguridad, pues está aquí para protegerte de la bancarrota y asegurarte de que tengas todo lo que necesita. Debes asegurarte de tener una cobertura de seguro básica, incluido un seguro médico, para protegerte de problemas futuros.

6. Por último, ¡no tomes decisiones financieras estando presionado!

Otro error común es tomar una decisión financiera cuando tienes miedo o sientes mucha presión para actuar de inmediato. Cuando tienes miedo, es posible que no estés considerando todas las opciones y que estés equivocado. Es importante dar un paso atrás y considerar todas tus opciones. Es posible que desees discutir la decisión con alguien de tu confianza.

Otro error financiero es ceder a la presión de dar un gran paso financiero, desde comprar un auto nuevo hasta comprar una casa, casarse o tener un hijo. Es posible que no estés preparado para estos pasos y ceder a la presión no te traerá ningún beneficio económico. Está bien tomar todas las decisiones financieras en función de tu tiempo, objetivos y necesidades. 

Finalmente, administrar tus finanzas personales es una combinación de varias actitudes. En primer lugar, debes tener cuidado y vigilar tus gastos. Además, debes ser riguroso y no gastar innecesariamente o sin pensar. Por último, deberás tener visión de futuro y tener objetivos financieros bien definidos.

Te puede interesar: Cómo hacer dinero y no fracasar en el intento


Hábitos que te hacen pobre

Si no puedes salir de la pobreza, pon fin a estos 8 malos hábitos. Todo está en tu mente.


Siempre hemos escuchado casos de personas enriquecidas de la noche a la mañana y otras que trabajan duro toda su vida sin hacerse ricas. Todo esto se debe a la psicología de la pobreza que está arraigada en su mente.

Hábitos que te hacen pobre


Estas son las ocho cosas que nos impiden ser ricos y prósperos.

8. La pasión por encontrar gangas


Los pobres pierden el tiempo y ahorran energías tanto como pueden. Están listos para levantarse temprano e ir por las tiendas para comparar precios y encontrar los productos más baratos posible, en lugar de pasar ese tiempo aprendiendo nuevas habilidades y buscando un mejor trabajo.

7. Miedo al cambio


El miedo al cambio es una de las características más distintivas de las personas con mentalidad de pobreza. Muchos creen que "cambio" significa "riesgo y falta de estabilidad".

Es poco probable que este tipo de persona abra un negocio, porque implica un gran riesgo. No se mudarán a otra ciudad sólo porque no conocen a nadie allí. Nunca tratarán de aprender nuevas habilidades para embarcarse en una nueva carrera, ya que esto es un montón de obstáculos y podría salir mal.

6. Mejor un trabajo de pocos ingresos pero estable


Las personas con la mentalidad de pobreza están dispuestas a trabajar toda su vida en un trabajo mal pagado y aburrido, quejándose todo el tiempo de su jefe y sus colegas insoportables. Cada mañana, se sienten mal de camino al trabajo y siguen así toda la semana, de lunes a viernes por la noche. Y cuando finalmente llega el fin de semana, se van a casa sin la menor fuerza. Pero nunca renunciarán a este trabajo porque saben que es estable y no saben lo que les espera en otro lugar.

5. Ser envidioso


La envidia se encuentra a menudo detrás de la mentalidad de la pobreza. Estas personas envidian a su colega que gana más que él o al vecino que vive en una casa más grande.

4. Mostrar poca iniciativa


La psicología de la pobreza te hace vivir a un ritmo pasivo y tener una actitud indiferente hacia todo lo que te rodea. Las personas con este tipo de mentalidad no quieren llevar vidas activas porque tienen miedo de no ser capaces de lograr nada. Es mejor entrar en la rutina diaria que despertar y empezar a trabajar activamente.

3. Culpar a alguien o algo


Los que tienen esta psicología están seguros de que todo el mundo les debe algo. Culpan a los demás y piensan que no tiene sentido seguir adelante porque nada depende de ellos y todo saldrá mal de todos modos.

A esta gente le encanta decir: "El gobierno debe apoyarme...”, "Mi jefe tiene que pagarme un salario decente porque trabajo bien...", "El gobierno debe regular los precios..." etc.

2. Quiero tenerlo todo sin intentar nada


Las personas con la mentalidad de pobreza apuntan alto sin hacer nada para llegar hasta allí. Sueñan con tener un trabajo bien remunerado y fácil al mismo tiempo y no quieren empezar en la parte inferior de la escalera con un puesto y salario bajos.

1. Baja autoestima


Los pobres se subestiman a sí mismos, se quejan de su infeliz destino y no buscan llevar una vida mejor. Pero, ¿de dónde puede venir la alta autoestima si pasas tu tiempo quejándote del trabajo aburrido, si no buscas nuevas emociones y si la realización personal es sólo una palabra escrita en el viento?

¿Cómo nos deshacemos de la psicología de la pobreza?


No te aferres a un trabajo que no te guste.

  • Deja de quejarte.
  • Sé activo, y todo será mejor.
  • No seas envidioso 
  • Recuerda, nadie te debe nada.
  • Deja de compararte con los demás.
  • Trabaja en ti, cambia desde adentro.

Analízate a sí mismo: ¿Te encuentras en uno de los puntos mencionados anteriormente? Si es así, trata de deshacerse de eso tan pronto como sea posible. Al trabajar en ti mismo, aprenderás cosas nuevas y ya no temerás al cambio. Poco a poco, te des harás de la psicología de la pobreza.


Guía rápida de tu fondo de emergencia

¿No te sientes genial al tener una barrera entre ti y las incidencias de la vida con un fondo de emergencia que te ayuda a dormir bien por la noche y que te protege de una crisis en un momento inconveniente?


El fondo de emergencia es una reserva de tres a seis meses de gastos para cubrir los gastos repentinos, como un accidente de coche, una visita al hospital o un tejado con goteras.

Guía rápida de tu fondo de emergencia
Guía rápida de tu fondo de emergencia

La razón de tener un fondo de emergencia es simple: no sabes lo que va a pasar en la vida. El 78% de nosotros tendrá un importante evento financiero negativo en un periodo de 10 años. Es necesario tener dinero en efectivo para ayudarte a sobrevivir si pierdes tu trabajo o se rompe la calefacción en mitad del invierno.

¿Cómo de grande debe ser el fondo de emergencia? 


Cuanto más estable sea tu situación económica, menos deberías necesitar tu fondo de emergencia. Si formas parte de un hogar con dos ingresos o has tenido un trabajo estable durante varios años, un fondo de emergencia de tres meses de sueldo está probablemente muy bien. Pero si eres parte de una familia de un solo sueldo, ya sea por cuenta propia o por nomina, un fondo de emergencia de seis meses es una mejor idea porque la pérdida del empleo significaría que no podrías pagar las facturas.

También debes crear un fondo de seis meses si alguien en tu casa tiene problemas médicos crónicos que requieren visitas al médico o al hospital. Incluso si no hay espacio en tu presupuesto mensual para pagar por una atención médica, sigue siendo un buen plan para estar preparados para el caso de una gran emergencia.

¿Dónde debería mantener el fondo de emergencia?


Tu fondo de emergencia debe ser muy líquido, lo que significa que necesitas mantenerlo en un lugar donde puedas usarlo con facilidad y rapidez. La mejor opción es una simple cuenta corriente. De esta manera, se puede pagar a ese doctor o liquidar la emergencia fácilmente.

¿Qué es una emergencia?


Cuando de repente aparece un gasto, se puede sentir como una emergencia, pero puede que no siempre sea el caso. Hay tres preguntas que debe hacerse para determinar si es necesario usar tus ahorros:

  • ¿Es inesperado?
  • ¿Es necesario?
  • ¿Es urgente?

Cuanto tu respuesta es “sí” en más de una pregunta, es más que probable que sea una emergencia que justifica el uso del dinero de tu fondo de emergencia .

¿Qué hace el fondo de emergencia para ti?


Todos vemos el fondo de emergencia de una manera diferente. Algunos de nosotros nos sentimos más seguro con un montón de dinero en efectivo a mano para cuando la vida nos da un tique. Otros no quieren dinero para tenerlo quieto, quieren hacer algo con él como, por ejemplo, invertir.

Recuerda, sin embargo, que el fondo de emergencia está haciendo algo. Te está dando tranquilidad. Hace que logres dormir mejor por la noche cuando haya guardado dinero en efectivo. ¡Eso es un gran retorno de la inversión de tu dinero! Ahora que ya sabes lo que es un fondo de emergencia para, empieza a crear uno. Haz un presupuesto, paga tus deudas, y comienza a ahorrar. Te sorprenderás de lo rápido que se acumula tu fondo de emergencia cuando no estás liquidando los pagos de la deuda. ¿Pero sabes cual es la mejor parte? Sentirás un increíble sentimiento de seguridad.

Amplía información en: La transformación total de tu dinero: Un plan efectivo para alcanzar bienestar económico

Oportunidades en la crisis del COVID-19

Prepárate para aprovechar las oportunidades comerciales posteriores a COVID-19. Nunca se debe desperdiciar una buena crisis, dijo Winston Churchill.


No hay duda de que con COVID-19 estamos atravesando una crisis que tendrá grandes repercusiones en todos los aspectos de nuestras vidas, nuestros negocios y en la economía. En un momento en que muchas compañías operan a un nivel mínimo y otras han interrumpido temporalmente sus actividades, es importante prepararse ya para la recuperación y las oportunidades que puedan surgir. 

Oportunidades en la crisis del COVID-19

Una economía cambiante en crisis y con oportunidades


La incertidumbre generada por la crisis de COVID-19 constituye un shock que tiene el potencial de ser tan significativo como el de la Gran Depresión de la década de 1930, y que nos traerá como una sociedad de valores colectivistas con un aumento del papel de los gobiernos. El mundo posterior a COVID-19 no será un retorno a la realidad de 2019: las actitudes, los comportamientos, las necesidades y la organización del trabajo cambiarán. Algunos expertos creen ver una regionalización de las cadenas de suministro.

La economía inevitablemente será más virtual, lo que creará nuevas oportunidades de negocio pero también forzará más ajustes. También podríamos ver un aumento sustancial en la tasa de participación en el mercado laboral, ya que muchos jubilados pueden verse obligados a regresar al mercado laboral después de ver que sus ahorros se desvanecen con la caída de los mercados. En las últimas semanas, se han anunciado varias medidas económicas. Si tu negocio se cierra temporalmente o te ves obligado a operar bajo mínimos, este puede ser un buen momento para:
  • Analizar tus necesidades de liquidez durante los próximos seis meses: usa su institución financiera y las medidas económicas que se han anunciado.
  • Reflexionar sobre tus estrategias comerciales basadas en las premisas posteriores a COVID-19
  • Revisar y mejorar los procesos internos para estar listo para reiniciar las operaciones después de la crisis.
  • Mejorar tus productos y servicios actuales
  • Mantener tu equipo
  • Desarrollar nuevos productos y servicios para tus clientes actuales y aprovechar las oportunidades para futuros clientes
  • Poner al día los archivos descuidados por falta de tiempo
  • Aprovechar la oportunidad de leer para poder actualizarse. 

Cómo salir de una crisis financiera

En caso de sufrir una crisis financiera, es de suma importancia saber qué hacer para salir de ella. Más del 80 por ciento de los mexicanos no cuentan con un fondo de emergencia.


De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), sólo el 30 por ciento de personas de nacionalidad mexicana cuentan con educación financiera, lo que significa que el otro 70 por ciento se encuentra prácticamente a ciegas en temas relacionados con las finanzas. 

Cómo salir de una crisis financiera
Cómo salir de una crisis financiera
Las personas que constantemente buscan informarse o actualizarse en el mundo de las finanzas, son los que regularmente saben cómo mantener un buen balance financiero. En caso de sufrir una crisis financiera, es de suma importancia saber qué hacer para salir de ella, para esto, es necesario contar con un buen plan que te ayude a salir del bache mientras ordenas tu bolsillo.


Cómo salir de una crisis financiera:

  • Es muy importante identificar y enlistar las deudas pendientes, procura ser lo más realista posible y mantén la calma en todo momento, hay opciones para recuperarse de una crisis financiera.
  • Ordena tus deudas de mayor a menor y prioriza dar abonos para saldar las deudas más altas.
  • Analiza las opciones que algunas instituciones bancarias te pueden ofrecer para liquidar el total de tus deudas en una sola tarjeta de crédito.
  • En caso de aceptar uno de esos créditos bancarios para saldar tu deuda, elige el de tasa de interés más baja, así como los plazos a pagar.
  • Considera sumar el dinero del que dispones y el sueldo que obtendrás durante los siguientes tres meses.
  • Desarrolla un presupuesto en el que clasifiques tus gastos fijos (hogar, salud, transporte) los cuales no deben superar el 70 por ciento de tus ingresos. Asimismo toma en cuenta los gastos variables como las deudas y otros gastos.
  • Analiza tus compras y evita aquellas que sean innecesarias, si es posible enlistarlas hazlo y recortas aquellas que puedan afectar tu bolsillo.
  • Si eres de las personas que gustan de comer en restaurantes y salir a pasear, crea tu propio menú semanal y prepara tus alimentos en casa, busca actividades de entretenimiento gratuito.
  • Evita el consumo de comida chatarra y gastos hormigas que mermen tu ingreso de capital.
  • En caso de que algunas personas te deban dinero, haz una lista y personaliza estrategias de cobranza que te ayuden a recuperar parte de tu dinero.
  • ¿Tienes en casa productos en buen estado que ya no necesitas o utilizas? Realiza una venta de garaje, te sorprenderán los ingresos que obtendrás.
  • Busca un empleo alterno de medio tiempo o por destajo que te ayude a solventar algunos gastos.





¿Cómo salir de la crisis?

10 consejos para conseguir salir de la crisis que tanto daño está haciendo a mucha gente. Los comparto con vosotros y espero que no os hagan falta.


1. Asume que en la crisis el entorno ha cambiado

2. Deja de buscar explicaciones

3. Decide que harás lo que haga falta hacer

4. Identifica en qué situación estás

5. Recorta todos los gastos que no sean imprescindibles

6. Aumenta tus ingresos

7. Elimina la deuda mala

8. Sé prudente con el manejo de tu dinero

9. No te dejes llevar por las noticias

10. Aumenta tu educación financiera
¿Cómo salir de la crisis?
¿Cómo salir de la crisis?


1. Asume que en la crisis el entorno ha cambiado.


En la crisis las cosas ya no son como eran antes así que no puede seguir haciendo lo mismo que hacías, tienes que cambiar y adaptarte al entorno. Disponte a incorporar nuevos hábitos que te den mayores posibilidades de éxito en ante esta nueva situación. Cuanto antes asumas esa premisa antes saldrás adelante.


2. Deja de buscar explicaciones.


Quizás sacies tu curiosidad, y eso está bien, pero buscar explicaciones nunca ha cambiado lo que se tiene. Para conseguir nuevos resultados en una crisis tienes que centrarte en hacer cosas diferentes. Comprender, por sí mismo, no es algo que vaya a mejorar tu situación. Saber si en el origen del problema está el Banco Central Europeo, la crisis de las Subprime, los especuladores en materias primas, o un grupo de conspiradores, no cambiará el hecho de que tienes que hacer tus deberes. Lo que consigues es fruto de lo que haces, y si no obtienes lo que quieres vas a tener que hacer un conjunto distinto de cosas.


3. Decide que harás lo que haga falta hacer.


No conseguirás salir adelante en una crisis si no estás dispuesto a cambiar. Tienes que aceptar que el entorno reclama un nuevo curso de acción y nuevos hábitos, y luego decidir que harás lo que sea necesario hacer. Si eso implica renunciar a ciertos hábitos de consumo, cambiar lo que comes, cómo te diviertes y qué haces en tu tiempo libre, asegúrate que estás dispuesto a hacerlo. Si no estás convencido de que harás lo que sea necesario te estás condenando a un dolor mayor del necesario. No hay merienda gratis: si quieres salir adelante, cuanto antes aceptes tu responsabilidad mejor te irá.


4. Identifica en qué situación estás.


Tienes que comenzar a interesarte por tu economía doméstica. Recopila las facturas que tienes que pagar y captura todos los gastos que tienes durante una semana. De esta manera podrás saber qué haces con el dinero que ingresas. Es básico que conozcas qué hábitos tienes ahora mismo para poder identificar aquellos que son susceptibles de ser mejorados. Si haces cosas que no van a favor de tu mejor interés lo más efectivo es que las cambies.


5. Recorta todos los gastos que no sean imprescindibles.


Nadie sabe qué va a pasar mañana. No somos adivinos ni tampoco nos hace falta. Lo que sí está claro es que estar preparado te pone en ventaja. Analiza tus hábitos de consumo e identifica partidas que puedes reducir. Quédate solamente con lo imprescindible y deshazte de todo lo demás. Tú eres quien decides qué cosas te parecen necesarias y qué otras pueden esperar, pero entiende que no puedes seguir gastando como hasta ahora cuando en el horizonte se cierne la amenaza de la incertidumbre. Sé conservador, ya vendrán tiempos mejores y ahorrar nunca ha hecho daño a nadie.


6. Aumenta tus ingresos.


Tu capacidad de ahorro es la diferencia entre lo que ingresas y lo que pagas. Utiliza tu creatividad para aumentar tus ingresos y céntrate en hacer lo que esté en tu mano para conseguirlo. Piensa que en toda fortaleza hay una debilidad y en toda debilidad una fortaleza. La crisis no nos afecta a todos por igual: las tiendas de objetos de segunda mano y los negocios de cobro de morosos están facturando más que nunca. ¿Qué podrías hacer tú para aprovechar esta situación?


