Mostrando entradas con la etiqueta poder. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poder. Mostrar todas las entradas

25 de septiembre de 2017

Las 48 Leyes del Poder. Robert Greene

Las 48 Leyes del Poder, de Robert Greene es un libro audaz, artero, sagaz, inescrupuloso e instructivo, presenta la síntesis de una profunda investigación de las filosofías de grandes pensadores de la talla de Maquiavelo y Sun Tzu.


Las 48 Leyes del Poder. Robert Greene
Las 48 Leyes del Poder. Robert Greene

El término Poder se ha convertido en una palabra fuertemente evocadora, muchas veces con connotaciones negativas. En “Las 48 Leyes del Poder” se presenta el lado oscuro del Poder, con un estilo claramente Maquiavélico. 

Conocer las reglas que nos proponen Robert Greene y Joost Elffers para alcanzarlo, puede abrirnos los ojos y estar preparados para el entorno altamente competitivo en el que nos movemos. 


PUEDES DESCARGAR Y COMPARTIR UN RESUMEN EN:
http://www.elartedelaestrategia.com/Las-48-leyes-del-poder.pdf


10 de mayo de 2015

5 trucos lenguaje corporal que te dan poder

Comprender las señales del lenguaje corporal puede ayudarte a proyectar una imagen de poder y a evitar la debilidad.


Se hablan en todo el mundo más de 7.000 lenguas diferentes, tantas que los lingüistas estiman una lengua muere cada dos semanas. Pero uno de los idiomas más importantes en tu vida, uno que afecta a todas tus interacciones con los demás, se comunica sin hacer ruido. 

5 trucos lenguaje corporal que te dan poder

5 trucos lenguaje corporal que te dan poder

Tu cerebro es extremadamente sensible al lenguaje corporal, a su lectura y a juzgar a los demás por sus movimientos y posturas en un nivel subconsciente. El lenguaje corporal es percibido por la parte más primitiva del cerebro: el sistema límbico. Conectado directamente a las cortezas visuales y premotoras, esta información no pasa por tu centro de procesamiento consciente, lo que le da una comprensión innata de si una persona es más débil o más poderosa que tú sin que nadie diga una palabra. Si te estás sintiendo nervioso, agresivo o confiado, tus movimientos comunicarán a los demás en silencio cómo te sientes.

Por suerte, la comprensión de las señales del lenguaje corporal puede ayudarte a proyectar confianza y a evitar la debilidad. Existe una ciencia de gestos de poder; y estos son los principales cinco gestos que transmiten poder:

1. Muestra los pulgares. 


¿Eres de los que doblan las manos o mueves de forma inquieta los dedos cuando hablas? Presta especial atención a los pulgares. El pulgar es el dedo dominante, el más fuerte en la función motora, y su movimiento puede revelar a los demás cómo te sientes. Cuando... LEER MAS...


10 de febrero de 2015

5 sencillas tácticas de influencia para tu lugar de trabajo

El poder no se utiliza siempre como creemos. Aquí verás diferentes tácticas de uso del poder y cómo se utilizan a veces en el lugar de trabajo.


Múltiples tipos de poder


Aunque no lo sepas, hay muchas formas de traducir el poder en acciones concretas. En el mundo de los negocios, esta transformación de energía se centra en que alguien realice algo que queremos que haga. Algunos se centran en tratar de ser nuestro amigo, otros aparecen como un experto, hay quien aprovecha nuestras creencias personales o incluso mediante la presentación simple racional de las cosas. No importa de qué forma lo usen, hay tácticas de poder presentes en el lugar de trabajo, y mucha gente sabe cómo usarlas para conseguir lo que quieren.

5 sencillas tácticas de influencia para tu lugar de trabajo

5 sencillas tácticas de influencia para tu lugar de trabajo

Tácticas para aumentar tu poder


Es importante que entendamos e identifiquemos los diferentes tipos de tácticas de poder que están presentes en el lugar de trabajo. Lo interesante es, que una vez que las identifiques y asumas, comenzarás a notar que te desenvuelves mucho mejor en tu lugar de trabajo. Comenzarás a ver cuando alguien está utilizando estas tácticas y, en cierto modo, a comprender mejor cómo tratar con estas personas. Echemos un vistazo a las tácticas de poder.

Legitimidad


Procede tener una posición donde el poder se asocia con el estado o rango. Por ejemplo, un vicepresidente de un banco tiene un poder legítimo debido a su posición. Si le da una orden a alguien por debajo en el organigrama, tienen que seguir ese orden. Por lo tanto, legítimamente, el vicepresidente tiene el poder.

La persuasión racional


Este poder, por lo general, proviene de alguien que es un experto en su campo y se basa en el uso de la lógica y de la evidencia para influir en los demás. Un gran ejemplo de esto es un médico. Ellos son expertos en lo que hacen (o al menos esperamos que lo sean), y cuando nos dicen que tenemos que bajar de peso o que tienes que dejar de fumar, lo están haciendo desde una posición racional, de experto.

Apelación al propio interés


Cuando alguien despierta nuestro entusiasmo por un tema pulsando la tecla sobre lo que valoramos o lo que queremos llegar a ser u obtener, están usando la apelación al propio interés. Piensa en alguien que te dice que si sigues trabajando duro y con esfuerzo, habrá un ascenso para ti. Esa persona está aprovechando tus aspiraciones de conseguir un mejor trabajo con mejores salarios. Muchos gerentes y motivadores utilizan este tipo de poder.

Consulta


"Pedro, realmente necesito tu ayuda con este proyecto corporativa para tratar de obtener el dinero para hacerlo, y así podemos compartir el éxito." Ese es un ejemplo del poder de la consulta. Este tipo de poder suele basarse en la coerción o la recompensa para obtener lo que quiere una persona. Parecen que te están utilizando como consultor para ayudarles, y legítimamente, podrían muy bien ser así, pero es una táctica para llegar a que otros hagan lo que la persona quiere.

Intercambio


Muy simplemente, esto sucede cuando alguien te dará algo a cambio por algo que quiere. Una persona puede darte acceso a una pieza de maquinaria que necesitas para hacer un trabajo a cambio de que les des a alguien de tu personal para ayudar con un proyecto. Es una táctica de poder del tipo de toma y daca.

Te puede interesar

10 trucos para influir sobre las personas Estas son las maneras de ganar amigos e influir en la gente usando la psicología sin hacer que alguien se sienta mal.

13 de diciembre de 2014

10 consejos de un sabio chino sobre el poder

Todas estas reflexiones son el fruto de una vida como funcionario estatal, de su formación con las enseñanzas éticas de Confucio y su retiro del mundo a los sesenta años para dedicarse al aprendizaje del Taoísmo.


10 consejos de un sabio chino sobre el poder. Huanchu Daoren
10 consejos de un sabio chino sobre el poder.
Huanchu Daoren
Escrito a finales del Siglo XVIII por Huanchu Daoren, es la expresión de toda una vida llena de experiencia y sabiduría.

1. Quienes viven de manera virtuosa pueden estar afligidos por un tiempo, pero quienes dependen de adular al poder se hallan siempre desamparados.

2. Cuando estás oyendo constantemente palabras ofensivas y tienes siempre en mente algún asunto irritante, sólo entonces tienes una piedra de afilar para desarrollar el carácter. Si sólo oyes lo que te agrada y sólo actúas en aquello que te ilusiona, estás enterrando tu vida en un veneno mortal.

3. Se considera personas puras de corazón las que no se acercan al poder y a la fama; pero quienes pueden estar cerca sin verse afectadas son las más puras de todas. Se considera personas de espíritu elevado aquellas que ignoran cómo conspirar e intrigar; más quienes saben cómo hacerlo pero no lo hacen, son las de espíritu más elevado.

4. Cuando te halles en una posición de importancia, no pierdas la actitud de retiro rural. Cuando te encuentres de retiro en el campo, mantén los asuntos de estado en la mente. No se necesita por fuerza buscar el éxito en el mundo. No busques la gratitud de los demás; es un beneficio no estar resentido.

5. Al tratar con personas sencillas, es fácil comportarse con gravedad, pero difícil evitar menospreciarías. Al tratar con personas de rango superior, es fácil ser respetuoso con ellas, pero difícil ser corteses.

6. A quienes se aproximen a ti con riquezas, respóndeles con compasión. A quienes se acerquen a ti con su rango, respóndeles con justicia.

7. En tiempos de orden se debe ser preciso; en tiempos turbulentos se debe ser flexible. En tiempos de degeneración han de combinarse precisión y flexibilidad. Al tratar con buena gente se ha de ser magnánimo; al tratar con mala gente se ha de ser estricto. En el trato de la gente normal ha de combinarse la magnanimidad y el sentido de lo estricto.

8. Mientras que una persona no se haya liberado del deseo de celebridad, incluso si desprecia el principado y se contenta con la pobreza, todavía es prisionera de los sentidos. Mientras que uno no se despoje del aventurerismo impulsivo, aunque se ayude al país, se trata simplemente de una hazaña.

9. Si temes que la gente sepa que has hecho algo malo, hay algo bueno en lo malo. Si estás ansioso porque la gente sepa que has hecho algo bueno, entonces hay algo malo en lo bueno.

10. Si el 90 % de lo que dices es acertado, no serás forzosamente elogiado como excepcional; pero si una sola afirmación es errónea, todo el mundo te reprochará este error Si funcionan nueve de cada diez planes, no considerarán forzosamente que tienes éxito; pero si un solo plan falla, te colmarán de injurias. Por ello, las personas iluminadas prefieren el silencio a la irreflexión y la ineptitud a la listeza.

Extraído de:

Para saber mas:


3 de noviembre de 2014

Los 4 poderes que gobiernan el mundo

Hay cuatro tipos de poderes: el poder de la violencia, el poder de la riqueza, el poder del conocimiento y el poder de los medios de comunicación. 


Una breve historia del poder 


El poder de la violencia 


En tiempos prehistóricos, el poder era el dominio exclusivo de los que eran más fuertes, y los conflictos eran resueltos por medio de la violencia. La violencia era el poder, el poder de hacer daño. Ya sea a través de la violación, que estableció el poder de los machos dominantes sobre las mujeres, o por la espada, muy pronto los jefes y reyes tuvieron un ejército a su servicio, y sobre todo para imponer su dominación. Pero no creo que el poder de la violencia fuera derrotado por la democracia o la justicia; este poder todavía existe.

Los 4 poderes que gobiernan el mundo
Los 4 poderes que gobiernan el mundo
Y las culturas de todos los tiempos siempre se han visto tentados a imponer su autoridad por la fuerza. Siempre ha habido dictaduras y todavía existen. ¿Puedes imaginar peor violencia que la policía o la violencia militar cuando se ejerce contra los ciudadanos de su propio país? ¿O hacia otro país? La doctrina de la disuasión nuclear requiere, por supuesto, la paz a través del miedo de ser aniquilado, pero también requiere el dominio de los estados que tienen la bomba en el otro.

Ya sea por un individuo, un grupo terrorista o un estado, la violencia, o la amenaza de su uso subyace en todas las relaciones internacionales y las relaciones humanas entre el número de grupos, facciones, religiones e incluso personas.

El poder espiritual 


Los hombres y las mujeres tienen siempre, desde tiempos inmemoriales, la tentación de explicar lo que no entendían mediante la intervención de deidades, ya sea mediante el miedo, o respetado por las buenas o por las malas. Incluso hoy en día, estos síntomas persisten: ¿cuántos de nosotros leemos los horóscopos? ¿Por qué hay tantos predicadores, sacerdotes, "videntes" y gurús? Porque algunos hombres entienden el provecho que pueden sacar de este extraño impulso humano. Y siempre han abundado adivinos, chamanes y otros predicadores. Entendieron la importancia que la gente otorga al significado de su destino, la muerte y la injusticia. Estos autonombrados chamanes, sacerdotes, profetas, artistas e incluso transmisores de "mensajes divinos" nos obligaron a adorar dioses o ídolos y símbolos como el amuleto o varita mágica, lo que se convirtió en un símbolo de su poder.

La idea suprema, la invención de un Dios por estos llamados profetas les permitió poner la religión al servicio del poder mundano (es decir, de los señores, reyes y príncipes) y viceversa; los reyes se convirtieron en reyes por "derecho divino". Al mismo tiempo admitieron a los sacerdotes de su religión el derecho de dictar las vidas de sus ciudadanos lo que les permitió construir templos e iglesias para ofrecer un verdadero lavado de cerebro a las masas esclavizadas por un sacrificio voluntario de su libertad suprema: la libertad de pensamiento. Era la Edad Media.

