Mostrando entradas con la etiqueta relaciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta relaciones. Mostrar todas las entradas

6 de agosto de 2018

Poder e influencia, ¿sabes cómo desarrollarlos?

Para desarrollar tu poder e influencia debes saber persuadir, ser convincente, negociar mejor, hacer aliados y generar confianza como aquí podrás ver


Desarrollar tu poder e influencia, una habilidad accesible para ti. Ser convincente, saber cómo persuadir, negociar mejor, hacer aliados, generar confianza, son solo algunas de las habilidades de sentido político.

Poder e influencia, ¿sabes cómo desarrollarlos?
Poder e influencia, ¿sabes cómo desarrollarlos?
Esta habilidad no es solo para ejecutivos o políticos. Puede ser extremadamente útil para cualquier profesional que desee convertirse en una persona de poder e influencia en su organización, sin tener una autoridad formal. 

Aquí verás como desarrollar y hacer un mejor uso de tus habilidades políticas para aumentar tu impacto, tu poder e influencia.

Cuando hablamos de poder e influencia, a menudo nos referimos al significado político. ¿Pero, qué son las habilidades políticas?


Cuando se pregunta a las personas si tienen una visión positiva o negativa de las habilidades políticas, la mayoría de las personas responde negativamente. Cuando te das cuenta que las habilidades políticas consisten en utilizar los medios más legítimos para influir en el curso de los acontecimientos y avanzar en nuestras ideas, de repente la mayoría de las personas cambia de opinión. Para hacer un buen uso de tus habilidades políticas en la comunidad empresarial, primero debes tener una buena credibilidad y un gran sentido de integridad.

¿Por qué la noción de poder e influencia a menudo se percibe peyorativamente?


Desafortunadamente, cuando las personas escuchan algo sobre el poder e influencia o la capacidad política, a menudo hay situaciones donde el objetivo no se conoce (y por lo tanto está oculto) y donde estas personas manipulan a la audiencia. En este caso, no son habilidades políticas, sino manipulación pura y dura. La distinción es muy importante porque en los negocios, las habilidades políticas pueden influir y tener impacto para alcanzar objetivos específicos.


¿Por qué son útiles las habilidades políticas en el lugar de trabajo?


Los empleados, gerentes, autónomos y líderes trabajan en equipos, negocian acuerdos, trabajan en proyectos y hacen negocios con clientes. Las habilidades políticas les permiten mantener buenas relaciones, influir positivamente en el curso de los acontecimientos hacia una meta, facilitar la toma de decisiones, en resumen, tener un impacto positivo en el trabajo. Estas son habilidades que también son muy útiles en nuestra vida personal. SIGUE LEYENDO...



31 de julio de 2018

Agresión en la oficina. Jefes miserables y compañeros tóxicos

La agresión en la oficina existe y puede provenir tanto de unos jefes miserables como de unos compañeros tóxicos


Los oasis laborales pueden convertirse, a toda velocidad, en ambientes resecos y deplorables, porque la guerra psicológica trepa más rápido que la felicidad, araña con sus zarpas las autoestima y revienta la lealtad y el orgullo de pertenecer a un equipo llamado a hacer grandes cosas y, sobre todo, a hacerlas pasándoselo bien.

Hay formas de saltar ante esta agresión en la oficina antes de que se estampe el coche, de administrar al compañero que lo enmierda todo y de no perder los nervios ni, la mayoría de las veces, la sonrisa.

  
Agresión en la oficina por jefes miserables


No es lo mismo que el agua sucia de la agresión en la oficina mane de la fuente de un jefe, de la propia cultura de la empresa o de un compañero de igual rango. Los jefes miserables suelen ser de dos tipos: o fuertes y narcisistas o débiles y cobardes.
  
Los fuertes y narcisistas machacan a sus empleados con comentarios destructivos que excusan como una forma de motivar; se preocupan exclusivamente de su bienestar, de su poder y de su estatus (y asumen que si ellos están bien, el equipo está bien); se atribuyen todos los éxitos e ideas de sus subordinados también delante de ellos y viven enganchados al trabajo e imponen a su gente el mismo ritmo (aunque no tengan ni el mismo salario ni la misma responsabilidad) con llamadas y correos urgentes a horas intempestivas.

En paralelo, establecen objetivos inalcanzables que redundan en la desmoralización y sensación de insuficiencia de la mayoría de los suyos y reservan para los mandos intermedios una de sus estrategias más perversas: dejarlos sin galones ni poder para que los devoren sus subordinados, y echarles después la culpa del caos de su gestión.  
  
Los líderes débiles y cobardes, simplemente, toleran que la cultura tóxica de la empresa y las presiones de sus jefes fuertes y narcisistas recaigan, como bolas de plomo, directamente sobre sus equipos. Acusarán a sus colaboradores de los fracasos del departamento en reuniones a puerta cerrada con sus amos. Se atribuirán, también en privado, todos sus éxitos.

Agresión en la oficina. Jefes miserables y compañeros tóxicos
Agresión en la oficina. Jefes miserables y compañeros tóxicos
Aceptarán puestos de poder para los que saben que no están en absoluto capacitados y para los que sus propios equipos no confían en ellos, y eso les llevará a depender, como marionetas al viento, de los caprichos de sus jefes narcisistas. Mirarán para otro lado cuando haya agresión en la oficina y los más matones de sus subordinados abusen, marginen y degraden a sus compañeros. A sus malas prácticas se suman entonces las de los subordinados tóxicos. 
  

Agresión en la oficina por subordinados tóxicos: Tarados


Los subordinados tóxicos tienen perfiles diversos y, en ocasiones, acumulan más de una tara. Entre las taras posibles se encuentra, para empezar, ser un vago lamentable que intenta, con cierta habilidad y gracejo personal, que otros le hagan su trabajo.

Es el rey de las excusas y las bromas; a veces apela al falso sentimentalismo para justificar su pobre rendimiento (¡No veo a mis hijos! ¡Nadie me reconoce!) y casi siempre se alinea con los líderes naturales del equipo, que son los que van a defender su holganza a cambio de servidumbre y seguidismo.

La segunda tara suele ser el matonismo puro y duro, toscamente disimulado como la capacidad de espolear a otros para que rindan u obedezcan más. No saben la diferencia entre dar una hostia y transmitir una orden.
  
La toxicidad, sobre todo en profesionales del mismo rango, también se revela en los rumores y los comentarios que pretenden aislar y destruir a los colegas a los que o se envidia o se sospecha que vienen a cuestionar el statu quo. Seguirán el manual del buen maltratador: primero, destrozan la reputación y la autoestima de la víctima; después, la víctima aceptará o incluso demandará el justo castigo por ser mejor que su agresor. Es una provocadora.
  
Muchas veces, no se libran de esta situación ni los llamados lobos solitarios, que son trabajadores de rendimiento estelar, pero demasiado individualistas como para jugar en equipo.

