6 de septiembre de 2011

El Arte de la Guerra. Sun Tzu - Sobre la medida en la disposición de los medios

En "El Arte de la Guerra", Sun Tzu dice: antiguamente, los guerreros expertos se hacían a sí mismos invencibles en primer lugar, y después aguardaban para descubrir la vulnerabilidad de sus adversarios.

El Arte de la Guerra. Leónidas y los 300 espartanos en las Termópilas
El Arte de la Guerra.
Leónidas y los 300 espartanos en las Termópilas
En el Arte de la Guerra, hacerte invencible significa conocerte a ti mismo; aguardar para descubrir la vulnerabilidad del adversario significa conocer a los demás.

La invencibilidad está en uno mismo, la vulnerabilidad en el adversario.

Por esto, los guerreros expertos en el Arte de la Guerra pueden ser invencibles, pero no pueden hacer que sus adversarios sean vulnerables.

Si los adversarios no tienen orden de batalla sobre el que informarse, ni negligencias o fallos de los que aprovecharse, ¿cómo puedes vencerlos aunque estén bien pertrechados? Por esto es por lo que se dice que en el Arte de la Guerra, la victoria puede ser percibida, pero no fabricada.

En el Arte de la Guerra, la invencibilidad es una cuestión de defensa, la vulnerabilidad, una cuestión de ataque.

Mientras no hayas observado vulnerabilidades en el orden de batalla de los adversarios, oculta tu propia formación de ataque, y prepárate para ser invencible, con la finalidad de preservarte. Cuando los adversarios tienen órdenes de batalla vulnerables, es el momento de salir a atacarlos.

La defensa es para tiempos de escasez, el ataque para tiempos de abundancia.

Los expertos en defensa se ...
CONTINUA EN:

MAS ENLACES SOBRE EL ARTE DE LA GUERRA

El Arte de la Guerra y la Estrategia
El Arte de la Guerra y la Estrategia
Libro EL ARTE DE LA GUERRA Y LA ESTRATEGIA
Descargar extracto

"La negociación no siempre funciona, es conveniente saber cómo gestionar el conflicto. Aunque tú no quieras luchar, otros si que lo harán contra ti"

1 comentario:

  1. la invencibilidad radica en la defensa.. la posibilidad de la victoria radica en el ataque.

    ResponderEliminar