Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

10 de septiembre de 2012

Un trabajo para mi hijo


El muchacho termina el Bachillerato y no tiene ganas de estudiar más.


Un trabajo para mi hijo
Un trabajo para mi hijo
Como el padre es un tipo influyente y de dinero, le presiona:

- ¿Ah? ¿No quieres estudiar, hijo? Bueno, yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar. ¿Estamos?

El padre, que es un hombre con mucho dinero, metido en la política y con influencias, dada su larga trayectoria, trata de conseguirle un empleo y habla con una de sus compañeras de partido que están en este momento en el gabinete, y le dice:

- Manolo, ¿Te acuerdas de mi hijo? Bueno, pues fíjate que terminó el Bachillerato y no quiere estudiar el jodido muchacho. Si puedes, necesitaría ya un puesto como para que empiece a trabajar, mientras decide si va a seguir estudiando una carrera... El asunto es que quiero que haga algo, no ande vagueando y esté todo el día en casa sin hacer nada. Y así a ver si se compone y hace algo de provecho. ¿Me explico?

A los tres días llama Manolo:

- Enrique, ya está. Le conseguí un trabajo como asesor del presidente del partido. Unos 18000 € al mes, ¿está muy bien verdad?

 - ¡No, no me jodas Manolo! ¡Es una locura!, acaba de empezar. Tiene que comenzar desde abajo, si empieza ganando tanto dinero va a ser peor.

A los dos días, de nuevo Manolo:

Un trabajo para mi hijo
Un trabajo para mi hijo
- Enrique, ya lo tengo. Le conseguí un cargo de asistente privado de un diputado. El sueldo es más modesto, de 8000 € al mes.

- ¡No, Manolo!, ¡acaba de salir del instituto! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar. ¿Me entiendes?

Al otro día:

- Enrique, ahora sí... Jefe de compras en la delegación del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ya está, claro que el sueldo es muy bajo... Serán 6000 € nada más.

- Pero Manolo, ¡por favor! Consígueme algo más modesto. Está empezando... Algo de unos 1200 € - 1500 €.

- No, eso es imposible, Enrique.

- ¿Por qué? - Tendría que ser un cargo de maestro, y esos cargos son por concurso, necesita: currículum, inglés, título universitario, haber hecho al menos un máster o un posgrado en el extranjero, haber hecho méritos, estar afiliado a un sindicato de maestros, aprobar el examen de oposición... Y por supuesto, experiencia previa. Está jodido, Enrique, está jodido. Trabajos así no se encuentran fácilmente...



6 comentarios:

  1. Tiene bemoles la cosa.
    Así es.
    Algunos, después de conseguir un título universitario y ganar unas oposiciones, nos encontramos con sueldos de apenas 2000 euros (Eso si llevas muchos años y tienes algún cargo directivo. Si no, pues eso, bastante menos. Y con los recortes...)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me está contando mi caso, Cayetano. Este año no tendremos Reyes, la extra voló. Pero el chiste es extremadamente gráfico.

      Saludos

      Eliminar
  2. ;D Conocía la historia, pero desde el punto de vista del venezolano...Pero dentro de todo es la más triste realidad actual.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tan actual la realidad, me temo, tal vez llevemos así desde los años 90. Aunque entonces parece que no nos importaba tanto y por ese motivo de esos polvos vienen estos lodos.

      Si la presión que ahora se empieza a hacer sobre la "casta" política se hubiera hecho hace 15 ó 20 años, tal vez ahora no estaríamos así.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. En España llevamos algo más de 15 años con la tontería. Hace poco me dieron unos datos, un antiguo diputado aragones amigo de la familia, que de 1976 a 1978 el gasto en políticos y similares del estado se duplicó. Y del 1978 a 1982 se volvió a duplicar.... y así sucesivamente.

    Según él con la gracia de la "democracia" y que podamos votar nos han colado una dictadura peor que la anterior. Según él con Franco no había libertades políticas y censura de prensa... pero ahora a cambio de poder votar no tenemos casi ninguna libertad individual todo esta regulado hasta la saciedad, y una "autocensura" de prensa y de pensamiento bastante superior a la franquista....

    Esto lo hablábamos mientras haciamos un paseito desde los llanos del hospital de Benasque a la Tuca Mulleres, y me comparaba la primera subida que hizo en los 70 con la actual... donde se podia aparacar y ahora no, donde se podia acampar y ahora no, como te trataban los guardias rurales y como te tratan ahora.... etc. etc. etc.

    Supongo que parte de su visión estaba nublada por los años y lo veia algo mejor de lo que fué, no es lo mismo tener 20 que 60....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero al pueblo le encanta, hasta ahora. Y si no, hipnosis con la TV, que funciona

      Saludos

      Eliminar