Es posible que estos también se vuelvan tóxicos por las dinámicas que generan, pero no es fácil porque intentan situarse al margen de la colectividad. Quizás lo sean, con el tiempo, si los elevan a cargos de responsabilidad y se transforman en jefes narcisistas y fuertes. O si su despreocupación por el equipo los lleva por la senda de la debilidad.
  

La agresión en la oficina y la banalidad del mal


Por supuesto, los compañeros que todo lo enmierdan pueden sufrir taras propiamente psicológicas o psiquiátricas, pueden hacer daño a otros porque carecen de empatía y asumen que nadie tiene nada que enseñarles y pueden ser sujetos con una personalidad extremadamente permeable en situaciones extraordinarias.
  
Estas situaciones no son otra cosa que un ambiente devastador en una empresa que recompensa a los que actúan con crueldad disfrazándola de excelencia.
En vez de optar por el exilio interior, por marcharse, por denunciarlo, por protegerse o por hacer el mínimo daño posible, esas permeables marionetas prefieren jugar un papel activo y destacado en este régimen de opresión después de convencerse de que no había alternativa.
  
Es lo que Hannah Arendt llamó «la banalidad del mal», un rasgo que compartían muchos altos funcionarios nazis que no mataron ni torturaron, directamente, a nadie. Dirán, dijeron, que solo cumplían órdenes.

La mejor forma de sobrevivir depende muchísimo de la fuente de la toxicidad. Si la cultura de la empresa es tóxica, entonces hay que marcharse cuanto antes y evitar sentirse humillado por la huida. Abandonar en estas ocasiones no solo es de inteligentes, sino también de personas fuertes que saben cómo quieren ser tratadas.
  

Alternativas de solución a la agresión en la oficina 


Si el cáncer proviene de un tumor llamado jefe, cabe la posibilidad de negociar ciertos límites y de que salga algo positivo de una conversación delicada y honesta. Si es veterano, no hay que hacerse demasiadas ilusiones. Ha tenido muchas oportunidades de cambiar y le ha ido de maravilla evitando hacerlo. ¿Por qué iba a rectificar ahora?
  
Cuando la toxicidad viene de un compañero caben distintas estrategias. Una es, de nuevo, conversar con franqueza, establecer ciertos límites y tratar de reconstruir la relación dañada.

Otra es avisar al jefe de que esto está perjudicando al rendimiento y la moral de la tropa. La más difícil, quizás, sea contener las arremetidas, apuntalar la autoestima propia y del equipo y no caer en las mismas bajezas que el agresor (a veces, el camino más rápido para volvernos tóxicos es combatir a una persona tóxica con sus mismas armas).
  
Es imprescindible mantener la credibilidad exterior que el tumor maligno intenta erosionar delante de otros departamentos, colegas o clientes de la empresa y demostrar con hechos y con palabras que la metástasis de ese cáncer no solo hace daño a un órgano sino que, con el tiempo, pondrá en peligro al cuerpo entero.
  
Si nada funciona y se vuelve imposible disfrutar del trabajo, hay que votar con los pies y marcharse antes de convertirse en una marioneta más de ese ambiente envenenado. Salir corriendo de un incendio no es de cobardes. Son los que se quedan los que están paralizados por el miedo. 


Te puede interesar: 

El arte de la ventaja: "Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes." 

Manual y espejo de Cortesanos: Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. 

24 de julio de 2018

¿Soy un narcisista?

Cómo saber si soy un narcisista, si soy el centro del universo, si carezco de empatía por otras personas y si estoy excesivamente preocupado por mí mismo


Uno de los trastornos de la personalidad más incomprendidos es el narcisismo. Esta condición mental hace que la persona que la padece tenga un sentido exagerado de su ego, es decir, que piense que es el centro del universo y que está extremadamente preocupado por sí mismo. El narcisista no tiene empatía por otras personas. El egocentrismo es la base del narcisismo.

¿Soy un narcisista?
¿Soy un narcisista? 
Aunque las causas de este tipo de trastorno siguen siendo desconocidas, su desarrollo se vuelve más fuerte en las personas que generalmente han tenido una infancia generalmente insensible. Si te preguntas “¿ soy un narcisista ?”, presta atención al siguiente artículo porque te damos las claves para saber si padeces esta afección que te hace sentir como la persona más importante de tu vida.

Pasos a seguir para saber si soy un narcisista


1. El narcisismo tiene sus orígenes en la mitología griega.


Se dice que el joven y hermoso Narciso rechazó a todas las mujeres que se enamoraron de él. Su belleza era tal que se enamoró de sí mismo después de ver su reflejo en el agua. Se enamoró tanto de su propia imagen que saltó al agua donde finalmente murió y se convirtió en una hermosa flor, que ahora llamamos narciso. Fue el castigo infligido por los dioses a su desmesurada autoestima.


2. El narcisismo es un síndrome que sufren las personas con baja autoestima, aunque esto parece sorprendente.


La sensación de vacío provoca en ellos un deseo de egocentrismo y admiración por sí mismos, porque no encuentran este amor en su entorno. El narcisista también debe demostrar continuamente a sí mismo y a los demás  el éxito, el dinero, el estado social o el poder.


3. Para un narcisista, todo se reduce a objetos tangibles, desde la belleza al poder hasta una pareja.


Todo y todos deben ser una definición de su propio éxito, por lo tanto, son perfeccionistas y eliminan el valor de todo lo que los rodea para atribuirlo.

4. Para saber si soy un narcisista, necesitaré comenzar a observar y analizar mi propio comportamiento.


La persona que padece este trastorno psicológico siente un amor desproporcionado por sí mismo y tiene comportamientos de personalidad disfuncionales, es decir, son demasiado positivos con respecto a sus posibilidades y éxitos, requieren una admiración constante por sí mismos y no muestran un mínimo de empatía por los demás.

Que haya cierto grado de autoestima es normal e incluso saludable para seguir siendo optimista y positivo, pero cuando ese amor se vuelve extremo u obsesivo, estamos hablando de un trastorno narcisista.


5. Para saber si soy un narcisista y tengo este problema de personalidad psicológica, lee atentamente los siguientes puntos.


Si te reconoces en 5 o más de ellos, esto puede ser una indicación de que eres un narcisista:
  • Exageración de fantasías en relación con el éxito, el poder, la belleza o la autoestima.
  • Soy un narcisista  si tengo un desproporcionado sentimiento de amor e importancia hacia mí mismo.
  • Soy un narcisista cuando necesito una admiración excesiva.
  • Me considero tan especial que solo puedo conocer personas que son al menos tan importantes como yo, despreciando todo lo que está por debajo de mí.
  • Soy pretencioso. Espero un trato especial y necesito que mis expectativas sean siempre respetadas, sean las que sean.
  • Me aprovecho de los demás para alcanzar mis propios objetivos.
  • Soy apático y sin empatía. No me identifico con los sentimientos y las necesidades de los demás.
  • Creo que todos son envidiosos y celosos.
  • Tengo una personalidad orgullosa y arrogante.

¿Soy una narcisista?
¿Soy una narcisista? 

6. Si crees que tu forma de ser es similar a la de un narcisista, probablemente sufras síntomas como:


  • Reaccionas a cualquier crítica, sin aceptarla.
  • Exageras tus talentos, logros y éxitos.
  • Requieres la atención constante de todos los que te rodean.
  • Tienes un interés obsesivo por ti mismo.
  • Eres egoísta.
  • Eres egocentrista.
  • Desprecio por los demás al no considerarlos en tu nivel.

7. Las personas con trastornos narcisistas a menudo tienen muchos problemas debido a su egocentrismo, egoísmo y a su falta de empatía por los demás.


En general son suficientes y pretenciosos, lo que complica aún más el establecimiento de relaciones sanas y sinceras.

La necesidad apremiante de aprobación y evaluación por parte de quienes los rodean los lleva a exigir el reconocimiento de los demás, incluso si están equivocados y pueden ridiculizar y despreciar a todos por hacerlo. Su objetivo es sentirse aceptado, apreciado y amado.

8. En el fondo, y aunque pueda parecer sorprendente, el narcisista es una persona con deficiencias y baja autoestima que busca en sí mismo el ser realizado, valorado y amado.


Si crees que está sufriendo este trastorno y te preguntas ¿soy un narcisista?, consulta a un psicólogo para establecer un tratamiento psicoterapéutico que te ayude a establecer relaciones con los demás de una manera más positiva, empática, comprensiva y compasiva.

Si todavía tienes dudas, debes saber que tu trastorno de personalidad narcisista puede diagnosticarse mediante un examen psicológico. Hay muchas pruebas de personalidad que pueden detectar este trastorno psicológico.

Este artículo es puramente informativo y no tiene la capacidad de prescribir tratamiento médico ni realizar diagnósticos. Te invitamos a que vayas al médico si tienes inquietud por saber si eres narcisista.

16 de mayo de 2018

¿Sabes cómo impresionar a la gente que te rodea?

Uno de los errores más grandes para tratar de impresionar a la gente que te rodea es creer que los demás solo prestan atención a lo más importante. Para impresionar a la gente que te rodea, las pequeñas cosas y los detalles es lo más importante.


Son las pequeñas cosas que hacemos o dejamos de hacer las que dan la imagen de las personas que somos. Las pequeñas cosas determinan como responderemos a las grandes cosas que se presentarán en nuestras vidas.

¿Sabes como impresionar a la gente que te rodea?
¿Sabes como impresionar a la gente que te rodea?
La imagen que das a la gente que te rodea está determinada por tus acciones, comentarios, actitudes, comportamiento y también por tu apariencia. Todo esto se percibe en los primeros segundos tras conocer a una persona.

Entonces, ¿cómo dejar ver a los demás la clase de persona que realmente eres? ¿Cómo hacer para impresionar a alguien sin gesticulaciones exageradas o sin tener demasiado tiempo?


Estos 30 consejos pueden parecer simples, pero tienen un gran impacto. Sus efectos son duraderos. La gente recordará las pequeñas cosas que haces y esas son las que pueden lograr la diferencia que estás buscando.

1. Vístete correctamente.


Tu apariencia es lo que la gente primero ve de ti. Es lo que se llama primera impresión. Miran tu ropa, tu cabello, tus zapatos, etc. Asumen cosas de ti antes de que siquiera hayas abierto la boca. Si quieres impresionar a la gente, vístete para la ocasión. Tomate tu tiempo para vestirte correctamente.

2. Sé puntual.


Si llegas tarde a una cita o reunión, estás dando la oportunidad de que te juzguen sin siquiera estar presente. Si te comprometes a estar en un lugar a una hora determinada, debes llegar a tiempo. Esperar a una persona cuando ya debería haber llegado es a la vez frustrante y molesto.

3. Cumple tus promesas.


Hay muchas personas que se pasan la vida haciendo promesas que saben muy bien que no pueden ni van a cumplir. Prometen algo porque esto hace que la otra persona se sienta  bien en ese momento. El problema está al final del camino, cuando finalmente no cumples tus promesas y el bienestar de la otra persona se convierte en desencanto, frustración e incluso en enojo. Si no puedes cumplir con una promesa, no la hagas. Pero si la haces, haz todo lo posible para tratar de cumplirla.

4. Respeta a los demás.


Este respeto incluye a tus mayores, menores, compañeros de trabajo, miembros de tu familia, etc. Puede ser bastante complicado de hacer cuando estás rodeado de personas que tienen diferentes opiniones a la propia, o que actúan en formas que uno no aprueba. Pero igualmente puedes ser civilizado. Si buscas atributos que tú respetas en esas personas, seguramente los hallarás.

5. Participa.


Si comulgas con la idea de un planeta verde, entonces actúa de modo que el planeta pueda ser verde. Si estas a favor de tu gobierno local, entonces asiste a las reuniones comunitarias. Se parte de las cosas que te interesan.

6. Di frecuentemente “por favor” y “gracias”.


Son palabras pequeñas, pero tienen un gran significado. Expresar tu gratitud a la gente, aún por los actos de generosidad más pequeños, muestra que ves el bien en la gente; demuestra que prestas atención a las cosas que la gente a tu alrededor está haciendo y diciendo.

7. Sonríe con frecuencia.


Las sonrisas son contagiosas. Si un extraño pasa  junto a ti en la tienda y te sonríe, la respuesta natural es sonreírle también. Ver a alguien reír, puede permitir a otros recordar que hay cosas para estar agradecido, de que la vida es divertida y excitante.

8. No estés constantemente colgado de tu teléfono.


Cuando estés con alguien, estás del todo, en todos los aspectos. Los teléfonos son fascinantes inventos tecnológicos, y también una distracción. Usa tu teléfono en los momentos apropiados. No necesitas estar aferrado a él durante cada instante del día.

9. Sé fiel a tu pareja.


Todos los días escuchamos historias de divorcios e infidelidades. Sé honesto con tu pareja, así muestras que sabes cuáles son tus prioridades y que entiendes lo que significa participar de una relación sana.

10. Apoya a tus hijos.


Tomate el tiempo necesario para participar de la vida de tus hijos. Entérate qué les interesa. Ve a sus partidos, recitales, competiciones, reuniones de maestros, etc. Escucha cuando te hablen. Trata de convertirte en un padre al cual puedan recurrir cuando necesiten responder alguna pregunta.

11. La higiene personal no es una opción, es un requisito muy necesario.


Ten siempre a mano limpias. Usa desodorante. Cepíllate los dientes. Usa ropa limpia. Aun cuando estas cosas parecen ser de sentido común, mucha gente parece no entenderlas. Hablar con alguien que tiene mal aliento genera malestar. Lo único en lo que uno puede pensar es en darle una pastilla de menta.  Sé impecable en tu higiene personal y la gente estará más atenta de lo que dices o haces que en cómo hueles.

12. Habla claramente y haz contacto visual.


Deja ver a la persona con la que estás hablando que estás realmente involucrado en la conversación y que estás interesado en lo que está hablando.  No murmures, ni mires a tu alrededor. Mantente focalizado en la persona.

