23 de mayo de 2013

Técnicas de interrogatorio: el acercamiento de silencio

Secretos de las técnicas de interrogatorio

Si se despedaza una mentira, los pedazos son la verdad. EUGENE O´NEILL

Esta técnica puede tener éxito cuando se emplea en contra de alguien nervioso o del tipo confiado. 


Técnicas de interrogatorio: el acercamiento de silencio
Técnicas de interrogatorio: el acercamiento de silencio
Usted no le dice absolutamente nada al sujeto pero lo mira fijamente en los ojos, preferiblemente con una pequeña sonrisa en los labios. Es importante no dejar de mirarlo para forzarlo a que el primero rompa el contacto visual.  

El interrogado se pondrá nervioso, y comenzara a moverse en su silla. Puede hacer preguntas, pero usted no debe contestarle mientras no está totalmente listo a romper el silencio ensordecedor. Usted debe tener paciencia al usar esta técnica. Puede parecer por un rato que la técnica no está dando resultado, pero generalmente es efectiva cuando se le da una oportunidad razonable. 

VER MAS EN:

7 comentarios:

  1. Hola Carolus:
    El silencio. Dice muchas cosas...Sobretodo en las primeras de cambio.

    Lo noto mucho en los pacientes.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera impresión es la que vale, y un silencio es muy elocuente.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. El mentiroso necesita una historia que le respalde... el silencio no respalda nada.... Además cuando le preguntas le diriges, y si es listo adivina cuanto sabes.... si no preguntas nunca sabrá donde estas.

    Es la mejor técnica de tortura, unida a la oscuridad, dejar que piense y piense. Hagan la prueba, es dura pero no hace falta llevarla al extremo. Nosotros la hicimos en el colegio mayor cuando estudiaba, para ayudar a un psicologo con su tesina.... una vez presentado voluntario, encerrado media hora a oscuras y sin ruidos exteriores pensaba que había pasado toda la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que hacían novatadas, pero no me imaginaba que se torturara en colegios mayores. Menos aún con el visto bueno de un psicólogo, porque no acabo de ver que el voluntario lo fuera tanto.

      La técnica que cita es aislamiento sensorial, como en Guantánamo o en la KGB, que tanto da.

      Saludos, csc212

      Eliminar
    2. No fué tortura, fué voluntario totalmente (me ofrecí yo mismo, tonterias se hacen muchas) y supervisado por el psicologo.... Y no en un zulo, sino en una habitación normal, con las persianas cerradas y la puerta cerrada, y sin hacer ruido en todo el piso. Eso si, sin libros y sin radio ni nada para entretenerse.... Sabiendo que en un rato vendrán a abrirte la angustia es poca, lo que se pretendía demostrar es que el paso del tiempo no se aprecia correctamente sin referencias externas, y quedó ampliamente demostrado, 30 minutos que me parecieron 5 horas.

      Eliminar
    3. Como detalle final, para ver que no eramos unos barbaros, la puerta estaba abierta y podía haber salido en cualquier momento....

      Eliminar
    4. Ah, bueno, mucho mejor, aunque ponerse en manos de un psicologo nunca me pareció buena idea.

      Saludos, csc212

      Eliminar