Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

20 de agosto de 2011

Infiltrados: astucia y la foto del dictador

Eran otros tiempos, finales de los años 40 en una ciudad de provincias.  A la entrada del centro había una foto del dictador. Un día, el director del centro dio la orden fulminante y sin explicaciones de descolgar la foto. Uno de sus subordinados, de la policía política del régimen, llamó al superior de su jefe informando de lo ocurrido.

La foto del Dictador. De la película "1984"
A los pocos días, apareció la visita de un inspector político. El director del centro ya sabía que esto iba a ocurrir, así que acompañó al inspector en su visita. Este, al llegar donde debía de estar el retrato, preguntó por él. La respuesta recibida fue que cualquiera hubiera hecho lo mismo. Que dio la orden fulminante de descolgar la foto porque muy pronto se iba a pintar la pared y no era buena idea manchar la foto del líder supremo. De hecho, podía ver que ya estaba preparada la pintura e instalados los andamios. 

El inspector no dijo nada y volvió a la capital. Entonces, el director del centro llamó a su despacho al que ya sabía que era el chivato y le dijo que le iba a destinar a otra ciudad. Pero, que en atención a los servicios prestados, le dejaba elegir dónde. El soplón dijo que una ciudad del norte le venía bien, porque ahí tenía familia.

Fue destinado a la isla más lejana del país. El director del centro le dijo que se quería asegurar que ni por error le mandaba a un sitio de su gusto.

Eran otros tiempos. O quizás no tanto…

Estrategia china nº 2. Moverse sin ser visto en el océano a plena luz del día.
Cuanto más obvia parece una situación, más secretos profundos puede esconder. La gente tiende a ignorar lo que les es familiar y espera que los secretos estén escondidos. Se tiende a descuidar las actividades abiertas que esconden estrategias subyacentes. Significa crear un frente que después se rocía con un ambiente de familiaridad y de normalidad. Una vez hecho esto, se puede maniobrar sin ser visto, ya que todo el mundo se acostumbra a ver lo obvio y acostumbrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario