1 de septiembre de 2015

5 maneras de saber lo que realmente piensan de ti

Tu marca es lo que esperan de ti. Lo que piensan de ti es tu reputación. 


Según Wikipedia, la reputación se define como "la opinión sobre una persona, que generalmente es resultado de la evaluación social de un conjunto de criterios. Es importante en los negocios, comunidades online y en muchos otros campos".

5 maneras de saber lo que realmente piensan de ti
5 maneras de saber lo que realmente piensan de ti
La reputación prospera por repetición. Cuanto más exhibes las mismas conductas, más asentada será tu reputación. "Asentada" no significa necesariamente que sea algo positivo. Una reputación puede ser muy negativa. Tu reputación es el reflejo de la coherencia de tus acciones; si es positiva tiene que ver con la calidad de esas acciones.

Tu marca personal se basa en la autenticidad. 


Ser introspectivo ayuda a descubrir tu marca personal; pero eso es sólo la mitad de la ecuación. Tu marca de fábrica se lleva a cabo en los corazones y las mentes de aquellos que te conocen. Entender lo que otros piensan de ti es esencial para tener una buena marca personal.

A veces, encontrarás los datos más valiosos en los matices de cómo las personas te perciben realmente. Por ejemplo, tú puedes verte como flexible y abierto, sin embargo, aquellos que te conocen te pueden describir como rígido o indeciso. Estos matices son cruciales para descubrir porque siempre necesitas observar tu marca personal de forma que se traduzca en una experiencia positiva para los demás.

También te puedes validar buscando la retroalimentación. Cuando el feedback refuerza lo que sabes sobre tu reputación, aún puedes incidir más en estas fortalezas. Cuando te ves como organizado y analítico, y otros te confirman esto, entonces realmente lo eres. 

Además de la validación, la retroalimentación te informa sobre las diferencias entre la autopercepción y la mirada externa. Por lo general, este tipo de retroalimentación se divide en tres categorías:

1. Puntos ciegos: 


Son percepciones externas de las que no eres consciente. SIGUE LEYENDO...

5 comentarios:

  1. La reputación es la marca que te abre o te cierra puertas.
    El quid de la cuestión estriba a veces es que somos una persona distinta según qué individuo ande detrás de tu posible catalogación. En el fondo, como el misterio de la santísima trinidad, somos complejos, heterogéneos y anidan dentro de nosotros varios "yos". Y dependiendo de qué pie te levantes esa mañana, pases de ser el doctor Jekyll a convertirte en míster Hyde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según con quien ineractuamos, cambiamos de máscara y de guión en esta obra de teatro que es la vida. Tal como lo cuentas, la reputación propia varía según el círculo en que nos movemos. Muy interesante, por mi parte, lo veía como algo total, no fraccionado según quien eres enc ada momento.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. En el medio sanitario algunos dan demasiada importancia a la reputación. De como le ven el paciente y el colega. Siempre he pensado que eso es secundario. Tu trabajo habla de ti, sin necesidad de promocionarlo...Y siempre siempre ser buenas personas

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo, Manuel. La reputación de un buen médico cura mucho y la de uno mediocre, no cura casi nada.Efecto placebo, le llaman.

      Saludos

      Eliminar
    2. Es posible que haya efecto placebo. El boca a boca ayuda mucho, sin embargo...Cuando estás ahí te das cuenta que solo era solo eso...Reputación...Algo así como los que usan en América Latina: Los curanderos... Por eso me refería a ser buenas personas. La naturaleza sigue su curso. el médico (o el curandero) solo anima al paciente a seguir adelante.



      Saludos

      Eliminar