Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

24 de octubre de 2012

Planificar y programar, gestión del tiempo


Existe cierta confusión entre planificar y programar. 

Planificar y programar, gestión del tiempo
Planificar y programar, gestión del tiempo
Con frecuencia se entiende que la diferencia entre una y otra viene marcada por el horizonte y el grado de detalle: la planificación, de acuerdo con estos criterios, abarcaría un plazo más largo y tendría menos definición que la programación

Sin embargo, de este modo, las fronteras no quedan suficientemente definidas.

Planificar es decidir qué se ha de hacer.
Programar es decidir cuándo se ha de hacer

La programación implica la asignación de los recursos más importantes y escasos; entre ellos, el tiempo. Cuando afecta a un equipo, la programación tiene por otra parte, carácter ejecutivo; implica un orden de trabajo.

La planificación y la programación deben ser tan ágiles y tan flexibles como lo permitan el trabajo y el propio estilo personal de cada uno. Lo importante es decidir, con la antelación suficiente, qué se quiere alcanzar; qué actividades se estiman necesarias para ello; qué recursos se consideran precisos; y en qué momentos se deben iniciar o tener terminadas las citadas actividades. Es evidente el papel esencial que el factor tiempo juega en todo este proceso.

La adecuada programación es, sin duda,...
CONTINUA EN:

7 comentarios:

  1. Dice mi mamá que el tiempo perdido no se recupera, que asociado a aquel refrán que dice que el tiempo es oro, hay que lograr la mejor planificación posible del mismo.

    Muy bueno Carlus

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decía Napoleón que en una batalla se puede recuperar el espacio, pero no el tiempo.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Para muchas cosas hay que programar y planificar el tiempo. En mi trabajo es fundamental. Si no, se me va el santo al cielo y acabo el curso sin dar medio temario, como ocurría antaño en la Facultad.
    Diseñar objetivos, temporalizar contenidos, seleccionar actividades, fijar fechas para controles escritos, etc.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el control del tiempo es fundamental en cualquier actividad, desde un ama de casa hasta el que construye transatlánticos.

      El material del que está hecha la vida es el tiempo, es vital saberlo optimizar.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  3. Una planificación para ser realmente buena necesita tres cosas fundamentales.

    Planificar acciones reales. Planifica-acción.
    Programarla adecuadamente
    Preparar hitos y puntos de control. Con mediciones.

    Una planificación sin programación no sirve de nada. Y sin controles se queda a medias. En muchos casos se queda en un compendio de buenas intenciones.

    Como suele pasar con los propositos de año nuevo, grandes planes... pocos resultados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El camino al infierno está construido sobre buenas intenciones. Excelente resumen, lástima que muchas personas con poder de decisión no tengan ni idea.

      Saludos

      Eliminar
  4. Si queréis mejorar vuestra Gestión del Tiempo os recomiendo este práctico seminario, he aplicado varias de las herramientas impartidas por Josep Mas y puedo garantizaros mi mejora en este aspecto.
    http://www.art-newmanagement.com/formacion/organizacion-del-tiempo-y-nuestra-eficacia.html
    “Lograr más con menos”, el lema más en alza estos días

    ResponderEliminar