Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

27 de julio de 2007

Resultados, conclusiones y corolarios con un vaso de agua y hielo


“Decíamos ayer” en el artículo anterior que “coja un vaso vacío e introduzca varios cubitos de hielo. Luego llénelo de agua hasta justo el borde del vaso. Ponga el vaso sobre un plato hondo. Y cuando se derritan los hielos, verá en el plato la cantidad de agua que ha salido del vaso.”

Se han escrito 17 respuestas a este artículo. Muchas de ellas son respuestas a comentarios que hago en otros blogs. Otras comentan lo escrito por mí y muchos mas opinan sobre el fenómeno sin hacer el pequeño experimento.

Para mi sorpresa, nadie se ha molestado en realizar el experimento. Creo que algunos (los menos) ya sabían el resultado, pero no lo comentan. Otros se niegan directamente a hacer la prueba y otros dicen que no es extrapolable al casquete polar norte. En fin, que nadie dice que ocurre.

Pues sencillamente, no se escapa ni una gota. Y la explicación física ya se descubrió antes de que Cristo naciera, dejo a ustedes que la investiguen, no les voy a dar todo hecho…

Y al “experto” meteorólogo canadiense que nos quiere debajo del agua del mar, tampoco le voy a explicar algo que debería saber desde bachiller.

Por cierto, y siguiendo con expertos, ¿Sabe el tanto por cien de metereólogos de entre los científicos que han elaborado el informe sobre el cambio climático para la ONU? ¿Sabe cuánto han cobrado y qué subvenciones han recibido? Investiguen, investiguen...

Una perla más. En el verano de 2.003, en Europa hubo una tremenda ola de calor que dicen que se va ha repetir este año. ¿Saben cuántos “expertos” avisaron de este fenómeno y de su inusitada intensidad? No hace falta que investiguen: ninguno.

El jardinero que cuida del parque de mi ciudad falla menos, se lo juro por Al Gore y sus profetas aguafiestas.

2 comentarios:

  1. Quizás debería probar con más hielo, jejeje.

    Nah, que importa que es la realidad, si viene de la tele sea como sea, o hasta de un blogspot autoproclamado esceptico como el tuyo, es lo mismo, solo info en un monitor.

    Pero aun puedo confiar en mis propios oy sentidos, y viví más de 18 años en el mismo lugar en Venezuela, y puedo decir, que al menos allí el clima esta cambiando considerablemente en poco tiempo, ¿porque exactamente?, alli entran todas las teorías, quizás la verdad sea es que nadie sabe nada, pero nadie tiene las bolas para admitir su ignorancia.

    ResponderEliminar
  2. El hielo es una sustancia extraña que flota en el agua. Ningún otro sólido, flota sobre su líquido. El hierro y el oro se hunden en hierro u oro líquido.
    Pero hay mucho hielo fuera del agua. Groenlandia y la Antártida, tienen hielo sobre suelo o sobre el plato en tu caso.
    Hay muchos glaciares, no se cuantos que están retrocediendo y recordemos que hay fósiles marinos en tierra firme.
    Yo, no sé. Y creer, creo poco. A mí la fe, ni fu, ni fa. Pero no pararemos hasta haber quemado todo el petroleo, hasta que obtener un barril de petroleo cueste exactamente un barril de petróleo. Vamos 10 a 1 ó 2, dependiendo de los pozos.

    Salud
    µßio

    ResponderEliminar