En la Edad Media, hubo de hecho dos ramas: lo temporal y lo espiritual. El poder temporal fue el de los reyes y señores, era el poder de la fuerza y la violencia, pero justificado y legalizado por el poder espiritual, que era el de los líderes religiosos, es decir, el Papa en Europa, los califas en Asia Menor y los sacerdotes del sol en la América precolombina.

El poder legislativo, ejecutivo y judicial 


La Revolución Francesa intentó eliminar estos dos poderes. Pero el catolicismo estaba demasiado arraigado en la mente de los franceses en el momento, tras dieciocho siglos de un lavado de cerebro organizado. Así comenzó la revolución con un paréntesis, el del poder espiritual, lo que sugiere un culto alternativo a sabiendas de que era sólo un recurso provisional. Pero el poder temporal, objeto de todos los resentimientos tuvo que ser erradicado. La Asamblea Constituyente lo reemplazó con tres poderes, que incluso hoy en día, son la base del funcionamiento de nuestras instituciones (Como veremos más adelante, en realidad hay cuatro poderes "básicos" y ni el poder legislativo ni el poder judicial ni el poder Ejecutivo son parte de él. ¿Significa esto que nuestras instituciones son inadecuadas? Definitivamente, sí.

La razón principal de la revolución francesa fue eliminar así el poder, realmente exorbitante, de estos derechos divinos de los reyes, es decir, el poder temporal. Por ello, la Asamblea Constituyente decidió quitar el poder temporal, o al menos limitarlo, porque todo el mundo estaba al tanto (¿pero era lo correcto?) Un puñado de líderes todavía dirigía al país. Por lo tanto, crearon un ejecutivo formado por un presidente y varios ministros. Debido a que no era necesario que el presidente se convirtiera en un nuevo rey, no le dieron el poder de legislar, sólo el de proponer leyes. Estas leyes se pasarían por un poder legislativo, o incluso dos, para evitar que los diputados pudieran ser demasiado "influenciados" por el ejecutivo. Cuando el Presidente y las asambleas son elegidos por el pueblo se dice que es la base de las democracias modernas.

¡Singular perversión de un término tan viejo! La democracia significa en griego "el poder del pueblo." En la antigua Grecia, no había reunión en la que todos los ciudadanos pudieran proponer leyes y proponer someterlas al voto de todos. Nuestras "democracias" actuales están muy lejos de esto.

Por último, el poder judicial fue inventado para...

CONTINUA EN:

29 de septiembre de 2014

¿Conoces las tretas de una persona maquiavélica?

El maquiavelismo o una persona maquiavélica se definen como el uso del poder para hacer que otras personas actúen o crean hacerlo en su propio interés pero dándote el beneficio de sus acciones. 


Ser una persona maquiavélica es hacer uso del principio general de "el fin justifica los medios". Esto significa que la persona maquiavélica considera que sus objetivos son de vital importancia y que puede utilizar cualquier método para alcanzarlos.

¿Conoces las tretas de una persona maquiavélica?
¿Conoces las tretas de una persona maquiavélica?

Maquiavelismo


Un filósofo y estadista italiano del siglo XVI llamado Nicolás Maquiavelo define la palabra maquiavelismo. Sus escritos más conocidos incluyen un conjunto de sugerencias para obtener y mantener el poder gubernamental. Maquiavelo ha llegado a ser asociado con el uso del oportunismo en las relaciones interpersonales. Por lo tanto, el maquiavelismo se define como el uso de tu poder para hacer que otras personas actúen o crean hacerlo en su propio interés pero dándote a ti el beneficio de sus acciones.


En resumen, el maquiavelismo es un conjunto de creencias cínicas sobre la naturaleza humana, la moralidad y la permisibilidad de utilizar diversas tácticas para lograr los objetivos personales.

Maquiavelo separa la moral pública y privada. En los cargos públicos a menudo parece que los gobernantes tienen una alta moralidad, pero para tener éxito pueden tener que utilizar métodos cuestionables. Mientras que muchos han visto el maquiavelismo como inmoral (y por lo tanto, malo), los puntos de vista de Maquiavelo son más amorales. El enfoque es pragmático: hacer...

CONTINUA EN:

23 de febrero de 2014

El poder en las organizaciones

Aquí podrás ver una lista de las fuentes de poder que se pueden encontrar en las organizaciones con sus comentarios 


La autoridad formal 


La forma más simple de poder es que reside en la posición en el organigrama. Un gerente tiene subordinados que deben hacer su tarea programada, dentro de las normas legales y de la organización. La forma básica de trabajo es "te damos dinero, haces lo que te dicen".

Por supuesto que hay muchas más maneras en las que se puede ejercer el poder, y, en particular, con mayor eficacia en la motivación de las personas.

El poder en las organizaciones
El poder en las organizaciones

El control de los recursos escasos 


Aparte de dirigir empleados, los gerentes tienen el control de los presupuestos, de los activos y de otros recursos que la empresa posee, desde la tecnología a las personas. Una parte de este control es la capacidad de asignar estos recursos a proyectos y otros trabajos.

No es sorprendente que muchas de las batallas políticas en las organizaciones sean por el control de los recursos. La "construcción de imperio" es un juego clásico, con un riesgo significativo de que las metas organizacionales sean olvidados en el toma y daca de ganar y perder el control de los recursos.

El uso de la estructura de organización, normas y reglamentos 

Las organizaciones tienen jerarquías, departamentos, equipos y otras estructuras, a menudo cada una con sus propias reglas, así como las reglas que gobiernan la acción dentro de la organización como un todo. Muchas personas no saben que todas estas reglas, son una fuente de poder para los que se preocupan de tener tiempo para aprender en detalle su funcionamiento.

El poder también se puede obtener citando normas que no existen o citando erróneamente las normas exagerando o subestimando su significado.

El control de procesos y decisiones 


Se selecciona el trabajo y los recursos que son asignados por las decisiones, muchas de las cuales se deciden de alguna forma por grupos de personas. Por ejemplo, mediante la gestión de cómo se toman las decisiones, el relativo consenso o el visto bueno del gran jefe, puede ser reducido el poder de algunas personas, mientras que otros obtienen la capacidad de influir en las decisiones.

