Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

11 de junio de 2014

¿Es Dios un Cangrejo?

Y en aquel tiempo, los cangrejos adoraron a su Dios: el Gran Cangrejo. Y Dios vio que eso era bueno


Hace ya mucho que no uso videojuegos. Me acuerdo que hace años había una forma de jugar, si sabías como trampear el juego, que era en “modo Dios”. Eso quería decir que disponías de infinitas vidas o eras invulnerable o todopoderoso. Para un rato era divertido, pero pasado un tiempo, perdía su aliciente. También había, no sé si sigue, un juego llamado “Los Sims” en el que un avatar interactuaba en una sociedad virtual. Según qué comportamiento tenías ocurrían determinados eventos: karma informático.

¿Es Dios un Cangrejo?
¿Es Dios un Cangrejo?
 
Un programador ruso ha lanzado una versión beta de un juego muy interesante, sobre todo por las sorprendentes situaciones que ofrece. El juego empieza de forma en que a partir de un planeta en el que tú defines sus parámetros iniciales, la vida empieza a evolucionar desde el nivel celular. Si lo haces bien y tienes suerte, puedes llegar hasta la vida inteligente, que normalmente es muy diferente a la de nuestro mundo, tanto en forma como en psicología. Es muy curioso observar los procesos evolutivos, pero lo más interesante aparece al ver las civilizaciones que surgen de la (o las) especies inteligentes que surgen en el proceso.

Por ejemplo, una especie de pulpos terrestres logra crear el comunismo perfecto tras varios intentos. Por desgracia, se parecen demasiado a una colonia de hormigas, con sus virtudes y sus defectos: muy eficaz, pero aburrido. En otro caso, unas arañas con alas forman una civilización telepática. No hay dos mundos iguales, se puede decir que cada jugador crea un Universo con sus criaturas y las deja evolucionar, desarrollarse, formar civilizaciones y hasta expandirse por el Cosmos virtual.

El caso es que a algún jugador le ha ocurrido algo muy sorprendente. En una civilización de unos seres parecidos a cangrejos terrestres, uno de ellos ha deducido que piensa, y que por lo tanto, existe. Aun siendo este descubrimiento una gran sorpresa en el videojuego, este ser siguió discerniendo cosas más interesantes. Dijo que solo hay un Dios y que él era su Elegido, que todo lo que él dijera se lo había transmitido su Dios, y que por supuesto su divinidad era el Cangrejo Supremo, creador del Universo. Rápidamente se creó un culto al Gran Cangrejo, un libro sagrado, una casta sacerdotal, templos y recaudaciones de aluminio (el equivalente al oro de nuestro mundo). Si algún cangrejo se desviaba de la norma sagrada, era destruido por aplastamiento lento en una prensa. En otros juegos con otras criaturas, había guerras en muchos casos, pero ninguna por motivo de temas religiosos. Las de este mundo eran mucho más sangrientas, pues si tienes al Gran Cangrejo de tu lado, todo te está permitido.

Al humano que había creado este mundo le empezaba a fastidiar que le confundieran con Dios y que le llamaran Gran Cangrejo y en su nombre se devastara su Creación. 


Una noche, aburrido de tanto fanatismo, les mandó un asteroide que esterilizó ese mundo de cangrejos, de dioses y de guerras religiosas. Poco a poco la vida se recuperó y otra especie de medusas voladoras formó otra civilización. También tenía características pintorescas, como una única mente común, pero no les dio por adorar a la Gran Medusa, ya que ellos mismos intuian que lo eran. A cambio, lograron crear máquinas inteligentes con las que llegaron a fundirse, evolucionar mas rápido y poblar así la galaxia. Al humano que observaba el juego, ya le pareció más divertido y les dejó expandirse, porque no le comparaban con una Gran Medusa, ni le adoraban, ni le rezaban a todas horas, ni masacraban a nadie en su nombre.

Este videojuego no existe, aunque de crearse tal vez podría ser un éxito de ventas. Sin embargo, da para pensar en muchas cosas.

¿Y tú, qué opinas sobre esto?

8 comentarios:

  1. Habrá que ver si era cangrejo de mar o de río.Si es de mar, puede que nécoras y centollos intenten dar un golpede estado, como Lucifer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Si Dios es un cangrejo no quiero ni pensar quiénes era la gamba y el langostino.

    ResponderEliminar
  3. Hummm el mío era un enanito saltarín. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería una partida diferente de ese mismo videojuego, a cada cual le sale algo distinto.

      Besos

      Eliminar
  4. Me gustaría el vídeo juego...
    Hace tiempo jugaba Age of empires. Creabas una civilización a partir de 2 o 3 personas (en la última versión que jugué ya había mujeres) y un sacerdote, que "convertía" al enemigo.

    Me gustaría ese vídeo juego...Sería no sé, una civilización de piedras mutantes ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El videojuego del post podría ser una ampliación de Age of Empires, hasta podría ser un éxito

      Saludos

      Eliminar