7. Elimina la deuda mala.


No contraigas más deuda para hacer frente a la deuda que tienes ya. Si tienes un préstamo no pidas otro para pagar el primero. Eso tendría el mismo sentido que el dar alcohol a un borracho para ver si así mejora su lucidez. Si estás en un agujero, deja de cavar; céntrate en reducir tus gastos y en aumentar tus ingresos.


8. Sé prudente en el manejo de tu dinero.


La oportunidad de inversión del año, aparece solamente una vez cada semana, así que no te lances a mover tu dinero de forma precipitada porque te parezca que estás delante de una buena oportunidad. En estos tiempos turbulentos hay inversores profesionales que están haciendo su verano. Ya conoces el dicho: a río revuelto ganancia de pescadores. Lo que tienes que tener en cuenta es si tú eres pescador… o pescado.


9. En una crisis, no te dejes llevar por las noticias.


Infórmate en varias fuentes distintas y sé prudente a la hora de sacar tus conclusiones. Lo que se publica en los medios muchas veces está diseñado para favorecer los intereses de los inversores profesionales. No te precipites y entiende que muchos periodistas que no saben qué está pasando tienen la presión de explicarlo de manera que su material sea leído. No tomes tus decisiones presa del miedo colectivo. Mantén tu cabeza fría y adquiere perspectiva.


10. Aumenta tu educación financiera.


Algunas personas no están tan preocupadas ante esta situación como otras. Ellas se sienten preparadas y quizás hace tiempo que esperaban que algo parecido sucediera. Ahora actúan, no reaccionan. Vives en la era de la información y el conocimiento, aprovecha todo ese material que está a tu disposición para aprender a tomar mejores decisiones. Recuerda: en todo problema hay la semilla de la oportunidad.


Hacerte pobre en 7 pasos fáciles

Hacerte pobre es muy fácil. Aquí hay siete comportamientos a evitar para no hacer tonterías  con el dinero.


Financieramente, todos nos la jugamos entre las edades de 15 y 30 años: debido a los intereses compuestos, una elevada deuda a esa edad o una falta de inversiones generan consecuencias permanentes. Aquí hay siete comportamientos a evitar para no hacerte pobre.

Hacerte pobre en 7 pasos fáciles
Hacerte pobre en 7 pasos fáciles

1. ¡Haz lo mismo que el vecino!


Una de las mayores tonterías en materia de finanzas es decirte a ti mismo: mi vecino tiene unos ingresos equivalentes a los míos y se da a sí mismo una vida de lujo, así que yo también me voy a dar estos lujos. En muchos países tu vecino tiene una deuda de consumo (excluida la hipoteca) muy elevada, casi de un año de salario, y su ratio de deuda es cercana al 164 % (incluida la financiación de vivienda). Como modelo, los hemos visto mejores. Para hacerte pobre, haz lo que hace todo el mundo: ten mejor coche que tu vecino.


2. Descuida los "pequeños gastos"


Ya sea la pausa para el café o el almuerzo, no se debe tomar ningún gasto a la ligera. Cada decisión incluye una exención futura. La pausa para el café de 2 € es de 480 € por año (2 x 240 días de consumo), posiblemente más de 100.000 € a la edad de 65 años (basado en una rentabilidad anual del 6% durante un período de 45 años). Para hacerte pobre, no te prives de nada.


3. Asocia ahorros con privación


Cuando ahorras, no te privas a ti mismo; la satisfacción del consumo se cambia con el tiempo. El futuro beneficiario eres tu mismo. Mientras que al satisfacer inmediatamente tu deseo de consumir, puedes hipotecar tu futuro: la privación a largo plazo. Para hacerte pobre, no ahorres.


4. Confunde dinero y deuda


A menudo escuchamos: no estoy al día; una forma educada de decir que no controlas tus gastos, descuidas tus inversiones y no maximizas tus estrategias. ¡Quizás el dinero no te haga feliz, pero tampoco lo hará el hacerte pobre! El dinero no compra la felicidad, pero ayuda a promoverla.


5. Espera hasta que tengas los "medios" para ahorrar


Ahorrar no es una opción en la vida. Todos tendremos que dejar de trabajar y ganarnos la vida con nuestros ahorros algún día. Esperar los medios para ahorrar es como esperar algo de los deseos. Si a los 35 años no tienes el equivalente a dos o tres años de salario bruto en inversiones, probablemente encarnas la imagen del ciudadano promedio con una tasa de ahorro inferior al 5%. Si aparece una crisis (y siempre aparece) y no tienes un fondo de seguridad, vas camino de hacerte pobre.


6. Consume a crédito


La regla básica de la salud financiera es que el crédito está reservado para la inversión, porque se puede obtener un retorno del dinero prestado. Si tiene que meterte en deudas para comprar algo, entonces es mejor mirar el mercado de bienes usados. El consumo de nuevos bienes es un lujo, no un derecho sindical adquirido en el convenio colectivo de la vida contemporánea... para hacerte pobre.


7. Descuida la naturaleza de tus inversiones


Un joven trabajador que pone sus ahorros únicamente en inversiones garantizadas —renombradas en broma "Certificados de Pobreza Garantizada" (GIC) — está equivocado. Una inversión con un retorno del 2% realmente produce un 0% anual si la inflación también es del 2%. Después de 25 años, una inversión de 50.000 € valdrá 100.000 € si la tasa de retorno es 2% y 384.000 € si es del 6%.

Te puede interesar MAS VENDIDO: Padre Rico, padre Pobre: Qué les enseñan los ricos a sus hijos acerca del dinero, ¡que los pobres y la clase media no!


Prestar dinero y perderlo

Presta sólo el dinero que estés dispuesto a perder. Es normal que ayudemos a familiares o amigos, pero cuando hay que prestar dinero, hay altas posibilidades de que no nos paguen


Si un familiar o amigo te pide prestar dinero y no tienes o no quieres hacerlo, necesitas desarrollar el valor y la capacidad para decir que no. 

Prestar dinero y perderlo
Prestar dinero y perderlo

Nunca sabemos cuándo ni quién nos pedirá prestar dinero, pero sí puedes ir pensando desde ya en la salida para evitar ese desembolso.

Ojo: puedes ayudar a la familia o amigos que quieras. Incluso hasta regalar dinero si estás en la capacidad de hacerlo. Pero eso tiene que ser tu decisión. No debes prestar dinero con la esperanza que te paguen y quedarte luego preocupado por si no te lo devuelven.

Lo peor es que luego cobras y no solo pierdes el dinero, sino hasta los amigos o dañas las relaciones familiares al prestar dinero. Por eso, tienes que aprender a decir "¡No!", aunque tienes que hacerlo con inteligencia. Más o menos así:
  • Tienes que ser directo y preciso.
  • No andar con muchos rodeos.
  • Usar un todo de voz tranquilo.
  • No mostrar que te molesta la petición.
  • No dar espacio a que te insistan. 
"Siento decirte que no puedo prestarte lo que pides; tengo mi dinero comprometido con (X) y no puedo fallar en esos pagos". Si la persona insiste en prestar dinero, dile que la única respuesta adicional que puedes dar es repetirle lo que le acabas de decir. No des demasiadas explicaciones.


Pedir dinero a un Banco


Si alguna vez pediste o le has pedido dinero prestado a un banco ANTES que hacerlo a la familia o los amigos, debes saber el sacrificio que ello representa. Pero de alguna manera, lo hiciste con una institución que tiene entre sus principales negocios el prestar dinero a cambio de fuertes intereses.

Por eso, si tú sí le pediste a un banco pagando altos intereses o tuviste que empeñar algo (incluso perdiendo la prenda), no debes sentir demasiada pena por las dificultades de otros a la hora de prestar dinero.

No está de sobra decir que debes aplicar tu propio criterio (mente, no corazón) sobre la causa por la cual la persona está pidiendo prestado. Si decides prestar dinero, debes ser consciente que es dinero que podrías no recuperar nunca y que dejarlo irse es tu decisión.


El que pide ya te debe dinero


Si la persona que te pide dinero es ALGUIEN QUE YA TE DEBE, la respuesta más sencilla es recordarle que te debe. A l ahora de prestar dinero, la incomodidad debe ser para esa persona, nunca para ti.

Puedes incluso aprovechar para comentarle a esa persona que el dinero lo necesitas para X cosa, y que deseas que su situación mejore pronto, con la esperanza de que te pueda devolver tu dinero.

Recuerda que aprender a decir “NO” es algo que te salvará de muchos problemas, no solo en materia de finanzas personales, sino de la vida en general.

Por último, no eres un banco para prestar dinero. Incluso si eres la persona con "más dinero" de tu familia o grupo de amigos, eso no implica que debas hacerte responsable por los que tienen menos recursos que tú.