4 de agosto de 2014

10 trucos para influir sobre las personas

Antes de empezar, es importante señalar que ninguno de estos métodos pertenece a lo que podríamos llamar las artes oscuras de influir en las personas. Cualquier cosa que pueda ser perjudicial para alguien de cualquier manera, sobre todo a su autoestima, no se incluye aquí. 

Estas son las maneras de ganar amigos e influir en las personas usando la psicología sin hacer que alguien se sienta mal.

10 trucos para influir sobre las personas
10 trucos para influir sobre las personas

10. Obtener favores 


Truco: Consigue que alguien te haga un favor, también conocido como el efecto "Benjamín Franklin" 

Se dice que una vez Benjamín Franklin quiso conquistar a un hombre que no le gustaba. Le pidió al hombre que le prestara un libro raro y cuando le devolvió el libro le dio las gracias amablemente. Como resultado, este hombre con el que nunca había querido hablar antes, se convirtió en un buen amigo de Franklin. Como cita Franklin: " una vez que has hecho un acto de bondad con alguien, estará más dispuesto a devolver otro ya que tú mismo le has obligado."

Los científicos decidieron probar esta teoría y encontraron que el investigador que pidió un favor personal a su grupo tenían una impresión mucho más favorable sobre el investigador que los no lo hicieron. Puede parecer contrario a la intuición, pero la teoría es sólida. Si alguien te hace un favor, eres propenso a racionalizar que debe haber merecido la pena hacer el favor, y decidir que, por tanto, tiene que te gustarte.


9. Apunta alto 


Truco: pide en un primer momento mucho más de lo que quieres para después volver a insistir. 

Se empieza por una solicitud realmente ridícula, una petición que lo más probable es sea rechazada. A continuación, se vuelve un poco más tarde y pregunta por algo mucho menos ridículo que lo que realmente querías en primer lugar. Este truco también puede sonar contra intuitivo, pero la idea es que la persona se sienta mal por rechazar tu primera solicitud, a pesar de que no era razonable, por lo que cuando se pide algo razonable en esta ocasión se sentirá obligado a ayudar.

Los científicos probaron este principio y descubrieron que funcionaba muy bien, siempre y cuando sea la misma persona la que solicite tanto el favor más grande como el más pequeño, debido a que la persona se siente obligada a ayudar a la segunda vez y no a otra persona.

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Cuando paso la consulta, hago algunas de estas técnicas. La de asentir la cabeza creo que es la más frecuente. Los favores se cumplen a través de hacer guardias a compañeros. Peticiones...La gerencia se hace oídos sordos...
    Hace muchos años Leí a Carnegie. Leí dos: Hablar en público y este de influir en las personas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos experiencias parecidas, y hasta en las lecturas. En cuanto a peticiones... son malos tiempos.

      Saludos Manuel

      Eliminar