16 de mayo de 2017

Personas sin deudas, 7 rasgos que les caracterizan

Hay personas que ganan mucho pero gastan más, otras gastan menos de lo que ganan y son personas sin deuda. 


Aquí verás cómo lograr ser una persona sin deudas


La familia 1 se las arregla para pagar  40.000 euros de deuda en dos años con un ingreso anual de 35.000 euros. La familia 2 gana 100.000 euros al año, pero parece que no puede hacer la más mínima mella en la misma cantidad de deuda.

¿Por qué ocurre eso?


Mientras aquí que podrían estar en juego muchos factores, una de las razones más probables es la segunda familia tiene un problema de gasto. Ganan una gran renta, pero es probable que gasten de más, lo que les deja con menos dinero y les causa mucha tensión en casa. Esa es una manera difícil y estresante para vivir.

Personas sin deudas, 7 rasgos que les caracterizan
Personas sin deudas, 7 rasgos que les caracterizan
Las personas que superan este estrés se dan cuenta que tienen que manejar dinero de manera diferente y hacer algunos cambios de estilo de vida. A medida que van haciendo esos ajustes, comienzan a mostrar ciertas características que son muy importantes cuando se trata de salir de la deuda y permanecer así.


¿Cuáles son algunos de estos rasgos de las personas libres de deudas?


1. Son austeros


Las personas sabias se dan cuenta de que la deuda no es una herramienta. Las tarjetas de crédito no son necesarias para la vida cotidiana. Los pagos del coche toman una parte del dinero de tus presupuestos. Trata a la deuda como las sobras que encuentras en la parte posterior de tu nevera. Ya se trate de deudas o comida caducada, ¡hay que deshacerse de ellas!

2. Son pacientes


Alguien que realmente quiere salir de la deuda puede caminar sin desviarse más allá de la sección de zapatos o del pasillo de las TV de pantalla plana sin pararse y mirar fijamente. ¿Por qué? Porque saben que no deben comprar esas cosas a menos que puedan pagar en efectivo. Están dispuestos a esperar, trabajar y ahorrar. SIGUE LEYENDO...


4 comentarios:

  1. Tener deudas es un infierno. No merece la pena pasar por esto, salvo la típica hipoteca cuando compras tu primera vivienda y llevas poco tiempo trabajando. Eso es casi inevitable y casi todos hemos pasado una vez por esa situación. Pero lo deseable es apretarse un poco el cinturón y capitalizar algo antes de dárselo al banco en forma de intereses.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si compras algo, es de cajón que hay que pagarlo. Si ahorras para comprarlo (como se ha hecho toda la vida) mientras ahorras o inviertes, algo te dan de intereses. Por lo tanto, te ahorras los intereses de la deuda y además ganas los tuyos. Esa es la diferencia, pero casi nadie la usa.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Tener deudas es desesperante, sobretodo en sociedades como está que te quieren obligar a gastar. Mejor ahorrar. El teléfono que uso tiene ya 4 años. Mi hijo dice que cuando lo cambio...Ya veremos. Mi gran deuda la hipoteca...Ya vamos saliendo...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la hipoteca no te salva nadie. Ya verás que alivio cuando acabes. Lo demás, casi todo es prescindible, aunque hay que darse algún capricho.

      Saludos

      Eliminar