13. No mastiques goma de mascar.


Esto depende de la situación en la que te encuentres. Si estás pasando un tiempo con tu familia o con amigos o en el cine, la goma de mascar está bien. En una situación profesional, la goma de mascar es un elemento que genera distracción y da muy mala imagen de ti.

14. Utiliza el sentido del humor.


El sentido del humor puede aligerar un ambiente cargado y relajar a las personas en el caso de haberse generado una situación tensa. Asegúrate de utilizarlo en los momentos apropiados.


15. Saluda a la gente con un abrazo.


Trata de determinar la situación en la que te encuentras. Seguramente no querrás ir a una entrevista y abrazar al que potencialmente podría ser tu jefe, pero deberías saludarlo con un apretón de manos firme. Con los amigos y la familia, un abrazo muestra un cierto nivel de intimidad. Muestra que los amas y que te importan y el abrazo es una manera de expresarles eso físicamente.

16. Se honesto contigo mismo.


Sabes lo que quieres de la vida y debes hacer todo lo que puedas para lograrlo.

17. Escucha a otras personas.


Cuando alguien está hablándote, escucha lo que te está diciendo. No estés pensando en la respuesta mientras te hablan.

18. Sé amable y educado.


Ábrele la puerta a alguien, recoge el correo de tu vecino cuando no esté en la ciudad, prepárale la cena a alguien que acaba de tener un bebé.

19. Sé organizado.


Ten un plan y estate siempre atento a lo que está sucediendo. Debes saber dónde están las cosas en tu casa, en tu trabajo, en tu auto, etc.

20. Felicita a la gente.


Encuentra las cosas buenas de la gente que te rodea y tómate el tiempo necesario para hacerles saber que las has notado. Elogia alguien por su ropa, por su trabajo, por su actitud o sobre cualquier otra cosa que se te ocurra que sea digna de elogio.

21. Comparte el conocimiento y la información con otras personas.


Si tienes una capacidad o un talento, compártelo. Enséñaselo a otros y comparte lo que sabes y lo que has aprendido.

22. Sé positivo y focalízate en las cosas buenas.


Esto puede ser muy difícil a veces, pero es posible. Enfócate en la solución y no en el problema. Mantente positivo.

23. Ayuda a los demás.


Presta tu ayuda cuándo y dónde puedas. En la mayoría de los casos, los oportunidades de prestar un servicio no surgen en los momentos más oportunos, pero sacrificar parte de tu tiempo para ayudar a otras personas dice mucho acerca de ti.

24. Mantén limpio tu vehículo.


Lleva tu vehículo con frecuencia al lavadero. Límpialo por dentro. No dejes que la basura se amontone. Nunca sabes cuándo tendrás que llevar a alguien.


25. Preocúpate por la gente.


No construyas una pared para “proteger”  tus sentimientos. Permítete sentir y permítete cuidar a la gente.

26. No te ofendas.


La gente dirá y hará cosas, a propósito o por accidente. Esas cosas pueden herirte pero puedes elegir entre ofenderte o dejarlas pasar.


27. Hazte responsable de tus errores.


Cuando cometas un error, admítelo, hazte cargo y haz lo posible para enmendarlo y seguir adelante.

28. Aprovecha todas las experiencias que la vida tiene para ofrecerte.


Si tienes la oportunidad de ir a algún nuevo sitio, de aprender un nuevo talento o intentar algo nuevo, ¡Hazlo! Disfruta de la vida.

29. Mantente al tanto de lo que sucede en el mundo.


Debes estar informado sobre lo que está pasando a nivel global y a nivel local.

30. Viaja.


El mundo es muy grande. Tómate el tiempo para salir y conocer a nueva gente, aprender de nuevas culturas y tener nuevos recuerdos.


11 de mayo de 2018

Cómo dejar de ser introvertido: el truco de 3 pasos que funciona en todo momento

Piensas que ser introvertido es una virtud y ser tímido, una tara. Pero ser introvertido no te hace ningún bien. Aquí verás cómo dejar de ser introvertido con un truco que funciona.


A menudo hemos pensado que ser introvertido es una virtud y ser tímido, una tara. Pero de hecho, ser introvertido no te hace ningún bien. Sé algo al respecto, porque yo mismo era un introvertido, y busqué una salida durante varios años.

Hay buenas noticias: encontré un truco que funciona y sé cómo dejar de ser introvertido.


¿Cómo proceder, te preguntas? Aquí están los 3 pasos a seguir cuidadosamente si no quieres ser introvertido durante más tiempo.

Cómo dejar de ser introvertido: el truco de 3 pasos que funciona en todo momento
Cómo dejar de ser introvertido: el truco de 3 pasos que funciona en todo momento


Introversión: qué es lo que se entiende por ello


La introversión es la capacidad de volverse hacia uno mismo. Es el estado normal de los que se sienten cómodos cuando están solos, o como mucho, en compañía de unas pocas personas. Por otro lado, sólo aprecian moderadamente las situaciones grupales. Cuando yo era un introvertido, por ejemplo, no necesariamente me costó mucho hablar en público. Pero puse tanta mala voluntad que al final, tal vez era mejor no hablar en absoluto. Antes de tomar medidas concretas para superar esta condición, podría tomar un café con un amigo, a una hora del día en que la cafetería estaba desierta. Pero en una habitación abarrotada, era más complicado.

Por lo tanto, uno no puede pensar que ser introvertido no es un problema, te aseguro que no es siempre una parte del placer. ¿Por qué? Porque el mundo está diseñado para promover y premiar a las personas más extrovertidas. Consiguen más cosas, son más apreciados y tienen más carisma. Además, nada se puede hacer de manera aislada en la vida. Así que tu vida será más interesante si sales de tu zona de confort. Pero, ¿cómo puedo dejar de ser introvertido?

¿Cómo dejar de ser introvertido?: mediante la práctica


La solución para salir de la introversión es prepararse para ello. Es relativamente fácil permanecer en modo autónomo, y salir de esta postura no se hace de la noche a la mañana. Para este tema, con unos pequeños entrenamientos rápidamente encontrarás la actitud correcta cuando te sientas avergonzado.

He probado esta técnica durante varios meses, en el momento en que tomar un café en una habitación abarrotada me daba pavor. Me gustaba ir a una de las cafeterías ubicadas cerca de mi casa, y me quedaba 5, luego 10 y luego 15 minutos. Normalmente elegí horas con muchos clientes, y este entrenamiento me empujó a charlar con los camareros, y a veces con algunos clientes. Al final del día, me sentí bastante cómodo en esta cafetería, incluso con un montón de visitantes que se convirtieron poco a poco en mis amigos.

Podrías inspirarte en esta técnica. Si te sientes incómodo con tus compañeros, prepárate antes de ir. Busca la forma más fácil y directa de charlar con unos cuantos compañeros. Visualízate a ti mismo haciéndolo, y actúa una vez en compañía de tus compañeros.

Tal vez tengas problemas para hablar en público. Repite tu discurso delante de una persona, luego dos, luego más gente. Serás menos tímido y más seguro cuando llegue el momento

¿Cómo dejar de ser introvertido?: exponte poco a poco


Los que se exponen a situaciones que les causan malestar logran superar su introversión. Por supuesto, es necesario empezar por detectar lo que está sucediendo en este estado. Algunas personas son introvertidos en el trabajo. Están luchando para poder interactuar con sus colegas. ¿Cómo exponerte?  ¿Por qué no llamar a algunos de ellos para tomar charlar antes de ir a la oficina? A continuación, tendrás menos problemas para estar y charlar con ellos. Hazlo con 2, 3, 4 y 5 colegas. Sin duda, acabarás encontrando muy interesantes a algunos de ellos.

¿Y si los extraños te hacen sentir incómodo? Podrías probar la técnica de recompensa. ¿Qué quieres decir? Bueno, empieza por felicitar a la gente que conoces todos los días, pero nunca saludas por algo que los caracteriza. ¿Alguno de tus vecinos tiene buenos zapatos esta mañana? Házselo saber. ¿Otro probablemente está ya en marcha a las siete de la mañana? Háblale de su puntualidad. Si adquieres el hábito de felicitar a otras personas, gradualmente saldrás de tu burbuja. No tendrás tantos problemas para hablar con extraños, y poco a poco, tu introversión será menos obvia.

¿Cómo dejar de ser introvertido?: cambia de postura y actitud


Probablemente estarás de acuerdo en que las personas introvertidas casi siempre tienen algo en común: una actitud de que se contiene, manos en los bolsillos, brazos cruzados y a veces incluso una mirada con el ceño fruncido. Seamos sinceros: estos gestos y actitudes no son atractivos.

Para hacer las cosas de manera diferente, es probable que tengas que cambiar tu actitud y modales. Y la primera cosa que tienes que hacer para cambiar tu postura es sonreír. No aprenderás a hacerlo en un libro. Sólo sonríe más a menudo. Este único gesto te permite salir de tu zona de confort. Entonces sigue con los gestos que denotan confianza. Por ejemplo, usa tus brazos cuando hables, en lugar de mantenerlos en los bolsillos. Usa expresiones faciales cuando estés interactuando con la gente. Ponte derecho y relájate en presencia de otras personas.

También deberías cambiar tu forma de pensar. La gente introvertida normalmente no quiere salir de su casa. Si este es tu caso, sal más a menudo con amigos de confianza. Otros no siempre quieren cambiar su look, ya que están acostumbrados. Bueno, no va a ser tu caso, cambia tu look, siempre y cuando la actitud inversa disminuya tu tendencia a introversión.

Todos estos trucos te ayudarán a ser más juguetón y menos auto-contenido. ¿Has probado algo más con éxito? Vamos, no seas introvertido: ¡deja un comentario y habla sobre tu experiencia :) !


1 de octubre de 2017

La mujer que deseas

8 señales de que has encontrado a la mujer que deseas para ser tu esposa. 


Es posible formar un vínculo tan fuerte con una pareja que dure toda la vida


Las mujeres, o no puedes vivir con ellas o puedes vivir sin ellas. Aunque es un refrán muy corriente, es bastante inútil.

Si no puedes vivir con una mujer o sin ella, entonces estás básicamente jodido. Afortunadamente, es posible formar un vínculo con una pareja lo suficientemente fuerte como para durar toda la vida. El verdadero truco es entender si la mujer es o no - a falta de una frase mejor - un ángel guardián.

La mujer que deseas
La mujer que deseas
Mientras que cada hombre se sentirá atraído por un tipo diferente de mujer, hay un par de signos a los que debes prestar especial atención. Llámame anticuado, pero creo que un hombre sólo debería casarse una vez. Hay un par de maneras de saber que la mujer que has encontrado puede muy bien ser la última mujer que deseas:

Confías en ella.


A pesar de todo lo que se diga, la confianza es un aspecto crucial en cualquier relación. Lo que es más importante para tener en cuenta es lo frágil que es la confianza entre dos individuos, especialmente entre dos personas que están íntimamente relacionadas.

Cuando una persona rompe la confianza de la otra, causa dolor. Cuanto m alguien confía en la persona, más se preocupa y más daño le hará una vez que la confianza se rompa.

Tal dolor deja cicatrices abiertas que pueden llevar una eternidad para sanar. Si encuentras a una mujer en la que confías enteramente y, lo que es más importante, una mujer con la que no puedes imaginar quebrantar esa confianza, entonces puedes haber encontrado la mujer que deseas. SIGUE LEYENDO...



9 de agosto de 2017

No casarse por 6 buenas razones


No casarse es una opción a considerar por estas 6 buenas razones. No todos necesitan ni tienen la voluntad de casarse y ponerse el anillo en el dedo.


1. No casarse porque esta situación no significa estar solo.


Generalmente se asume que una persona casada tendrá siempre alguien a su lado, ya sea para bien o para mal. Pero solo quiero aclarar que aunque no te cases, siempre puedes tener una persona para lo mejor o para lo peor, alguien de quien depender, alguien que amamos, con quien podemos reír, luchar juntos, echar de menos y confiar y dar confianza. Porque no casarse no significa estar solo y no estar rodeado de amigos, amantes, hermanos, vecinos y colegas. Simplemente no estás casado. Tal vez estás inmerso en una relación. O tal vez esa relación solo dure dos años. Quizás seas como yo: estás en una relación de diez años y con la esperanza de que dure toda la vida. Tal vez no deseas en absoluto estar en pareja.

En cambio, prefieres encontrar a amigos alrededor de una buena comida, viajar por carretera y hacer amistad con extraños, trabajar para causas sociales, nadar en el mar o tocar el violín en un grupo de aficionados. No es necesario estar casado para obtener todas las cosas que se supone que te da un matrimonio: una vida llena de experiencias y de intimidad.


No casarse por 6 buenas razones
No casarse por 6 buenas razones

2. No casarse porque el amor es un misterio...


Y el matrimonio, por definición, es un contrato puro y simple. Yo no quiero o necesito que mi amor esté limitado por papeles o términos legales. Lo que hace la belleza del amor es que no está definido y que es constantemente cambiante.

3. No casarse  porque la verdadera seguridad viene cuando conoces tu verdadera personalidad y te quieres pase lo que pase.


A veces la vida no es de color de rosa y el matrimonio no cambia en nada lo anterior. Ser y sentirse alguien seguro, sin embargo, te hace soportable el pasar por tiempos difíciles. Me siento seguro con mis hijos, que me hacen morir de risa cada vez que canto algo a nuestro perro. Le doy las gracias a mi pareja cuando lee mi mente y adivina que me muero por comer unas patatas fritas que acaba de comprar camino a casa desde la oficina. Doy las gracias a mi mejor amiga, cuando ella comprende estoy exhausto y me envía un poema. Sentirse reconocido y amado por las personas que te rodean (amantes, colegas, amigos) proporciona la máxima seguridad. No es necesario estar casado para disfrutar.

4. No casarse porque todavía puedes tener un anillo.


Cuando uno de mis amigos celebró sus 40 años hizo una lista de boda con artículos de menaje del hogar y organizó una fiesta de “no matrimonio”. Primero pensé que sería un tipo raro y egoísta y entonces me di cuenta: todos los casados reciben regalos en sus listas de bodas, ¿por qué se iba a negar este placer mi amigo soltero? ¿Y por qué no a mí mismo? Me refiero, no exactamente a menaje del hogar, sino a estos aspectos que me gustan de los rituales del matrimonio como la ceremonia en sí misma o en los aniversarios del matrimonio. Porque después de estar con mi novia durante cinco años, me di cuenta que estaba buscando algo más tradicional: un símbolo tangible de nuestra conexión, algo debo tener conmigo en todo momento y que pudiera tocar. Tímidamente le dije que quería un anillo y me encontró uno maravilloso.

5. No casarse porque puede salir mal.


Mi amiga y yo hemos estado juntos durante 10 años, y cuando pasamos momentos difíciles (como todas las parejas) sentí un alivio al ver que nada nos obligaba a permanecer juntos, aparte de nuestro deseo de hacer funcionar la relación. Somos libres para romper en cualquier momento si la convivencia nos resulta demasiado difícil. Es un pensamiento estimulante y paradójico. Durante nuestros momentos más tristes, más feos y más desesperados, esta realidad me ha consolado, porque me dio la voluntad de centrarme otra vez en mi pareja.

6. No casarse porque siempre se puede contraer matrimonio el año próximo. O el siguiente. O el de después.


Yo no soy un activista anti-matrimonio. Y esto no es una medida cautelar, es sólo una lista. Ya he estado casado, y de verdad, mi pareja y yo no nos prohibimos el casarnos algún día. No sabemos todavía cuando nos gustaría tener una acreditación legal, pero estamos abiertos a esa posibilidad. En ese sentido, esa es la razón: permanecemos abiertos al mismo tiempo a nuestra visión del matrimonio y a nuestra relación. Espero permanecer abierto y estar continuamente receptivo a nuevas ideas, pensamientos, impresiones y experiencias, a los demás y a nosotros mismos. No importa si estás en una relación a largo plazo, si estás sufriendo de una ruptura, empezando una nueva relación o si viajas solo: nadie sabe lo que pasará en el futuro. Por eso estamos avanzando en este terreno, conscientes de los límites de nuestra incertidumbre y motivados por la aventura.

Te puede interesar:

Soltero de oro, cómo serlo o cómo encontrar a la pareja de tu vida


2 de abril de 2017

¿Estás saliendo con un pervertido?

¿Cómo saber si estás saliendo con un pervertido o un tipo normal? Aunque no es fácil, no es imposible de saber. 


La diversión en una relación es lo que mantiene viva la chispa. 


A pesar de que la "diversión" puede significar cosas diferentes para personas diferentes, aquí estamos hablando específicamente de hacer el amor. 

¿Estás saliendo con un pervertido?
Es parte de la naturaleza humana el querer sentirse más cerca de la otra persona para obtener íntima y se podría añadir que eso es lo normal. Pero lo que puede considerarse "normal" puede tener diferentes puntos de vista y depende de la perspectiva del individuo. 

Los chicos no tan "normales" hubiera sido tachado de pervertidos. Entonces, ¿cómo saber si estás saliendo con un tipo normal o un pervertido? Aunque no es fácil, no es imposible de saber. 


Razones por las cuales ciertos individuos son “diferentes” 


El problema es que el apetito sexual varía drásticamente. Lo que una persona podría pensar que es completamente normal, probablemente sería algo bastante raro para ti. No hay que preocuparse, se supone que debes sentirse bien cuando estás saliendo con alguien, no ansioso. El juego de roles, tener aventuras en lugares públicos puede ser un excitante para ambos. Pero la pregunta importante es si es solo juego para la otra parte. Si sus formas explícitas son muy difíciles de controlar, probablemente deberías hablar al respecto. Pero ¿cómo saber si realmente es un pervertido? Sigue leyendo para averiguar las cosas comunes que hacen los pervertidos. 

Te manda imágenes inapropiadas: En vez de rosas, ¿te envía "guarradas"? ¡Probablemente deberías mantenerte alejada de este tipo pervertido! Los hombres son criaturas visuales, es cierto. Pero deben entender que una mujer le encantaría más un ramo de rosas que una foto de su basura mental. ¡No me digas que necesita más signos de que es un pervertido! SIGUE LEYENDO...




8 de diciembre de 2016

Cómo trabajar con tu enemigo

Trepas, pelotas, escaqueados y caraduras son los más indeseables de la oficina. Convivir con ellos es algo sencillo hasta que se convierten en enemigos


Pasamos buena parte de nuestra vida en la oficina, rodeados de personas de toda índole, clase y condición a las que apenas conocemos. 


Las relaciones laborales son eso, laborales y conviene no confundirlas con las personales. En momentos tan duros como los que vivimos, en los que los despidos, las bajadas de sueldo y las promociones inexplicables están a la orden del día, mantener el puesto de trabajo despierta el instinto de supervivencia profesional. 

Cómo trabajar con tu enemigo
Cómo trabajar con tu enemigo
¿Qué actitudes convierten a tu mejor colega en un enemigo? Eva Rimbau, profesora de la UOC y experta en dirección de recursos humanos, tiene la respuesta: “Es especialmente peligroso el compañero que parece simpático y comprensivo, que te invita a contarle tus problemas y que luego utiliza esta información en tu contra”. Pero lo peligroso viene después: “La información que habrá dado de ti no será del todo falsa, sino una interpretación malévola de la realidad, lo que hace difícil poder negarla”.

Lo más duro de vivir situaciones de este tipo es que dejan poco margen para la réplica. Corres el peligro de salir perdiendo si tratas de defenderte del presunto agravio. Esos personajes son especialmente maquiavélicos y es complicado pillarles en un renuncio. José Manuel Chapado, socio de Isavia, advierte que su ambición desmedida y la envidia les delata: “Las personas pierden el norte cuando su ego les puede y les domina. Viven hacia fuera y acaban padeciendo la desconexión con su propio interior, que es el lugar donde anidan los principios y los valores de las personas”. 

Cómo vencerle


Conseguir acorralar al enemigo es fundamental para ganarle la batalla. Una de las pistas SIGUE LEYENDO...

6 de diciembre de 2016

El puente

Había una vez dos hermanos, Tomás y Javier. Vivían uno al frente del otro en dos casas de una hermosa campiña.


Por problemas pequeños, que al acumularse sin resolverse se fueron haciendo grandes con el tiempo, los hermanos dejaron de hablarse. Incluso evitaban cruzarse en el camino.

El puente
El puente
Cierto día llegó a la casa de Tomás un carpintero y le preguntó si tendría trabajo para él. Tomás le contestó:

-¿Ve usted esa madera que está cerca de aquel riachuelo? Pues la he cortado ayer. Mi hermano Javier vive en frente y, a causa de nuestra enemistad, desvió ese arroyo para separarnos definitivamente. Así que yo no quiero ver más su casa. Le dejo el encargo de hacerme una cerca muy alta que me evite la vista de la casa de mi hermano.

Tomás se fue al pueblo y no regresó sino hasta bien entrada la noche.

Cuál no sería su sorpresa al llegar a su casa, cuando, en vez de una cerca, encontró que el carpintero había construído un hermoso puente que unía las dos partes de la campiña.

Sin poder hablar, de pronto vio en frente suyo a su hermano, que en ese momento estaba atravesando el puente con una sonrisa:

- Tomás, hermano mío, no puedo creer que hayas construído este puente, habiendo sido yo el que te ofendió. Vengo a pedirte perdón. Los dos hermanos se abrazaron.

Cuando Tomás se dio cuenta de que el carpintero se alejaba, le dijo:

- Buen hombre, ¿cuánto te debo? ¿Por qué no te quedas?

- No, gracias —contestó el carpintero—. ¡Tengo muchos puentes que construir!


15 de junio de 2016

Cómo ser más sociable

Ser más sociable es una habilidad que puedes aprender. No necesitas ningún requisito previo para ser más sociable, solo necesitas una mente abierta 


Todo lo que necesitas para ser más sociable es tener una mente abierta y el propósito de cambiarte a ti mismo para mejor. 


Estas estrategias te ayudarán a moldearte de tal manera que te convertirás no sólo en alguien más sociable, sino también en alguien más seguro en ti mismo. 
Cómo ser más sociable
Cómo ser más sociable

Empieza desde lo básico


Olvida todo lo que la gente te ha dicho sobre ser más sociable o conocer gente. Para aprender y comprender correctamente este concepto es necesario trocear todo este asunto de ser más sociable en partes más pequeñas y manejables.

Así que, para empezar, ¿qué significa realmente ser sociable?


Pues bien, en esencia, es sentirse cómodo en situaciones sociales e interacciones y tener confianza en el trato con las personas, especialmente cuando conoces gente nueva.

¿Por qué es importante el ser sociable?


Si no te conviertes en una persona sociable te perderás una gran parte de lo mejor de tu vida. La inadaptación social y la timidez pueden ser rasgos de carácter incapacitantes. Así que no sólo te vas a perder en los buenos momentos, además te perderás un montón de buenas oportunidades.

Cómo ser más sociable
Cómo ser más sociable

¿Quién puede convertirse en sociable?


Sí, cada persona de este planeta tiene el potencial de ser sociable. Algunos utilizan este potencial y tienen éxito, mientras que otros sólo se fijan en su propia angustia e inseguridad. Sólo depende de ti el decidir qué tipo de persona quieres a ser.

Así que ahora que ya entiendes lo que es y lo que significa ser sociable.

¿Cómo ser más sociable? Aquí verás cómo.


1. Sonríe mucho


El lenguaje corporal es el primer paso para la comunicación. Aun no has empezado a SIGUE LEYENDO...


26 de abril de 2016

Comportamiento tóxico que afecta a tus relaciones

Si tu comportamiento tóxico es algo habitual, es fundamental para tu felicidad que seas capaz de reconocerlo y cambiar tu actitud cuando sea necesario


Tu comportamiento es esa pequeña cosa que hace una gran diferencia. 


Hay multitud de comportamientos tóxicos que empujan a la gente a rechazarse unos de otros. Estos comportamientos causan una gran devastación en relaciones y en crecimiento personal y profesional. 

Seamos honestos, todos hemos tenido algún comportamiento tóxico, dañando a alguien en un momento u otro. Ninguno de nosotros es inmune a los cambios de humor y de comportamiento tóxico ocasional.  Hay muchas personas que son más evolucionadas, equilibradas y conscientes, y estos comportamientos solo ocurren raramente en sus vidas.

Comportamiento tóxico que afecta a tus relaciones
Comportamiento tóxico que afecta a tus relaciones
Los diez comportamientos tóxicos más comunes son los que siguen a continuación.

1. Comportamiento tóxico de envidiar a los demás


No dejes que la envidia (o los celos) te impidan obtener lo mejor de ti. La envidia es el arte de contar las bendiciones de otra persona en tu propio lugar. No hay nada atractivo o admirable en este comportamiento. Así que deja de comparar tu vida con todas las demás. Tu vida es tu vida, no es un concurso. Estás en competencia con una persona y solo una persona: tú mismo. Estás compitiendo por ser el mejor que puedas ser. Si quieres medir tu progreso, compárate a ti mismo con el que fuiste ayer.

2. Comportamiento tóxico de tomártelo todo de forma demasiado personal


Las personas son tóxicas para todos los que les rodean cuando creen que todo lo que sucede a su alrededor es un ataque directo contra ellos. La verdad es que lo dices y haces sobre la gente dice mucho más acerca de ti que de ellos. Reaccionas a lo que la gente dice sobre tus perspectivas, heridas y experiencias.  Si piensan que eres increíble, o creen que eres lo peor, es solo una opinión. No estoy sugiriendo que deberíamos ser narcisistas e ignorar todos los comentarios. Estoy diciendo que tanto daño, decepción y tristeza en nuestras vidas proviene de cómo nos tomamos personalmente las cosas. En la mayoría de los casos es mucho más productivo y saludable ignorar una opinión buena o mala de otras personas sobre ti y funcionar con tu propia intuición y sabiduría como guía. SIGUE LEYENDO...



10 de abril de 2016

Tratar con personas tóxicas

Las personas tóxicas desafían la lógica. Algunas personas tóxicas son felizmente inconscientes de los efectos negativos que tienen sobre los que les rodean


Las personas tóxicas desafían la lógica. 


Algunas personas tóxicas son felizmente inconscientes de los efectos negativos que tienen sobre los que les rodean, y otras parecen obtener satisfacción al crear caos y tocar las narices a otras personas. De cualquier manera, crean una complejidad innecesaria, una lucha, y lo peor de todo, estrés.

Tratar con personas tóxicas
Tratar con personas tóxicas

Los estudios han demostrado desde hace tiempo que el estrés puede tener un impacto duradero y negativo en el cerebro. La exposición de incluso unos pocos días al estrés compromete la eficacia de las neuronas en el hipocampo, un área del cerebro importante responsable del razonamiento y la memoria. Unas semanas de estrés causan una lesión reversible de las dendritas neuronales (los pequeños "brazos" que las células cerebrales utilizan para comunicarse entre sí), y meses de estrés pueden destruir permanentemente las neuronas. El estrés es una amenaza formidable para tu éxito. Cuando el estrés sale de tu control, tu cerebro y tu rendimiento sufren. 

La mayoría de las fuentes de estrés en el trabajo son fáciles de identificar. Si tu organización está trabajando para conseguir un subsidio que tu organización necesita para funcionar, estás obligado a sentir estrés y probablemente sabes cómo manejarlo. Son las fuentes inesperadas de tensión las que te toman por sorpresa y perjudican a la mayoría.

La investigación reciente del Departamento de Ciencias Biológicas y Psicología Clínica de la Universidad Friedrich Schiller en Alemania encontró que la exposición a los estímulos que provocan fuertes emociones negativas causan el mismo tipo de exposición que se obtiene al tratar con los cerebros de las personas causados por tóxicos sujetos a tener una respuesta masiva de estrés. Ya se trate de la negatividad, crueldad, síndrome de víctima, o simplemente locura, las personas tóxicas pone a tu cerebro en un estado de tensión que debe ser evitado a toda costa.

Tratar con personas tóxicas
Tratar con personas tóxicas
La capacidad de gestionar tus emociones y mantener la calma bajo presión tiene un enlace directo a su rendimiento. Se han llevado a cabo investigaciones con más de un millón de personas y se ha encontrado que el 90% de los de mejor desempeño son expertos en el manejo de sus emociones en momentos de estrés para mantener la calma y el control. Uno de sus mayores dones es la capacidad para neutralizar las personas tóxicas. Entre los mejores resultados están quienes han perfeccionado bien las estrategias que emplean para mantener a raya a la gente tóxica.

Si bien se han encontrado numerosas estrategias efectivas que las personas exitosas emplean cuando tratan con personas tóxicas, lo que sigue son doce de las mejores. Para hacer frente a las personas tóxicas con eficacia, es necesario un enfoque que te permita controlar lo que puede eliminar y lo que no se puede. Lo importante a recordar es que eres tú quien está al control.

Establecer límites 


Los quejicas y las personas negativas son malas noticias para ti, ya que se revuelcan en sus problemas y no logran enfocarse en las soluciones. Quieren que la gente SIGUE LEYENDO...


24 de febrero de 2016

Negociar un precio, trucos y consejos

La idea de negociar un precio puede ser intimidante. Como consumidores, hemos sido entrenados para pagar el precio marcado en bienes o servicios sin tener lugar a dudas. 


Si consideramos que el precio es demasiado alto, abandonamos la compra y buscamos opciones más baratas.


Es una opción que parece funcionar para nosotros. Pero sin embargo, podría funcionar mejor. No siempre recordamos que tenemos la opción de negociar un precio más bajo. Para negociar un precio más bajo en una transacción, es necesario seguir algunas reglas que no siempre son fáciles.

Negociar un precio, trucos y consejos
Negociar un precio, trucos y consejos

Reglas de negociación exitosa para negociar un precio


1. Haz tu tarea


Necesitas saber algunas cosas importantes sobre el servicio o producto que deseas comprar antes de comenzar las negociaciones:

- ¿Cuánto cobran competidores? Si le puedes decir al vendedor que sabes que el artículo está disponible a un precio inferior, eso le pone mucha presión para reducir su oferta. Además, le permites saber que no tienes que aceptar la oferta del vendedor y que puedes alejarte de las negociaciones y todavía conseguir lo que deseas.

- ¿Cuál es el costo para el vendedor? Es útil saber el margen entre los costos del vendedor y precio que pide, especialmente cuando compras un coche nuevo. Si sabes el precio que los nuevos concesionarios pagan al fabricante, entonces sabes el absoluto más bajo que puedes pedir.

- ¿Está el vendedor frente a un plazo? Si un vendedor tiene que deshacerse de un producto antes de una fecha límite, está más motivado para venderlo a un precio menor. Ganar dinero en el negocio puede no ser el objetivo más importante cuando está implicado un plazo y las consecuencias de esperar demasiado podrían ser costosas. Los vendedores de casas suelen tienen un plazo, ya que pueden necesitar vender su propiedad en un plazo para comprar otra vivienda.

- ¿Por qué lo pone la venta el vendedor? A veces puedes negociar con vendedores cuya preocupación fundamental no es hacer dinero. Por ejemplo, alguien que está de mudanzas puede estar dispuesto a aceptar una oferta muy baja por un lote grande de muebles, sólo para librarse de ellos. Saber por qué un artículo está a la venta puede darte una idea para negociar un precio


9 de febrero de 2016

Manipulación de pareja, 6 señales

Conoce las 6 señales que te permiten saber si hay manipulación de pareja en tu relación, así como los consejos para evitar dicha manipulación de pareja. 


La manipulación de pareja es muy difícil de detectar cuando se instala en este tipo de relación. 


En una primera fase de la relación de pareja, todas las acciones y reacciones se interpretan como actos de amor. La dominación y los celos, por ejemplo, a menudo se toman como una prueba de amor. Entonces, ¿cuál es la forma de reconocer la manipulación de pareja?

Manipulación de pareja, 6 señales
Manipulación de pareja, 6 señales

1. Estás de mal humor


El manipulador tiene el maligno placer de hacer que te sientas culpable. Cuando te sientes culpable por algo, a menudo tiendes a tener un sentimiento de odio hacia ti mismo. Este odio hacia ti mismo conduce a una volatilidad emocional. Notarás rápidamente una sensación de estabilidad al recuperar el control sobre tu vida.


2. Notas que tus relaciones con los demás van a peor


Sin darte cuenta, la manipulación de pareja hace que aumente la distancia con tus seres queridos. Estos amigos con los que has perdido el contacto son probablemente los que todavía están dispuestos a ser parte de su vida. Trata de volver a conectar con la gente.

3. Tienes una mala opinión de ti mismo

La presencia de SIGUE LEYENDO...


29 de diciembre de 2015

De las personas con las que te juntes dependerá tu éxito o fracaso

Una gran cantidad del éxito que vas a tener en la vida se reduce a las personas con las que pasas tu tiempo


Recientemente me senté a cenar con un nuevo amigo que conocí. Hablamos de lo que se necesita para alcanzar los objetivos que desea lograr en la vida. Mi amigo ya es un profesional de marketing muy valorado. Y, sin embargo, no había mucho más que quisiera hacer. Una conclusión de esta charla es que una gran cantidad del éxito que vas a tener en la vida se reduce a las personas con las que pasas tu tiempo.

De las personas con las que te juntes dependerá tu éxito o fracaso
De las personas con las que te juntes dependerá tu éxito o fracaso

"Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo" Jim Rohn.

Esta cita es una de las más poderosas que me recuerdo a mí mismo una y otra vez. Somos la media de las cinco personas con las que pasamos la mayor parte del tiempo. 

Las personas que tienes a tu alrededor determinan cómo piensas, cómo actúas, y en última instancia el éxito que tendrás.


Te enfrentarás a muchas luchas en el camino si estás buscando el éxito y la felicidad. Si eres un sembrador, tus semillas serán recogidas primero por los pájaros y no arraigarán. También pueden a caer en un suelo superficial y poco profundo, dejándole con nada que recoger. O caerán en terreno espinoso y el sol brillará tan caliente que tu pequeña planta morirá tras el primer día. Entonces, un día, las semillas caen en buena tierra y finalmente te darán el rendimiento esperado y el éxito. La única manera de asegurarte de que vas a poder luchar en tu camino a través de las dificultades es con la gente adecuada a tu lado.

¿Quiénes son las personas con las que pasas tu tiempo? 


No importa lo listo que seas. No importa el talento que tengas, qué habilidades tengas, donde has nacido, o de qué familia procedes. Todo lo que cuenta si quieres tener éxito en la vida es