15 de septiembre de 2014

25 hábitos de las personas de éxito

El éxito no es debido a un accidente o casualidad, pero probablemente tampoco sea debido a tomar una pócima de inspiración o aprendizaje que nos de unas cualidades sobrehumanas.


Finalmente el éxito es debido a la construcción de pequeños hábitos que se encuentran en toda persona exitosa. 

Numerosos pequeños hábitos que en su conjunto son muy poderosos y que provocan lo que se convierte en inevitable.

Ya vimos 7 hábitos que se han encontrado en toda persona de éxito y que por tanto son regla universal. Ahora veamos cuáles son esos hábitos en los que debemos trabajar en su conjunto para lograr nuestras metas.

25 hábitos de las personas de éxito
25 hábitos de las personas de éxito

1. Organización. 


Ser una persona organizada es sinónimo de éxito. De hecho, quien es organizado en su trabajo, lo es en su vida. Quien es organizado en su casa, lo es en la empresa. Las personas organizadas lo son en cualquier faceta de su vida, y por tanto, suelen ser mucho más eficientes que el resto. Puntos que suman para lograr el éxito.

2. Son resilientes. 


Las personas verdaderamente exitosas son capaces de ser optimistas cuando todo se está desmoronando. La mayor parte de los éxitos en los negocios han nacido y crecido en épocas donde todo se venía abajo. Dentro de la resiliencia encontraríamos el aprender a dominar nuestras emociones cuando se trata de pánico u optimismo extremo.

3. Son persistentes. 


Aprenden muy rápido a insistir y persistir. Aprenden a no rendirse ante las dificultades. Saben que otra persona puede tener éxito donde nosotros hemos tirado la toalla. Resistencia, insistencia y persistencia son hábitos que ayudan a las personas a alcanzar el éxito.

4. Escuchan las necesidades de los demás. 


Conocer las necesidades de la gente es conocer ciertos problemas que pudieran tener una solución. Y esa solución podría darnos una rentabilidad. Aunque no sólo lo hacen por este tema. Ellos escuchan de verdad, y se encargan de que la otra persona sepa que le está escuchando de verdad, por lo que da lugar a relaciones mucho más honestas y abiertas con los demás. A fin de cuentas, el éxito viene del cultivo de relaciones.

5. No posponen las cosas. 


Mucha gente dice que está pensando en hacer "algo", y que lo hará el mes que viene. La dilación es el ingrediente principal del fracaso, mientras que la decisión y la acción es el ingrediente de éxito. Ellos no dicen: "estoy pensando en hacer...". Ellos te dicen: "mira lo que he comenzado a hacer".

6. Saben cuándo tienen que abandonar. 


Son persistentes pero no estúpidos. Parte del camino del éxito consiste en tomar rápido un fracaso para comenzar en otra cosa. No mantienen relaciones con cadáveres ni se arraigan a su ego para no asumir un fracaso.

7. Tienen sentido del humor. 


Lo cierto es que rara vez te aburrirás con una persona de este tipo. Y no sólo por todo lo positivo que tienen para enseñarte, sino por ese sentido del humor y por saber hacer que una velada con ellos sea amena y divertida. Ser serio en el trabajo no significa que debas estar serio. En ocasiones son capaces de hacerte una crítica totalmente constructiva con algo de humor para que captes el mensaje pero no te sientas ofendido. El sentido del humor abre muchas puertas, mientras que un carácter poco afable las cierra.

8. No tienen miedo de asumir riesgos. 


Quizás lo que frena a la mayoría de personas es el miedo a los riesgos. Pero ese es el hábitat natural de las personas de éxito.

9. Pero hacen del riesgo algo controlado. 


Les gustan los riesgos, pero no son kamikazes. Asumen un alto riesgo pero ...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Están hechos de un material especial. Aunque algunas de sus virtudes se pueden aprender.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo se resume en cambiar muchos hábitos, de uno en uno. Cuando te quieres dar cuenta, el cambio es grande.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Siempre le digo a mis hijos que hay que ser ordenados y no perder el tiempo cuando se empieza una tarea u objetivo. Que se debe ser optimista y sobretodo nunca menospreciar el trabajo ajeno.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decían los boy scouts que nunca hay que dejar nada a medias, acabar todo lo que se empieza. Por eso me pone muy nervioso ver un jamón a mitad de gastar, o una botella de buen vino. Hay que acabar lo que se empieza ;-)

      Saludos

      Eliminar