Cuando se toman decisiones en un comité o en otras reuniones, la persona que preside la reunión puede tener un notable poder de controlar las decisiones.

CONTINUA EN:

21 de febrero de 2014

Los secretos para aumentar tu poder en el trabajo

Hacer un buen trabajo no es uno de ellos. El libro "Poder" del profesor Jeffrey Pfeffer de la escuela de negocios de Stanford puede muy bien ser de un Maquiavelo con su obra de El Príncipe de la era empresarial moderna. 


Lo que es realmente impresionante sobre este estudio del Poder es que está respaldado por una gran cantidad de investigación, así como por evidencia anecdótica. 

Entonces, ¿qué dice Pfeffer que tienes que hacer para tener éxito en la política de tu oficina y ganar más poder?

Los secretos para aumentar tu poder en el trabajo
Los secretos para aumentar tu poder en el trabajo

1. Deja de pensar que hacer un buen trabajo es lo más importante 


El trabajo duro no es tan bueno como te han contado. El rendimiento está sólo vagamente relacionado a tener éxito. Los datos muestran que el rendimiento no importa mucho en lo que sucede a la mayoría de la gente en la mayoría de las organizaciones. Eso incluye el efecto que tienen tus logros en esas evaluaciones de desempeño e incluso en tus perspectivas de promoción y ascenso.

La investigación muestra que caer bien afecta más que el rendimiento real. En un estudio experimental de las evaluaciones de desempeño de personas, los que fueron capaces de crear una impresión favorable recibieron calificaciones más altas que las personas que realmente trabajaban mejor, pero que no hicieron un buen trabajo sobre la gestión de las impresiones que causan en los demás.

2. Sé visible 


Para ser recompensado, debes...

CONTINUA EN:

6 de febrero de 2014

Lo que debes saber para ganar poder e influencia

Ganar poder e influencia no es algo que puedas hacer mientras duermes, pero es un objetivo que sin duda se puede lograr si trabajas duro y durante un tiempo suficiente. 


El poder tiene dos elementos: el poder personal y el poder percibido. El poder personal es el tipo de poder que te hace recuperarte de los contratiempos, hace que logres alcanzar tus metas, mantenerse firme en tiempos difíciles y lograr lo que quieres.

El poder que se percibe es el poder que las personas que te conocen piensan que tú posees. Una persona puede ser poderosa, pero pasar completamente desapercibida y otra persona podría ser débil y parecer ser poderosa a la vista de algunas personas.
Lo que debes saber para ganar poder e influencia
Lo que debes saber para ganar poder e influencia
Con el fin de obtener el poder y la influencia que necesitas tienes que construir el poder personal y luego vendérselo a los demás.

Cómo llegar a ser poderoso e influyente 


Para llegar a ser poderoso e influyente debes emplear una cantidad considerable de tiempo haciendo lo siguiente:

Aprende cómo manejar las crisis, ser paciente y cómo detener la impulsividad 


Ante el más mínimo problema, las personas débiles entran en pánico, se convierten en miedosas, se sienten impotentes, se sienten mal y toman decisiones equivocadas. Para llegar a ser alguien poderoso necesitas ser capaz de absorber las malas noticias o el evento no deseado con calma y sin mover un dedo y sin tomar acciones impulsivas. Cuanto más puedas soportar pequeñas problemas sin hacer tonterías y sin estar aterrorizado te convertirás en alguien cada vez más poderoso. La buena noticia es que esa habilidad se puede aprender por medio del entrenamiento

Aprende a ser resistente 


La resistencia a los choques por sí sola no te hará poderoso o influyente porque tarde o temprano caerás bajo la presión de los problemas acumulados. Por eso hay que aprender a...

CONTINUA EN:

27 de enero de 2014

7 maneras de ser más poderoso

Tener poder le permite hacer muchas cosas. Anima a la gente a hacer lo que tú quieres que hagan, frecuentemente sin que ni siquiera te pregunten el motivo. 


En general, a la gente le gusta complacer a los poderosos por lo que puedan ganar, o porque no quieren perder algo. Aquí hay siete maneras en las que puedes aumentar tu poder. 

Amplia tu red de contactos 


Cuantas más personas conoces, a más recursos potenciales puedes recurrir. Te pueden proporcionar conocimientos útiles, recursos, ayuda amistosa y apoyo. Esto tiene que ser un proceso de dos vías, así que asegúrate de estar disponible para ayudar también a las personas de tu red. No sólo debes centrarte en los más cercanos a ti, tienes que llegar a conocer a personas de otras partes de tu organización, así como a los que están fuera de ella relacionados con tu trabajo. Asegúrate de forma sutil que los demás sepan que tienes esta red de contactos.

7 maneras de ser más poderoso
7 maneras de ser más poderoso

Adquiere capacidades únicas o poco abundantes 


Piensa en el trabajo que haces y la organización en la que te encuentras ahora mismo. ¿Por qué todo el mundo parece estar queriendo tener esta capacidad? Tal vez sea la perspicacia financiera o el diseño de procesos. ¿Qué capacidades son escasas? Piensa en el mañana y trata de predecir cómo será el cambiante futuro. Trata de encontrar maneras de construir tu propia capacidad para las cosas que la gente quiere y después asegúrate que la gente sepa que lo tienes.

Enfoca tu especialización 


Tener una...

CONTINUA EN:

30 de noviembre de 2013

10 sorprendentes trucos para controlar tu cuerpo y tu mente

Podemos controlar una gran cantidad de las cosas que hace nuestro cuerpo, pero a veces no podemos hacerlo con ciertos procesos como cuando se te congela la cabeza al tomar un helado, el reflejo de las nauseas en el dentista, o simplemente mejorar tu mala visión. 


Aquí están los 10 mejores trucos que te darán de nuevo el poder de tu mente sobre tu cuerpo. 

10. Tragar fácilmente las píldoras 


Si no eres muy bueno tragando pastillas, puedes intentar este truco para que pasen por tu garganta: inclina la cabeza hacia adelante en lugar de hacerlo hacia atrás una vez que las tengas en tu boca. La cápsula debe flotar en la parte posterior de la garganta, desde donde se puede tragar con facilidad

10 sorprendentes trucos para controlar tu cuerpo y tu mente. Dilatar o reducir tus pupilas
10 sorprendentes trucos para controlar tu cuerpo y tu mente. Dilatar o reducir tus pupilas

9. Dilatar o reducir tus pupilas 


Ser capaz de dilatar sus pupilas a voluntad puede ayudar a ver el mundo de manera diferente, y hay varias formas de hacerlo: tensar el estómago o enfocar la visión en objetos que están lejos. Trata de tensar el estómago de varias maneras y observa en el espejo si aumenta el tamaño de la pupila. Algunas personas pueden dilatar sus pupilas de esta manera, aunque el mecanismo subyacente no está identificado. Se puede relacionar con la sensación de "mariposas en el estómago" que sientes cuando te gusta alguien. Esta habilidad es muy útil para seducción (unas pupilas muy abiertas nos hacen parecer más atractivos) o para marcarse un farol importante en una partida de póquer.

Los científicos han descubierto que la forma en cómo nos sentimos acerca de las cosas que vemos afecta al tamaño de nuestras pupilas (bienvenido al mundo de la pupilometría). Puedes tener una idea de cómo alguien se siente sobre ti mediante la observación de los cambios en sus pupilas, y también puede modificar lo que alguien siente por ti, cambiando el tamaño de sus pupilas.

8. Cómo deshacerse del hormigueo 


Todos sabemos que el hormigueo es la sensación que tienes cuando tu mano o el pie se te duermen, y también conocemos lo molesto que es. Si lo sientes en la mano, es probablemente el resultado de una ligera compresión del nervio en el cuello, por lo que sólo tienes que mover girando tu cabeza durante unos segundos para que la sensación se disipe. Lamentablemente, esto no va a funcionar también para los pies, tienes que levantarte y caminar un poco para despertarlos. 

7. Enfriarte rápidamente 


Cuando tu cuerpo se siente recalentado bajo el sol abrasador del verano, puedes bajar rápidamente tu temperatura corporal usando uno de los lugares de enfriamiento rápido de tu cuerpo, como la muñeca o la parte posterior de la rodilla. Deja correr un poco de agua sobre estos puntos (o, mejor aún, envuélvelos en un pañuelo húmedo) y te ayudará a enfriar todo el cuerpo en un instante.

6. Aumenta tu rendimiento mental 


Puedes...

CONTINUA EN:

30 de abril de 2013

Las enfermedades del poder

Las batallas a ganar para conseguir un aumento de capital político sin corromperse son cuatro: el uso de palancas de poder con contenido ético, la calidad de los fines que se persiguen, el conocimiento de los síntomas de la enfermedad del poder para reaccionar a tiempo, y el uso de mejores prácticas de buen gobierno que disminuyan la probabilidad de que los directivos acaben corrompidos por el poder.

 
Las enfermedades del poder
Las enfermedades del poder

Un porcentaje relevante de la población adulta (¿un 30%?) padece trastornos de conducta. La cifra también es aplicable a los directivos. De hecho, es probable que la superen. No en vano los directivos trabajan en entornos que, por su naturaleza (presión, competitividad, riesgo, abundancia de recompensas, etc.), pueden llegar a ser más desequilibrantes que aquellos en los que se mueve un ciudadano medio.

Identificando los trastornos de los directivos


Un trastorno de conducta es un “defecto”, una patología o una rareza en la conducta fruto de una distorsión cognitiva. En otras palabras, un trastorno de conducta es la elección “automática”, aunque no venga a cuento, de un perfil de conductas disfuncionales que responden a una forma de ver la realidad parcial, distorsionada, desequilibrada. La mayor parte de los trastornos de conducta se hacen, no se nace con ellos. El cerebro es plástico. Aprende con la repetición.

La rareza de la conducta tiene casi siempre su origen en una mala psicología. Si se interpreta la realidad de una forma desequilibrada, no es extraño que se actúe de una manera igualmente desequilibrada, fruto de una lógica muy débil que, a la vez, crea disfuncionalidades en los resultados.

Todos los trastornos de conducta nacen de una mala “alimentación” (¡fast food!) de los deseos emocionales básicos que, como mencioné en el artículo anterior, son los deseos de seguridad, diversión, singularidad y conexión. Los cinco trastornos de conducta más frecuentes entre directivos son fácilmente asignables a la mala gestión de esos cuatro deseos básicos.

Veámoslo


El trastorno obsesivo (pensamiento circular) está asociado a la necesidad de seguridad; el trastorno asocial (la falta de escrúpulos) a la necesidad de singularidad, el trastorno adictivo (el enganche a una fuente de placer) al deseo de diversión, el trastorno histriónico (la sobrerreacción “teatral” al entorno) al deseo de conexión y, por último, el trastorno narcisista (sentirse el centro del mundo) a las necesidades de diversión y de singularidad, simultáneamente.

El poder puede ser una de las causas por las que los directivos acaban desarrollando sus trastornos de conducta. La razón es simple: el poder “trastorna” cuando se utiliza como medio para alimentar los deseos emocionales básicos disociándolo de los deseos avanzados de mejora personal y contribución a otros.
A efectos prácticos, el poder enferma cuando los criterios de mejora personal y contribución a la sociedad no se traducen en el respeto a unas líneas rojas no traspasables en el ejercicio de dicho poder. Cuando “todo vale mientras no me pillen”, definitivamente se...


28 de marzo de 2013

Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder

Hay palancas más cercanas a la potestas (el poder socialmente reconocido) y por tanto más ligadas a conseguir una posición dominante desde la que se pueda “abusar”, y otras más cercanas a la autoritas (la autoridad socialmente reconocida) desde la que se puede influir, inspirar, motivar, etc 


Las primeras suelen coincidir con el concepto de “hard power” (poder duro) y las segundas con el concepto de “soft power” (poder blando). Con matices, las primeras tienen menos calidad ética y las segundas más.


Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder
Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder
¿Qué palancas te dan poder? 

Monopolizar recursos escasos


Se gana poder, posiblemente del tipo que hemos llamado poder duro, cuando se acaparan recursos escasos y deseados como pueden ser dinero, información, tecnología, espacio, alimentación, medicinas, o acceso a personas influyentes. Por tanto, una palanca de poder  consiste en atesorar y monopolizar estos recursos con el ánimo de lograr una posición de dominio desde la que obtener los objetivos propios.

La paradoja de la vida es que también se puede aumentar el poder  con conductas contrarias, mucho más éticas, a las descritas anteriormente. Por ejemplo, en la red tiene poder quien más comparte recursos valiosos y no quien los “acapara” para sí mismo. Más casos: personajes como Mandela o Gandhi han hecho de su generosidad una fuente de poder  personal. El poder  duro no es la única opción para construir capital político.

Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder
Lo que deberías saber sobre las palancas que te harán ganar poder


El control de los mecanismos de premios y castigos 


Las conductas humanas son en buena medida producto del sistema de recompensas positivas y negativas en el que se opera. Sin duda, quien controle el sistema de premios y castigos tiene una gran capacidad de imponer a otros su voluntad. Aquí también la distinción entre poder  duro y poder blando puede ser útil. El poder duro implicaría el uso de sistemas de premios y castigos que lesionan, injustamente, a las personas. En cambio, el poder blando se da cuando se utiliza un sistema de premios y castigos que inspira a las personas a sacar lo mejor de sí y que las motiva a evitar las conductas disfuncionales.

Los casos más habituales de un uso disfuncional de esta palanca de poder son la arbitrariedad, el abuso del miedo, la violencia física y psíquica, y la falta de simetría entre recompensas positivas y negativas. Si a un decisor se le niegan las posibles consecuencias negativas de su conducta, éste tiende a elegir conductas más irresponsables que favorecen su posterior decadencia. Este fenómeno es el que explica el efecto potencialmente devastador que puede tener la sociedad del bienestar en los individuos. La falsa promesa de seguridad de por vida que realizan los poderes públicos genera ciudadanos disfuncionalmente consumistas y hedonistas.

Un sistema de premios y castigos, cuando está bien diseñado, es un gran impulsor del progreso personal y una palanca clave para ganar capital político sin merma ética en el decisor. Un sistema de premios y castigos está bien diseñado cuando activa de forma equilibrada los deseos más nobles y los miedos más justificados en las personas. Una buena simetría entre premios y castigos fomenta el mérito, promueve el esfuerzo, y favorece el que las personas piensen en lo que han de hacer ahora para tener un futuro mejor.

CONTINUA EN:


26 de enero de 2013

6 consejos para conservar los amigos


La amistad es uno de los pilares que sustentan nuestra vida. Como han constatado cientos de estudios, el contacto con nuestros amigos influye de forma determinante en nuestro bienestar psicológico, algo que todas las personas que han perdido a un amigo han comprobado tarde o temprano.


6 consejos para conservar los amigos
6 consejos para conservar los amigos
La amistad es uno de los pilares que sustentan nuestra vida. Como han constatado cientos de estudios, el contacto con nuestros amigos influye de forma determinante en nuestro bienestar psicológico, algo que todas las personas que han perdido a un amigo han comprobado tarde o temprano. 

Tener buenos amigos es casi un requisito vital que influye, incluso, en nuestra salud física. Aunque se trata de un campo que habría que estudiar con más detenimiento, existe una relación estadística entre las redes sociales que mantiene una persona y su longevidad, tal como han confirmado recientemente varios estudios. No en vano, la pérdida de los amigos, ya sea por la pérdida de contacto o por la muerte de éstos, es una de las mayores fuentes de preocupación de las personas mayores.

En el libro The Top Five Regrets Of The Dying (“Los cinco lamentos de los moribundos”, en inglés), Bronnie Ware, una enfermera de cuidados paliativos, asegura que una de las cosas que más lamentan los enfermos terminales en su lecho de muerte es haber perdido el contacto con sus amigos. Lo cierto es que, quizás por la propia dinámica de nuestra sociedad, a medida que nos hacemos mayores tendemos a encerrarnos en nuestro entorno cercano, olvidando a nuestros amigos durante largas temporadas. Al llegar al final de nuestras vidas nos lamentamos profundamente de no haber mantenido los lazos de amistad y no haber dedicado a nuestros seres queridos el tiempo que se merecían.

Las amistades hay que cuidarlas. Igual que el “roce hace el cariño”, la distancia hace que éste desaparezca, y todos hemos perdido amistades por desidia o, lo que es peor, por no saber perdonar y ser demasiado orgullosos. Cuidar a los amigos no es sencillo, pero será más fácil si tenemos en cuenta estos seis consejos.

6 consejos para conservar los amigos
6 consejos para conservar los amigos


Sé honesto 


Una amistad sin sinceridad no es una amistad. En el momento en que nos sorprendemos mintiendo a un amigo u ocultando lo que vamos a hacer para evitar su compañía, debemos plantearnos si realmente nuestra amistad es verdadera. Podemos tener muchos conocidos, pero un verdadero amigo es aquel al que tratamos con la máxima sinceridad. La única manera de conectar realmente con una persona es abriéndonos (psicológicamente) ante ella. Y sólo las amistades sinceras perduran en el tiempo.

Aprende a superar los desencuentros 


La amistad no es...
CONTINUA EN:

3 de enero de 2013

Persuasión, que siempre te concedan lo que pidas


¿Crees que mereces un aumento de sueldo? ¿Necesitas que tus padres te dejen su coche? ¿Planeas pedirle un favor a tu pareja? 


Persuasión, que siempre te concedan lo que pidas
Persuasión, que siempre te concedan lo que pidas
No siempre es sencillo conseguir lo que deseas, sobre todo si otras personas deben dar su brazo a torcer. Pero hasta la petición más estrafalaria puede ser concedida si sabemos cómo plantearla. Todos tenemos amigos que siempre consiguen lo que quieren, y no es una cuestión de suerte, todo gira en torno al modo en que piden las cosas.

Desde que nacemos, gran parte de la relación con nuestros congéneres tiene como objetivo satisfacer nuestras necesidades. Al bebé le basta con llorar, al niño con chantajear y al adolescente con insistir, pero los adultos necesitan otras estrategias. 

Haz peticiones razonables 


Hay que tener claro que las relaciones personales no funcionan con las mismas dinámicas que las relaciones comerciales. Cuando pedimos un favor a nuestra familia o nuestro jefe no podemos andar regateándoles. Si, por ejemplo, necesitamos que la empresa nos dé dos días para hacer la mudanza, no podemos pedir una semana para ver si cuela. Quizás una petición de este tipo pueda concederse una vez, pero al final todos sabrán a lo que estás jugando y no conseguirás que nadie te haga un favor. En definitiva, si te dan la mano, no cojas el brazo

CONTINUA EN:

22 de diciembre de 2012

Cómo se termina con la amistad


Poder, dinero o amor; cualquiera de las tres, separadas o juntas, es causa habitual de finalización de una relación de amistad. A veces, las personas buscan metas de éxito en la vida que rompen la confianza que otro había depositado en ellas. 


Eso le ocurrió a Ismael, quien vio cómo una estrecha relación empezó a deteriorarse cuando su amigo compitió con él por el puesto de director de la empresa para la que trabajaban. 

Cómo se termina con la amistad
Cómo se termina con la amistad
Compañeros de departamento durante seis años, Ismael y el que fuera su amigo habían compartido penas y alegrías, viajado juntos y disfrutado de encuentros familiares. Los dos querían ser directores, “algo muy jugoso”, pero su amigo no lo reconoció. Cuando finalmente consiguió el puesto no volvieron a hablarse, ya que Ismael se sintió engañado: “Estuve mucho tiempo preguntándome si nuestra amistad significaba lo mismo para los dos”. Asume que quizás debiera haberse alegrado por la otra persona pero, en aquel momento, le dolió más el orgullo.

Para Juan José García Norro, profesor de filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, estas situaciones son frecuentes, toda vez que la verdadera amistad se pone a prueba en la dicha y victoria de un amigo, y no en la desgracia y la derrota, ya que “la conmiseración nos proporciona la apariencia de estar por encima, mientras que creemos que la admiración y el reconocimiento del triunfo ajeno nos rebajan”. Así ocurrió en el caso de Ismael, ya que en el momento en que aparecieron diferentes cotas de poder, ambos dejaron de reconocerse. Siguiendo la filosofía clásica occidental, ser buen amigo significa ser persona de bien. Cicerón subrayaba que la fuente de la amistad es la semejanza y que la simpatía mutua se produce entre hombres buenos: “ En efecto, no solo ciega la fortuna, sino que muchas veces vuelve ciegos a los que la abrazan”.

Cuando el dinero puede a la amistad 


Si la jerarquía riñe con la amistad, la codicia y el egoísmo la hacen casi imposible. Miguel, echaba la quiniela todos los sábados por la mañana con otro amigo. Pero ...

CONTINUA EN:

24 de noviembre de 2012

Transformar la debilidad en poder


Cuando usted sea el más débil, nunca luche simplemente por salvar su honor. Opte, en cambio, por la capitulación. Rendirse le dará tiempo para recuperarse, tiempo para atormentar e irritar al vencedor, tiempo para esperar a que el poder de éste se diluya. No le dé la satisfacción de luchar y ser vencido por él. Capitule antes de ser derrotado.


Transformar la debilidad en poder
Transformar la debilidad en poder
Al volver la otra mejilla, enfurecerá y desconcertará a su contrincante. Convierta la capitulación en un instrumento de poder.

La isla de Melos está ubicada estratégicamente en el corazón del Mediterráneo. En la antigüedad clásica, la ciudad de Atenas dominaba las zonas marítimas y costeras de alrededor de Grecia, pero Esparta, situada en el Peloponeso, había sido el colonizador original de Melos. Durante la guerra del Peloponeso, los habitantes de Melos se negaron a aliarse con Atenas y permanecieron fieles a la madre Esparta. En el año 416 a.C., los atenienses decidieron enviar una expedición militar contra Melos. Sin embargo, antes de lanzarse de lleno al ataque, mandaron una delegación a la isla para persuadir a sus habitantes de rendirse y aliarse con Atenas, en lugar de sufrir la destrucción y la derrota.

Transformar la debilidad en poder
Transformar la debilidad en poder
"Ustedes saben tan bien como nosotros —dijeron los delegados atenienses— que la justicia depende de la igualdad de poder para obligar, y que en la práctica los fuertes hacen lo que tienen el poder de hacer y los débiles aceptan lo que deben aceptar." Cuando los habitantes de Melos respondieron que este concepto negaba la idea del juego limpio, los atenienses contestaron que quienes ejercían el poder eran quienes determinaban qué era justo y qué no. A lo cual los habitantes de la isla replicaron que ese tipo de autoridad correspondía a los dioses, no a los mortales. "Nuestra opinión de los dioses y nuestro conocimiento de los mortales —respondió uno de los miembros de la delegación ateniense— nos lleva a la conclusión de que la ley general y necesaria de la naturaleza es dominar todo lo que se pueda dominar."

Los habitantes de Melos no cedieron. Insistieron en que Esparta saldría en su defensa. Los atenienses replicaron que...
CONTINUA EN:

6 de octubre de 2012

27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder


Chris St. Hilaire, experto en comunicación y asesor de políticos y grandes empresas, en su libro “27 técnicas de persuasión. Estrategias para convencer y ganar aliados” señala que prácticamente toda interacción humana comporta algún tipo de persuasión, que no debe entenderse como manipulación o coacción. 


27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder
27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder
El arte de persuadir es primordial para tener éxito en casi todas las facetas de la vida. El objetivo de la verdadera persuasión sería el crear consenso cuando existe un conflicto o reina la indiferencia. Consistiría en tomar una idea o plan de acción y crear un propósito común. La persuasión es, pues, una causa noble pues su propósito no es conquistar, sino unir.

El autor plantea en la obra citada que los mejores persuasores siguen unas pocas normas y técnicas fundamentales, que se complementan y refuerzan unas a otras que son las siguientes:

I.- NO PERDER DE VISTA EL OBJETIVO:


Siempre que se intente persuadir a un individuo o a un grupo hay que tener en cuenta que hay que comenzar por definir el objetivo. La forma más efectiva de hacerlo no consiste en anunciarlo al grupo, sino ayudando a que se decida entre todos, lo que va a favorecer su implicación y que la mayoría de los integrantes del grupo están convencidos.

Una forma de empezar consiste en preguntar al grupo directamente: ¿Cuál es nuestro objetivo? , ¿Qué es lo que intentamos conseguir? Y dejar que hablen y que busquen la respuesta. Si alguien no participa, es conveniente preguntarle directamente. Posteriormente se debe resumir el objetivo en una o dos frases sencillas con las que todos están de acuerdo. Formular lo obvio es una ventaja ya que nadie quiere hacerlo porque parece que es elemental, pero al hacerlo nos convertimos en el líder del grupo, incluso si no lo éramos previamente. Esta situación se produce porque los grupos necesitan sentirse unidos para sentirse a salvo y las personas tienden a unirse alrededor de un objetivo.

II.- EVALUAR LOS EGOS:


Para poder persuadir debemos comprender a las personas que queremos persuadir. En el nivel más básico significa comprender cómo funciona el ego y aprender a reconocer cuándo alguien se siente amenazado, ya que una persona amenazada no va a ser receptiva a nuestras ideas.

Los filósofos orientales creen que en nuestro interior, en todo momento, existe una lucha entre el ego que nos dice que somos diferentes y especiales y el espíritu que comprende que somos iguales que los demás y que todos somos lo mismo. Ser consciente de la lucha entre el ego y el espíritu ayuda a liberarnos., ya que nos permite decidir conscientemente si queremos actuar desde el ego o desde el espíritu. Cuando tratamos de persuadir a los demás, hacerlo desde el espíritu, que une e incluye, es más efectivo.

El autor sugiere que:

1.- Antes de comenzar una reunión donde esperamos convencer, es conveniente evaluar los egos que habrá en la misma, empezando por el nuestro. Hay que reflexionar sobre la conversación que se va a mantener e identificar los temas que nos preocupan o incomodan. En estas situaciones el ego es más vulnerable y puede que estemos más a la defensiva y menos receptivos a las opiniones de los demás. Debemos ser conscientes de nuestros miedos de modo que si aparecen en el transcurso de la conversación podamos dominarlos estratégicamente y no emocionalmente.

27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder
27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder

2.- Posteriormente dedicar unos minutos a pensar en cada persona que queremos persuadir y si los encuentros anteriores han sido amistosos o no y si las consideramos aliadas o no. Las personas que amenazan nuestro ego suelen ser aquellas que en el pasado nos han dejado en una mala situación (por ejemplo por falta de apoyo o ataques públicos) o nos han hecho sentir mal (por traiciones o juicios erróneos entre otras razones) o nos intimidan. En estos casos hay que recordar que todas las personas tienen su ego, distanciarnos de los propios sentimientos negativos e intentar reflexionar de forma neutral sobre la relación que se ha tenido con esa persona.

3.- Para evaluar los egos de los demás hay que buscar pistas en la conversación que ayudarán a definir el ego y el estado de la mente de esa persona: abierto o cerrado.

a).- Las personas cuyos egos son seguros tienden a ser extrovertidas y son conscientes de cómo sus palabras afectan a los demás. Saben preguntar a los interlocutores cómo están, mostrándose(al menos en apariencia) interesados en sus respuestas, pedir la opinión, no interrumpir y escuchar. Generan una actitud favorable en el interlocutor porque le hacen sentirse valorado y partícipe.

b).- Las personas que no se sienten seguras suelen decir “o” frecuentemente, desprecian a los demás, interrumpen, muestran opiniones negativas casi exclusivamente, usan muchos “pero” y desechan las opiniones de los demás.

III.- CALMAR O EVITAR OTROS EGOS:


27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder
27 técnicas de persuasión para ganar influencia y poder

Para persuadir a una persona tenemos que lograr que se sienta segura y aceptada para que pueda acoger nuevas ideas. Si detectamos que el interlocutor es particularmente inseguro o si somos la parte contraria en un litigio la mejor estrategia es calmar o evitar un enfrentamiento con el otro ego, recordando que existe un objetivo común y utilizando un lenguaje que apoye la posición del otro.

Un de las mejores formas de tranquilizar el ego es utilizar la frase: “desde mi perspectiva”, ya que transmite que la otra persona también puede tener una opinión.

Una manera de calmar los egos de personas importantes consiste en estimularles en un primer momento intentando enfocar la situación desde su perspectiva y luego hacer que converjan con nuestra estrategia para ayudarles a alcanzar el objetivo.

En el caso de las personas muy inseguras que quieren imponerse, la forma más eficaz de actuar es tratar de evitar el ego inseguro y no responder. El lenguaje que el autor propone usar cuando se evita un ego sería siempre una variación de la siguiente frase.”La opinión de cualquier persona es válida. Incluso si no la compartimos, debemos escucharla”.

Ante un ego que se vuelve irritable o agresivo, a menudo la mejor respuesta es no responder. No hay que acobardarse, pero tampoco luchar. Es mejor dejarlo estar. Al no permitir que nos afecte lo estamos evitando y facilitando que se consuma por sí mismo.

CONTINUA EN:

15 de marzo de 2012

Utilice la ausencia para aumentar el respeto


Las 48 leyes del poder. Ley 16 UTILICE LA AUSENCIA PARA AUMENTAR EL RESPETO Y EL HONOR


Demasiada oferta reduce el precio: cuanto más lo vean y oigan, tanto menos necesario lo considerarán los demás.


Utilizar la ausencia para aumentar el valor
Utilizar la ausencia para aumentar el valor
Si ya ha afirmado su posición dentro de un grupo determinado, un alejamiento temporal hará que hablen más de usted, e incluso que lo admiren. Deberá aprender cuándo alejarse. Recuerde que la escasez de un recurso incrementa su valor 

En una aldea vivía un hombre de nombre Daiakku, que tenía fama de ser justo en sus transacciones y de poseer la habilidad para mediar en disputas y allanarlas.

De hecho, lo hacía tan bien que, muy pronto, comenzaron a pedirle que interviniera en todos los conflictos legales de la zona. Así, su poder fue aumentando. 

Mediador
Mediador
En toda la región, la ley había caído en descrédito: como los jueces eran corruptos, nadie confiaba ya sus casos a los tribunales y en cambio recurrían a la violencia. Cuando se corrió la voz sobre la sabiduría, la incorruptibilidad y la inamovible imparcialidad de Daiakku, los habitantes de las aldeas se dirigieron a él para que dirimiera todo tipo de casos. Pronto se convirtió en el único arbitrador de justicia del país.

En la cumbre de su poder, sin embargo, Daiakku decidió de repente que estaba cansado de cumplir ese papel. Ya no quería ocupar el sitial de juez, ni escuchar más denuncias, ni dirimir más disputas entre hermanos y hermanos, aldeas y aldeas. Quejándose de...

CONTINUA EN: