Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

17 de diciembre de 2012

Marketing personal para posicionarte en el mercado

Para tu marketing personal, valora qué deseas para tu vida profesional y privada, analiza para qué sirves, tus puntos fuertes y débiles, cómo te ven y valoran los demás...  Como las buenas marcas, tú también construyes tu prestigio. Por eso, al definir tu misión y visión, sé fiel a tus principios.


Marketing personal para posicionarte en el mercado
 Marketing personal para posicionarte en el mercado

Valora qué quieres conseguir en la vida 
Hay gente que lo subordina todo a su vida profesional. Otras personas ven que el trabajo es tan sólo una fuente de ingresos para financiar su existencia. ¿Qué situación es mejor? Según José María Ferré Trenzano, ésta es una opción personal, imposible de valorar. "El ideal es tener dos metas bien diferenciadas: una para la vida personal y otra para la profesional, y que además no se contradigan entre sí y encajen perfectamente". ¿Por dónde empezar? Identifica tu sueño, el objetivo último que quisieras alcanzar y donde mejor se exprese tu personalidad, tus ideales y la calidad de vida que siempre has ansiado. Valora qué esfuerzo estás dispuesto a realizar, a qué cosas estás dispuesto a renunciar y a qué otras no, porque siempre tendrás que pagar un precio. Como señala Ferré Trenzano, "una gran fuente de infelicidad para el ser humano es no saber hacia dónde ir, no tener claro qué camino seguir ante un problema...".

Todos necesitamos luchar por un objetivo, sentir que aportamos nuestro granito de arena para cambiar el mundo y que nuestras acciones están en sintonía con nuestros principios éticos y morales. Una vida carente de este sentido conduce al vacío existencial, a la náusea moral. "Tener objetivos personales y profesionales divergentes, contradictorios o conflictivos, llevan a una tensión que tarde o temprano termina afectando a nuestro carácter, salud física y vida afectiva-familiar. Un equilibrio entre ambiciones y posibilidades, sustentado en los valores éticos individuales debería permitir una confluencia de los proyectos personal y profesional en un proyecto de vida integrado", explica el psicólogo Manuel Shneer. Jamás olvides que si te vendes al mejor postor olvidando tus principios éticos y morales, puedes poner en juego tu reputación

Conócete a ti mismo 
La búsqueda de una identidad propia, acorde con nuestros deseos y nuestra personalidad, es un poderoso motor de cambio. Es la opinión de Manuel Shneer, quien asegura que...
CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Creo que en efecto hay que separar los dos mundos. El profesional y el personal. Los dos son importantes y requieren dedicación adecuada. No hay que descuidar ninguno de los dos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de la misma opinión, sino hay armonía, ambos mundos fallarán.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar