Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

6 de septiembre de 2014

Las 10 reglas de oro de la comunicación

La buena comunicación implica dos cosas, escuchar y hablar, y hay sólo cinco reglas de oro para cada una.


Tanto si eres un psicólogo, hombre de negocios, o simplemente un esposo atento o amigo, las reglas de la buena comunicación son fundamentales.

Las 10 reglas de oro de la comunicación
Las 10 reglas de oro de la comunicación
Esto suena bastante básico, pero mucha gente se olvida que la buena comunicación es escuchar y hablar. Incluso podría argumentarse que escuchar es la más importante de las dos: ¿cómo se puede saber qué decir a menos que primero sepamos lo que tu público quiere o necesita escuchar?

Las 5 reglas de una buena escucha. 


1. Se cálido y atento. 


La gente tiene la sensación instintiva de quién quiere escuchar y quién no. Desafortunadamente, la mayoría de la gente realmente no habla de uno hacia otro. Sus conversaciones pueden ser parafraseadas como 'Yo, yo, yo,' con la respuesta inevitable de 'No, yo, yo, yo.' Escuchar realmente a alguien es un regalo raro y precioso. No hay que subestimar su poder.

2. Demuestra que estás escuchando.


La comunicación es un proceso dinámico e interactivo. A menos que demuestres que estás escuchando, la gente perderá la confianza en lo que sea que estés diciendo, creerán que no te interesa y no te escucharán a ti. Entonces, ¿cómo demostrar que estás escuchando? Algunas estrategias comunes y útiles incluyen la adopción de una postura corporal abierta, haciendo un contacto visual reactivo, asintiendo con la cabeza, haciéndote eco de sus actitudes y comprobando que les has entendido.

3. Comprobar la comprensión del mensaje. 


Demuestra que estás en la misma longitud de onda, que está realmente "recibiendo" lo que se dice e incluso, a menudo, lo que no se dice. Comprométete con la gente, haz preguntas, da tu opinión, ten empatía con sus emociones. Si no puedes identificarte con una emoción (sentir la misma emoción), por lo menos, simpatiza.

CONTINUA EN:

3 comentarios:

  1. La repetición es fundamental para que capten los demás el mensaje que quieres transmitir. Lo importante no es hacer la repetición exactamente con las mismas palabras. Hay que repetir la idea, el contenido, pero no el mismo continente porque puede cansar y perder la atención del interlocutor. Decir lo mismo, pero de distinta manera. Eso es una técnica muy habitual entre los docentes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por algo lo dirás, me imagino que por experiencia propia... como lo de hacerlo copiar cien veces.

      Un saludo

      Eliminar
  2. No eso no. Lo de copiar cien veces es tortura. Jejeje.

    ResponderEliminar