27 de septiembre de 2011

El medio-amigo

Un árabe, sobre su lecho de muerte llama a su hijo y le dice: Dime hijo mío, cuántos amigos te has hecho en esta vida? El hijo le respondió diciendo: creo que he hecho unos cien amigos. Su padre le dijo: el Filósofo dice: ¡No alabes a un amigo antes de haberlo puesto a prueba!


El medio-amigo
El medio-amigo
Mira, yo he nacido antes que ti y me he hecho apenas la mitad de un amigo. ¿Cómo es que tu te has hecho ya cien? Ve y ponlos a prueba a fin de saber si entre todos ellos habrá uno que sea realmente un amigo perfecto. Y el hijo le dijo: cómo deberé ponerlos a prueba? El padre le dijo: pon en una bolsa un ternero cortado en trozos, de manera que la bolsa se vea bañada en sangre. Cuando llegues a la casa de un amigo dile: amigo mío por accidente he matado a un hombre, te ruego entiérralo en algún lugar escondido; nadie sospechará de ti y así me podrás salvar. El hijo hizo como el padre le había ordenado.

El primer amigo que encontró le dijo: llévate contigo ese muerto sobre tu espalda! Ya que has hecho mal, sufre las consecuencias! No entrarás en mi casa! Hizo lo mismo con varios amigos y todos le respondieron de la misma manera. Llegando de nuevo a su padre le contó lo que había hecho y lo que le había pasado. El padre le dijo: te cabe lo que dijo el filósofo: los amigos son muchos cuando uno los cuenta, son raros cuando uno está necesitado. Ve a encontrar el medio amigo que yo tengo y fíjate lo que te dice. Fue y mostrándole la bolsa le dijo lo mismo que le había dicho a los demás.

El medio-amigo le dijo: entra en la casa, no es este un secreto que los vecinos deben propagar. Entonces hizo salir a su mujer con toda su familia y cavó una tumba. Cuando vio el hijo que todo estaba terminado, le contó toda la historia y le agradeció. Luego volvió a su padre y le contó lo que había pasado. Entonces le dijo el padre: es a propósito de un amigo de este género que el filósofo ha dicho: El verdadero amigo es aquel que te ayuda cuando todo el mundo te abandona.


3 comentarios:

  1. Estoy con el padre árabe...en todo

    Los amigos se conocen en las penurias...por experiencia propia

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Que necesitaba el hombre para serle su amigo completo?

    ResponderEliminar
  3. Muy complicado esto de lo que debe hacer un buen amigo. Lo correcto es convencerle al del saco sanguinolento para que se entregue a la policía antes de involucrar en el "asesinato" a personas inocentes.
    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar