Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

26 de junio de 2013

9 formas de resistirse a la persuasión

La persuasión es mucho más que hablar de argumentos y réplicas de argumentos. ¿Qué sucede en tu mente cuando alguien trata de persuadirte?


Los persuasores siempre empiezan hablando sobre de tu marca de coche preferida y acaban hablando de por qué debes votar a fulano o a mengano. 

¿Cómo reaccionas? 


Si estás tratando de convencer a otras personas, ¿sabes lo que está pasando en sus cabezas? ¿Qué mecanismos internos entran en acción a medida que empiezas a tratar de convencerlos?

Estas son las 9 mejores maneras en las que la mente se resiste a la persuasión y la forma de romper dicho intento de ser persuadido

9 formas de resistirse a la persuasión
9 formas de resistirse a la persuasión

1. Inoculación


Los médicos usan la inoculación inyectándote una muestra de la enfermedad para que tu cuerpo se acostumbre a ella y se defienda de un ataque completo en el futuro. La inoculación psicológica contra la persuasión funciona de la misma manera.

Si alguien ya ha sido preparado con argumentos en contra sobre el intento de persuasión, le será mucho más fácil defenderse de dichos intentos.

- Cuando vas a persuadir y la otra persona ya conoce las posibles réplicas hay que evitar argumentos "normales" en tu intento de persuasión. Hay que utilizar un nuevo punto de vista en el que no hayan pensado antes.

- Una forma de resistirá esta persuasión es exponerse a diferentes tipos de argumentos y contraargumentos a los que probablemente te enfrentarás. Cuando sabes qué te van a contar es más fácil defenderse. Sospecha de los intentos de persuasión indirecta: tal vez es el mismo viejo argumento hecho de una manera ligeramente diferente.

2. Hombre prevenido vale por dos


Si vemos venir el intento de persuasión, es mucho más fácil activar nuestras defensas. Con la publicidad descarada, las manipulaciones de los partidos políticos y demás ataques, las defensas ya han nos aumentado por lo que es más difícil que te cuelen una idea.

- Si vas a persuadir: no muestres por adelantado tu intención. Trata de desviar la atención sobre tu intento de persuasión ocultándolo dentro de un mensaje aparentemente inocuo. Haz hincapié en decir que sólo estás "hablando" o "que es intrascendente

- Si vas a resistir la persuasión: trata de detectar los intentos de persuasión que se disfrazan de presión social, en ocio o en entretenimiento. Por ejemplo: "un poco no te hará daño, todo el mundo lo hace" o bien: "para saber más acerca del hijo secreto de [nombre de político o famoso] con su amante, esta noche en [cadena de TV]".

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. El truco de nuestros vecinos del magreb (antes llamados moros)... es el mejor de todos. Nunca decir ni que sí, ni que no. Y decidir las cosas mañana.... Nada es tan urgente que tenga que decidirse ya. (en circunstancias "normales")

    ResponderEliminar
  2. Los gallegos en eso son peores, o al menos los que yo conozco, ellos en lugar de no decir nada lo dicen todo. Te dicen si y no a la vez, y en el mismo sentido.... con lo que al final, aún te tienen más pillado. Nunca sabes realmente lo que te han dicho.

    También me he dejado una cosa sobre los vecinos del otro lado del estrecho. Además de no aclarar nunca el asunto, siempre actuaran según su beneficio en ese momento, sin importarles un huevo lo que se haya acordado o firmado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvimos 40 años a un gallego para observarle. Ahora hay otro de encargado del gobierno de la finca.

      Parece ser que la morería ha leído El Príncipe de Maquiavelo (o lo lleva en sus genes)

      Saludos,csc212

      Eliminar