Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

23 de marzo de 2014

Verdades y mentiras en las páginas de contactos por internet

Existen cientos de páginas de contactos en Internet (páginas especializadas para encontrar pareja) y cada uno funciona de modo ligeramente diferente, pero en líneas generales lo hacen así: el usuario compone un anuncio personal sobre sí mismo que suele incluir una foto, estadísticas vitales, su nivel de ingresos, nivel educativo, gustos y aficiones. 


Si alguien encuentra el anuncio atractivo, le escribirá por correo electrónico y quizá concierte una cita. En muchas páginas de contactos, el usuario también especifica los objetivos de contacto: "relación estable", "amante casual" o "sólo ver". 

Verdades y mentiras en las páginas de contactos por internet
Verdades y mentiras en las páginas de contactos por internet
Podemos formular las siguientes preguntas: ¿hasta qué punto son francas las personas en lo que se refiere a compartir información personal? ¿Qué tipo de información de los anuncios personales se considera más atractiva y cuál menos?

Recientemente dos economistas y un psicólogo se unieron para intentar dilucidar estas cuestiones. Ali Hortaçsu, Günter J. Hitsch y Dan Ariely analizaron los datos de una de las páginas de contactos, centrándose en aproximadamente treinta mil usuarios, la mitad de ellos en Boston y la otra mitad en San Diego. El 57% de dichos usuarios eran hombres, y la media de edad de todos los usuarios era de entre 26 y 35 años.

Pese a representar una mezcla racial aceptable, éstos eran predominantemente blancos.

También eran mucho más ricos, altos, delgados y atractivos que la media. O eso al menos escribían acerca de sí mismos. Más del 4% de los usuarios de la página afirmaba ganar más de 200.000 dólares al año, pese a que menos del 1% de los usuarios típicos de Internet ganan tanto, lo que sugiere que tres de cada cuatro estaban exagerando. Tanto los hombres como las mujeres solían declarar que medían cerca de cinco centímetros por encima de la media nacional. Y en cuanto al peso, los hombres respondían a la media nacional, pero las mujeres declaraban pesar cerca de nueve kilos menos que ésta.

Más extraordinario todavía es el hecho de que al menos el 70% de las mujeres declaraba una belleza "por encima de la media", incluido un 24% por ciento que presumía de ser "muy guapa".

Los hombres también eran guapísimos: el 67% se definía a sí mismo como "por encima de la media", incluido un 21% por ciento que afirmaba ser "muy guapo". Esto deja sólo un 30% de los usuarios con un aspecto "medio", lo que sugiere que el contacto típico de Internet es mentiroso, narcisista o sencillamente tiene una idea muy particular del significado de "media". (O quizá, sencillamente, todos sean realistas: como cualquier agente inmobiliario sabe, la casa típica no es "encantadora" o "fantástica", pero a menos que lo diga, nadie se molestará en echarle un vistazo.) El 28% de las mujeres de la página de contactos declaraban ser rubias, un número bastante superior a la media, lo cual indica grandes dosis de tinte, de mentira, o de ambos.

Algunos usuarios, por otra parte, se mostraron sinceros de una forma reconfortante. El 8% de los hombres -cerca de uno de cada doce- reconocía ...

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Creo que el chrome se ha vuelto a engullir mi comentario. Decía más o menos que...
    Lo que pasa es que hay mucha envidia y no os gusta que yo sea alto, rubio, de ojos azules y con cochazo. Eso es lo que ocurre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Envidia e hipocresía: se dice una cosa y se hace otra.

      Un saludo

      Eliminar