Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

3 de diciembre de 2012

Hacer dinero con el Negocio de la Basura


La carencia de porteros en las comunidades de vecinos favorece la contratación de estas empresas de recogida de basura. Este negocio va creciendo año tras año: recoger la basura en los bloques de edificios y dar un servicio de limpiezas.


Tras dar muchos tumbos de contrato temporal en contrato temporal y harto de poner ilusión en negocios fallidos, Luis Antonio Espinosa decidió hace tres años dar un servicio poco reconocido socialmente, pero que económicamente va creciendo año tras año: recoger la basura en los bloques de edificios y dar un servicio de limpiezas. 

Hacer dinero con el Negocio de la Basura
Hacer dinero con el Negocio de la Basura

Un servicio de limpieza y de recogida de basuras 


Con el paso del tiempo ha ido especializándose y, con una plantilla de 15 personas, hoy en día, incluso ofrece un servicio de recogida selectiva de basuras y otro de limpiezas industriales.

Si los comienzos fueron muy duros, ahora degusta las mieles del éxito, gracias al trabajo bien hecho.

Desde los 19 hasta los 26 años este emprendedor había trabajado por cuenta ajena combinando los trabajos esporádicos con zambullidas en intentos empresariales fallidos.

En los últimos tres años, gracias a dar un servicio aparentemente nimio, ha conseguido que su nueva empresa emerja y se consolide, y en la última facturación mensual ya aparecen seis cifras.

Todo empezó cuando Luis Antonio Espinosa, profesional de la electrónica, ofertó en bloques de viviendas el bajar las basuras de los vecinos a los contenedores de la calle. Este joven empresario nos cuenta de sus subidas y bajadas a lomo de los detritus.

Mimando la basura. La sencillez del servicio permite precios reducidos, donde el número de clientes compensa lo escueto del abono mensual. Y para ello hay que asegurar la clientela cuidando los detalles con eficacia y exquisitez: "La manera en que funcionamos es repartiéndonos por zonas", explica Luis Antonio. "Van grupos de dos personas trabajando en edificios cercanos, y usamos una furgoneta para hacer los más dispersos. Llevamos una mochila con sacos, porque las bolsas de cada vecino las metemos en sacos herméticos para evitar el goteo, y que no nos puedan decir que ensuciamos escaleras o portales. También usamos un ambientador para evitar olores".

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Hay que ser innovador e imaginativo aunque sea con las basuras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos tiempos, como en cualquier otros, hay que buscarse la vida. De hecho, este artículo es viejo, aun existían las pesetas ¡Qué tiempos!

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. La urbanización donde vivo ha tenido muchos problemas con esto de la basura. Se despidió al conserje por la crisis y en principio cada quien barría la entrada de su casa.

    Ahora la administradora se inventó una solución: Los morosos harán de conserje hasta que cancelen su deuda...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La administradora es una persona muy creativa y de soluciones simples y eficaces. Me queda la duda si es buena la calidad del trabajo con el que se redimen los morosos.

      Saludos, Manuel

      Eliminar