22 de abril de 2016

Después del trabajo Warren Buffett hace 5 cosas

5 cosas que Warren Buffett hace cada día después del trabajo y que todos podríamos aprender para aprovechar el tiempo después del trabajo


Aquí hay cinco cosas que Buffett hace cada día después el trabajo y que todos podríamos aprender. Cuando el Oráculo de Omaha habla, las personas hacen peregrinaciones. De hecho, miles de accionistas de Berkshire Hathaway acuden a la pequeña ciudad de Omaha (Nebraska) cada año para escuchar cómo habla de sus inversiones.

Después del trabajo Warren Buffett hace 5 cosas
Después del trabajo Warren Buffett hace 5 cosas
Por supuesto, si algún líder puede dar ese nivel de dedicación, sin duda es Buffett. Prácticamente ha duplicado o triplicado el valor neto de sus inversiones en cada década de su vida, y ahora alcanza un valor de 67.000 millones de dólares. ¿Quieres comprar una sola acción de su compañía? Inténtalo: son casi 200.000 dólares. Eso es suficiente para comprar una casa en cualquiera de los 50 estados del país.

Existen un gran número de libros sobre cómo el empresario estadounidense acumuló su riqueza  (Amazon tiene casi 20 páginas de resultados bajo su nombre). El número de artículos sobre él en sitios como el Dow Jones, The Wall Street Journal y Business Insider son, probablemente, algunos de los miles que hay sobre él.


Pero no hay muchos que hablen sobre lo que hace en su tiempo libre después del trabajo. Esto no es sorprendente. En nuestra cultural actual de adictos al trabajo que permanecen en la oficina hasta tarde, el horario de oficina de Buffett es más valioso para los lectores que sus aficiones en casa.


Pero su famosa actitud zen hacia la gestión, inversión y para hacer miles de millones se puede atribuir en gran parte a su equilibrio entre trabajo y su envidiable estilo de vida. ¿Qué hace Warren Buffett después del trabajo? 

Después del trabajo lee 500 páginas


Una vez, cuando se le preguntó cómo se puede lograr ser más inteligente, el Oráculo se levantó con una pila de papeles y dijo: “lee 500 páginas como éstas todos los días. Así es como el conocimiento se irá acumulando, al igual que el interés compuesto”. SIGUE LEYENDO...



5 comentarios:

  1. Salvo lo de leer las 500 páginas (leo los blogs amigos y otras cosas en internet. Siempre tengo un libro en la cabecera de la cama para leer) lo demás lo hago: No derrocho, hago ejercicio, Me gustan los juegos de estrategias y tengo mi hobby (numismática).

    Hago el tonto?? A veces los pacientes dicen que si :D

    Saludos Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacerse el tonto es signo de ser muy inteligente, a mi se me nota enseguida.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Algo de ejercicio físico y mental, tener una afición -musical, por ejemplo, en mi caso-, leer, conversar con los amigos (en vivo o virtualmente a través del blog o de las redes, como ahora hago), labores del hogar (hacer la compra y la comida), andar todos los días una hora y pico a buen paso... Son cosas que hago habitualmente y que concuerdan en parte con lo que hace este señor que hoy traes, quien, por cierto, se le olvidó hacer algo fundamental si quiere resultar convincente, dado que una imagen vale más que mil palabras: quitarse la chaqueta y la corbata de trabajo cuando llegue a casa y ponerse ropa cómoda, que parece que sigue trabajando y nos quiere vender algo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un gran observador, Cayetano. Conozco gente que está a gusto con chaqueta y corbata. No es mi caso, me asfixian.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Uso corbata cuando paso la consulta. Me siento desnudo sino la llevo (en verano es imposible llevarla en esta estepa castellana). De resto, la guardo.
      La chaqueta ya no. Solo en momentos específicos

      Saludos

      Eliminar