Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

2 de febrero de 2013

Con solo ver su cara, es posible saber si un hombre va a ser infiel


Dice el refrán que “la cara es el espejo del alma” y, según un nuevo estudio científico, también podría ser el espejo de nuestra predisposición a engañar a nuestra pareja. Es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores australianos que aseguran que las mujeres tienen la capacidad de saber, con solo ver el rostro de un hombre, si este es propenso a cometer una infidelidad. Una habilidad que no tienen estos. 


Con solo ver su cara, es posible saber si un hombre va a ser infiel
Con solo ver su cara, es posible saber si un hombre va a ser infiel
Los psicólogos Gillian Rhodes, Grace Morley y Leigh Simmons, trataron de averiguar si es posible conocer la honradez sexual de una persona con sólo ver su rostro. Para ello preguntaron a 200 hombres y mujeres australianos las veces que habían engañado a sus parejas en el pasado, si estarían dispuestos a tener un affair con alguien que mantenía otra relación y en qué medida se consideraban atractivos. Tras esto sacaron fotografías de todos ellos.

En la segunda fase del experimento, los psicólogos mostraron las fotografías a 68 personas –que no habían participado en la primera fase del estudio–, para que valoraran, según su propia intuición, si los sujetos habían sido infieles en algún momento. Los hombres no mostraron ningún acierto significativo a la hora de “cazar” a las mujeres infieles, pero estas tuvieron demasiados aciertos como para considerarlos como una simple coincidencia.

Los rasgos más marcadamente masculinos, ¿nos empujan a ser infieles? 


¿Tienen las mujeres un sexto sentido para detectar la infidelidad? Nada de eso. Según el estudio, que acaba de publicarse en la revista Biology Letters, lo único que hicieron las mujeres fue señalar a los hombres que tenían los rasgos masculinos más marcados –fuertes mandíbulas, mentón pronunciado y frente prominente–. Y, ciertamente, eran estos hombres los que más infidelidades habían cometido.

Este nuevo estudio no hace más que reforzar una idea que se lleva planteando mucho tiempo en biología. Las mujeres prefieren tener relaciones sexuales con...
CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Eso se dice. Aunque hay gente con cara de no haber roto un plato en su vida y luego todo lo es todo lo contrario. La procesión va por dentro, que también se dice.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que te fíes de las apariencias, Cayetano. Nada es lo que parece

      Saludos

      Eliminar
  2. Si es que hasta para estas cosas somos simples...

    La astucia de la mujer vine justamente por tener que ver que tipo de fruta era la mejor (recuerda que eran recolectoras hace mucho tiempo). Tenía que ver más allá de la simple visión.

    En cambio los hombres, eramos cazadores...son vigilar y atacar...Sin mucho complicarse la vida.

    Saludos Carolus. Muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas simples que un botijo, y todos los días hacemos alguna exhibición de simpleza, eso es lo peor.

      Saludos, Manuel

      Eliminar