Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

5 de enero de 2013

Despedida a Hugo Chávez


Despedida a Hugo Chávez de Nancy Iriarte, su ex mujer: “Pasarás a la historia como un traidor y un cobarde”.

Impresionante, profunda despedida de Nancy Iriarte Díaz a su ex esposo Hugo Chávez, publicada en uno de los periódicos venezolanos de mayor circulación “El Universal”. La publicamos para equilibrar la balanza y demostrar que no todos son alabanzas en torno al dictador venezolano, que perece.


Despedida a Hugo Chávez
Despedida a Hugo Chávez
“Algunas consideraciones sobre tu muerte: No quiero que te marches de esta vida sin antes despedirnos, porque has hecho un mal inmenso a mucha gente, has arruinado a familias enteras, has obligado a legiones de compatriotas a emigrar a otras tierras, has vestido de luto a incontables hogares, a los que creías tus enemigos los perseguiste sin cuartel, los encerraste en ergástulas que no lo merece ni un animal, los insultaste, los humillaste, te burlaste de ellos, no solo porque te creías poderoso, sino inmortal… porque el fin de los tiempos no era contigo.

Pero llegó tu turno, los plazos se acaban, el término de tu contrato llega a su fin, tu “ciclo vital” se apaga poco a poco y no de la mejor manera; probablemente morirás en una cama, rodeado de tu familia, asustada, porque va a tener que rendir cuentas una vez que des tu último aliento, te vas de esta vida lleno de angustia y de miedo, allí van a estar los curas a quienes perseguiste e insultaste, los representantes de esa Iglesia que ultrajaste a placer, claro que te van a dar la extremaunción y los santos óleos, no una, sino muchas veces, pero tú y ellos saben que no servirá de nada, es solo para calmar el pánico que hace presa a tu alma ante el momento que todo lo define.

Mueres enfermo, padeciendo el desahucio, las complicaciones inmunológicas, los terribles efectos secundarios de las curas que prometieron alargar tu vida, tus órganos se van apagando uno a uno, tus facultades van perdiendo el brillo que las caracterizaba, tus líquidos y efluvios son colectados en bolsas plásticas con ese hedor a muerte que tanto te repugna.

Dime si en este momento, antes de que te apliquen una nueva inyección para calmar los dolores insoportables que padeces, vale la pena que me digas que no te pueden quitar lo bailado, ¡ah! los viajes por el mundo, los maravillosos palacios que te recibieron, las paradas militares en tu honor, las limousines, los títulos honorarios, los pisos de los hoteles cinco estrellas, las fastuosas cenas de Estado… dime ahora que vomitas la papilla de auyama que te tratan de dar las enfermeras, si era de eso de lo que se trataba la vida, pues ese brillo y el oropel ya no están entre los monitores y máquinas de resucitamiento que te rodean, esas marchas y aplausos ahora son tonos y alarmas de sensores que regulan tus signos vitales que se hacen más débiles.

¿Puedes escuchar al pueblo de tu país afuera de tu cuarto?… debe ser tu imaginación o los efectos de la morfina, no estás en tu patria, estas en otro lado, muy lejos, entre gente que no conoces… sí, estás muriendo en tu propio exilio, entre una banda de pilluelos a quienes les has tratado de entregar tu propio país, tus últimos momentos los pasarás entre chulos y estafadores, entre tu corte de aduladores que solo te muestran afecto porque les dabas dinero y poder, todos te miran preocupados y con rabia, nunca dejaste que ninguno de ellos pudiera tener la oportunidad de sucederte, ahora los dejas al descampado y tu país al borde de una guerra, ¿Era eso lo que querías? ¿Fue esa tu misión en esta vida? Olvídate del cuento de los pobres, ahora hay más pobres que cuando llegaste al poder, olvídate de justicia e igualdad cuando prácticamente le entregaste el país a una fuerza extranjera que ahora tendremos de desalojar a la fuerza y a costas de más vidas.

Tengo la leve impresión que ahora sabes que te equivocaste, creíste en un cuento de camino y te creíste revolucionario, y por ser revolucionario… inmortal, convocaste a tu lado a los muertos, a tus héroes, a esos fantasmas que también creíste con vida, a Bolívar, al Che, a Fidel, al Marx que nunca conociste y que recomendabas su lectura… el andar con muertos te llevó a la magia y a los babalaos, te metiste a jurungar tumbas, y a ofrendarle a una corte de demonios y malos espíritus que ahora te acompañan… ¿Sientes su presencia en el cuarto? Vienen a cobrar, a recoger lo único que tenía valor en tu vida y que tan malamente apostaste por la oscuridad y el mal, tu alma.

