Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

31 de agosto de 2013

Tus 44 errores de lenguaje corporal

Espero que no estés cometiendo todos y cada uno de los errores de lenguaje corporal de los que figuran en esta lista, pero de todas formas podrás leer las 44 maneras más comunes con las que tu cuerpo puede estar hablando a tus espaldas. 


Al igual que el mito de que sólo utilizamos el 10% de nuestro cerebro, persiste de forma tozuda la idea de que el 93% de la comunicación es no verbal porque la gente simplemente no deja de hablar de ella. Sin embargo, la cifra real se cree que es alrededor del 60-70%, lo que aun sigue significando que el lenguaje corporal es aún más importante que el lenguaje verbal. A veces, las señales que enviamos evidencian los síntomas naturales sobre cómo nos sentimos realmente, pues muchas veces son completamente involuntarias y no deseadas. Espero que no estés cometiendo todos y cada uno de los errores de los que figuran en esta lista, pero de todas formas podrás leer las 44 maneras más comunes con las que tu cuerpo puede estar hablando a tus espaldas.

Tus 44 errores de lenguaje corporal
Tus 44 errores de lenguaje corporal

En cualquier momento 


1/ No respetar el espacio personal: espacio personal significa precisamente eso, espacio. Encontrar el equilibrio correcto entre estar seductoramente cerca de la otra persona y estar tan cerca que le lleve a pensar que estás desesperado. Y nada mata mejor un romance como una demostración de desesperación.

2/ Excesiva distancia: Por otro lado, si estás demasiado preocupado con mantener suficiente espacio entre tú y tu pareja para respirar tranquilo, que puede llegar a pensar que eres distante y desinteresado.

3/ Cruzar los brazos: Señoras, si no quieren que un hombre piense que no les gusta, resistan la tentación de cruzar los brazos y mostrar las caderas hacia fuera. Para chicos, los brazos cruzados delatan arrogancia, enojo o aburrimiento, mensajes que probablemente querrás evitar.

4/ Situarse demasiado cerca: Al igual que con las manos temblorosas, hay una línea muy fina entre parecer interesado y hacer que noten tu aliento en las proximidades. Parecerás bastante agresivo.

5/ Sostener tu bebida demasiado alto: ¿Cuándo fue la última vez que te preguntaste de que forma la manera en que sostienes tu copa afecta a tu "ambiente?" Sujetándola cerca del cuerpo y en pose protectora dice que eres tímido, mientras que si la sostienes con los brazos cruzados pareces una estatua de hielo.

6/ Asentir en exceso: quieres hacer saber a tu pareja que estás a gusto con ella en la conversación, por lo que estás asintiendo con la cabeza constantemente. Irónicamente, las personas pueden tomar esto como que estás fingiendo interés y que eres una persona falsa.

En el trabajo 


7/ Saludo con excesivamente fuerte apretón de manos: un apretón de manos significa confianza. Pero no hay que exagerar tu seguridad en ti mismo aplastando los dedos de la persona saludada.

8/ Débil...

CONTINUA EN:

6 comentarios:

  1. Lo de chasquear los dedos o apretar la mano hasta romper la del interlocutor es de horteras y descerebrados. Conozco a un par de impresentables con ese defecto. Creo que nadie medianamente inteligente y en su sano juicio lo haría.
    Lo de no dar la espalda a la audiencia creo que ha tomado nota de ello la Iglesia católica para tener más éxito en su labor. Antiguamente se oficiaban así las misas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aun quedan energúmenos machacahuesos, Cayetano. Aunque cada vez hay mas "manos de pez", gente floja en la manos y sabe dios en que mas partes de su anatomía donde hay carne que les cuelga eternamente floja y sin hueso.

      Lo del lenguaje corporal de la liturgia católica (y las de otras religiones) creo que no se ha estudiado lo suficiente. Pero estoy seguro que los "pases" que hace el oficiante con sus manos y brazos tienen algún sentido. Por supuesto, la voz de los curas es bastante hipnótica, no creo que sea casual.

      Saludos

      Eliminar
    2. Y a no olvidar Cayetano, que incluso antes del concilio vaticano 2º, los sermones eran de cara a los fieles e incluso desde un púlpito elevado... ¿alguna razón tendrían?
      A mí los púlpitos siempre me han llamado mucho la atención, en muchas iglesias y catedrales me dan sensación de miedo, como si te fueran a caer encima... será eso el "temor de dios" del catecismo.

      En cuanto a la liturgia soy postconciliar de nacimiento, por lo que no puedo opinar.

      Eliminar
    3. csc212, temor, temor y mas temor, otra arma de manipulación, y en las iglesias hay muchas pruebas de ello, empezando por el crucifijo: un persona salvajemente torturada. Acojo... que no veas, nunca me acabo de acostumbrar

      Saludos

      Eliminar
  2. Me fijo mucho en lo que "dice" el cuerpo. Es parte de poder hacer el diagnóstico.
    Siempre veo al paciente cuando habla. Tiene que ser importante lo que dice.

    Algunos pacientes son tímidos al entrar a la consulta y dan un débil apretón de mano. La conversación posterior lo hace más fuerte, sin apretar mucho. Creo que es signo de la confianza con la que ha discurrido la conversación.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tal y como lo cuentas, así es. Mas confianza, mas fuerza.

      Saludos, Manuel

      Eliminar