4 de junio de 2013

El arte de la comunicación

La inteligencia interpersonal es la madre de la comunicación. Relacionarse con otras personas no sólo es hablar y hacer gestos. 


Todos sabemos que existen personas que manejan la comunicación como un verdadero arte y que con su sólo dominio han conseguido mucho éxito. Son personas con mucho carisma que saben trasmitir sus ideas, trasmitir sus sueños y hacer que la gente quiera hacer lo que ellos consideran correcto. 

Algunas de estas personas han nacido con un don especial, se comunican de una manera extraordinaria, casi sin ningún esfuerzo, son claros, especiales, fascinantes en su discurso y parecen hipnotizar las multitudes.

El arte de la comunicación
El arte de la comunicación
La gran mayoría no nacemos con esa estrella, pero existe una buena noticia, podemos aprender a comunicarnos de una manera excelente y llegar a ser tan buenos expositores de nuestras ideas como estos grandes hombres.

Descubrimientos recientes en neurolinguística e inteligencia emocional, han logrado técnicas de resultados sorprendentes y que pueden convertir a una persona normal en un excelente comunicador y orador.

Con la comunicación se trasmite, además de conocimientos, sentimientos y principios de una persona. En ocasiones los oradores que proyectan sentimiento y emociones conmueven de una manera espectacular a sus oyentes.

El arte se aprende, pero debemos estar conscientes de aprender, debemos querer aprender y debemos aprender a aprender y aprender a desaprender. Este complicado juego de palabras se basa en lo que llama Covey ser proactivo: ser dueño de su vida y de sus actos y querer verdaderamente influir en la vida y no pasar por ella sin vivir.

Existen muchos factores clave de éxito en el proceso de la comunicación: Muchos autores reconocidos han tratado este tema, con variados conceptos y métodos. Queremos en este trabajo hacer un resumen de todas estas ideas para tratar de encontrar un método que nos lleve a hincarnos en este fascinante arte:

- Todo comienza con el respeto que merece tu oyente. Ya sea un individuo o un auditorio, él es una persona importante y espera que se respete su punto de vista.

- Después sigue el...

CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario