Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

3 de febrero de 2012

La sospecha


Un hombre perdió su hacha; y sospechó del hijo de su vecino. 

Observó la manera de caminar del muchacho –exactamente como un ladrón

Observó la expresión del joven –idéntica a la de un ladrón

Observó su forma de hablar –igual a la de un ladrón

En fin, todos sus gestos y acciones lo denunciaban culpable de hurto.

Pero más tarde, encontró su hacha en un valle. Y después, cuando volvió a ver al hijo de su vecino, todos los gestos y acciones del muchacho le parecían muy diferentes de los de un ladrón.  Lie Zi

También le puede interesar:

1 comentario:

  1. Refleja lo que aveces nos ha ocurrido. Gracias

    ResponderEliminar