26 de abril de 2014

¿Quién ha visto mi pájaro?

Un cura aficionado a la ornitología tenía doce pájaros.


Todos los días los soltaba para que volaran y éstos siempre regresaban a sus jaulas. Pero un día sólo regresaron once

Así que el sacerdote, decidido, en la misa del domingo preguntó:

- ¿Quién tiene un pájaro?

¿Quién ha visto mi pájaro?
¿Quién ha visto mi pájaro?
Todos los hombres se levantaron.

- No, no me expliqué bien. ¿Quién ha visto un pájaro?

Todas las mujeres se levantaron.

- ¡No, no! Lo que quiero decir es: ¿quién ha visto mi pájaro?

Todas las monjas se levantaron.

Moraleja: "aprenda a preguntar correctamente"



5 comentarios:

  1. Ese mismo sacerdote confesó hace unos días a una joven, la cual le contó que había pecado con su novio en el hueco de la escalera que sube al campanario. El cura le dijo: "Hija mía: el pecado es tremendo; pero el sitio... ¡es cojonudo!"
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ;D Ya sabes: Con una pregunta abierta, todos se sienten aludidos... ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otra forma de verlo, decir algo con doble sentido y allá cada cual si se siente aludido

      Saludos, Manuel

      Eliminar