Bueno, me despido, solo quería que supieras que pasarás a la historia como un traidor y un cobarde, que no rectificaste cuando pudiste, te dejaste llevar por tu soberbia, por tus ideales, por tu ideología renunciando a los más preciado, a tu libertad y a la libertad de los otros, y la libertad nos hace humanos.

El Socialismo solo funciona en dos lugares: en el Cielo, donde no lo necesitan, y en el Infierno, donde ya lo tienen”

Nancy


11 comentarios:

  1. Debo aclarar que no he contrastado la veracidad de la carta ni de la fuente. Por otra parte, no hago nada que no sea práctica habitual de los medios de comunicación en lo no no contrastar la información. Se lo cuento por experiencia propia y por lo que veo en los medios.

    Así que el creerse esta noticia o dudar de ella, es problema de Usted.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al investigar sobre esta carta, comentar que "la verdad es que la carta fue escrita por Saúl Godoy Gómez, columnista del periódico El Universal de Venezuela, fue publicada el 09 de agosto de 2011 y se tituló “Algunas consideraciones sobre tú muerte” su contenido refleja el sentimiento de más de la mitad de los venezolanos, envía un mensaje de despedida verdaderamente frío, realista y le recuerda al presidente vehementemente su forma de actuar con sus coterráneos."

      Mas información en http://www.carlosvilcheznavamuel.com/la-carta-que-no-escribio-nancy-iriarte-diaz-a-hugo-chavez/

      Eliminar
  2. Hola Carolus:

    Ya había leído la carta
    Comparto esta linea que me afecta directamente: "...has obligado a legiones de compatriotas a emigrar a otras tierras...".

    Siempre quise que el caballero en questión padeciera lo que ha hecho padecer a sus "enemigos". No deseé su muerte, solo que viera en vida y pagase en vida todo el mal que ha hecho a un país, que tardará su tiempo en volver a ser lo que era. Chavéz ha abierto una cicatriz muy grande, que cerrará como un queloide...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre consuela que quien nos ha hecho padecer tenga su ración de su misma medicina. Lástima que no será suficiente para compensar a todos los que dañó.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. No sé si será auténtica o no la carta, pero es bastante cruel. Y es una despedida que no se merece nadie. Debe haber mucho odio y mucho resentimiento detrás. Hugo Chávez es un político demagogo y populista, experto en levantar cortinas de humo que tapen sus torpezas y sus maniobras, pero todavía me dan más miedo los que se sitúan en el bando contrario y se dicen antisocialistas y neoliberales. No hay más que echar un vistazo a la crisis mundial actual.
    Un saludo y feliz día de Reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo esto me suena a la historia reciente de España (desde 1975) y las diversas reacciones sobre Franco que aun perduran. Los seres humanos somos así, el que esté libre de pecado, que se harte a tirar piedras.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  4. Carolus Me lo he robado para el facebook sin tu opermiso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Así va esto de la vida ¿verdad?, por ello para no mancharse a veces no queda más remedio que apartarse con lo que todo ello conlleva, ¿o será que me falta fuerza para afrontar tamaños despropósitos y falta de empatía humana?
    Me ha gustado leerlo y comprobar las palabras de mi amigo Manuel, evidentemente es el primero en quien he pensado mientras leía, además se que si yo hubiera estado en su pellejo me habría encontrado en las mismas circunstancias dado que nuestro pensamiento y sentir corre muy parejo.
    Bsss y feliz resto de tus días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre la vida, y la muerte, solo decir que me quedo con la cita de Calderón de que “la vida es sueño y los sueños, sueños son” y con otra de Shakespeare: "dormir, tal vez soñar, pero ¿cómo serán los sueños de la muerte? "
      Completo en:
      http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2008/09/el-sentido-de-la-vida.html

      Saludos, emejota

      Eliminar
  6. Pues cuidadito con los posibles sucesores: o Maduro que es todo lo contrario a lo que su apellido indica (aparte del peligro que supone el que esté metido una secta de lo más rara) o Diosdado Cabello (que pese a ello tiene poco pelo), etc. Se presenta una lucha por el poder de lo más inquietante. De momento no creo que la oposición vaya a rascar bola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salir de un engendro como el que deja este "caudillo" es lo que tiene, que todas las personas válidas han desaparecido. Le deseo suerte al pueblo venezolano

      Saludos, Jareb

      Eliminar