30 de enero de 2015

Las "armas secretas" de los cartagineses

Segunda guerra púnica entre Roma y Cartago por el control del Mediterráneo. Hispania se convierte en un lugar esencial para ambos. Los cartagineses se extendieron por la península ibérica en busca de recursos. 


Amílcar Barca conquistó el sur y el levante, pero fue asesinado por un indígena, un rebelde oretano, durante un asedio (La Oretania ocupaba un territorio bastante montañoso entre Jaén, Ciudad Real y Albacete).

Las "armas secretas" de los cartagineses Aníbal Barca

Las "armas secretas" de los cartagineses
Aníbal Barca

A Amílcar le sucedió su hijo Aníbal. La península ibérica suministraba importante mano de obra a los cartagineses en su lucha contra Roma. Muchos iberos participaban como mercenarios a sueldo engrosando así de manera importante las filas cartaginesas. Decenas de miles de combatientes valientes y bien adiestrados. Los iberos con sus falcatas, sus jabalinas y sus hondas; los celtíberos con sus “soliferrum” (especie de pilum local) y sus largas lanzas de madera y cabeza de hierro con lana enrollada que empapaban de brea y encendían y lanzaban sobre el enemigo; los honderos baleares, muy afamados, que arrojaban proyectiles de piedra o plomo como si se tratara de pequeñas catapultas. Algunos de esos proyectiles llegaban a pesar hasta medio kilogramo.

"Los celtíberos suministran para la lucha no solo excelentes jinetes, sino también infantes, que destacan por su valor y capacidad de sufrimiento. Están vestidos con ásperas capas negras cuya lana recuerda al fieltro, en cuanto a las armas, algunos de ellos llevan escudos ligeros, similares a los de los celtas, y otros, grandes escudos redondos del tamaño del aspis griego. En sus piernas y espinillas trenzan bandas de pelo y cubren sus cabezas con cascos broncíneos, adornados con rojas cimeras, llevan también espadas de doble filo forjadas con excelente acero, y puñales de una cuarta de largo para el combate cuerpo a cuerpo."  Silio Itálico, Púnicas.

Pero además de contar con los bravos iberos, los cartagineses guardaban un as en la manga, un arma terrible: 


CONTINUA EN:
http://latinajadediogenes.blogspot.com.es/2013/09/las-armas-secretas-de-los-cartagineses.html

Te puede interesar:
Estratagemas de Aníbal
El Arte de la Guerra en Roma

El Arte de la Estrategia



4 comentarios:

  1. Ya decía yo que me sonaba.
    De hecho hice un capítulo con este tema en "Historias que no son cuentos".
    Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Cayetano. Como el artículo trata temas de estratregia, me he permitido publicarlo. Celebro que te haya gustado

      Un saludo

      Eliminar
  2. Los elefantes...Una arma letal entonces

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su efecto táctico fue similar al del tanque en la Primera Guerra Mundial

      Saludos

      Eliminar