Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

25 de octubre de 2015

Cómo reconocer y manipular a un narcisista

Hay bastantes señales que nos pueden ayudar a identificar a una persona narcisista, aunque en ocasiones, podemos llegar a confundir a un narcisista con una persona muy segura de sí misma y viceversa, sobre todo cuando hablamos del entorno empresarial.


Aunque en apariencia, un narcisista pueda parecer una persona muy segura en sus propias aptitudes, lo cierto es que son todo lo contrario: bastante inseguros. Y por tanto, vamos a despejar la segunda incógnita del título del artículo.


¿Cómo manipular a un narcisista? 


Probablemente sean las personas más fáciles de manipular, pues únicamente tienes que adularles. No hay más. Están tan centrados en sí mismos que no dudarán ni por un momento que la adulación es sincera. Te lo habrás ganado de una forma rápida, pues ha oído exactamente lo que quería escuchar.

Cómo reconocer y manipular a un narcisista
Cómo reconocer y manipular a un narcisista
Pero el hecho de que una persona suba cada día selfies a las redes sociales, no necesariamente significa que sea un narcisista. Desde el punto de vista psicológico, el narcisista realmente es una persona que se siente menospreciada, y que piensa que todo el mundo es estúpido por no apreciar sus dones o talentos. Y ésto le convierte en una persona tóxica de la que hay que alejarse.

El problema es que narcisistas encontraremos en todos los niveles de un organigrama empresarial, y más común de lo que pensamos, en los puestos de liderazgo.

Según el psicólogo Joseph Burgo, autor de "The Narcissist You Know", el rasgo fundamental que les distingue es la falta de interés por los demás.

1. El narcisista únicamente está cómodo hablando de él. 


Es fácil distinguirlo en un grupo, pues el narcisista perderá el interés en una conversación cuando no se está hablando de él. Intentará redirigir toda conversación para poder hablar de él mismo, y mostrará indiferencia cuando los demás hablen de sus inquietudes o expresen sus emociones.

Según Burgo, el 5% de la población demuestra esta "cualidad", y va en aumento. Por ejemplo, si vas a una fiesta y alguien comienza a hablarte sobre su vida sin preguntar nada sobre la tuya, estamos ante una persona con un grado de narcisismo. Claro que como decíamos antes, va a ser muy fácil influir en esa persona si ese era nuestro objetivo. Si ese no es tu objetivo y te topas con un narcisista, pon cualquier excusa y déjale libre para que aburra a otro (porque te va acabar aburriendo). 

5 comentarios:

  1. Me estás recordando a un ex alcalde una localidad que conozco demasiado bien. Que le adularan era algo que le encantaba. Narciso de trajes caros, rodeado siempre de un séquito de incondicionales y lameculos en búsqueda siempre de obtener alguna migaja. Un asco de persona.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco muchas personas así. La mayoría de ellas, dedicadas a la política, casualmente.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Es frecuente en hombres jóvenes, sobretodo ahora que se ha cultivado intensamente el culto al cuerpo. No son pocos los que caen en esa tentación.
    También los políticos, pero eso ya es otra cosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en lo de los jóvenes, con los selfies y todos los inventos que los medios se han trabajado para convertirlos en narcisistas. Espero que sea una moda pasajera. Con los políticos, me temo que no.

      Saludos

      Eliminar